FOCO Louie Louie > FBI > Estados Unidos

¿UN ROCK GROSERO?

"Louie Louie": La canción que puso en jaque al FBI y desató el pánico en EE.UU.

La canción "Louie Louie" desató la histeria en Estados Unidos, llevando al FBI a investigarla por sus supuestas obscenidades, aunque sin hallazgos concluyentes.

Estados Unidos estaba en vilo por una canción que había conquistado las emisoras de radio y se mantenía firme en el número dos de la lista Billboard. "Louie Louie" de The Kingsmen, un espectacular éxito de rhythm and blues, se convirtió en blanco de una polémica sin precedentes que terminó con el mismísimo FBI involucrado.

Una carta desencadenante y la investigación del FBI

Todo comenzó cuando un preocupado padre escribió una carta al entonces Fiscal General, Robert F. Kennedy, denunciando la letra de "Louie Louie" por considerarla obscena e inapropiada para la juventud. La misiva describía una canción llena de improperios y transgresiones morales, algo intolerable para la música popular de la época. La desesperación del padre era evidente: “¿A quién recurre uno cuando su hija adolescente trae a casa materiales pornográficos u obscenos?", le preguntaba al hermano de JFK.

image.png
Robert Kennedy, que por entonces era Fiscal General, puso al FBI a investigar las supuestas obscenidades de

Robert Kennedy, que por entonces era Fiscal General, puso al FBI a investigar las supuestas obscenidades de "Louie Louie" luego de recibir la carta de un padre preocupado por la canción.

Kennedy puso el caso en manos del FBI, cuyos agentes recopilaron copias de la canción y se dispusieron a descifrar sus letras, creyendo encontrar en ellas un cúmulo de vulgaridades. Sin embargo, se enfrentaron a un enigma. Las voces difusas de Jack Ely, el líder de la banda, dejaron a todos en la incertidumbre, interpretando lo que querían escuchar. Así, la canción se convirtió en una especie de test de Rorschach sonoro, reflejando más los miedos de la sociedad que una realidad obscena.

El origen amateur de un éxito inesperado

La grabación de "Louie Louie" era, más que nada, un accidente con suerte. El grupo musical jamás había escuchado la versión original de Richard Berry, sino una interpretación anterior que sonaba entre las fiestas de los adolescentes. Tanto Jack Ely como sus compañeros aprendieron la canción de oído y, con pocos recursos, grabaron una demo que dejaba mucho que desear: el vocalista murmuraba las palabras que no recordaba, entraba a destiempo y luchaba por hacerse oír en el micrófono.

Embed

Pero a pesar de esta producción rudimentaria, que se convirtió en el alma de la canción, el sencillo se transformó en un éxito radial. Tanto la energía cruda como los errores de la grabación hicieron de "Louie Louie" un himno de rebeldía, un cachetazo al establishment musical y a las normas sociales de la época.

El esfuerzo valió de algo... de alguna forma

El FBI estuvo meses buscando obscenidades en la letra, sus agentes asistiendo a los conciertos del grupo esperando encontrar alguna prueba de comportamiento indecente. Lamentablemente para ellos, sus intentos no fueron a ningún lado; The Kingsmen eran simples adolescentes disfrutando de su éxito, sin rastro de la depravación que los acusadores imaginaban.

image.png
El FBI no logró encontrar obscenidades en la canción de The Kingsmen. Aunque décadas más tarde, se encontró una grosería accidental por el baterista de la banda.

El FBI no logró encontrar obscenidades en la canción de The Kingsmen. Aunque décadas más tarde, se encontró una grosería accidental por el baterista de la banda.

La investigación terminó en nada, y J. Edgar Hoover tuvo que dar por cerrado el caso sin conclusiones claras. Paradójicamente, la única obscenidad real en la canción fue accidental: un "Fuck!" que exclama el baterista Lynn Easton cuando se le cae una baqueta, pasado por alto hasta décadas más tarde. "Louie Louie", por su lado, reveló sin querer más sobre la paranoia de la sociedad de aquella época que sobre la canción misma.

-------------------------------------

Más contenido en Urgente24

La Armada Argentina celebra su día: Un homenaje a la heroica batalla de Montevideo

Las ardientes memorias de Lord Byron, el "mayor crimen en la historia de la literatura"

La primera entrega de los Oscars, una ceremonia breve con un origen bien problemático