Leído

OPINIONES ENCONTRADAS

Suecia defiende su estrategia pese a que la inmunidad colectiva, bien gracias

Vie, 17/07/2020 - 2:11pm
Enviado en:
Por Urgente24

Suecia ha sido la "oveja negra" de Europa por resistirse a entrar en un confinamiento estricto como sus vecinos. El enfoque es alabado por algunos pero criticado por otros. Es probable que necesitemos que pasen años para saber a ciencia cierta cuál fue el enfoque correcto. Mientras tanto, su primer ministro, cuya popularidad ha caído, defiende la estrategia.

Alumnos retornando a clases en Suecia (solo fueron suspendidas las aulas para mayores de 16 años durante las restricciones). /Foto:Jessica GOW / TT News Agency / AFP
Alumnos retornando a clases en Suecia (solo fueron suspendidas las aulas para mayores de 16 años durante las restricciones). /Foto:Jessica GOW / TT News Agency / AFP
Contenido

A diferencia de sus pares europeos, Suecia optó desde el comienzo de esta pandemia por un enfoque mucho más laxo, evitando un confinamiento estricto, apostando por alcanzar la inmunidad colectiva contra el coronavirus.

El primer ministro del país, Stefan Lofven, enfrentó una caída en su popularidad por su decisión de no imponer una cuarentena tan dura como la de sus vecinos, tras lo cual llegó un pico de muertes en el país.

Aún así, Lofven continúa pensando que su estrategia fue la "correcta". "Estoy completamente convencido de eso", dijo en una entrevista con Aftobladet.

Los comentarios, explica el portal Bloomberg, llegaron después de que trascendieron datos que muestran que a pesar de haber experimentado tasas más altas de exposición al coronavirus, la inmunidad colectiva todavía está lejos de alcanzarse en el país.

La mortalidad por COVID-19 en relación a la cantidad de habitantes del país, mientras tanto, es más alta en Suecia que en Estados Unidos.

"Sabemos que grandes partes ed la población estánd esprotegidas, dado que nunca han estado infectadas", dijo Karin Tegmark Wisell, líder del departamento de microbiología de la Agencia de Salud Pública, esta semana. Eso significa que todavía hay una "gran susceptabilidad en la población."

De acuerdo a las cifras publicadas por la agencia en junio, solamente el 10% de la población de Estocolmo -el área con mayor cantidad de infecciones de Suecia- había desarrollado anticuerpos al COVID-19.

En las últimas 4 semanas, por otro lado, el 17,6% de las 140.000 personas que se hicieron tests de anticuerpos al coronavirus de manera voluntaria en la capital del país, dieron positivo.

Pero aún no está claro si una persona infectada por coronavirus una vez será completamente inmune a la enfermedad ni por cuánto tiempo.

Las autoridades de salud suecas, de cualquier manera, siempre han negado que el objetivo expreso de su estrategia sea alcanzar la inmunidad del rebaño.

Sin embargo, académicos del país creen que ese es el objetivo buscado aunque no sea reconocido por las autoridades.

Los especialistas críticos piden que se apliquen medidas más restrictivas.

Otra cuestión caliente en Suecia han sido los barbijos. El máximo epidemiólogo, Anders Tegnell, descartó públicamente que tengan alguna efectividad para prevenir el COVID-19. Hace poco intentó retractarse pero tampoco alentó a usarlas.

Otros creen que el enfoque sueco ha sido el correcto. El diario The Telegraph, por ejemplo, publica una nota citando otro estudio según el cual la inmunidad de los suecos al virus está en el 30% de la población -una cifra mucho más alta que la tomada por Bloomberg-.

Tomando esta cifra, esta relativa inmunidad del rebaño alcanzada por Suecia durante los meses cálidos que transita Europa, le servirá para estar mucho mejor preparada para enfrentar un rebrote de la enfermedad en invirno -la temporada más complicada pra las enfermedades respiratorias-. 

 De cualquier manera, es probable que necesitemos que pasen años para saber a ciencia cierta cuál fue el enfoque correcto frente al coronavirus.