Leído

33 MUERTOS

Sospechoso del incendio al estudio de animé en Japón habría confesado

Vie, 19/07/2019 - 12:22pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Según medio locales, el sospechoso de provocar el incendio a un estudio de animación en el que murieron 33 personas, perpetró el ataque porque creía que una novela suya había sido plagiada. Al menos 33 personas fallecieron en el incendio, 35 resultaron heridas y 10 están en estado crítico. El presunto atacante se encuentra bajo anestesia por las quemaduras que él mismo sufrió y por eso la policía no ha podido interrogarlo aún.

Contenido

La policía japonesa ha revelado el nombre de un hombre de 41 años, sospechoso de ser quien provocó el incendio de un estudio de animé en Kioto, que mató a al menos 33 personas el jueves 18/7.

Los testigos aseguran que Shinji Aoba confesó haber perpetrado la masacre tras ser arrestado. Habría supuestamente dicho a la policía que provocó el incendio porque el estudio Kyoto Animation había plagiado su novela y robado sus ideas. 

Aobo habría ingresado el jueves en el edificio en un carrito que llevaba al menos un contenedor de gasolina, la habría arrojado al suelo y encendido, mientras gritaba "mueran", dijo la emisora Nippon TV, citando a la policía. 

Aoba se encuentra bajo anestesia por las quemaduras que él mismo sufrió y por eso la policía no ha podido interrogarlo aún.

Las autoridades creen que el sospechoso compró 2 contenedores de gasolina de 20 litros en una ferretería y preparó el ataque en un parque cercano al estudio, lugar al que viajó en tren, destacó Nippon TV.

"Parecía estar descontento, enojado, gritando algo acerca de cómo lo habían plagiado", aseguró a reporteros una mujer que vio al agresor.

Además de las 33 personas que perdieron la vida en el ataque, 35 resultaron heridas y 10 están en condición crítica, aseguraron las autoridades.

La mayoría de las víctimas murieron por la inhalación de monóxido de carbono. Hasta el momento no se ha revelado la identidad de ninguna de ellas.

Había 74 personas dentro del edificio al momento del incendio, destacó la agencia de noticias Kyodo.

El edificio no tenía aspersores ni bocas de incendio en el interior, según dijo un funcionario del departamento de Bomberos de Kyoto.

Varios de los muertos fueron hallados en una escalera que conduce al techo desde el 3º piso. Las víctimas pudieron haber corrido escaleras arriba para escapar del incendio pero no pudieron abrir la puerta.

Aoba, según la agencia AnsaLatina, es un residente de Saitama, al norte de Tokio, y tiene antecedentes penales y problemas mentales. 

En 2012, había sido sentenciado a 3 años y medio de cárcel por robar una tienda en la prefectura de Chiba, según la cadena pública japonesa NHK.

Tras su liberación, Aoba pasó algún tiempo en instalaciones para exconvictos, y también recibió tratamiento para la enfermedad mental por parte de los cuidadores que visitaron su casa, de acuerdo a la cadena.