FOCO Polonia > Anna Moskwa > Rusia

ANNA MOSKWA

Rusia divide a Europa "y fue visible en Davos", dice Polonia

Polonia está preparada para cualquier escenario en el mercado del gas, según la ministra Anna Moskwa, en vísperas del Consejo Europeo que anticipa "tormentoso".

Bizness Alert es una publicación de negocios de Polonia. Publicó una muy completa entrevista a la ministra Anna Moskwa sobre el gas, Rusia y Ucrania.

Lunes 30/05 en Bruselas, reunión del Consejo Europeo que analiza nuevas sanciones a Rusia y en la que pedirá a la UE más medidas en materia energética para rebajar el precio de la electricidad. Día clave y aquí un testimonio.

Moskwa regresaba del World Economic Forum, en Davos (Suiza), y salía hacia las oficinas de la UE en Bélgica, y sus novedades reflejan el diálogo entre funcionarios en ese contexto de debate de la élite global.

Ella insiste en enviar un mensaje al mercado doméstico ("No habrá amenaza para el suministro de gas a Polonia. Sin embargo, la situación es cambiante y estamos preparados para cualquier escenario") pero en sus dichos trasciende a su gobierno y su país.

Aquí va el texto completo:

-¿Qué nuevas soluciones serán la respuesta a la crisis energética en Polonia y la Unión Europea? ¿Cómo reducir el impacto de los precios altos en la sociedad?

-La diversificación de la oferta y la transformación energética fue uno de los principales temas del Foro Económico Internacional de Davos y es la parte más difícil de la discusión, también a nivel europeo. Polonia tuvo que lidiar con precios altos en 2021. Mostramos cuánto impactaron en los precios del gas la manipulación de Gazprom (empresa estatal de Rusia). Los datos de ACER y ESMA de diciembre de 2021 muestran claramente que Argelia y Noruega estaban aumentando las entregas en 25%, y Gazprom solo enviaba lo que necesitaba bajo contratos a largo plazo, y solo llenaba (los depósitos en Europa) hasta el 45%, que es muy por debajo del nivel habitual. Nos hemos acostumbrado a tal comportamiento. El escudo antiinflacionario del gobierno hizo posible la introducción de recortes de impuestos y una asignación de protección. Entre otras cosas, hemos lanzado un programa que apoya la compra e instalación de bombas de calor. La Comisión Europea presentó un conjunto de herramientas a finales de año. Estamos pensando en un próximo paquete de soluciones.

-También hay una propuesta de impuesto sobre los ingresos extraordinarios de las empresas por precios récord de los combustibles que, según la Agencia Internacional de la Energía (AIE), recaudaría 200.000 millones de euros en 2022 para luchar contra la crisis energética. ¿Es buena idea?

-Valoramos la cooperación con la AIE y sus recomendaciones en materia de ahorro. Estas son soluciones razonables independientemente de la crisis, y las implementaremos. El impuesto sobre las ganancias inesperadas en sí mismo no parece necesario en Polonia. No operamos entidades privadas que no tengan en sus estatutos la seguridad energética, las cuales deben tributar para que el dividendo no se escape al exterior. Tenemos empresas estatales. La AIE valora positivamente nuestra política energética, con algunas reservas de las que estamos hablando abiertamente.

-Entonces, ¿Polonia no tiene que temer una crisis de suministro de gas?

-El precio de la energía en Europa está vinculado al precio del gas. Polonia está asegurada por contratos de suministro de GNL (gas natural licuado), que ya tenemos a nuestra disposición, es decir, unos 6.000 millones de m3 a precios fijos predecibles. Desde este punto de vista, estamos en una mejor posición que los países que ahora buscan frenéticamente acuerdos de gas fuera de Rusia.

Anna-Moskwa.jpg
Anna Moskwa, diseñando una estrategia energética de Polonia, combativa con Rusia.

Anna Moskwa, diseñando una estrategia energética de Polonia, combativa con Rusia.

Ingeniería energética

-¿Será suficiente, incluso en el caso de un cierre total del suministro de gas de Rusia a Europa, evento para el que se preparan Austria y Alemania?

-Estamos a salvo. En primer lugar, tenemos instalaciones completas de almacenamiento de gas. En el momento en que hablamos, están llenos en un 94%. Europa tiene reservas por encima del 30%, que es menor que la nuestra. En breve estará lista una conexión con Eslovaquia con una capacidad de 5.700 millones de m3. Es una protección de emergencia, más para los eslovacos. Se trata de entregas físicas desde el sur. PGNiG (la empresa estatal polaca) está negociando este asunto. Por hoy, no es necesario porque tenemos ciertos contratos a través de winoujcie y Klaipeda, así como, por ahora, la Bolsa de Valores alemana (contratos a término). Tenemos varios escenarios de contingencia preparados desde el comienzo de la guerra, incluido uno que supone una interrupción total de los suministros desde Rusia, asumiendo, por supuesto, que Baltic Pipe (gasoducto) está en construcción, y no hay motivos para creer que no comenzará a tiempo este otoño (boreal). Para este año, ya tenemos aseguradas las entregas de 6.000 millones de m3, y en el último trimestre habrá un 33% que no necesariamente necesitaremos. Estarán disponibles entre 2.000 y 4.000 millones de m3. Este año se requerirán 1.000 millones de m3. de Baltic Pipe, asumiendo que tengamos acceso a la Bolsa de Valores alemana. En mi opinión, no existe amenaza de falta de suministro de gas a Polonia. Sin embargo, la situación es cambiante y estamos preparados para cualquier escenario. Tenemos listos reglamentos y planes de restricción en caso de crisis, porque todos los países los tienen. Muchos países ya los están introduciendo de forma preventiva. No lo hacemos porque no hay tal necesidad. Un escenario extremo, como la falta de suministro por Baltic Pipe, sin suministro de Lituania y Eslovaquia, puede suceder en cualquier momento, incluso sin guerra. Por ahora, no existe tal amenaza, porque lo comunicaríamos con anticipación. Estas decisiones se preparan por si acaso.

-¿República Checa y Eslovaquia importarán gas a través de Polonia?

-Hablamos con ellos sobre los planes para el futuro. Toda Europa quiere abandonar el gas de Rusia. Las conexiones entre nuestros países no son suficientes para abastecer los mercados checo y eslovaco. Nuestros operadores de transmisión de gas están discutiendo esto. Ambos países están interesados en la terminal flotante de FSRU en el Golfo de Gdask. Hay varias opciones a considerar. Estamos planeando una FSRU con una capacidad de 6.000 millones de m3, pero siempre se puede construir una 2da. FSRU. Luego, debe pagar 2 barcos, que ya tienen un muelle y un rompeolas. Esto, sin embargo, sería responsabilidad de nuestros vecinos. Nos gustaría ingresar una terminal flotante en REPowerEU. Queda por decidir si tendrá 6.000 o 12.000 millones de m3, dependiendo del interés de los vecinos. También se trata de ampliar los existentes y construir nuevos canales de transmisión que necesitarían nuestros socios del sur.

-¿Ucrania también podría contar con más GNL de Polonia?

-Estoy en contacto con el ministro de Energía, German Galushchenko, sobre este asunto. El gas en Ucrania juega un papel menor. Kiev tiene dificultades para estimar la demanda después de la guerra, ya que la economía se va a reconstruir. Uno de los escenarios es la participación en la FSRU. Los escenarios iniciales proporcionados desde Ucrania siguen siendo algunas variantes diferentes.

Mucho depende del futuro de Odessa. Estamos profundamente convencidos de que Ucrania mantendrá su integridad territorial y acceso al mar. Nos estamos preparando para un escenario en el que se preserva esta integridad. Mucho depende del futuro de Odessa. Estamos profundamente convencidos de que Ucrania mantendrá su integridad territorial y acceso al mar. Nos estamos preparando para un escenario en el que se preserva esta integridad.

-¿Le gustaría comerciar energía con Ucrania?

-El Instituto Polaco de Ingeniería Energética, en Gdask, evaluó la demanda de energía en (la región del río) Dnieper. También participó en la preparación de la sincronización. Se cuentan varias variantes, también con respecto a las exportaciones de energía de Ucrania. Tenemos la conexión Chmielnicki-Rzeszów, que actualmente no se utiliza. Estamos interesados, al igual que la parte ucraniana. Estamos hablando de vender energía de Ucrania a Polonia, lo que apoyará nuestra estabilidad y les permitirá utilizar la sincronización ya realizada. Ya forman parte del sistema continental. Polonia también quiere presentar Ucrania a la AIE en la próxima reunión en París. Para empezar, nos gustaría reportarla como observadora. Esto es importante para Ucrania, porque es una cuestión de transparencia, credibilidad y solidaridad. No todos los países del mundo ven la amenaza rusa de la misma manera, y fue claramente visible en Davos. Algunos ven la guerra en Ucrania como un conflicto local. Este pensamiento es muy peligroso, porque Rusia tiene influencia energética en todo el mundo y puede amenazar también fuera de Europa. Mostramos precisamente las consecuencias de la cooperación con Gazprom.

-¿Qué otras inversiones polacas en Ucrania están en juego?

-El ministro de Energía de Ucrania declaró que para él, un curso natural de las cosas sería la participación de las empresas polacas en la reconstrucción del sector energético después de la guerra. Esto ya está sucediendo en cierta medida. Si las empresas ucranianas tienen problemas debido a las hostilidades, el Ministerio de Clima y Medio Ambiente coordina la cooperación con nuestras empresas que ayudan, incluso enviando una cierta longitud de cables.

Queremos involucrarnos en la reconstrucción de Ucrania. No sólo los edificios están dañados sino también las líneas eléctricas. Bucza o Irpie son suburbios de sueño, como Piaseczno cerca de Varsovia, que han sido completamente destruidos. Curiosamente, aunque ha pasado poco tiempo desde su liberación, la infraestructura ya está comenzando a reconstruirse. Otra cosa es la destrucción de la refinería Kremeczuk. Queremos involucrarnos en la reconstrucción de Ucrania. No sólo los edificios están dañados sino también las líneas eléctricas. Bucza o Irpie son suburbios de sueño, como Piaseczno cerca de Varsovia, que han sido completamente destruidos. Curiosamente, aunque ha pasado poco tiempo desde su liberación, la infraestructura ya está comenzando a reconstruirse. Otra cosa es la destrucción de la refinería Kremeczuk.

gas ruso.jpg

"La Comisión Europea ha desdibujado su interpretación del mecanismo de pago del rublo. No sabemos qué oferta recibió finalmente cada empresa en virtud del decreto. Los rusos inventaron hábilmente este mecanismo, provocando una división en la Unión Europea."

Llegan los sauditas

-¿Polonia está enviando combustible al Dniéper?

-Al comienzo de la guerra y después del bombardeo de la refinería, enviamos este combustible de forma gratuita. Actualmente, se trata de entregas comerciales de Orlen, que requieren un gran compromiso logístico. Por lo general, estas entregas se realizan por tuberías, por lo que tuvimos que implementar nuevos canales de suministro. Los implementamos de manera continua, manteniendo la prioridad de abastecer el mercado polaco. Las compañías petroleras en Ucrania lo están haciendo bien. Nuestras entregas son una respuesta a una situación de crisis, pero este sector está bien organizado, por lo que no hay mercado potencial allí. Además, estamos en proceso de fusionar Orlen (Polski Koncern Naftowy Orlen, conocida como Orlen, es una refinería de petróleo y minorista de combustible polaca) y Lotos (petrolera integrada verticalmente con sede en Gdask y cuya acción en Bolsa participa del índice polaco WIG30. El Estado polaco es el accionista mayoritario, con 53%), por lo que no queremos que los anuncios de una mayor expansión anulen este proceso. Estamos en la etapa final de aprobación de las medidas correctivas. Las últimas conversaciones con la Comisión Europea han terminado. Creo que es cuestión de meses.

-¿Afecta este proceso a la seguridad energética del país ante el ataque de Rusia a Ucrania?

-En última instancia, tendrá un gran impacto. Nuestra ventaja competitiva es ganar un socio tan grande como Saudi Aramco y diversificarnos, además de preparar refinerías para procesar petróleo crudo que no sea ruso. Podemos procesar más de una docena de tipos de aceite sin ningún problema e incluso enviar algunos a Alemania. Esta cooperación ya está operando en un momento en que otros países solo están negociando tales entregas. La fusión nos preparó para la diversificación.

-¿Polonia está convenciendo a Hungría de un embargo petrolero?

-Tuvimos muchas charlas técnicas en Polonia y Hungría. Mostramos modelos prefabricados de independencia del petróleo de Rusia. Los húngaros argumentan que no es posible, pero hemos demostrado que es un ejercicio simple similar al que hizo Polonia. Los húngaros también pensaron durante mucho tiempo en la sincronización con Ucrania. No hay obstáculos técnicos o de recursos a la vista. La infraestructura en el sur está bien organizada. Sin embargo, nuestras conversaciones terminaron en nada, pero lo intentamos. República Checa y Eslovaquia también tienen dudas, pero no quieren dinero, quieren períodos de transición. La forma definitiva del documento sobre esta materia ya se ha presentado ante el Consejo de la Unión Europea.

-¿Hay alguna idea para financiar estos cambios?

-La nueva propuesta de la Comisión Europea asume que el sistema de comercio de derechos de emisión del ETS (piedra angular de la política de la UE para combatir el cambio climático y su herramienta clave para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero) financiará el alejamiento del petróleo de Rusia y sus otros combustibles. Los Estados miembros utilizarían derechos de emisión adicionales de la Reserva de Estabilidad del Mercado (MSR) por valor de 20.000 millones de euros. No ha habido discusión de esto en ningún nivel. Nuestros análisis muestran que Polonia tiene una participación del 11% en este mecanismo. Mientras tanto, Polonia obtendría el 7% del Fondo de Reconstrucción, mientras que España, 20%; Italia, 17%; y Francia de manera similar. Resultaría entonces que seguiríamos siendo un pagador neto con déficit en el ETS. Si tuviéramos problemas para ser pagador en el ETS, estaríamos contribuyendo a la diversificación en otros países. Esta solución ha sido criticada por 'los Verdes', porque han bajado los precios de los derechos de emisión de CO2, pero también los criticamos, porque es más justa la idea de gravar la importación de hidrocarburos de Rusia.

Los húngaros dicen que no pueden abandonar el petróleo ruso, por lo que exigen dinero para los cambios y, mientras tanto, quieren un período de transición que les permita seguir comprando petróleo ruso. Todavía estarían en una mejor posición en el mercado y también recibirían apoyo adicional sin ningún sacrificio. Nadie nos preguntó durante la descarbonización si teníamos posibilidades financieras y tecnológicas. Debemos ejecutar el plan, y no hay discusión sobre un período de transición. La independencia de Rusia es en este momento mucho más importante que la descarbonización con toda la importancia de esta última para quienes no pueden abandonar el petróleo de Rusia, por lo que exigen dinero a cambio, y mientras tanto quieren un período transitorio que les permita seguir comprando petróleo ruso. Los húngaros dicen que no pueden abandonar el petróleo ruso, por lo que exigen dinero para los cambios y, mientras tanto, quieren un período de transición que les permita seguir comprando petróleo ruso. Todavía estarían en una mejor posición en el mercado y también recibirían apoyo adicional sin ningún sacrificio. Nadie nos preguntó durante la descarbonización si teníamos posibilidades financieras y tecnológicas. Debemos ejecutar el plan, y no hay discusión sobre un período de transición. La independencia de Rusia es en este momento mucho más importante que la descarbonización con toda la importancia de esta última para quienes no pueden abandonar el petróleo de Rusia, por lo que exigen dinero a cambio, y mientras tanto quieren un período transitorio que les permita seguir comprando petróleo ruso.

-¿Existe la posibilidad de un acuerdo al respecto?

-Será un tiempo de discusiones acaloradas. Llegamos a discusiones concluyentes. Los eslovacos propusieron un impuesto del 45% sobre la compra de hidrocarburos. Tal mecanismo, o uno similar, como el llamado ETS ruso, al menos nivelaría mínimamente las diferencias y movilizaría los cambios. Los húngaros guardan silencio sobre este mecanismo por el momento. La narrativa de algunos países está lamentando la dependencia de Rusia, pero todavía no hay una reflexión sobre cómo llegaron a esta situación sin reducir esa dependencia a lo largo de los años. No se puede eludir la responsabilidad por este estado de cosas.

-¿Polonia utilizará los recursos del Plan Nacional de Reconstrucción para conciliar la seguridad y la protección del clima? ¿Habrá una revisión de nuestros planes después del ataque de Rusia a Ucrania?

-Cabe señalar que el objetivo principal del Plan de Reconstrucción Nacional (KPO, respuesta a la pandemia), que es la base para gastar los fondos del Instrumento de Reconstrucción y Fortalecimiento, fue la reconstrucción de las economías de los países de la UE en relación con la pandemia de COVID-19. Este Fondo también tenía como objetivo garantizar que la sociedad sea más sostenible y esté mejor preparada para los desafíos y oportunidades de la transformación verde y digital. Cabe recordar que la prioridad de la seguridad energética en los nuevos programas de la UE se ha ignorado en gran medida. En las etapas iniciales del trabajo, cuando Polonia quería incluir el apoyo a la infraestructura de gas en el KPO, esto se descartó de antemano.

Actualmente estamos analizando una nueva propuesta legislativa de la Comisión Europea bajo el denominado REPowerEU sobre la modificación del reglamento que permite la revisión de los planes nacionales de reconstrucción en relación con la guerra en Ucrania. Creemos que se necesitan fondos adicionales de la UE para enfrentar los importantes desafíos de una salida acelerada de las importaciones de materias primas de Rusia. En este contexto, consideramos las direcciones indicadas en REPowerEU, por ejemplo, en relación con las inversiones destinadas a mejorar la infraestructura energética, un paso en la dirección correcta. Debería ser posible revisar los planes de reconstrucción de los Estados miembros individuales en cuanto a la posibilidad de incluir cuestiones de seguridad energética.

putin3.jpg
Vladimir Putin ha logrado dividir a la Unión Europea, afirma Polonia.

Vladimir Putin ha logrado dividir a la Unión Europea, afirma Polonia.

-¿La disputa sobre los pagos de gas en rublos divide a los países de la UE?

-Este fue también uno de los temas importantes en Davos. Las sanciones están en discusión hoy, dentro de 1 mes o 1 año. Algunos países creen que pueden decidir cuándo detener el suministro de gas de Rusia porque tienen contratos a largo plazo y pueden quejarse del arbitraje. Los casos de Bulgaria, Polonia y Finlandia sin suministro de Rusia a pesar del contrato muestran otra cosa. Otro ejemplo son las acciones de otoño (boreal) de Gazprom, que no llenó sus instalaciones de almacenamiento con gas para el invierno, y la Comisión aún no sabe si ha abusado de su posición dominante en el mercado. La Comisión Europea ha desdibujado su interpretación del mecanismo de pago del rublo. No sabemos qué oferta recibió finalmente cada empresa en virtud del decreto. Algunos argumentan que solo se trata de abrir una cuenta adicional. Sin embargo, el decreto de Vladimir Putin establece que también es una cuenta en rublos, por lo tanto, el pago se acredita después de la conversión y el pago en rublos. Significa que pagamos en rublos. Los rusos inventaron hábilmente este mecanismo, provocando una división en la Unión Europea. No hay garantía de que los rusos no revelen ahora quién cooperó con ellos. Lamentamos que los clientes europeos de Gazprom no mostraran estas ofertas, por lo que pudimos responder juntos al chantaje. No se sabe si se firmaron anexos u otros trámites legales. Si solo hubo un debate sobre los rublos, puede seguir el ejemplo de Polonia y no abrir una cuenta en Gazprombank. No estamos obligados por la ley rusa, y el decreto de Putin no es parte del trato. Estamos observando esta situación y contamos con la plena solidaridad de la Unión, porque mucho depende de la Comisión Europea. Es obvio para nosotros que el pago en rublos es una violación de las sanciones.

-¿Tenemos tiempo para discutir?

-No. Se acerca el Consejo Europeo y el debate será probablemente tormentoso.

-------------------------------------

Más contenido en Urgente24

De Alfredo Casero a Viviana Canosa: Guerra en la TV progre

América TV: Alejandro Fantino no va y los K contraatacan

Rescate de Biden y Pelosi: Francisco eleva a Robert McElroy

Joe Biden quiere Asia pero en Colombia pierde América Latina

Kaja Kallas, jacobina de la UE contra Alemania y Francia

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario