JUNTOS BIEN Ejercicio > longevidad > pasos diarios

LONGEVIDAD

Dos grandes estudios descubren cuánto ejercicio necesitamos

El tipo y cantidad correcto de ejercicio físico promueve la longevidad y reduce el riesgo de muerte prematura hasta en un 70%, según 2 grandes investigaciones.

Para promover la longevidad saludable, las personas deben dar 7.000 pasos diarios o hacer 2,5 horas de ejercicio a la semana, como mínimo. Esta es la principal conclusión de dos grandes estudios que hicieron un seguimiento a más de 10.000 personas por décadas.

De hecho, el tipo y la cantidad correcta de ejercicio físico reduce el riesgo de muerte prematura hasta en un 70%.

Sorpresivamente, también definieron un límite en la cantidad de tiempo a partir del cual el ejercicio deja de ser beneficioso y pasa a ser perjudicial.

image.png
Para alcanzar la longevidad, los estudios determinaron que se necesita, como mínimo: 2.6 horas a la semana de ejercicio, 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días o una cantidad de pasos cercana a los 7.000-8.000.

Para alcanzar la longevidad, los estudios determinaron que se necesita, como mínimo: 2.6 horas a la semana de ejercicio, 30 minutos de ejercicio la mayoría de los días o una cantidad de pasos cercana a los 7.000-8.000.

Cantidad de pasos diarios y longevidad

La evidencia científica ha sido clara respecto a los beneficios para la salud del ejercicio físico: las personas activas sobreviven a las que rara vez se mueven.

Un estudio de 2018 de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC) estadounidenses concluyó que alrededor del 10% de todas las muertes entre los estadounidenses de 40 a 70 años fueron resultado del poco ejercicio.

Otro estudio europeo de 2019 encontró que dos décadas de inactividad duplicaron el riesgo de que los noruegos mueran jóvenes.

Pero los científicos aún no habían determinado con precisión cuánto movimiento se necesita para alcanzar la longevidad. En efecto, dos estudios publicados recientemente se propusieron ponerle fin a la incógnita.

El primero de ellos fue publicado hace pocos días en JAMA Network Open y se centró en la cantidad de pasos diarios necesarios.

Los investigadores de la Universidad de Massachusetts en Amherst, los CDC y otras instituciones cruzaron datos recopilados en los últimos años de enfermedades cardíacas en varones y mujeres de mediana edad.

La mayoría de los participantes se habían unido al estudio unos 10 años antes, cuando tenían 40 años. En ese momento, completaron exámenes médicos y usaron un rastreador de ejercicio para contar sus pasos diarios durante una semana.

Luego, los investigadores tomaron los registros de 2.110 de los participantes y cotejaron sus nombres con los registros de defunción. Descubrieron una fuerte asociación entre el conteo de pasos y la mortalidad:

Aquellos que acumulaban al menos 7.000 pasos diarios cuando se unieron al estudio tenían aproximadamente un 50% menos de probabilidades de haber muerto desde entonces que aquellos que dieron menos de 7.000 pasos.

Además, los riesgos de mortalidad continuaron disminuyendo a medida que aumentaron los totales de pasos de las personas, llegando hasta un 70% menos de posibilidades de muerte prematura entre los que daban más de 9.000 pasos diarios.

No obstante, a los 10.000 pasos, los beneficios se estancaron. Estos participantes rara vez sobrevivieron a las que daban alrededor de 7.000.

Ejercicio físico y longevidad

El segundo estudio se publicó en agosto en Mayo Clinic Proceedings se basó en niveles de actividad muy similares al anterior.

En este caso, se tomaron datos del Estudio del corazón de la ciudad de Copenhague, que se llevó a cabo desde la década de 1970.

A cada voluntario se les preguntó cuántas horas a la semana practicaba deporte o hacía ejercicio, como ciclismo, tenis, caminata aeróbica, natación, levantamiento de pesas, fútbol, entre otros.

Los investigadores se centraron en 8.697 participantes que se habían unido en la década de 1990. En los 25 años transcurridos, la mitad había fallecido.

Pero aquellos que informaron que hacían ejercicio entre 2.6 y 4.5 horas por semana cuando se unieron tenían un 40% menos de probabilidades de haber muerto en dicho periodo en comparación con las personas menos activas.

Traducir esas horas de ejercicio en cantidad de pasos no es una ciencia exacta, pero los investigadores estiman que las personas que hacen ejercicio durante 2.6 horas a la semana, o alrededor de 30 minutos la mayoría de los días, probablemente acumularían alrededor de 7.000 a 8.000 pasos diarios.

Aquellos que hacen ejercicio durante 4.5 horas a la semana probablemente se acercan al umbral de los 10.000 pasos la mayoría de los días.

En conclusión, tanto el ejercicio como el conteo de pasos son beneficiosos para la longevidad. El objetivo es moverse.

Fuente: The New York Times

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario