MUNDO Austria > Covid-19 > no vacunados

MEDIDA MUY CUESTIONADA

Austria se volvió loca: Encierro exclusivo para no vacunados

Ante nueva ola de Covid-19, Austria encierra a los no vacunados. El canciller ha dicho que busca empujarlos a que se vacunen.

Este lunes 15/11 comenzó a regir en Austria el confinamiento de no vacunados, una medida altamente controversial y según algunos, violatoria de los derechos humanos, pero que el país justifica ante el avance de una nueva ola de Covid-19 y la baja vacunación.

Un tercio de los austríacos, se estima, aún no han sido vacunados contra el Covid-19. En Europa se habla de una "pandemia de no vacunados".

La medida había sido anunciada por el Ejecutivo días atrás pero esperaba el aval del Parlamento ayer domingo para implementarse.

La disposición rige para todos los ciudadanos mayores de 12 años que no están inmunizados contra el Covid-19, al menos hasta el 24/11.

Entre quienes deben permanecer en confinamiento están:

  • aquellos que no posean un certificado de vacunación válido,
  • y aquellos no se hayan recuperado de una infección de SARS-CoV-2 en los últimos 180 días.

Sin embargo, la regla tiene algunas excepciones: los confinados podrán todavía salir bajo ciertas circunstancias como ir hacer las compras de necesidades básicas, ir al trabajo (deben presentar un test PCR negativo para poder hacerlo), ir al médico, salir a hacer ejercicio, ir a encontrarse con su pareja u otros individuos seleccionados y "satisfacer sus necesidades religiosas básicas".

"La situación es seria. La cuarta ola (de la pandemia) nos afecta plenamente. Eso se debe a la variante delta (del virus) pero también a la baja cuota de vacunación”, dijo el canciller federal, el conservador Alexander Schallenberg, en una rueda de prensa al presentar el domingo las nuevas decisiones adoptadas.

Uno de los grandes interrogantes que surgió al respecto es: ¿cómo se hará cumplir este confinamiento específico de no vacunados?

La policía austríaca estaría llevando a cabo aleatorios a los transeúntes para chequear que estén habilitados para circular. Las multas ante violacones oscilan entre los 500 y los 3600 euros.

"Puede suceder en cualquier lugar y en cualquier momento", dijo el ministro de Interior, Karl Nehammer, respecto de los controles policiales. "Cada ciudadano debe esperar ser chequeado".

El canciller austríaco ha asegurado que su objetivo no es encerrar a los no vacunados per se, sino empujarlos (forzarlos, en otras palabras) a que se vacunen.

El Partido de la Libertad, de ultraderecha, ha dicho que buscará tomar acciones legales contra la medida y ha organizado una protesta en Viena para el próximo sábado.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario