Leído

CONFLICTO

Tras las protestas de Gallardo y Cía, la AFA anunció que habrá protocolo para entrenar en agosto

Lun, 06/07/2020 - 10:38pm
Enviado en:
Por Urgente24

Nicolás Russo, presidente de Lanús pero en este caso en su carácter de secretario ejecutivo de AFA, anunció este lunes (06/07) que los entrenamientos en el fútbol argentino “volverán entre el 5 y 10 de agosto próximos”, y pese a que aclaró “salvo que ocurra una catástrofe”, redobló la apuesta al sostener que en “septiembre se podrá estar jugando, y para eso esta semana (el miércoles) se terminarán de armar los protocolos correspondientes”. “Hay presiones y necesidades, y por eso en esta semana se cerrará el protocolo y, salvo una catástrofe, el 5 ó el 10 de agosto se volverá a entrenar y en septiembre podemos estar jugando”, aseguró Russo en declaraciones periodísticas. Hace exactamente dos semanas, la AFA celebró el jueves 25/06 la primera reunión para la creación del protocolo sanitario para el regreso de los torneos masculinos y femeninos, parados desde mediados de marzo por la pandemia de coronavirus. De ahí, el doctor Donato Villani, titular del Departamento Médico Ezeiza de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), afirmó ese mismo jueves 25/06 que en la institución “desde el primer día se priorizó la salud sobre el deporte” ante esta epidemia. El delantero de River Plate Lucas Pratto aseguró el martes 23/06, había hecho referencia a la falta de fechas para el regreso a los entrenamientos de los equipos, que los jugadores debían hablar y expresarse porque “no están siendo escuchados”. En declaraciones periodísticas, Pratto había declarado que “siento que no estamos siendo escuchados. Lo que tenemos que hacer los futbolistas es reunirnos con Agremiados y con gente de la salud para saber qué hacer, porque somos trabajadores y creo que con protocolos se puede hablar y ser escuchado”.

La AFA anunció que volverán los entrenamientos en el mes de agosto
Contenido

Hace exactamente dos semanas atrás se dio a conocer el denominado “Efecto Gallardo” que se debió a las críticas del técnico de River Plate por la falta de protocolos sanitarios para retomar los entrenamientos generando diferentes reacciones. Tras estas declaraciones, Nicolás Russo, presidente de Lanús pero en este caso en su carácter de secretario ejecutivo de AFA, anunció este lunes (06/07) que los entrenamientos en el fútbol argentino “volverán entre el 5 y 10 de agosto próximos”, y pese a que aclaró “salvo que ocurra una catástrofe”, redobló la apuesta al sostener que en “septiembre se podrá estar jugando, y para eso esta semana (el miércoles) se terminarán de armar los protocolos correspondientes”.

“Hay presiones y necesidades, y por eso en esta semana se cerrará el protocolo y, salvo una catástrofe, el 5 ó el 10 de agosto se volverá a entrenar y en septiembre podemos estar jugando”, aseguró a radio Rivadavia el titular “granate”.

“La Conmebol intentará arrancar cuando estemos los 10 países sudamericanos disponibles, y en ese sentido creemos que arrancarán los últimos días de septiembre o los primeros de octubre en toda la región”, anticipó.

El próximo miércoles (08/07) se llevará a cabo el segundo encuentro virtual entre la Comisión Médica de AFA y los representantes de todos los clubes del fútbol argentino para terminar de armar los protocolos, en un encuentro que según este mismo lunes (06/07) anunció entonces Russo será definitivo.

“Habrá que ver cómo se juega el próximo torneo y si lo dividimos en algunas zonas. Agremiados ya sabe que se puede extender hasta los últimos días de diciembre (por el tema de las vacaciones), y la idea es también jugar la Copa Argentina”, remarcó Russo.

Sin embargo, en ese maremágnum de contradicciones que es hoy en día la AFA, José Lemme, el presidente de Defensa y Justicia, uno de los representantes argentinos en la Copa Libertadores, salió a desmentir a su colega Nicolás Russo en radio Continental y afirmó que “hoy no existe nada que indique que en agosto se volverá a las prácticas”.

“Y nosotros tampoco tenemos nada hablado y ninguna novedad sobre la vuelta de la Copa Libertadores. Habrá que esperar a lo que diga el gobierno y como se van dando las cosas. Por supuesto hay una ansiedad grande por volver, pero hay que esperar”, enfatizó en radio Mitre el titular de los de Florencio Varela y también hombre de opinión y consulta dentro de los estamentos afistas.

“Pero lo concreto es que aún cuando no volvamos a los entrenamientos en breve, no nos podemos dar el lujo de no jugar la Copa Libertadores, No pasa por mi cabeza pensar en que algunos clubes jueguen la Copa y otros no. Se debería jugar aunque sea con menos preparación física, pero dejar de participar porque sería un papelón”, advirtió.

Y sobre el punto estimó que no habría “desventajas deportivas entre los clubes, Hoy esto no pasa por la cabeza de nadie. Me parece que es más importante la salud que pensar en eso, aunque sea cierto que nosotros llegaremos con menos preparación, pero se debería jugar en el mes de septiembre”.

“Pero por el momento desde la AFA no nos mandaron nada, aunque sé que estaban trabajando en el tema. Nosotros habíamos preparado algo que no se aleja mucho de los protocolos que se pueden llegar a usar. Defensa y Justicia tiene la suerte de estar de contar con un lugar con muchas canchas, en un espacio abierto donde se podría llegar a trabajar sin inconvenientes. Creo que nuestro club tiene la posibilidad de comenzar a trabajar de una forma prolija, pero eso será el día que nos den el alta”, cerró.

Las idas y vueltas en la AFA no arrojaron luz sobre la vuelta del fútbol, ni siquiera de los entrenamientos, más allá de las “presiones y necesidades” enunciadas por Russo, y lo único concreto hasta el momento es lo manifestado por el ministro de Salud, Ginés González García, quien remarcó a fines de la semana pasada que la actividad se retomará “cuando todos estén en condiciones de volver”.

Y ese “todos” incluye a los clubes del ascenso, que no pueden solventar los protocolos previstos esencialmente para los clubes de primera división y el Nacional, tanto sea por cuestiones logísticas como, fundamentalmente, económicas.

Y curiosamente el que terminó poniendo blanco sobre negro en este mar de diferencias y confusiones fue alguien que vive el día a día del fútbol del interior y sabe, por experiencia propia, cuales son “otras necesidades”, muy distintas a las blandidas por Nicolás Russo.

Ese hombre es Luciano Ábalos, ex futbolista de Chacarita Juniors, Atlético Tucumán, San Martín de San Juan y Aldosivi de Mar del Plata, entre otros, que hoy está dirigiendo a Gimnasia y Esgrima de Chivilcoy, entidad señera del oeste bonaerense.

“Leí el protocolo y se hace muy difícil, porque está hecho para los equipos de primera división. Creo que ningún equipo de la C para abajo está en condiciones de afrontarlo, y varios de la Primera B tampoco”, estimó en el diario La razón, de Chivilcoy, el ex delantero que también esparció sus goles por The Strongest, de Bolivia, y Coronel Bolognesi, de Perú.

“Por eso, en el caso de que quieran que el fútbol vuelva realmente lo van a tener que considerar, o bien la AFA tendrá que ayudar a los clubes, porque pagar 6.000 dólares por mes en los test es para muchos clubes imposible. Y volver a competir sin público, sin ingresos de entradas, es inviable”, advirtió. Las dudas y la incertidumbre, en definitiva, son las únicas que siguen imperando hoy en el fútbol argentino. 

Ante esta situación, la AFA celebró el jueves 25/06 la primera reunión para la creación del protocolo sanitario para el regreso de los torneos masculinos y femeninos, parados desde mediados de marzo por la pandemia de coronavirus.

La reunión virtual contó con la presencia de la comisión médica en su totalidad y además estuvieron el presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia; el de la Liga Profesional y de San Lorenzo, Marcelo Tinelli; el de Racing y secretario general de AFA, Víctor Blanco; la presidente de Banfield e integrante de la mesa del fútbol femenino, Lucía Barbuto, y otros directivos de la máxima categoría y del Ascenso.

A su vez, la comisión médica la encabezó Donato Villani, médico de la AFA, y dijeron presente los doctores Pedro Di Spagna (Huracán), Daniel Stumbo (Vélez Sarsfield), Hernán Giuria (Rosario Central), Esteban Romano (Lanús), Pedro Hansig (River Plate), Pablo Krenek (Barracas Central), Martín Ypas (Platense), Walter Quintero (Almirante Brown), Guillermo Puebla (Sportivo Italiano), Fernando Alday (Estudiantes de San Luis por el Federal A) y la doctora Cintia Rosenblit (Mesa Primera D). 

Desde la AFA le remarcaron que la centralidad pasó por la “adecuación del protocolo para los clubes del ascenso pensando en la forma de traslado de sus jugadores, ya que en su mayoría utilizan el transporte público”, según informó el mismo jueves 25/06 un cable de la agencia estatal de noticias Télam.

De hecho, el objetivo es conseguir una empresa específica que brinde un servicio exclusivo de puerta a puerta para cumplir con el “protocolo a la perfección”, teniendo en cuenta el distanciamiento adentro del vehículo y con la higiene, explicó el comunicado oficial de la Asociación del Fútbol Argentino.

En un principio, la AFA pedirá “registro del responsable a cargo, la dirección de cada futbolista profesional; fecha, hora y lugar de entrenamiento; cantidad de pasajeros; los movimientos que realice cada unidad las 48 horas antes; y el listado completo de pasajeros con sus respectivos datos personales”.

Los clubes deberán “enviar la información solicitada vía mail y por último ante cualquier eventualidad o modificación se pondrá a disposición una línea telefónica disponibles las 24 horas para solucionar y resolver cualquier tipo de inconvenientes”.

De cara a futuro, en la reunión próxima, se comenzará a elaborar un protocolo vinculado a la actividad infanto-juvenil.

Por otro lado, el doctor Donato Villani, titular del Departamento Médico Ezeiza de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), afirmó el mismo jueves 25/06 que en la institución “desde el primer día se priorizó la salud sobre el deporte” ante la pandemia de coronavirus.

“Desde el primer día se priorizó la salud sobre el deporte (ante la crisis por la pandemia del Covid-19), y era para estar unidos al gobierno nacional”, señaló el facultativo en declaraciones al programa Jogo Bonito de la radio FM Late 93.1.

Sobre el protocolo para el regreso a la actividad que se trató el mismo jueves 25/06, el médico confirmó que hace 3 meses “presenté un protocolo a la AFA”, que luego se fue “adecuando y reformando”, según a lo que se resolvió en las reuniones de la Comisión Médica de la institución.

Además el doctor resaltó que “apenas comenzó la pandemia, instalamos las camas en Ezeiza y armamos un protocolo que después fue cambiando a medida que había más información”.

“El protocolo de AFA, no es básico. Tenemos que hacer uno que sirva para todos los clubes y los jugadores de la A a la D”, reconoció el galeno.

Villani también comprometió a las instituciones deportivas en las medidas sanitarias al resaltar que “se deberán adaptar para que los protagonistas tengan salud”.

Entre las medidas a adoptar, el médico adelantó que se van a realizar “test rápidos”, 72 horas antes del inicio de las actividades, “el mismo día de los entrenamientos y luego semanalmente”.

“Si un jugador da positivo, se lo saca, se testea a los otros, se separa al que da positivo y se sigue para adelante. No se quién se hará cargo de los testeos. Deberán hablar los clubes con la AFA y el Gobierno”, finalizó.

Por eso, delantero “Millonario”, Lucas Pratto, aseguró el martes 23/06, en referencia a la falta de fechas probables para el regreso a las prácticas de los equipos, que los jugadores deben hablar y expresarse porque “no están siendo escuchados”.

“Siento que no estamos siendo escuchados. Lo que tenemos que hacer los futbolistas es reunirnos con Agremiados y con gente de la salud para saber qué hacer, porque somos trabajadores y creo que con protocolos se puede hablar y ser escuchado”, expresó Pratto en TyC Sports.

“Gallardo movió la estantería con lo que dijo porque tiene mucha personalidad y vive como piensa. Entiendo que estamos en un momento especial, pero hay que juntarse con la gente de la AFA, de Agremiados y los que deciden de la salud, para que haya alguna certeza”, aseveró el “Oso”, el primer jugador de River en romper el silencio.

En referencia al tema de las provincias, Pratto aseguró entender “lo que pasa con la pandemia de coronavirus y la situación de Buenos Aires, pero también que la provincias donde se pueda volver a trabajar se podría hacer con los protocolos. Y eso no lo siento como una ventaja, sino que ‘por el contrario, me pondría contento’”.

“Creo que en River somos un plantel que habla poco y yo necesitaba expresarme, porque para nosotros es complicado estar tanto tiempo parado y yo lo sufrí, ya que por la lesión en la espalda me perdí la pretemporada y eso se nota. Y ahora se va a notar en todos cuando se vuelva”, apuntó.

“Personalmente estoy bien acá, contento por el club y por cómo me quieren. Por eso en lo único que pienso es en estar al ciento por ciento para rendir y poder sumar más minutos, que es lo que siempre necesité”, enfatizó.

Al analizar el momento general que viven los jugadores, Pratto, destacó que es “una situación compleja. Tuve comunicación con muchos jugadores de primera y ascenso que tienen problemas económicos. Por eso los jugadores necesitamos hablar para que nos escuchen”.

“Hay una incertidumbre gigante por el futuro inmediato y por el año que viene. Conozco a gente del ascenso a la que no le van a firmar el contrato porque no se sabe que torneo se va a jugar. Y los que tenemos contratos vigentes queremos saber cuándo vamos a volver”, recalcó.

“De todos modos esta es una opinión personal, porque acá nadie está pidiendo que vuelva el fútbol, pero hay provincias donde pueden entrenar. Entiendo que en el AMBA es más complicado, y lo sabemos, pero se necesita hablar y saber que va a pasar”, insistió.

También, opinó sobre el tema de las suspensiones de lo descensos y sostuvo que se “tendría que rever porque le saca competitividad a un torneo y eso no ayuda al fútbol y a lo partidos. Además va a perjudicar a los jugadores y al espectáculo”, apreció.

“Cuando decidimos no entrenar, nosotros habíamos vuelto de Ecuador y había un protocolo tremendo en el aeropuerto y en ese momento no se sabía bien qué era el virus, pero ahora es diferente y se saben más cosas”, finalizó diciendo Pratto sobre la situación imperante tras una inactividad de más de tres meses.

Por lo tanto, el director técnico de Talleres de Córdoba, el uruguayo Alexander Medina, remarcó su posición respecto de la vuelta a los entrenamientos de los planteles profesionales y declaró que está “muy alineado”.

El entrenador de la “T” pasa su cuarentena en Montevideo, desde donde brindó una entrevista al sitio MundoD, y sobre la situación actual destacó: “Pienso que los actores del fútbol debemos trabajar hombro con hombro, dirigentes, directores técnicos, directores deportivos y jugadores”.

“En los lugares donde se puede ejercer la profesión, hay que brindarles el apoyo a los futbolistas y ser solidarios. No le hablo como equipo, sino como profesional, estoy muy de acuerdo en dar el apoyo a los jugadores, hoy es muy difícil ponerse de acuerdo porque hay muchos intereses”, siguió el “Cacique”.

Medina tiene contrato con los “albiazules” hasta fin de mes, aunque si bien por la contingencia sanitaria no pudo reunirse con el presidente del club, Andrés Fassi, para ultimar detalles, aclaró: “Pero cuando dos partes quieren lo mismo, no habrá demasiados inconvenientes”, dejando en claro que hay muchas posibilidades que renueve su vínculo.

“Vemos que en otros países ya comenzaron a entrenar y a jugar, solamente Venezuela y Argentina son los únicos que no tienen un horizonte claro y concreto a la hora de volver al fútbol, es muy complicado en todo sentido, hay una incertidumbre terrible”, reflexionó.

El lunes 22/06, Fassi, disparó contra el titular de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, y el presidente de la nueva Liga Profesional de Fútbol, Marcelo Tinelli.

En un reportaje que concedió al Canal 12 de Córdoba, Andrés Fassi cargó contra Tapia y Tinelli sobre la reunión de la semana pasada en que es “una situación inconclusa y teníamos una expectativa significativa para esta reunión” y lanzó que “desde hace varios meses, cuando se decidió disolver la Superliga y generar la liga profesional, nos prometieron que íbamos a tener una estructura mejorada a lo que era la Superliga”

Por lo tanto, el titular de Talleres relató que “la Superliga traía un montón de condimentos, de mucho trabajo y muy estructurada. Hace meses que venimos de promesas, en las reuniones, en las mesas de trabajo, de debate para poder analizar a fondo 14 ó 15 puntos de una problemática muy importante para el futuro del fútbol” y lamentó que “por una cosa o por otra, no se han dado esas reuniones que nos han prometido. Ponen siempre la excusa de la pandemia. Al contrario, hoy al estar todos en casa, tenemos más opciones de poder comunicarnos y de que se puedan crear estructuras de trabajo” aunque remarcó que “seguimos tienen a Talleres de pie y hemos organizado un montón de estructuras para citar a la gente”.

Por consiguiente, Andrés Fassi sostuvo que “no es una excusa no evaluar la problemática del fútbol. Teníamos una ilusión muy importante en la reunión que se podía dar el viernes pasado con los cuatro presidentes de los clubes y el presidente de la AFA y el presidente de la Liga Profesional” y comentó que “empezó la reunión, tal cómo habíamos quedado, me llamó la atención que no se pusieran en el chat los presidentes con un temario de orden del día con todos los temas a tratar, llamó la atención faltando dos horas para la reunión en la que propuse un orden del día con 14 puntos que nos sirvan de apoyo para la estructura de ese debate y que entre todos, teníamos que empezar consensuar, se hizo una introducción de Tapia, hablando de que lo importante era la unidad, de los aspectos legales y en que no iba a volver el fútbol hasta que no estuviéramos en fase 4”.

Y lamentó que “fue una especie de bienvenida a la reunión que fueron entre 15 y 20 minutos”. Por otro lado, Fassi señaló que “la iniciativa que han tomado los jugadores me parece extraordinaria. Todos los clubes, Belgrano, Talleres, Racing y algunos jugadores representando a la Liga cordobesa de fútbol se reunieron para que puedan empezar a entrenar” y añadió que “los jugadores hoy están esperando para tener una continuidad, en un lugar que esté adaptado al alto rendimiento cuando ya lo han empezado a ser todos los deportes individuales. Los que van a las olimpíadas, cuando, de repente, se abren las puertas del Parque Sarmiento o en Palermo en Buenos Aires”.

Al mismo tiempo, el presidente de Talleres de Córdoba aseguró que “no veo el inconveniente de que en forma individual y en sectores preestablecidos, y para tal fin, teniendo en cuenta todo el protocolo sanitario, no entiendo de ninguna manera porqué no dejemos que regrese el fútbol en forma individualizada a lugares totalmente seguros”.

Finalmente, Andrés Fassi sentenció que “Talleres viene haciendo desde hace mucho tiempo proposiciones permanentes. Talleres no tiene problemas absolutamente con nadie. Talleres quiere que debatamos. No queremos la vergüenza del fútbol argentino de los últimos 30 años”.

La protesta del técnico de River Plate, Marcelo Gallardo, en declaraciones periodísticas por la falta de entrenamientos parecían haber surtido efecto debido a que el lunes 22/06 la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) avanzó sobre un protocolo para la vuelta de las prácticas, que si bien no tiene fecha precisa, toma como ejes fundamentales para la seguridad sanitaria contra el coronavirus: el distanciamiento durante los trabajos, los testeos periódicos a los planteles más el análisis de la infraestructura de cada club y la logística de los actores del fútbol.

El procedimiento elaborado por la entidad madre del fútbol argentino corresponde específicamente a los clubes de la Primera División y sobre esa base será elaborado otro protocolo para las categorías de ascenso, según un cable emitido el lunes 22/06 por la agencia oficial de noticias Télam.

El objetivo del protocolo de AFA es “detectar, rastrear y tratar la enfermedad, compartiendo los conocimientos adquiridos con toda la comunidad científica o médica”, así como también garantizar “la seguridad de deportistas, personal, aficionados y la sociedad en general”.

Por esa razón -apunta el escrito-, la vuelta del fútbol se dará dentro de una “nueva normalidad” luego del período de Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio.

Para facilitar el regreso a las prácticas, el protocolo de AFA, que lleva la firma de su presidente Claudio “Chiqui” Tapia, contempla los siguientes tres grandes aspectos de prevención:

= Higiene y distanciamiento en los entrenamientos =

- Respetar la distancia entre personas: al menos 1,5 metros.

- No más de 6 jugadores por sesión de entrenamiento en la misma cancha.

- Instar a mantener una buena higiene.

- Evitar tocarse los ojos, la boca y la nariz;

- Toser o estornudar en un pañuelo o en el hueco del codo, cubriendo la boca y la nariz.

- Tirar los pañuelos en un contenedor sellado.

- Desinfectar el equipamiento deportivo regularmente, así como las zonas por donde más personas circulen.

- Evitar compartir el equipamiento deportivo como, por ejemplo, las botellas de agua.

- Contar con estrategias para limitar el contacto/interacción. Por ejemplo, en un edificio, establecer caminos de dirección única y mantener las puertas abiertas.

- Evitar darse la mano y cualquier otro contacto físico.

- Evitar la salivación en cualquier lugar y forma.

- Prohibir compartir cualquier tipo de infusión, especialmente el mate.

- Dormir y comer de forma adecuada.

= Testeos y seguimiento =

- Hacer un seguimiento de cerca de los participantes para advertir síntomas típicos del coronavirus.

- Implementar las medidas de protección recomendadas, incluidos chequeos médicos diarios (desde la exploración para detectar síntomas respiratorios o fiebre hasta la prueba de laboratorio de la COVID-19).

- Realizar pruebas específicas del sistema respiratorio, cardiaco y músculo-esquelético, según indicaciones de los profesionales sanitarios.

- Realizar test a los participantes del fútbol, según la disponibilidad y fiabilidad de los test. Es importante que las pruebas sean públicas (que no se obtengan y utilicen privando de ellas a la sanidad pública nacional y local).

- Una propuesta de procedimiento de chequeo de la COVID-19 sería la siguiente: Realizar el test de la COVID-19 a todos los futbolistas: 

1. El primer test se realizará 72 horas antes de reanudar la actividad futbolística para evitar los falsos negativos (personas asintomáticas portadoras del virus).

2. El segundo test se realizará antes de la primera sesión de entrenamiento, y luego semanalmente.

3. Después se harán pruebas a los participantes del fútbol, ya sea en casa o en los lugares indicados en los clubes por los médicos, siguiendo las pautas de higiene y las medidas de protección recomendadas.

4. Aquellos participantes en el fútbol que den positivo en la prueba no podrán realizar ninguna actividad futbolística y deberán seguir las recomendaciones de las autoridades sanitarias del país.

5. Sólo quienes den negativo en el test podrán participar en las actividades futbolísticas.

- Cada club deberá contar con un presupuesto mensual de 750.000 pesos para realizar los testeos al plantel profesional. El costo estimado de cada prueba es de 1.500 pesos y la AFA estipula hacer al menos cinco tests al mes a cada integrante. En promedio, unas 60 personas componen un plantel entre jugadores, cuerpo técnico, médico y personal auxiliar. En el gasto global también se prevé el costo operativo del proceso de detección (personal para la extracción, traslados a los distintos clubes, materiales específicos y condiciones de higiene).

= Precauciones en los desplazamientos y las instalaciones =

- Desinfectar los medios de transporte utilizados para acudir a partidos o entrenamientos.

- Desinfectar el lugar de alojamiento, los sitios dónde se preparen las comidas y los canales de distribución.

- Trabajar con el personal mínimo para reducir el riesgo de contagio.

- Aplicar y mantener las medidas de distanciamiento físico.

Por último, el protocolo de la AFA toma en cuenta los siguientes factores al momento de evaluar los riesgos durante los entrenamientos:

- la normativa nacional y específica para el deporte.

- las pruebas del contagio de COVID-19 entre la sociedad, a nivel local y nacional.

- los requisitos de desplazamiento desde las zonas donde exista contagio de COVID-19.

- la cantidad de jugadores y oficiales involucrados;

- la presencia de grupos de riesgo (mayores de 65 años, personas con patologías previas).

- la infraestructura médica y sanitaria disponible en los lugares donde vayan a producirse los entrenamientos.

- las restricciones en los desplazamientos y consejos respecto a los lugares a donde vayan a trasladarse los participantes.

Los directivos de los clubes correspondientes a la Primera División se mantuvieron alineados en la postura “de no pensar todavía en el retorno a las prácticas”, a excepción de los representantes de Atlético Tucumán (Mario Leito) y Talleres de Córdoba (Andrés Fassi), quienes expusieron la posibilidad de “regresar antes” si las condiciones sanitarias en esas provincias así lo permiten.

“No hubo debate de posturas, apenas se expusieron algunas posiciones”, añadió el vocero.

González García, indicó el jueves 18/06 que el ministerio a su cargo está “trabajando en un protocolo más integral, con distancias y lo que hay que hacer dentro y fuera de un vestuario”, para cuando se plantee el regreso a los entrenamientos y respondió a las críticas del entrenador Marcelo Gallardo al puntualizar que fue “River el que no quiso presentarse a jugar cuando se pensaba que el campeonato iba a seguir dos o tres fechas más”.

“Gallardo me dijo que yo era contradictorio, pero si mal no recuerdo fue River el que no quiso presentarse a jugar cuando pensábamos que el campeonato iba a seguir dos o tres fechas más”, le manifestó en la noche del jueves 18/06 González García a FM 94.7 respondiéndole así al director técnico “millonario” en alusión al partido inaugural de la Copa de la Superliga en que los de Núñez no comparecieron en campo frente a Atlético Tucumán en el estadio monumental.

El propio Gallardo señaló el miércoles 17/06 que le “gustaría que el ministro de Salud de la Nación explique cómo puede funcionar una industria con 500 empleados, y protocolos, pero no puede entrenarse un grupo reducido de futbolistas, también con protocolos”.

También, el “Muñeco” declaró que su deseo era la vuelta a los entrenamientos bajo un estricto protocolo, algo en lo que González García desaprobó: “Si bien el riesgo es menor en un entrenamiento, el tema es el transporte, que estamos viendo cómo lo reducimos, porque el 75 por ciento de los jugadores está en el AMBA”, indicó.

“Esto podría ser solucionado con los jugadores de elite y de los clubes más importantes, pero no puede pasar en todas las divisiones. No deja de ser un riesgo que podemos evitar. Estamos con un pico de avance del coronavirus y me parece que no es el momento de poner el tema de hacer aperturas futbolísticas”, destacó el ministro.

“Pero lo entiendo a Gallardo, porque es un entrenador de fútbol, vive para esto, entiendo que esté nervioso y tenga ganas de volver. Esta es una cuestión que tiene que ver con los ánimos”, puntualizó.

El titular de la cartera sanitaria reveló también que el presidente de AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, le realizó hace unos días “un pedido de reunión y le dije que sí, que no había ningún problema. Pero le aclaré que tuviera en cuenta que una reunión siempre genera expectativas e ideas de apertura, cuando el gobierno justamente está preocupado por las aperturas. Por eso no se hizo la reunión, ya que iba a generar falsas expectativas”, advirtió.

Tapia sostuvo hace dos días que la vuelta a los entrenamientos “tendrá lugar cuando todo el país entre el fase 4 de cuarentena”, luego de avisar que se había comunicado con el Ministro de Salud.

El presidente de Lanús e integrante del Comité Ejecutivo de la AFA, Nicolás Russo, salió a contestarle el jueves 18/06 al técnico de River Plate y le recordó que “no pensaba lo mismo” cuando decidió no presentarse a jugar por temor al coronavirus.

“Claramente, Gallardo es un actor importante del fútbol y está bien que opine. Lo peor que nos puede pasar es no escucharnos y siempre es bueno escuchar ideas”, manifestó Russo en declaraciones a TyC Sports, consultado por las declaraciones que brindó el miércoles 17/06 el DT riverplatense.

No obstante, Russo remarcó que Gallardo “cambió su forma de pensar” ya que “cuando había diez infectados” de coronavirus en el país, a principios de marzo, “decidió no presentarse a jugar” el partido ante Atlético Tucumán correspondiente a la primera fecha de la Copa de la Superliga.

“En ese momento también trabajaban 500 empleados en una fábrica y River adoptó una postura distinta, que para mí no correspondía”, señaló Nicolás Russo, en referencia al reclamo de Marcelo Gallardo de poder volver a los entrenamientos con un protocolo similar al que utilizan otro tipo de empleos.

“En ese momento, ellos entendían que debían priorizar la salud pese a que todo el mundo estaba trabajando con normalidad. Ahora veo que la salud ya no tiene la misma prioridad”, apuntó Russo, uno de los principales voceros de la AFA y miembro importante del Comité Ejecutivo.

Asimismo, la titular de Banfield y vocal de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Lucía Barbuto, aseguró el jueves 18/06 que la salud es la “prioridad” y que la actividad regresará “cuando se permita” por las condiciones sanitarias en medio de la pandemia del coronavirus.

“La AFA prioriza la salud, el fútbol volverá cuando se permita y tengamos las condiciones sanitarias correspondientes. Estamos cuidando la salud y cuando hablamos de ella es no solamente de nuestros futbolistas profesionales sino de cada empleado y empleada que se encuentra sujeto y sujeta a la apertura del club”, argumentó Barbuto en declaraciones que concedió a la agencia estatal de noticias Télam.

“La realidad es que con el escenario actual, con la circulación del virus en AMBA, los brotes que vemos en algunas ciudades del Interior y los consecuentes retrocesos de fases, es inviable regresar a los entrenamientos. Entendemos la ansiedad de algunos involucrados y por eso estamos los dirigentes para canalizar todo eso, frenar la pelota y pensar en frío para no tomar decisiones equivocadas, no queremos poner en juego la salud de todos y todas”, describió la directiva.

Barbuto, licenciada en obstetricia, reiteró en declaraciones a la agencia Télam que lo “importante” que es cuidarse en “este momento” en el que el virus tiene cada vez más contagios en el país y en especial en el AMBA, donde se concentra algo más del noventa y cinco por ciento.

En esa línea, cuando se le consultó sobre los dichos del entrenador de River, Marcelo Gallardo, que acusó a los dirigentes de hacer “un pacto” y no dejar practicar a los equipos del Interior, que representan en AFA alrededor del 20 por ciento, comentó: “Una lo entiende pero realmente en este momento no se puede volver. Para los directivos no es grato tener los clubes cerrados, con muchos compromisos que afrontar y casi sin generar ingresos como lo era antes pero como dijo Claudio Tapia priorizamos la salud”.

En declaraciones periodísticas, el técnico de River Plate, lanzó el miércoles 17/06 una durísima crítica a la organización del fútbol argentino, del que declaró que “va a ir en decadencia”, y pidió que les permitan “volver a trabajar” a los planteles de los clubes de aquellas provincias en las que no hay circulación de coronavirus.

Además, en una entrevista con radio La Red, el “Muñeco” mostró su desconcierto por la medida de la AFA de eliminar los descensos en esta temporada, y coincidió en que “la salud está por delante de todo y de todos”, pero manifestó su deseo de “volver a trabajar con los cuidados necesarios ante esta situación”.

“Con el campeonato tomaron decisiones aceleradas -dijo el DT riverplatense-. Han decidido ejecutarlas y a partir de ahí dijeron 'vamos a ver qué pasa'. ¿Cómo 'ver qué pasa'? Yo veo un fútbol argentino que claramente va a ir en decadencia. Realmente estoy preocupado por lo que va a ser el fútbol argentino”.

“Sacaron los descensos -agregó-, ¿a cuántos podés ayudar con eso? No es muy comprensible. Puedo entender que quieras ayudar a los clubes más necesitados y me parece perfecto, es algo lógico y coherente, pero no me parece bien devaluar nuestro campeonato que ya viene siendo devaluado desde el momento en que no se respeta un formato cinco años seguidos”.

Y enfatizó: “Hace años que no respetan eso. Hace años que vienen devaluando nuestro fútbol. Ahora no sabemos cómo va a ser el campeonato que vamos a jugar. Todo esto se lo dije al presidente de River (Rodolfo D'Onofrio), que es el club en el que yo trabajo. Yo no voy ni a la AFA ni al Tribunal de Disciplina”.

Respecto de la posibilidad de entrenarse que tienen los clubes en las provincias donde está controlada la situación del Covid-19, Gallardo puntualizó: “No le cortemos la posibilidad a los futbolistas que están en otros lugares y pueden salir a entrenar. Me parece muy injusto, y acá no se trata de sacar ventaja. ¿Qué ventaja van a sacar, si ni siquiera sabemos si vamos a jugar este año?”.

“Lo que pasa también es que es muy difícil consensuar en el fútbol, por eso yo hablo por mí y cada uno se tiene que pronunciar de la manera que crea y pueda -añadió-. Hay entrenadores que imagino no van a ir en contra de la palabra del presidente de su club, pero yo con todos los jugadores con los que hablo quieren trabajar”.

Gallardo recordó también la decisión de River Plate de no jugar ante Atlético Tucumán cuando ya había casos de coronavirus en el país, y dijo que no buscaron “generar un consenso” sino que reaccionaron ante “un episodio” que les dio temor (N de R: un caso sospechoso de coronavirus en las inferiores que al final fue descartado).

“No sabíamos con qué nos estábamos enfrentando -explicó-. Pero después se pusieron en fila para pegarnos”.

“Todo el mundo entiende y pone por delante de todo la salud y la vida de las personas. El fútbol es una actividad importante social y culturalmente, pero no es imprescindible -dijo-. Pero de ahí a no hacer nada, a quedarnos de brazos cruzados, a no poder debatir me parece demasiado”.

“Tenemos el deseo de activarnos de a poco con los cuidados necesarios. No tengo deseo de romper una cuarentena, de comer un asado con amigos, deseos de shopping. Tengo deseos de hacer mi trabajo con los cuidados necesarios”, siguió.

En medio de este escenario, el presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), Claudio “Chiqui” Tapia, brindó el martes 16/06 una conferencia virtual en la que advirtió que el retorno a los entrenamientos de los distintos planteles de la actividad local se dará “cuando todo el país esté en la fase 4” del aislamiento social por coronavirus.

En un vídeo difundido a través de las redes sociales del organismo que rige los destinos del fútbol en la Argentina, el máximo dirigente de la institución aclaró que “la vuelta a los entrenamientos será cuando todo el país esté en fase 4” del aislamiento social y obligatorio dictado por el Gobierno Nacional, en marzo pasado.

De este modo, la AFA garantizará que todos los conjuntos estarán “en igualdad de condiciones y ninguno podrá disponer de alguna ventaja deportiva”.

“Chiqui” Tapia contó que “de los 123 equipos profesionales que componen el mapa del fútbol argentino” hay un notorio predominio de aquellos que tienen sedes e instalaciones en el sector denominado AMBA (Área Metropolitana de Buenos Aires).

“El 59 por ciento de los clubes está en el AMBA” sostuvo el presidente de AFA, con el propósito de argumentar la imposibilidad de un rápido retorno a las prácticas, desde el momento en que la Ciudad de Buenos Aires y Gran Buenos Aires se mantienen como zonas de mayor riesgo de contagio.

Tapia resaltó, además, que no es aconsejable “trasladar el virus al interior del país”, razón por la que descartó, de plano, la posibilidad que la actividad pueda reanudarse –en lo inmediato- en alguna provincia (Salta, Jujuy, San Luis) que había ofrecido albergar los entrenamientos de los principales clubes del fútbol argentino.

“Tenemos que ser responsables y minimizar los riesgos de contagio” sostuvo el titular de AFA, elegido en mayo pasado para comandar los destinos del fútbol hasta la temporada 2025.

El dirigente aseguró también que “se conformó una Comisión Médica, con los principales profesionales de los clubes que trasladará el protocolo que la AFA ya tiene armado”.

En ese sentido, Tapia distinguió que habrá diferentes protocolos de seguridad, según las posibilidades económicas de equipos que intervienen en “Primera División o Primera Nacional” o de otros que “actúan en las otras categorías”.

“No es lo mismo un protocolo para Primera División o Primera Nacional que otro que hay que presentar para clubes profesionales que no cuentan con la estructura de los primeros”, sintetizó

“Chiqui” Tapia aclaró que ese protocolo “será evaluado y aprobado por el Ministerio de Salud”, que otorgará el visto bueno para la reanudación de la actividad con las prácticas de los planteles

Por último, el presidente admitió que la AFA “está trabajando” para abastecer a los distintos clubes de “los fondos económicos” necesarios como para “subsistir en el marco de esta pandemia”.

“Sabemos que no es fácil para la mayoría de las instituciones del fútbol argentino pero el compromiso del Comité Ejecutivo es ayudar para intentar que el fútbol vuelva”, concluyó.

Sin embargo, el defensor de San Martín de Tucumán, Emiliano Amor, sostuvo que “no se entiende lo que están haciendo” los dirigentes de la AFA, que provocaron “una incertidumbre muy grande” al cancelar la temporada pero dejaron abierta la definición de los ascensos en la Primera Nacional, y reclamó un protocolo para que los futbolistas profesionales puedan volver a entrenarse en sus clubes.

“La incertidumbre es muy grande”, admite Amor, uno de los integrantes del plantel “santo” que no juega jugando después del 30 de junio, ya que debe retornar a Vélez Sarsfield, club que tiene los derechos federativos de su pase.

“No quiero despedirme todavía de los hinchas, pero la realidad es que mi vínculo con el club se termina a fin de mes y después ya no depende de mí”, le explicó el defensor en declaraciones que concedió a la agencia estatal de noticias Télam, después de que el presidente del club tucumano, Roberto Sagra anunciara que económicamente será imposible retener a los jugadores que tienen contrato hasta fin de mes.

San Martín ya les comunicó a ocho jugadores que no seguen en el club y están en condiciones de escuchar otras ofertas para definir sus futuros deportivos.

La lista está integrada por Amor, Ignacio Arce, Pier Barrios, Mauro Bellone, Ramiro Costa, Luciano Pons, Sebastián Matos y Germán Voboril, pero se estima que en los próximos días se sumarían nuevos nombres, ya que en total son 20 los contratos que se vencieron.

Amor debe retornar a Vélez y Arce a Unión, por lo que si pretende retenerlos, el club tucumano primero tendrá que sentarse a negociar con esas dos instituciones.

“Esto que está pasando es insólito ya que fuimos el equipo con mejor rendimiento de todas las categorías y al único que se nos castiga de esa forma”, señaló Emiliano Amor sobre la decisión de la AFA de no oficializar el ascenso de los tucumanos en función a los méritos deportivos, como muchos entienden que corresponde.

Por otra parte, Amor se sumó a las voces críticas de muchos futbolistas que no pueden entrenarse desde hace más de tres meses, pese a que en muchos puntos del país ya se permiten actividades deportivas a partir del cumplimiento de normas sanitarias para evitar posibles contagios de coronavirus.

“No se entiende que la AFA no tenga un protocolo para que se pueda volver a entrenar de a pocos”, indicó el futbolista, y recordó que “todos pueden salir a correr en los lugares públicos. Pero a nosotros no nos dejan ir a las instalaciones de los clubes, que son amplias y donde hay menos riesgo de contagiarse”, argumentó.

El conflicto que mantiene la AFA con San Martín de Tucumán por la suspensión de los ascensos provocado por la pandemia del coronavirus sumó el viernes 12/06 las declaraciones del abogado Gregorio Dalbón quien desechó la posibilidad de intervenir a la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) como sucedió en el 2016 con la Comisión Normalizadora que encabezó Armando Pérez, durante el gobierno de Mauricio Macri.

“Ese título no me lo quieran sacar porque está prohibido por FIFA y sería un escándalo y podrían suspender a la Selección Argentina. El derecho del Deporte lo he estudiado y de ninguna manera puede ocurrir eso”, aseguró Dalbón en una entrevista radial con el programa ‘Gol de Medianoche’.

En mayo pasado, Claudio “Chiqui” Tapia fue reelecto por unanimidad hasta 2025 y con el apoyo de la primera división y de los equipos grandes, ya que en su lista la acompañaron con vicepresidencias Boca Juniors, River Plate, Independiente y San Lorenzo, más Racing Club con la secretaría general.

Por otro lado, el ministro de deportes y turismo, Matías Lammens, avisó que no se meterá en el tema del ascenso del “Santo”, que despertó una larga lista de protestas por su presidente - Sagra-, a pesar de “tener una posición” que no dará a conocer porque son temas “propios del fútbol” en una charla con ‘Panorama Tucumano’.

“El Estado Nacional no debe inmiscuirse”, declaró el funcionario y explicó: “No puedo sacarme el saco de ministro y si bien tengo una opinión formada, no puedo darla a conocer”.

En tanto, consultado sobre la vuelta del fútbol y el rugby, Lammens se mostró cauto y señaló que, “si bien el regreso de la competencia está lejano aún, se puede empezar a pensar en el regreso a los entrenamientos, especialmente en las provincias donde no circula el virus”.

“Nosotros, como Estado nacional, sólo diremos si están dadas las condiciones, pero luego cada asociación decidirá la forma y el momento”, añadió.

No obstante, sobre la vuelta del público a las canchas sostuvo que, “para eso, falta mucho” y sostuvo que “ojalá pueda ser este año”.

“El riesgo es muy alto y tenemos el ejemplo de Europa que lleva un par de meses adelantado pero no se plantea por el momento esa posibilidad”, sentenció.

La pelea entre la casa madre del fútbol argentino, San Martín de Tucumán y el “Bohemio” provocó la renuncia el martes 09/06 del vicepresidente de Atlanta, Alejandro Korz, al cargo a partir de diferencias de criterio que mantuvo con el resto de la Comisión Directiva del club, en particular, con el titular Gabriel Greco.

Luego de haber solicitado una licencia hace algunas semanas y viendo que ese pedido no era correspondido por sus pares de CD, el ahora ex dirigente procedió a tomar una decisión drástica y se aleja de la vida política de la entidad “bohemia”, después de 18 años ininterrumpidos.

El nudo central de la postura tomada por Korz estriba en la posición de la institución ante la determinación de AFA de “dar por finalizada la temporada” en el torneo de la Primera Nacional, aunque remarcaron que los ascensos a Primera División “se resolverán en cancha”.

A pesar de que la posición de la entidad de Villa Crespo no era tan radical como la exhibida por el “Santo”, la idea de Alejandro Korz iba en el mismo sentido: jugar las nueve fechas restantes o bien coronar a Atlanta como uno de los ascendidos, por el hecho de ir encabezando la tabla de la zona A, al momento de la interrupción por la pandemia de coronavirus, en marzo pasado.

La “gota que rebalsó el vaso” parece haber sido la decisión tomada por Atlanta, a sugerencia del presidente Greco, de “apoyar la moción” enarbolada por la mesa directiva de la Primera Nacional, de respaldar la medida tomada por AFA de dar por finalizada la temporada, suprimiendo –inclusive- los descensos.

Claudio Tapia quedó inmerso en un duro enfrentamiento con el titular de San Martín de Tucumán, Roberto Sagra, tras tomar la decisión de suspender los ascensos y descensos categoría. Ante este situación, “Chiqui” Tapia, en un notable gesto de debilidad, hizo firmar a todos los clubes del Nacional B una solicitada en defensa de su postura.

Y le sumó otro capítulo a la disputa más fuerte que hay en la Segunda División desde que la AFA le puso punto final a la temporada 2019/2020, pero en cambio decidió que los torneos del Ascenso se definan en la cancha.

“Liderazgo y conducción”, fueron las dos palabras que utilizó Marcelo Achile, presidente de Defensores de Belgrano y la Primera Nacional, para describir el motivo de la carta. Con un detalle que no es antojadizo: a pesar de que las firmas de cada equipo están en orden alfabético, Atlanta figura en el último renglón, cerrando la lista de clubes que respaldan al jefe de la calle Viamonte. Como para que no pase inadvertido que los bohemios, punteros de la Zona 1 con 38 unidades y un partido pendiente, apoyan la medida. Desde Villa Crespo eligieron tomar distancia de la protesta del club tucumano, muy a pesar de que la decisión del Comité Ejecutivo de la AFA los perjudica, según una nota publicada por el diario Clarín.

“Los clubes que integramos la categoría Primera Nacional (…) queremos expresar nuestro acompañamiento a la gestión del presidente de nuestra institución, Claudio Chiqui Tapia (…) Entendemos que priorizando el aspecto sanitario, y garantizando los principios de integridad, continuidad y estabilidad de las competiciones, siempre que medien las disposiciones del Gobierno Nacional correspondientes, es necesario que se abra una ventana de tiempo disponible, en donde se pueda establecer un mecanismo deportivo en el cual prime el espíritu de competencia para determinar la resolución de la temporada 2019/2020”, es el resumen del PDF que circuló entre los dirigentes y los medios. Además, destaca el trabajo de Tapia desde que asumió la conducción en 2017, reprodujo el diario Clarín.

Achile –la carta también está rubricada por Pablo Bianchini, presidente de Platense y secretario general de la mesa directiva- será uno de los seis vicepresidentes de la AFA a partir de la Asamblea del 19 de mayo. El mandamás del Dragón, asimismo, es uno de los hombres más fieles a Claudio “Chiqui” Tapia. Su equipo marcha segundo en la Zona 2, a tres puntos de los tucumanos, que reclaman el Ascenso, según lo publicado por Clarín.

Roberto Sagra, titular del Ciruja, fue contundente: “No puedo apoyar jamás a una persona que mancha la pelota salvando a su equipo en un escritorio y en el mismo escritorio nos castiga a nosotros, que tenemos el mérito deportivo”. La referencia tenía que ver con Barracas Central, que está en el fondo de la tabla con 21 puntos, 4 más que el penúltimo (Mitre de Santiago del Estero) y 5 por encima del colista (Nueva Chicago). Con la anulación de los descensos hasta 2022, ninguno corre riesgo.

El domingo 10/05, la institución tucumana ratificó su postura en un comunicado que difundió a través de sus canales oficiales. “Su escritorio es más poderoso que la pelota y la esencia de nuestro deporte”, consignó el Ciruja.

San Martín había avanzado fuerte en el ámbito político con una carta de apoyo de los diputados provinciales tucumanos, encabezado por José Cano. Entre los firmantes estuvo incluso Mario Leito, presidente de Atlético​, rival histórico del club de la Ciudadela.

A partir de estos hechos, se agiganta la figura de Sagra (zar del juego) que prepara una convocatoria de 20 mil tucumanos reclamando el ascenso del “Santo” en plena pandemia.

Por otra parte, los socios e hinchas de Atlanta pidieron a su diputado arquero Waldo Wolff que hiciera una defensa pública como hicieron los diputados tucumanos. Pero no encontraron eco porque este debió excusarse para no provocar a Sergio Massa. Sucede que el hijo del Presidente de la Cámara de Diputados de la Nación heredó la vocación por el arco y debutó en la primera de Tigre.

“Se ve que hay un compromiso muy grande con un club que no está arriba para hacerlo jugar una instancia que no debería jugar, hoy se está beneficiando a Tigre”, cargó Roberto Sagra, quien rompió el bloque homogéneo del Ascenso. La sospecha que desliza es que Tapia tuvo una presión de Massa, hombre del Matador, para tomar la decisión de continuar el torneo a contramano de la Superliga, que suspendió su campeonato.

Los dirigentes del resto de los clubes están molestos con la actitud de Sagra. “Venía de perder dos partidos y le tocaba jugar con Defensores de Belgrano y Tigre. No la tenía tan fácil”, deslizó un directivo que siempre está atento a la rosca de la AFA.

Los tucumanos tienen el presupuesto más alto de la categoría (12 millones de pesos) y casi todos sus titulares terminarán el contrato el 30 de junio. La parte económica también pesa.

Tapia anunció que se dejaban sin efecto los descensos y se recurría a una tabla general para definir los clasificados para las competencias internacionales del próximo año, pero aclaró que lo único que quedaba pendiente eran los ascensos a la máxima categoría.

La entidad tucumana, que se sintieron perjudicados con la medida; presentaron una nota ante la AFA donde reclaman sus derechos deportivos y apuntaron a “presiones políticas” por la decisión de no definir los ascensos.

En Urgente24 dimos a conocer que el artículo 85 del Estatuto de la Asociación de Fútbol Argentino dispone que el Comité Ejecutivo tendrá la potestad de decidir sobre casos de fuerza mayor. Ninguna duda cabe que la declaración del estado de emergencia y la imposición de medidas de aislamiento obligatorio encuadran en la figura legal citada.

Ahora bien, ese mismo precepto legal dispone límites a las facultades discrecionales de ese organismo rector: “Las decisiones deberán tomarse de manera justa y legal”. Añadiéndose que deberá “tomarse en consideración la regulación pertinente de la FIFA y la CONMEBOL”.

En las citadas condiciones, cabe preguntarse si la conclusión anticipada de los torneos y el modo de proclamación dispuesto por el Comité Ejecutivo condice con la norma ut supra citada.

En principio, corresponde hacer notar que la distinción entre lo justo y lo legal, no debe interpretarse como una forma redundante de redactar la manda legal aplicable. Una razonable y discreta interpretación del estatuto permite colegir que lo justo se identifica con los principios y valores que deben inspirar las competencias deportivas; en tanto, lo estrictamente legal atiende a lo expresamente reglado por los estatutos y los reglamentos.

En ese orden de ideas, la idea rectora que debe iluminar el proceder de todos los estamentos del fútbol es la observancia rigurosa del fairplay, en otras palabras, la preservación del principio de igualdad de armas como tiene que ser estrictamente respetada en una contienda entre buenos caballeros.

Desde ya, cabe advertirlo, el cambio retroactivo de las reglas de juego no condice con una práctica leal. Nadie aceptaría participar de una contienda donde las reglas del juego se imponen a posteriori o se bosquejan en función del peso político de los contendientes.

Así las cosas, es inaceptable que el Comité Ejecutivo de la Asociación de Fútbol Argentino (AFA) deje abierta la posibilidad de decretar ascensos conforme a reglas que modifican el régimen acordado al inicio de la competición.

Al mismo tiempo, es inaceptable que la contienda resulte dirimida finalmente con planteles que guarden otra conformación. Esa modificación lleva a la frustración del fin de la competencia. No en vano en torneos se prescribe un periodo de contrataciones y que después es clausurado durante el transcurso de la competición.

Por supuesto, es cierto, y no puede ponerse en duda que los torneos no podrán concluir en tiempo oportuno. Por esa razón, en el marco de sus facultades legales, el Comité Ejecutivo dispuso dar por finalizado el torneo. Ninguna objeción legal puede plantearse en relación a esa decisión soberana.

Sin embargo, lo inaceptable del caso es que el Comité Ejecutivo hizo caso omiso a sus Estatutos y a las normas internacionales que la vinculan.

En efecto, era potestad/deber del Comité Ejecutivo proclamar el resultado definitivo de los Campeonatos conforme con los “Reglamentos” y “ratificar o desaprobar los ascensos”.

En la misma inteligencia, el art. 56 del Estatuto de la Conmebol que resulta aplicable al caso examinado dispone que el derecho a participar se derivará “en primer lugar” de los resultados deportivos. Y enfatiza: “La clasificación por méritos deportivos para un determinado campeonato nacional se alcanzará regularmente por la permanencia, el ascenso o el descenso al final de una temporada deportiva”.

En consecuencia, resulta elocuente que no puede diferirse sin más la ratificación o desaprobación de los ascensos en función del mérito deportivo. El art. 9 del Estatuto de la FIFA dispone: “El ascenso o el descenso (se alcanzará) al final de la temporada deportiva”.

Es cierto que la temporada no llegó a su fin, pero la suspensión de una competencia antes de su finalización no es una cuestión imprevista. Sucede con frecuencia, por ejemplo, en el automovilismo.

Sabido es que cuando una cuestión no puede resolverse por aplicación de las propias leyes debe recurrirse a las leyes análogas o bien a los principios generales del derecho. En este caso, es elocuente que ya el campeonato Nacional B había transitado más del 70% de su competición.

En ese estado de cosas, lo justo y razonable de conformidad con los principios del deporte aplicable es consagrar a los clubes que más mérito deportivo hicieron hasta ese estadio.

Así lo entendió, por ejemplo, ese mismo Comité Ejecutivo para disponer la clasificación a las copas sudamericanas. Se atendió al puntaje alcanzado hasta el cese de la temporada en curso.

Por consiguiente, va de suyo que ese órgano no puede ir contra sus propios actos, porque hacerlo iría contra la más elemental aplicación de los principios de buena fe y legítima confianza. Además el principio de igualdad de trato es una derivación necesaria del principio de igualdad ante la ley.

En definitiva, como dispone el Estatuto de la Conmebol no puede usarse ninguna fórmula que resulte en detrimento de la integridad deportiva.

Por todo ello, entiendo que el Comité Ejecutivo debe revocar por contrario imperio su resolución y proclamar sin más el ascenso de Atlanta y San Martín de Tucumán que fueron los equipos que más puntos sumaron en sus respectivas zonas.

Por otra parte, los hinchas se movilizaron para respaldar las gestiones de los dirigentes y juntar dinero para colaborar económicamente con el club, que se quedó sin ingresos para conservar el plantel que se armó para pelear el ascenso y que se desarmó después del 30 de junio, cuando vencieron los contratos de al menos 14 futbolistas, en su mayoría titulares del equipo que lideró la zona B de la Primera Nacional durante todo su desarrollo.

En la noche del miércoles 17/06, Rodolfo D'Onofrio apoyó a Gallardo y el último viernes 19/06 estuvo en esa reunión en la que el vicepresidente de Rosario Central, Ricardo Carloni, ya anunció que iba a cruzar al presidente de Talleres, de Córdoba, Andrés Fassi, porque consideró que éste desde México “le faltó el respeto al fútbol argentino”, al referirse a ciertas incongruencias en las decisiones dirigenciales.