oposición > Argentina > poder

ÁLVARO DE LAMADRID

La oposición teme por la democracia y señala a CFK

Álvaro de Lamadrid, exdiputado de la oposición y líder de Recambio, dijo temer por el accionar de CFK y la autonomía de las instituciones.

Aunque por estas horas solo se habla del relanzamiento del Gobierno de Alberto Fernández con la incorporación de Sergio Massa al gabinete, la catarata de renuncias y las fichas removibles dentro del poder, hay un sector de la oposición que no deja de señalar a la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner y su plan para que "el populismo se entronice de modo irreversible y se nacionalice el modelo de Santa Cruz".

Impulsados por "la crisis de la democracia" en Argentina, nació un nuevo espacio en Juntos por el Cambio: Recambio, un partido político liderado por el exdiputado nacional Álvaro de Lamadrid, quien pública y reiteradamente arremete contra CFK cada vez que puede. Su acusación: la vicepresidenta es la culpable de la debacle del país.

"Los argentinos atravesamos un tiempo bisagra donde está en juego salvar y rescatar el país o perderlo y que el populismo se entronice de modo irreversible y se nacionalice el modelo de Santa Cruz: una autocracia familiar, consanguínea y hereditaria donde ya no se puede disputar el poder", dice Álvaro de Lamadrid en diálogo con Urgente24.

Para el exdiputado nacional la democracia en Argentina "está en crisis" y asegura que teme por la autonomía de las instituciones debido al plan del oficialismo en el Congreso por intervenir el Poder Judicial, iniciativa que no está teniendo el éxito que esperaba el FDT dentro del Parlamento.

"En Argentina está en crisis la democracia, la verdad y las instituciones", reitera el exlegislador, que además habló de "dictadura" y puso a la Corte Suprema como el freno de CFK.

"Sólo que no hayan quebrado a la Corte evita que se afiance una dictadura perfecta, es decir, la apariencia o creencia que hay democracia, donde no la hay porque ya no hay democraticidad en las instituciones, división de poderes, ni control al poder y rendición de cuentas. Un sistema donde habría votaciones pero no elecciones y el poder ganaría hasta perdiendo", sentenció el opositor.

Para el líder de Recambio, quien tras terminar su mandato en Diputados el año pasado recorre el país en la búsqueda de dar volumen político a su espacio, lo que busca es "asegurar el rumbo correcto de la oposición y no replicar los errores que cometió la oposición en Venezuela... Todo el mundo compara los gobiernos en este proceso, pero lo que se deben comparar también son las oposiciones".

En esa línea, de Lamadrid miró con cierta autocrítica a Juntos por el Cambio, y analizó la situación actual de Venezuela con la de Argentina.

"Nada de lo que ocurrió en Venezuela habría sucedido si no existía una oposición cómplice y colaboracionista que traicionó al pueblo y pacto con el régimen. Por eso Juntos por el Cambio no debe desnaturalizar las causas, principios, valores e ideas que le dieron origen al constituirse incorporando aliados contra natura, que contradicen todo estos objetivos, ni tampoco darle lugar a los arrepentidos y despechados de Cristina", sentenció el exlegislador.

En ese sentido, pidió que en medio de la crisis política y económica que atraviesa la Argentina, hay que evitar "que se imponga una oposición suave y tibia que solo tenga como objetivo sólo ganar el poder en 2023, porque el objetivo no es ganar una elección sino cambiar la Argentina para siempre".

"Ha quedado claro con este Gobierno que los rejuntes electorales sirven para ganar una elección pero no para gobernar", reflexionó el radical y líder de Recambio.

"Hoy es una falacia hablar de gobernabilidad"

Por otro lado, para Álvaro de Lamadrid la llegada de Alberto Fernández al poder fue nada más y nada menos que una estrategia de CFK " para esconderse detrás de él y luego ir por él porque ya no lo necesita". Y en ese contexto, lamentó que en su rol de vicepresidenta haya "destrozado" la autoridad presidencial y se haya "apoderado" del Gobierno.

"Hoy es una falacia hablar de gobernabilidad", lamentó, al tiempo que reiteró que CFK tiene un solo objetivo: "el plan es ir hacia el modelo de Santa Cruz, es decir, terminar con la disputabilidad del poder y quedarse para siempre".

A su vez, opinó que el Gobierno "solo busca atentar contra el orden constitucional e ir a la búsqueda del poder absoluto", y respecto a los cambios y el nuevo cargo de Sergio Massa que ahora se desempeñará como superministro a cargo de Economía, Producción y Agricultura, de Lamadrid disparó: "el problema del país es político, no económico".

"El dólar y la inflación no son el principal problema de la Argentina, sino recuperar la seguridad jurídica y frenar el latrocinio a toda la actividad productiva del país, especialmente al campo, al cuál la vicepresidenta le tiene declarada una guerra de expoliación", describió.

"El caos y desgobierno no se soluciona cambiando el gabinete. Es seguir jugando con la pelota desinflada. El problema son los Fernández. Cristina Kirchner demolió tanto la investidura presidencial que despojó a su propio Gobierno de credibilidad", añadió el exdiputado nacional.

Adelantar las elecciones: "la única salida"

Por otro lado, Álvaro de Lamadrid consideró que "la única salida" viable en la Argentina es "adelantar las elecciones" para así "dar alguna certeza en este mar de incertidumbres".

"En democracia la interrupción de mandatos o funciones se hace conforme a mecanismos constitucionales... Es la Constitución Nacional la que le otorga al Congreso de la Nación la facultad de acusar y enjuiciar a los miembros de los otros dos poderes. La salida institucional siempre la da la Constitución Nacional", dijo.

Y agregó: "Para llevar adelante su plan en contra de las instituciones, CFK quiere sacarlo a Alberto -del poder- pero que parezca que fue la gente y no ella, el peronismo está pensando hacerlo con ella", y reiteró: "Sino pueden gobernar, que adelanten las elecciones".

"El Gobierno en su agonía y descontrol solo va a generar más pobreza, violencia y angustia de acá a 2023. Cristina solo genera crisis", sentenció.

Sobre Juntos por el Cambio y su "acción política"

Por último, y consultado sobre el futuro de la coalición Juntos por el Cambio, sus internas respecto a candidaturas y cómo se preparan de cara al 2023, Álvaro de Lamadrid diferenció a la oposición del kirchnerismo y el peronismo.

"No me preocupa que haya muchos candidatos en Juntos por el Cambio, somos una coalición de varios partidos y es normal... Esto no es el kirchnerismo y el peronismo, cuyo asunto lo decide Cristina con su lapicera en el Senado", sentenció.

De todos modos, admitió que lo que sí le preocupa es que dentro de la oposición "no exista en todos los casos un compromiso con un programa de acción política e ideas políticas a aplicar para cambiar la Argentina. Me preocupa que la coalición no sea una fábrica de consistencia, de claridad, de nitidez opositora, de visión de futuro en base a programas que constituyan cambios estructurales y de raíz en el país".

Y siguió: "Me preocupa que algunos quieran estar con un pie en cada lado o quieran jugar para los dos equipos. Me preocupa mucho el discurso de resignación de muchos expresado en la idea de insistir con que Argentina no se puede gobernar sin el peronismo, o con la pata peronista, o algo de peronismo adentro, o ingrediente de métodos peronistas, que no se puede gobernar si no se es amigo de Sergio Massa, o se tiene vínculos con los barones del conurbano o el sindicalismo feudal... Llegar endeudados con estos sectores o comprometido es llegar controlado. Esos favores se pagan. En política, como en la vida, quién recibe favores después recibe órdenes".

En ese sentido, consideró que JxC debe afrontar el proceso de selección de candidatos de cara al 2023 "de manera virtuosa, con un debate y altura y grandeza que sea ejemplar y sirva a la sociedad, con organicidad, institucionalidad y reglas claras sin imposiciones ni unanimidades obligadas o forazadas".

"Sino somos capaces de darle esa viabilidad a la coalición no podemos gobernar la Argentina. Cómo vamos a cambiar y ordenar el país sino podemos hacer eso", cerró.

Dejá tu comentario