Leído

ISRAEL

Netanyahu renunció a formar gobierno: Es la hora de Gantz pero también le será muy difícil

Mar, 22/10/2019 - 12:04pm
Enviado en:
Por Urgente24

El primer ministro israelí renunció el lunes a su posibilidad de formar gobierno y el presidente de Israel otorgará ahora el mandato al centrista Benny Gantz. "Bibi", quien podría ser formalmente acusado por casos de corrupción el mes que viene, ha reconocido explícitamente su impotencia, apunta el diario El País. Sin embargo, el líder opositor tampoco la tendrá fácil a la hora de formar gobierno. Se cree altamente improbable que lo consiga, y aún si lo lograra, sería un gobierno de minoría con muchas dificultades.

Contenido

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, anunció el lunes 21/10 su renuncia a la posibilidad de formar gobierno. 

El presidente, Reuven Rivlin, encargará ahora la tarea al opositor, Benny Gantz. El líder del partido Azul y Blanco tendrá 28 días para lograrlo.

Es el segundo fracaso de "Bibi" en formar gobierno, tras el pasado mayo, cuando la falta de apoyos llevó a su partido, el Likud, a disolver el Parlamento y convocar nuevas elecciones que tuvieron lugar en septiembre.

El resultado de septiembre otorgó una victoria ajustada para la formación de Gantz, con el Likud mordiéndole los talones (33 bancas contra 32 en el Knesset, Parlamento israelí).

Dado que ninguno obtuvo una mayoría que le permitiera formar gobierno, intentaron inicialmente negociar un gobierno de unidad que les permitiera compartir el poder, quizás alternándose el puesto de primer ministro.

Esto no fue posible, presuntamente porque no se han puesto de acuerdo en cuál de los 2 líderes ocuparía en primer lugar la jefatura de Gobierno de forma rotativa.

Entonces el presidente Rivlin llevó a cabo una ronda de consultas con representantes electos de todos los partidos para medir cuál de los 2 candidatos obtenía mayor cantidad de respaldos. Este fue Netanyahu y por eso tuvo él la primera chance de formar gobierno. Habiendo fracasado, el mandato pasa a Gantz.

Si Gantz también fracasara, Israel iría a unas terceras elecciones.

“He trabajado sin descanso para establecer un Gobierno de unidad de amplio espectro, como quería el pueblo”, reveló Netanyahu, quien achacó su fracaso al líder centrista, Gantz, quien habría rechazado "una y otra vez los intentos de abrir una mesa de negociación para evitar unas nuevas elecciones."

Bibi, por otro lado, se enfrenta a 3 casos de corrupción en los que está sospechado de fraude, cohecho y abuso de confianza. Se espera que el fiscal general de Estado resuelva a mediados de noviembre si formaliza la acusación y abre un juicio oral.

La pregunta ahora es, ¿tiene chances Gantz?

Según Lahav Harkov, del Jerusalem Post, el camino es difícil.

Las chances de Gantz de formar gobierno parecen tan malas, sino peores, que las de Bibi.

"Por empezar, Netanyahu todavía es el líder del Likud y probablemente sea formalmente acusado el mes que viene, y el Azul y Blanco no quiere sentarse con él en esa situación", escribió. Por otro lado, apunta, los partidos religiosos y los de derecha se aferran a su bloque de 55 asientos bajo el liderazgo de Netanyahu. Ninguno se ha mostrado dispuesto a negociar un apoyo a Gantz, quien no puede ni acercarse a una mayoría sin "robar" algunos de los 55 asientos fieles a Bibi.

Se ha hablado en los últimos días de la posibilidad de que Gantz forme un gobierno de minoría, de 44 asientos, junto a los partidos Gesher y Unión Democrática, con la Lista Conjunta (alianza de partidos árabes) e Israel Beitenu (partido de derecha laica liderado por Avigdor Liberman) apoyando desde afuera (con ellos llegaría a 65 votos a favor de la formación de su gobierno).

"En el caso altamente improbable de que Gantz pueda formar un gobierno de minoría, no durará mucho. El bloque de la derecha religiosa no apoyará nada de lo que haga, y será difícil conseguir que la Lista Conjunta e Israel Beitenu apoyen las mismas políticas en el Knesset", escribió Harkov.