JUNTOS BIEN uvas > hígado graso > dieta

ANTIOXIDANTE

Descubren un "sorprendente efecto" en la salud de comer uvas

Los autores consideran que los hallagos sobre los beneficios de la fruta al hígado graso dan un nuevo significado a la frase "somos lo que comemos".

Un equipo de investigadores encontró que añadir uvas a la dieta ayuda a reducir el hígado graso y aumenta la esperanza de vida hasta cinco años adicionales, según sus experimentos en ratones publicados en la revista científica Foods.

"Todos hemos escuchado el dicho 'eres lo que comes', lo cual obviamente es cierto, ya que todos comenzamos como fetos y terminamos siendo adultos al comer. Pero estos estudios agregan una dimensión completamente nueva a ese viejo dicho. No solo los alimentos se convierten en partes de nuestro cuerpo, en realidad cambian nuestra expresión genética. Eso es realmente notable", dijo el autor principal, John Pezzuto, de la Universidad de Western New England, Estados Unidos.

El hígado graso afecta a alrededor del 25% de la población mundial y, con el tiempo, aumenta el riesgo de cáncer de hígado.

Asimismo, la enfermedad hepática crónica es cada vez más común y está íntimamente vinculada a la diabetes y la obesidad, dos patologías que alcanzan proporciones epidémicas, según la Organización Mundial de Gastroenterología.

Pero el estudio demostró que los genes responsables del desarrollo del hígado graso se alteraron de manera beneficiosa al alimentar con uvas. Además, los autores encontraron mayores niveles de genes antioxidantes.

Según Pezzuto, "muchas personas consideran tomar suplementos dietéticos que cuentan con una alta actividad antioxidante. Sin embargo, en realidad no se puede consumir una cantidad suficiente de un antioxidante para marcar una gran diferencia. Pero si cambia el nivel de expresión del gen antioxidante, como observado con uvas añadidas a la dieta, el resultado es una respuesta catalítica que puede marcar una diferencia real".

image.png

Otro efecto que se observó en el trabajo fue la capacidad de esta fruta de prolongar la vida útil de los ratones que recibieron una dieta occidental alta en grasas, que se sabe que está asociada con condiciones como la obesidad, la diabetes, las enfermedades cardiovasculares, el cáncer, las enfermedades autoinmunes y el Alzheimer.

La adición de uvas a la dieta, aunque no afectó el peso corporal, retrasó la muerte natural.

Pezzuto señaló que no es una ciencia exacta traducir los años de vida de un ratón a un humano, pero estimó que el cambio observado en el estudio correspondería a 4 o 5 años adicionales en las personas.

Todavía queda por ver exactamente cómo se traducen estos hallazgos en el organismo humano, “pero está claro que la adición de uvas a la dieta cambia la expresión génica en algo más que el hígado”, asegura el comunicado de la universidad.

image.png

Más contenido en Urgente24:

Por qué no está Baby Etchecopar en A24

La Nación se da de baja: ¿A dónde parará Viviana Canosa?

Flybondi y JetSmart agradecen a Biró y Aerolíneas Argentinas

Papelón internacional de Alberto Fernández: Se quedó dormido

Carpetazo hot y escrache en redes a un histórico de Racing

Dejá tu comentario