Leído

TRAS LA CANCELACIÓN

Los talibanes amenazan: "las pérdidas de vida aumentarán" y hace peligrar la campaña de Trump

Lun, 09/09/2019 - 4:58pm
Enviado en:
Por Urgente24

Al parecer la última decisión abrupta del presidente Donald Trump de cancelar las reuniones con los talibanes, el cabo suelto que todavía le queda a Estados Unidos de la guerra con Afganistán, no fue la mejor ni para la política exterior del país, ni para su campaña de reelección, como tampoco para los propios ciudadanos norteamericanos. Es así que después de la cancelación los talibanes advirtieron sobre el precio que los estadounidenses tendrán que pagar: más vidas. Aunque por ahora el más dañado de todos es Donald Trump y su imagen.

Contenido

"América va a sufrir más que nadie”, dijo Zabihullah Mujahid, el portavoz de los talibanes, la milicia islámica que todavía continúa enfrentada con Estados Unidos luego de la guerra de Afganistán. Esta amenaza pone en alerta tanto a los ciudadanos norteamericanos que se encuentran en Estados Unidos, como a los miembros de las tropas que todavía se encuentran en territorio afgano y al mismo Donald Trump ya que estas amenazas y sus promesas incumplidas ponen en peligro su reelección.

Recordemos que el pasado sábado 07/09 el presidente de Estados Unidos, Donald Trump decidió cancelar repentinamente una reunión secreta que tenía con el líder talibán y el presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, en Camp David. Todo esto mientras los líderes estaban de camino a Estados Unidos. Al parecer su excusa fue un ataque reciente por parte de los talibanes en Kabul, que terminó con la vida de soldados norteamericanos.

Pero claro, no todo es tan fácil para Trump ya que esta decisión tuvo consecuencias, y amenazas por parte de los talibanes. Es así que a última hora del domingo 08/09, el grupo insurgente islámico dijo: "Esto conducirá a más pérdidas para los Estados Unidos". "Su credibilidad se verá afectada, su postura contra la paz estará expuesta al mundo, las pérdidas de vidas y los activos aumentarán", concluyó el talibán en referencia a posibles efectos violentos sobre Estados Unidos.

Sin embargo esto pone en duda si las consecuencias serán en el mismo Afganistán contra los estadounidenses que todavía se encuentran ahí o si se extrapolará a ataques en otros lugares, o tal vez si simplemente  se trata de violencia en las elecciones presidenciales próximas. Claro que para Donald Trump no es lo más conveniente que aumente la violencia en el territorio asiático , cuando hasta semanas atrás las relaciones estaban mejorando.

En principio los talibanes anunciaron que continuarían su lucha contra la "ocupación extranjera", es decir lo que venían haciendo desde la guerra de Afganistán hasta ahora. Y además volvieron a amenazar a la administración Trump con un daño en su credibilidad y aseguró que esto "expondrá aún más su postura contra la paz al mundo" lo que provocará directamente "un aumento en el daño financiero y las bajas de sus fuerzas ” , explicaron los talibanes. Aunque recordemos que no es un momento donde Estados Unidos pueda especular ni jugar con su sistema financiero.

Por su parte, el Secretario de Estado, Mike Pompeo, aseguró que por el momento las conversaciones con las fuerzas afganas estaban suspendidas y anunció todavía mayor presión militar por parte del país en territorio de presencia talibana, por lo menos hasta que la propia Casa Blanca crea que es momento de negociar y conversar. Al parecer creen que son los únicos que tienen el poder de manejar los tiempos.

Aunque esto iría en contra e la campaña de Trump, recordemos que el antes de ser electo en 2016 prometió estar el conflicto y "traer a casa" a las tropas estadounidenses que pelean en conflictos en el extranjero, algo que al parecer se olvidó o ya no prioriza. Pero acá llega la pregunta: ¿Qué prioriza entonces?, porque esto tendría efectos negativos en su campaña y en su política exterior.

Por su parte, Pompeo dice no haber descartado el plan por completo, que las conversaciones son posibles otra vez, pero que siempre y cuando los talibanes "cambien de actitud", algo que cree posible. Pero por otro lado, los talibanes no tienen planeado cambiar de opinión ya que solamente hablan del peligro que corren los norteamericanos y las propias madres y niños afganos.

Por otro lado, de acuerdo a lo que informa The Guardian, el único culpable del fracaso del acuerdo fue el propio Trump, que se auto saboteó el encuentro. “Ambas partes habían rubricado el acuerdo, pero durante una reunión de la Casa Blanca se supo que Trump quería organizar algo en Camp David. Quería ser el tipo que hizo el trato. Quería un programa de televisión ", explicó una fuente confiable al diario inglés, The Guardian.

A su vez este fracaso de las conversaciones y el peligro que ahora puede significar el resentimiento de las tropas talibanes, llega en un momento especial para el inconsciente colectivo norteamericano ya que apenas faltan 2 días para que se cumpla otro aniversario del gran ataque terrorista en manos de Al Qaeda en las Torres Gemelas el 11/09 de 2001.