DINERO bitcoin > criptomonedas > mercado

CRIPTOMONEDAS

Bitcoin: Más especulación que resguardo de valor

La moneda digital de mayor valoración en el mercado, Bitcoin, se muestra sujeta a los vaivenes especulativos, y lejos de ser un activo de resguardo de valor.

Bitcoin es la moneda digital más reconocida del mundo, y la de mayor valoración en el mercado. Fue la gran pionera de una nueva era de intercambio de derechos de propiedad a través de transacciones virtuales, validadas por un tercero y el poder de calculo de su ordenador. Las criptomonedas nacieron para suplantar a las monedas actuales, nacieron para cambiar el paradigma de una institución centralizada, y, podríamos aventurarnos a decir, que nacieron para sepultar las monedas fiduciarias, quitándosele al estado la potestas de generar su propia moneda, y devolviendo a los ciudadanos esta prerrogativa. Pero por el momento, este objetivo aún no ha sido cumplido, y Bitcoin es hoy en día más un medio de especulación financiera, aún así, cuando millones la utilizan para los fines que fue creada.

bitcoin-vs-dolar.jpeg
El Bitcoin dio inicio a una nueva era, en la cual ya no son los gobiernos los que imponen monedas de curso legal, sino que esta prerrogativa vuelve a los ciudadanos, los cuales adoptan estas nuevas formas de cambio.

El Bitcoin dio inicio a una nueva era, en la cual ya no son los gobiernos los que imponen monedas de curso legal, sino que esta prerrogativa vuelve a los ciudadanos, los cuales adoptan estas nuevas formas de cambio.

Las criptomonedas causaron furor en los últimos años, en gran medida debido al enorme potencial que representa contar con un sistema completamente descentralizado de transacciones, casi inviolable y exento de caídas que hagan colapsar a todas las economías del mundo por no poder llevarse a cabo estas transacciones. La tecnología blockchain, mediante la cual se validan las operaciones, se ha mostrado más que segura, aunque debe de mencionarse que han existido algunos ataques cibernéticos en los cuales hackers han robado millones de dólares, pero tales cifras son minúsculas en proporción a la enorme cantidad de activos que se intercambian a través del sistema.

Lo novedoso de estas nuevas tecnologías, es que devuelven a los ciudadanos la institución del dinero, la cual fue creada por lo privados al adoptar un bien en particular de la economía que obre dentro del mercado como medio de cambio generalizado. El caso más reconocido de esto es el oro, un metal precioso que se utilizó luego de su descubrimiento como moneda, pero no es el único, y tampoco ha de ser solamente un metal el que cumpla estas funciones, ya que en el pasado se han utilizado también las hojas de tabaco, e incluso piedras talladas. En los campos de concentración, en la época del nazismo, la moneda adoptada por los prisioneros eran los cigarrillos.

Con respecto al Bitcoin, se nota que un grueso de los entusiastas de esta criptomoneda están verdaderamente comprometidos y entusiasmados por esta tecnología, y operan con ella porque consideran que es el futuro del dinero, y, además, protegen su privacidad con respecto al gobierno. Este último punto ha resultado en grandes discusiones alrededor de la criptomoneda, no sólo Bitcoin, sino también sus pares. Se las ha asociado a actividades ilícitas en su momento, ¿pero acaso se pudieron controlar los distintos gobiernos el uso de los billetes que se imprimen en sus bancos centrales y evitar que estos acaben en actividades ilegales? La respuesta es no.

Ahora, si bien existe un considerable número de usuarios que utilizan criptomonedas como una alternativa a las monedas tradicionales, también es cierto que en el mercado de las monedas digitales existe un gran número de usuarios que operan por meros fines especulativos, operando en el mercado de las criptos a través de compras y ventas de acuerdo a cómo se vayan manifestando los mercados. Prueba de ello se puede ver en las últimas jornadas operativas del Bitcoin, tan solo el día de ayer el activo cayó en alrededor de 7%, y en lo va del mes acumula una caída del 16%. Los vaivenes de bitcoin, como así también otras monedas, son producto de las políticas monetarias de los distintos bancos centrales del mundo, en especial de la FED, a través de las cuales se alimentan activos varios de la economía mediante estímulos que llevan a los mercados a inflar los valores de distintos activos.

El final de estas medidas provisorias por parte de las autoridades monetarias relajan tales presiones al alza de los activos más especulativos del mercado, los cuales luego acaban por sufrir una salida por parte de quienes poseen éstos activos, causando una caída en su precio de mercado. Esto mismo sucede en este momento con las criptomonedas, las cuales se encuentran operando a la baja mientras los índices bursátiles operan en sus máximos históricos, cualidad que no es negativa, pero que puede afectar la percepción a futuro del mercado de las criptomonedas, y alejar debido a su volatilidad a quienes realmente la utilizan como medio de cambio y reserva de valor.