Leído

ESPAÑA

Messi avanza en su integración al Barsa y el ‘Sargento’ Koeman endurece los entrenamientos

Mar, 08/09/2020 - 6:07pm
Enviado en:
Por Urgente24

El delantero argentino Lionel Messi continuó este martes (08/09) con su integración al Barcelona del DT Ronald Koeman con una doble sesión de entrenamiento, mientras el club catalán define los cambios claves en el proyecto deportivo para que el atacante albiceleste se sienta cómodo y el equipo recupere su brillo en la próxima temporada. Lo que haga el club catalán en las próximas semanas puede ser decisivo o ayudaría bastante a que el capitán del seleccionado argentino revise su decisión de marcharse al final de la temporada que esta por empezar. Desde que ha llegado Ronald Koeman, los jugadores tienen entrenamientos de hora y media. Y no sólo es la duración. La intensidad de las sesiones, algo que faltaba por ejemplo con Quique Setién, no es la misma. Son 90 minutos en los que los jugadores están a tope y eso lo están notando, sobre todo los más veteranos. Algunos en el vestuario ya hablan del sargento Koeman. No tienen muy claro si el equipo va a jugar bien o ganar títulos, para eso queda todavía mucho, pero en el vestuario sí tienen claro que este año van a correr. Por lo menos, es lo que han podido deducir viendo estas primeras sesiones de entrenamiento con el holandés al frente. Otra de las cosas que quiere cambiar Koeman es el de la disciplina. En los últimos años esta se había perdido. Todos los jugadores están citados una hora antes de que comience el entrenamiento. Y también quiere que todos los jugadores estén listos a la hora en la que está fijado el inicio de la sesión. Si el entrenamiento comienza a las nueve y media, quiere a todo el plantel disponible lista a esa hora en el campo de entrenamiento. En otros años, el comienzo de la sesión solía retrasarse. En tanto, Messi se reincorporó este último lunes 07/09 a la disciplina del Barcelona dando una vuelta a la página a su conflicto con la institución “blaugrana”, al menos de forma momentánea, tras decidir que no se marchará durante esta temporada. En medio de esta situación, el presidente de LaLiga de España, Javier Tebas, negó este último lunes 07/09 que la eventual salida de Lionel Messi a fines de la próxima temporada genere un baja en los ingresos por derecho de transmisión televisiva. “Si saliera, no afectará porque durante los próximos cuatro años tenemos prácticamente todo vendido”, aseguró el dirigente en la presentación virtual de la competencia, que este viernes (11/09) dará inicio a su temporada número 90. La semana pasada, Lionel Messi anunció el último viernes 04/09 que jugará una temporada más en el Barcelona, después de diez días en los que mantuvo en vilo al fútbol mundial y su futuro estuvo en el aire, tras comunicar su decisión de abandonar el club catalán y constatar que su única salida posible era acudir a los tribunales. “Jamás iría a juicio contra el club de mi vida, por eso me voy a quedar en el Barcelona”, aseguró Messi en una entrevista con el sitio Goal.com, medio a través del cual confirmó su decisión, que adopta al haberse encontrado en un callejón prácticamente sin salida. Ante este panorama, la transferencia de los derechos deportivos y comerciales de Lionel Messi al Manchester City tambaleó cuando se supo que no era jugador libre. Con todos estos movimientos, el técnico del Manchester City, Pep Guardiola, le habría recomendado al '10' quedarse en el Barça. Jorge, su padre, evaluó la oferta de Josep María Bartomeu de renovar hasta Qatar 2022. Por otra parte, los dirigentes políticos opositores del FC Barcelona iniciaron este último lunes 31/08 la moción de censura contra Bartomeu, al cumplir con la formalidad del retiro de las planillas en las que deberá registrarse el malestar de los socios para darle curso a la iniciativa. Como marca el estatuto de la entidad catalana, los impulsores de la moción tendrán desde el lunes 31/08 unos 14 días hábiles para recabar en el padrón de asociados el mínimo de 16.520 firmas necesarias. Por consiguiente, el argentino Lionel Messi ya no se siente jugador del conjunto catalán. En diciembre pasado, la jueza de la Audiencia Nacional Española, María Tardón Olmos, resolvió el martes 03/12/2019 reabrir una investigación que había sido cerrada, contra Messi, su padre y otros integrantes de la Fundación Leo Messi por supuestos delitos de estafa y blanqueo de capitales, argumentando que no contaba con “elementos personales ni directos” en la investigación. Según la denuncia en España, el delantero del Barcelona y su entorno se habrían beneficiado de la entidad para recibir pagos personales que no fueron destinados a fines sociales y librarse de esa manera de pagar impuestos a Hacienda. Al cerrar la causa, la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 explicó que la denuncia del ex empleado de la Fundación se basó en noticias periodísticas sin aportar un solo elemento de conocimiento personal y directo. Cabe recordar que Lionel Messi comunicó en la tarde del martes 25/08 su intención de rescindir su contrato con el Barcelona, según confirmaron medios argentinos y españoles. La cadena española Onda Cero había asegurado que el rosarino había tomado “una decisión definitiva” sobre su futuro, que estaría fuera de la entidad catalana, inmersa en una severa crisis después de la eliminación en la Liga de Campeones de Europa a manos del Bayer Múnich (8-2). Ahora, el FC Barcelona se propuso armar un plantel adaptado a la cabeza de su nuevo DT, Ronald Koeman, intentando revivir la gloriosa etapa de Pep Guardiola. Esto es, la reestructuración del club catalán está terminando de retirar de las canchas a uno de los mejores jugadores del mundo. Un año antes o un año después, la noticia llegará en algún momento y el Barcelona no nació con Messi y mucho menos morirá sin él. De fondo también se filtra la interna que existe en la Comisión Directiva: o Josep María Bartomeu remontaba la nave o se iba. No es un debate, es el ultimátum que recibió tras la eliminación de la Champions League, que pretendía ganar para equilibrar las cuentas luego de una pandemia que no perdonó a nadie. Gerard Piqué continuará, al igual que Sergio Busquets pero este último con la advertencia de que no será titular.

Lionel Messi desarrolla su segundo día de entrenamientos en el Barcelona bajo las órdenes del nuevo entrenador Ronald Koeman.
messi2dodiaentrenamientosbarcelona.jpg
Lionel Messi desarrolla su segundo día de entrenamientos en el Barcelona bajo las órdenes del nuevo entrenador Ronald Koeman.
Contenido

Los vestigios de su fallida salida del Barcelona continúan todavía resanando en el fútbol mundial y este martes (08/09) el delantero argentino Lionel Messi continuó con su integración al Barcelona del DT Ronald Koeman con una doble sesión de entrenamiento, mientras el club catalán define los cambios claves en el proyecto deportivo para que el atacante albiceleste se sienta cómodo y el equipo recupere su brillo en la próxima temporada.

Lo que haga el “Barsa” en las próximas semanas puede ser decisivo o ayudaría bastante a que el capitán del seleccionado argentino revise su decisión de marcharse al final de la temporada que esta por empezar.

Messi volvió a entrenarse este último lunes 07/09 como jugador del conjunto “Culé” para dejar atrás el conflicto sobre su continuidad, que está asegurada hasta el 30 de junio de 2021, cuando vence su actual contrato y pueda irse libre.

Sin embargo, al anunciar que daba marcha atrás a su decisión de abandonar el Barcelona, explicó que desde hacía un año que ya no era feliz vistiendo la camiseta “blaugrana”, y que no sabía si el equipo, con nuevo entrenador, iba a tener suficiente capacidad para competir, lo que en sus palabras significa ganar La Liga española y/o la Champions League.

Por ahora, el “10” se ejercita en solitario, este martes (08/09) en una doble sesión -mañana y tarde-, a la espera de los resultados de la segunda prueba PCR para descartar una infección de coronavirus, lo que le permitirá reencontrase este miércoles (09/09) sobre el césped con el resto del plantel.

Por segundo día consecutivo, Messi llegó con una hora y media de anticipación al entrenamiento, en una clara muestra de su liderazgo.

El crack rosarino tuvo oportunidad de este último lunes 07/09 de mantener un breve diálogo cara a cara con Koeman, quien no duda en lo más mínimo de su compromiso, aunque será el DT quien tendrá que ganarse la confianza de Messi a base de demostrar que sabe marcar el camino e imprimir un giro en la dinámica del equipo.

Lionel Messi prometió que iba a dar lo máximo en esta nueva etapa, pero también recordó que su decisión de marcharse estuvo motivada principalmente porque constató que en el Barça no había un proyecto claro, apuntando así al presidente del club, Josep María Bartomeu, quien ahora debe tomar junto a Koeman decisiones que posiblemente influirán en cómo se sienta el jugador en el equipo durante los próximos meses.

Por ahora no hubo grandes cambios en la estructura del equipo eliminado por el Bayern Munich en la fase final de la Champions League de Lisboa por un humillante 8-2, con lo que se espera que el Barcelona concrete en breve los fichajes claves para afrontar la temporada.

El objetivo, una vez más, es rodear a la máxima estrella, sin olvidar la salida de uno de los mejores socios del “10” en ataque, como ha sido el uruguayo Luis Suárez, quien negocia su pase a la Juventus, según la prensa catalana.

La decisión de Koeman de prescindir del uruguayo Luis Suárez, amigo íntimo y apoyo fundamental de Lionel Messi en el vestuario, no le cayó bien al capitán argentino, pero el Barcelona confiaba en poder compensar el malestar con la llegada del argentino Lautaro Martínez.

Pero la contratación del actual delantero del Inter de Milán se complicó un poco más de la cuenta pese a que el Barcelona había llegado a un acuerdo con el jugador, por una cifra que llegaba a los 111 millones que cubrían su cláusula de rescisión.

El diario catalán Mundo Deportivo, que informó que el Barcelona tenía una propuesta de 70 millones más el pase de Junior, tasado en 41 millones, califica ahora la operación de “casi imposible”.

La llegada de Martínez, un “9” más puro, sería un guiño a Messi, pero Koeman piensa que su compatriota Depay, actualmente en el Olympique de Lyon, puede ser una alternativa mucho más barata, ya que su contrato concluye en 2021.

Las opciones en el frente de ataque siguen abiertas, aunque Lionel Messi ya sabe que posiblemente podrá encontrar un gran aliado en el jovencísimo Ansu Fati, al que Koeman tiene previsto darle cada vez más protagonismo en su proyecto, algo que también prometió a Antoine Griezmann, quien todavía no mostró su mejor versión como azulgrana.

Al parecer, Koeman quiere que Messi tenga libertad en todo el frente de ataque, quitándole peso defensivo, de ahí la necesidad de que esté flanqueado por jugadores jóvenes, capaces de presionar y seguir a su marca con intensidad. Una vez recuperada la pelota, el “10” también necesita máxima reacción a su lado.

En el mediocampo, uno de las fuertes del fútbol de control que practica el Barcelona, se está a la espera de saber si llega Wijnaldum, jugador del Liverpool al que Koeman dirigió en la selección holandesa, y que es una de sus apuestas para reforzar el equipo.    

El plantel ya cuenta con otro prometedor fichaje, el bosnio Miralem Pjanic, contratado en junio, quien próximamente se pondrá bajo las órdenes de Koeman después de haber estado en cuarentena por Covid-19.

Otra de las novedades es el portugués Trincao, un jugador habilidoso, con pase, remate y gol, con el que Messi se encontrará en los próximos entrenamientos, que pueden ser muy importantes para encontrar la química perdida.

Lionel Messi estaba desmotivado en el Barcelona que cayó ante el Bayern, pero su personalidad hace pensar que si se encuentra cómodo y forja nuevas complicidades con sus compañeros, todo puede cambiar. Por su parte, Ronald Koeman tendrá que demostrarle con su métodos de trabajo -le gusten o no a Messi- que sabe como imprimir el cambio que el Barça necesita. 

Uno de los objetivos prioritarios que se ha marcado Koeman es que el equipo se entrene como debe. Por eso, ha cambiado varias cosas. Una de ellas es el tiempo de entrenamiento. En los últimos años el equipo solía ejercitarse solamente por espacio de una hora. Desde que ha llegado Ronald Koeman, los jugadores tienen entrenamientos de hora y media. Y no sólo es la duración. La intensidad de las sesiones, algo que faltaba por ejemplo con Quique Setién, no es la misma. Son 90 minutos en los que los jugadores están a tope y eso lo están notando, sobre todo los más veteranos. 

Algunos en el vestuario ya hablan del sargento Koeman. No tienen muy claro si el equipo va a jugar bien o ganar títulos, para eso queda todavía mucho, pero en el vestuario sí tienen claro que este año van a correr. Por lo menos, es lo que han podido deducir viendo estas primeras sesiones de entrenamiento con el holandés al frente. 

Otra de las cosas que quiere cambiar Ronald Koeman es el de la disciplina. En los últimos años esta se había perdido. Todos los jugadores están citados una hora antes de que comience el entrenamiento. Y también quiere que todos los jugadores estén listos a la hora en la que está fijado el inicio de la sesión. 

Si el entrenamiento comienza a las nueve y media, quiere a todo el plantel disponible lista a esa hora en el campo de entrenamiento. En otros años, el comienzo de la sesión solía retrasarse. Y no por un par de minutos. A veces había que esperar mucho porque alguno de los jugadores se había quedado, por ejemplo, jugando al básquetbol. Koeman quiere poner fin a todo esto porque entiende que la disciplina es fundamental para el grupo. Y el respeto. A algún jugador ya ha tenido que llamarle la atención por hablar mientras él estaba explicando un ejercicio.

Habrá que ver si es capaz de mantenerla a lo largo de toda la temporada. Es habitual que con la llegada de un nuevo técnico todos los jugadores se pongan las pilas y acepten las nuevas normas sin rechistar, pero con el paso del tiempo y de los entrenamientos todo se va flexibilizando. Una de las claves para que Koeman siga manteniendo la autoridad sobre el grupo es que se muestre inflexible con todas estas normas que ha puesto.

Por otro lado, el presidente de LaLiga de España, Javier Tebas, negó este último lunes 07/09 que la eventual salida del argentino Lionel Messi a fines de la próxima temporada genere un baja en los ingresos por derecho de transmisión televisiva.

“Si saliera, no afectará porque durante los próximos cuatro años tenemos prácticamente todo vendido”, aseguró el dirigente en la presentación virtual de la competencia, que este viernes dará inicio a su temporada número 90.

En cambio, Tebas sí admitió que la controversia entre el rosarino y el club Barcelona generó “preocupación” en las autoridades de LaLiga.

“Queremos tener a Leo siempre con nosotros porque es el mejor jugador de la historia del fútbol. Ha estado 20 años en nuestras competiciones y nos gustaría que terminase en LaLiga”, reconoció.

De todos modos, Javier Tebas planteó que “LaLiga, como institución y marca, está por encima de los jugadores y los clubes”.

El torneo español fijó postura en la polémica de Messi con un comunicado en el que puntualizó que el contrato del argentino con Barcelona estaba vigente y que su rescisión sólo era posible mediante el pago de una cláusula de 700 millones de euros.

El entorno de Lionel Messi, por la misma vía, contestó que LaLiga había cometido “un error evidente” en la interpretación de lo firmado y ratificó que el jugador tenía derecho a salir sin compensación económica, algo que finalmente no ocurrió, según declaró Messi, para evitar ir a juicio con el club catalán.

“La mía no fue una guerra contra Messi. Yo hubiera hecho lo mismo si hubiera sido Pepito Pérez o cualquier otro jugador de nuestra liga. Como Liga tenemos el deber de defender la legalidad, la justicia: se deben respetar los contratos. Siempre. Ya sea que te llames Messi o Pepito Pérez. Eso es todo”, afirmó Tebas en una entrevista con el diario italiano Corriere della Sera.

En medio de este panorama, la transferencia de los derechos deportivos y comerciales de Messi al Manchester City tambaleó cuando se supo que no era jugador libre. ¿Quién asesoró a Messi acerca del envío al FC Barcelona de un burofax (carta documento) que ahora deja en ridículo al capitán del equipo catalán? Lionel Messi envió una carta-documento que contradice su propia aceptación de la voluntad del FC Barcelona. No es el primer error que comete Messi por el mal asesoramiento del equipo que comanda su propio padre, Jorge Messi. Por ejemplo, los procesos tributarios que enfrentó en España. En esta ocasión ha sido un fallido muy fuerte que le concede a una tambaleante conducción directiva del FC Barcelona un éxito concreto, en especial a su plan de despedir del club a todos los amigos de Lionel Messi y conservador al jugador ícono de la institución.

Frente a la situación legal que enfrenta Messi, el DT del City Pep Guardiola le habría recomendado al “10” quedarse en el “Barça”. Jorge, su padre, estuvo evaluando la oferta de Josep María Bartomeu de renovar hasta Qatar 2022 y sí o sí pueda pedir los 700 millones de euros para su rescisión. LaLiga determinó que hay un contrato por cumplir y si Messi lo quiere romper, deberá pagar él o el club que lo quiera los 700 millones de euro.

“El City no tiene dudas de lo que les aportaría Messi a nivel deportivo, pero a nivel económico la operación sí genera muchas dudas. Saben que están bajo la lupa de la UEFA por el Fair Play Financiero, tras la multa de 10 millones impuesta en julio por el TAS, que le salvó de no jugar dos años la Champions, y no quieren correr riesgos. El fichaje de Messi obliga a reajustar la masa salarial de la plantilla, posiblemente a tener que desprenderse de algún jugador importante y aún así no es sencillo asumir la ficha del que ahora mismo es el futbolista mejor pagado del mundo.

Por todo ello, en el seno de la cúpula del City han llegado a la conclusión de que el fichaje de Leo Messi, si hay que pagar traspaso, no es asumible. Tras estudiar bien los pros y los contras de la operación, la decisión parece tomada. La operación no es viable si hay que pagar traspaso y además asumir la ficha de Messi. Si el argentino ganara la batalla legal al Barça y logra la carta de libertad, el escenario cambiaría y el City sí será una opción para Messi. De lo contrario renunciarán a pelear por el fichaje”, informó Mundo Deportivo.

En este marco, el Manchester City le dejó en claro a Messi y su padre que ellos no son partidarios de arriesgarse a pedir el tránsfer provisional a la FIFA y después esperar que un juez determine el costo de la operación.

A causa de toda esta crisis, los dirigentes políticos opositores de la entidad “Culé” iniciaron este último lunes 31/08 la moción de censura contra el presidente del club, Bartomeu, al cumplir con la formalidad del retiro de las planillas en las que deberá registrarse el malestar de los socios para darle curso a la iniciativa.

Como marca el estatuto de la entidad catalana, los impulsores de la moción tendrán desde este último lunes 31/08 unos 14 días hábiles para recabar en el padrón de asociados el mínimo de 16.520 firmas necesarias.

Precandidatos a presidente en las elecciones de marzo próximo y dirigentes de agrupaciones políticas del club “blaugrana” se presentaron este último lunes 31/08 en las oficinas administrativas de Barcelona para recoger las papeles.

En el contexto de la pandemia de coronavirus, el plan opositor de destituir a Josep María Bartomeu no parece sencillo dado que no hay previsto ningún tipo de acontecimiento que pueda reunir a socios e hinchas “culés” en un mismo sitio.

Sin embargo, los promotores de la iniciativa son optimistas de lograr el objetivo frente al notorio malestar existente con Bartomeu, sindicado como máximo responsable de la salida de Messi.

Llegados a esta situación y la gravedad de la actitud del jugador, Leo Messi podría haber sido sancionado por el Fútbol Club Barcelona con la “suspensión de empleo y sueldo de dos a diez días”, que debería graduarse conforme a las circunstancias concurrentes, según una nota publicada por el diario español Sport.

Económicamente el convenio colectivo, base para los códigos de los clubes, establece una multa de hasta el 7% del salario mensual, según grados:

• Salarios inferiores o iguales a 100.000 euros mensuales:

. Mínimo: del 4,01 % hasta el 5 % del salario mensual.

. Medio: del 5,01 % al 6 % del salario mensual.

. Máximo: del 6,01 % al 7 % del salario mensual.

• Salarios superiores a 100.000 euros mensuales:

Se aplicará la misma tabla indicada anteriormente en los primeros 100.000 euros, adicionando a estos importes la aplicación de los siguientes grados:

. Mínimo: hasta el 1,33% del exceso del salario mensual.

. Medio: del 1,34 % hasta el 2,66 % del exceso del salario mensual.

. Máximo: del 2,67 % al 4% del exceso del salario mensual.

Si esta actitud persiste este martes (01/09) estaríamos ante una falta muy grave conforme recoge el citado convenio colectivo: “La tercera y sucesivas faltas de asistencia al trabajo, sin causa justificada, cometidas en el período de una temporada, bastando una sola ausencia cuando se trate de un partido oficial. Será falta grave la no asistencia que se produzca en un partido que no tenga el carácter de oficial”, según lo explicado por el diario Sport.

Y aquí las sanciones se incrementan de manera evidente. Empezando porque prevé la suspensión de empleo y sueldo de once a treinta días, sanción que deberá graduarse conforme a las circunstancias concurrentes.

Multa de hasta el 25% del salario mensual, según grados:

• Salarios inferiores o iguales a 100.000 euros mensuales:

. Mínimo: del 7,01 % hasta el 13 % del salario mensual.

. Medio: del 13,01 % al 19 % del salario mensual.

. Máximo: del 19,01 % al 25 % del salario mensual.

• Salarios superiores a 100.000 euros mensuales:

Se aplicará la misma tabla indicada anteriormente en los primeros 100.000 euros, adicionando a estos importes la aplicación de los siguientes grados:

. Mínimo: hasta el 3,33% del exceso del salario mensual.

. Medio: del 3,34 % hasta el 6,66 % del exceso del salario mensual.

. Máximo: del 6,67 % al 10 % del exceso del salario mensual.

También este último sería el escenario de Lionel Messi desde la parcela económica. Una graduación que recoge incluso el despido del jugador. Se verá pues que acontece desde este próximo domingo si antes no hay noticias que cambien este escenario donde Messi continúe ligado a la disciplina “Culé”, según lo revelado por el diario Sport.

En diciembre pasado, la jueza de la Audiencia Nacional Española, María Tardón Olmos, resolvió el martes 03/12/2019 reabrir una investigación que había sido cerrada, contra Messi, su padre y otros integrantes de la Fundación Leo Messi por supuestos delitos de estafa y blanqueo de capitales, argumentando que no contaba con “elementos personales ni directos” en la investigación.

Según la denuncia en España, el delantero argentino y su entorno se habrían beneficiado de la entidad para recibir pagos personales que no fueron destinados a fines sociales y librarse de esa manera de pagar impuestos a Hacienda.

Al cerrar la causa, la titular del Juzgado Central de Instrucción número 3 explicó que la denuncia del ex empleado de la Fundación, Federico Rettori, se basó en noticias periodísticas sin aportar un solo elemento de conocimiento personal y directo.

La resolución fue apelada por el denunciante y la fiscalía no se opuso y ahora la jueza decretó “la reapertura de la presente causa”.

Según la magistrada, la denuncia elevaba las informaciones en las que se sustenta “a la categoría de ciertos e incontrovertibles los hechos que se describen”, relativos a la constitución y el funcionamiento de la Fundación Leo Messi.

Además, “cada uno de los párrafos en los que se alude a la supuesta dinámica delictiva, con uno o varios enlaces a Internet y que relacionan tal contenido con publicaciones digitales” carecen “del más mínimo sustento probatorio”, reprodujo el diario español El País.

Rettori, según el auto en el que se archivó esta causa, aseguró que los denunciados, entre los que también figuran la Agencia Social Team y el fundador de la misma, Alejandro Rebosio, le hicieron “el ofrecimiento” de “ayudar a su asociación a proporcionarle a él un trabajo, promesas que, según refiere, nunca llegaron a cumplirse”. Esta parte de la denuncia es la única en la que hace una “descripción personal y directa” de los hechos y en la que se detallan “viajes, entrevistas y proyectos que alega realizó para la Fundación”, según reveló El País de España.

Pese a ser un relato directo de los hechos que se atribuyen a la Fundación, a Lionel Messi, a su padre, a su hermano y a Rebosio y la agencia Social Team, la juez entendió que tampoco “se aprecia la existencia de relevancia penal alguna en tales actuaciones”, publicó El País.

Todo ello sin perjuicio de que si, “como afirma, puede acreditar que tales incumplimientos se han producido”, efectúe “cuantas reclamaciones estime conducentes a su resarcimiento” por la vía civil.

No obstante, según la querella, la Fundación Messi firmó decenas de convenios con patrocinadores que no fueron declarados ni en España ni en Argentina. Serían unos diez millones de euros en los últimos años. Los ingresos recibidos por la Fundación, cuya matriz está radicada en España, están exentos de tributación pero siempre que se destinen a fines sociales. Los contratos no declarados escaparían a esta obligación, según la denuncia, lo que supondría la comisión de los delitos atribuidos según el denunciante, publicó el diario ABC de España.

Para cobrar, la Fundación habría utilizado la misma estructura que quedó al descubierto con los tres delitos fiscales que Lionel Messi cometió a título personal y por los que fue condenado por la Audiencia de Barcelona, una pena ratificada después por la Sala Segunda del Tribunal Supremo.

En Argentina, el juez Ariel Lijo ordenó en diciembre de 2019 el levantamiento del secreto bancario de la Fundación Privada Leo Messi para que informe las cuentas en pesos y dólares que registren, los plazos fijos, con sus respectivos saldos en la causa en la que se investiga el presunto lavado de activos.

La causa está en el juzgado de Lijo desde junio de 2018, cuando se denunció una posible maniobra de lavado de activos a través de la Fundación Messi, como pantalla para incorporar fondos de origen ilícito.

Entre las medidas, Lijo había solicitado además la incorporación al expediente toda aquella información relativa a las causas judiciales originadas en el Reino de España por delitos tributarios contra Lionel Andrés Messi y Jorge Horacio Messi, “como así también contra cualquier otro integrante de sus familias y/o empresas en las que se encuentren vinculados”.

Por otro lado, el Barcelona es el club europeo que sufrió la mayor desvalorización por estar jugando a puertas cerradas y se calcula que su plantel bajó un 20,5 por ciento de su precio costando 903 millones de euros en vez 1.136 como valía antes de la pandemia del Covid-19, indicó un informe de la firma auditora neerlandesa KPMG.

La reanudación de las principales ligas de fútbol europeas a puertas cerradas, que es la manera de volver a competir en medio de la pandemia, provocó un fuerte impacto en los precios de los planteles de los principales clubes del mundo.

En un análisis publicado por la consultora KPMG, titulado “El valor del jugador no es inmune a la pandemia”, se pueden ver los nuevos escenarios con los valores de los planteles de las 10 ligas europeas más importantes, como La Liga de España, la Premier League de Inglaterra, la Serie A de Italia, la Bundesliga alemana y la Ligue1 de Francia, entre otras.

De acuerdo con la firma multinacional, que hizo la proyección del valor de los planteles, en caso de que los torneos continúen a puertas cerradas, como sucede en España, el equipo catalán, con Messi como máxima figura (que el miércoles 24/06 cumplió 33 años), es el equipo más damnificado por los efectos de la crisis mundial sanitaria que también afectó al fútbol.

Hay que mencionar que el plantel del Barcelona representa un gasto total de 552 millones de euros (53% del presupuesto aprobado para el ejercicio 2019-20) y los ingresos disminuyeron sensiblemente por la suspensión de la Liga española y la Champions League, con la caída de la recaudación por publicidad que eso implica.

Por consiguiente, la venta al por menor de productos licenciados, un negocio que genera unos 63 millones de euros al año al FC Barcelona, también fue golpeado por el coronavirus, aunque la entidad azulgrana aún desconoce cuáles serán exactamente las pérdidas que dejará la pandemia.

El club recuperó, en julio de 2018, la explotación directa de la venta al por menor, las licencias y la mercadotécnica de la marca Barça, que los últimos dieciséis años había sido gestionada por Nike, según informó un cable de la agencia de noticias española EFE.

Con el objetivo de proteger su imagen de marca y generar nuevos ingresos, creó la empresa BLM (Barça Licensing and Merchandising), que actualmente gestiona seis tiendas propias (Camp Nou, paseo de Gracia, La Roca Village, Aeropuerto T2, Aeropuerto T1 y la recientemente inaugurada en la Rambla de Barcelona), según público la agencia EFE.

Esta unidad de negocio, que emplea a unas 330 personas y se ha convertido en estratégica para el club, cuenta además con otras once tiendas licenciadas, 328 licenciatarios y más de 7.000 productos licenciados.

En tanto, la emergencia sanitaria ha golpeado duramente su economía, como a cualquier otro sector, y las 17 tiendas que venden productos oficiales club permanecen cerradas desde que el Gobierno de España decretara el estado de alarma.

El segundo club que más se desvalorizó es Napoli de Italia que ahora cuesta alrededor de 474 millones de euros, un 19,8 por ciento menos que el precio estimado en febrero. Mientras que, completando el podio, se encuentra el Real Madrid con 19,1 por ciento de caída en el valor de sus jugadores, lo que lo coloca ahora con una cotización de 994 millones de euros.

En el escalafón del estudio, conformado por 20 equipos, la desvalorización de las nóminas de los clubes alcanza una baja de 2.691 millones de euros.

En el cuarto lugar se ubica Chelsea de Inglaterra con una desvalorización del 19 por ciento y un valor actual de 763 millones; quinto está el Arsenal británico con 18,9 % de pérdida y un valor de 591 millones y sexto el Paris Saint-Germain de Francia con una caída de 18,1 % y una cotización de 765 millones.

Por esta crisis interna, estalló el “Barçagate”, escándalo en torno a una empresa que “posteaba” mensajes para proteger a Josep María Bartomeu y criticar a figuras como Messi y Gerard Piqué; y finalmente, el episodio sobre el recorte salarial de los jugadores durante el coronavirus, en el que el astro acusó al club de filtrar informaciones falsas.

Lionel Messi estuvo convencido en ese entonces de que el cambio de rumbo tenía que ser radical, pero no se daba por vencido.

“La gente se está quedando sin paciencia y es normal”, declaró el crack refiriéndose a los hinchas del Barcelona.

El desenlace de la historia que mantiene en vilo al fútbol mundial sigue abierto, a la espera de que se confirme si tendrá lugar el encuentro entre Bartomeu y el padre y representante del astro argentino, Jorge Messi, quienes podrían contactar vía telemática de forma inminente.

En un reportaje que concedió al periodista Rubén Uría en el sitio Goal.com/ en su domicilio de Castelldefels, Lionel Messi expresó acerca del tiempo que transcurrió en romper el silencio y salir a hablar en que “primero porque después de la derrota de Lisboa fue muy duro. Sabíamos que era un rival muy difícil, pero no que íbamos a terminar de esa manera, dando esa imagen tan pobre para el club y para el barcelonismo. Dimos muy mala imagen. Estaba mal, no tenía ganas de nada. Quería que fuera pasando el tiempo para después salir a aclarar todo”.

Además, el capitán argentino confesó que “le dije al club, sobre todo, al presidente, que me quería ir. Se lo llevo diciendo todo el año. Creía que era el momento de dar un paso al costado. Creía que el club necesitaba más gente joven, gente nueva y pensaba que se había terminado mi etapa en Barcelona sintiéndolo muchísimo porque siempre dije que quería acabar mi carrera aquí. Fue un año muy complicado, sufrí mucho dentro de los entrenamientos, en los partidos y en el vestuario. Se me hizo muy difícil todo y llegó un momento que me planteé buscar nuevos objetivos, nuevos aires. No vino a causa del resultado de Champions ante el Bayern, la decisión llevaba pensándola mucho tiempo. Se lo dije al presidente y bueno, el presidente siempre dijo que yo al final de temporada podía decidir si me quería ir o si me quería quedar y al final no terminó cumpliendo su palabra”.

Al ser consultado sobre si se había sentido solo o no, Messi respondió: “No…No me sentí solo. Solo no. A mi lado han estado los que están siempre. Eso me basta y me fortalece. Pero sí me sentí dolido por cosas que escuché de la gente, del periodismo, de gente poniendo en duda mi barcelonismo y diciendo cosas que creo que no me merecía. También me sirvió para ver quién es quién. Este mundo del fútbol que es muy difícil y hay mucha gente muy falsa. Esto que ha pasado me ha servido para reconocer a mucha gente falsa que tenía en otra consideración. Me dolió cuando se puso en duda mi amor por este club. Por más que me vaya o me quede, mi amor por el Barça no va a cambiar nunca”.

Por lo tanto, el atacante albiceleste reveló que lo que más le dolió después de 20 años defendiendo la camiseta del Barcelona fue “un poco de todo, lo de los amigos de Messi, lo del dinero… han dolido muchas cosas que se han dicho. Siempre antepuse el club antes que cualquier cosa. Tuve posibilidad de irme del Barça muchas veces. ¿El dinero? Todos los años pude irme y ganar más dinero que en el Barcelona. Siempre dije que esta era mi casa y era lo que sentía y siento. Mejor que acá es difícil. Sentía que necesitaba un cambio y nuevos objetivos, cosas nuevas”.

Asimismo, Lionel Messi aseguró que “me costó mucho decidir. No viene del resultado del Bayern, viene de muchas cosas. Siempre dije que quería acabar aquí y siempre dije que me quería quedar aquí. Que quería un proyecto ganador y ganar títulos con el club para seguir agrandando la leyenda del Barcelona a nivel de títulos. Y la verdad que hace tiempo que no hay proyecto ni hay nada, se van haciendo malabares y van tapando agujeros a medida que van pasando las cosas. Como dije antes siempre pensé el bienestar de mi familia y del club”.

Por consiguiente, Messi explicó que “cuando le comuniqué esto a mi mujer y mis hijos fue un drama bárbaro. Toda la familia llorando, mis hijos no querían irse de Barcelona, ni querían cambiar de colegio. Miré más allá y quiero competir al máximo nivel, ganar títulos, competir la Champions. La puedes ganar o perder, porque es muy difícil, pero hay que competir. Por lo menos competirla y que no nos pase lo de Roma, lo de Liverpool, lo de Lisboa. Todo eso hizo me llevó a pensar esa decisión que no llevé a cabo. Volvemos al principio…Yo pensaba y estábamos seguros que quedaba libre, el presidente siempre dijo que a final de temporada yo podía decidir si me quedaba o no y ahora se agarran a que no lo dije antes del 10 de junio cuando resulta que el 10 de junio estábamos compitiendo por la Liga en mitad del virus este de mierda y de esta enfermedad que alteró todas las fechas. Y este el motivo por el que voy a seguir en el club…Ahora voy a seguir en el club porque el presidente me dijo que la única manera de marcharme era pagar la cláusula de 700 millones, que eso es imposible, y que luego había otra manera que era ir a juicio. Yo no iría a juicio contra el Barça nunca porque es el club que amo, que me dio todo desde que llegué, es el club de mi vida, tengo hecha aquí mi vida, el Barça me dio todo y yo le di todo, jamás se me pasó por la cabeza llevar al Barça a juicio”.

Por ende, el delantero argentino afirmó que “me ha dolido mucho que se publiquen cosa en contra mía y sobre todo, que se publiquen cosas falsas. O que se llegase a pensar que podía ir a juicio contra el Barça para poder beneficiarme. Nunca haría una cosa así. Repito, me quería ir y estaba en todo mi derecho, porque lo decía el contrato que podía quedar libre. Y no es ‘me voy y ya está’. Era me voy y me costaba muchísimo. Me quería ir porque pensaba en vivir feliz mis últimos años de fútbol. Este último no encontré la felicidad dentro del club”.

Por otra parte, Lionel Messi dejó en claro que “voy a seguir en el Barça y mi actitud no va a cambiar por más que me haya querido ir. Voy a dar lo mejor. Siempre quiero ganar, soy competitivo y no me gusta perder a nada. Siempre quiero lo mejor para el club, para el vestuario y para mí. Lo dije en su momento que no nos daba para ganar la Champions. Ya la verdad, ahora no sé qué va a pasar. Hay un entrenador nuevo y una idea nueva. Eso es bueno, pero después hay que ver cómo responde el equipo y si nos va a dar o no para competir. Yo lo que puedo decir es que me quedo y voy a dar el máximo”.

No obstante, el atacante rosarino puso de manifiesto que “sentí mucho dolor de que se haya dudado de mi barcelonismo con todo lo agradecido que estoy a este club. Le amo y no voy a estar mejor acá que en ningún lado. Aún así estoy en el derecho de poder decidir. Me iba a buscar nuevos objetivos y nuevos retos. Y al día de mañana me podía tocar volver, porque aquí en Barcelona tengo todo. Mi hijo, mi familia, crecieron aquí y son de aquí No tenía nada de malo irme en ese momento. Lo necesitaba yo, lo necesitaba el club y era bueno para todos” y añadió que “todo este tiempo ha sido duro para todos. Tenía claro lo que quería, lo había asumido y dicho. Mi mujer con todo el dolor del alma me apoyaba y acompañaba…”. Y enfatizó: “Mateo aún es pequeño y no se da cuenta de lo que significa irte a otro lado y hacer tu vida unos años en otra parte. Thiago sí, es más grande. Escuchó algo en la tele y averiguó algo y preguntaba. No quería saber nada de poder irnos, tener que vivir a un colegio nuevo o hacer nuevos amigos. Me lloraba y me decía no nos vayamos, repito que fue duro, la verdad. Era entendible. Me pasó a mí. Es muy difícil tomar una decisión”.

En el tramo final del reportaje, Messi prometió que “voy a dar el máximo, daremos el máximo para luchar por todos los objetivos y ojalá se de y se pueda dedicar a la gente que lo ha pasado mal. Yo lo pasé mal en el año, pero es hipócrita decir eso si lo comparas con la gente que lo ha pasado mal de verdad con el virus, con la gente que ha perdido familiares y que ha perdido muchas cosas. Ojalá poder dar lo mejor y dedicar victorias a toda esa gente que nos acompaña desde arriba y a sus familiares, para poder dedicarle lo mejor a esa gente que lo está pasando mal y que podamos superar de una vez por todas podamos superar este virus y volver a la normalidad”.

En el final, el nacido en Rosario sostuvo que “el burofax fue para hacerlo oficial de alguna manera. Durante todo el año llevaba diciéndole al presidente que me quería ir, que había llegado el momento de buscar nuevas ilusiones y nuevos rumbos en mi carrera. Él me dijo todo el tiempo: ‘Ya hablaremos, que no, que esto y lo otro’, pero nada. Por decirlo de alguna manera, el presidente no me daba ‘bola’ a lo que le estaba diciendo. Mandar el burofax era hacer oficial que me quería ir y que quedaba libre y el año opcional no lo iba a usar y me quería ir. No era para montar un lío, ni para ir en contra del club, sino la manera de  hacerlo oficial porque mi decisión estaba tomada…” y subrayó que “si yo no mando el burofax es como que ni pasa nada, que me queda el año opcional que tenía y seguía el año. Lo que ellos dicen es que no lo dije antes del 10 de junio, pero repito, estábamos en mitad de todas las competiciones y no era el momento. Pero aparte el presidente siempre me dijo ‘cuando acabe la temporada decides si te quedas o te vas’, nunca puso fecha, y bueno, simplemente era hacerle oficial al club que no seguía, pero no para entrar en una pelea porque yo no quería pelearme con el club”.

En Urgente24 hemos dicho que fue insólita y absurda la estrategia de Lionel Messi. Creyó que si se iba, cualquier club estaba dispuesto a enfrentar a la FIFA o estar detrás de sus vaivenes judiciales para no tener que pagar los 700 millones de euros de cláusula de rescisión.

Nada de eso ocurrió y ahora está obligado a quedarse o a poner él los 700 millones, tal como se lo advirtió LaLiga.

Al parecer, se quedará, según trascendió en la prensa deportiva, expectante de la publicación de un video en su cuenta en Instagram.

En este marco, este último jueves 03/09 estuvo jugando al paddle con su amigo y vecino Luis Suárez, y uno de los temas que trataron fue la posibilidad de dar marcha atrás con el pase a Juventus para quedarse en el club catalán.

Según BBC Radio 5 Live, el uruguayo ya habría llegado a un acuerdo de palabra que está pendiente de los tiempos administrativos para sacar el pasaporte y firmar el contrato.

Incluso ya se especulaba que, de marcharse a la Juve, la delantera del equipo titular podría ser Cristiano Ronaldo (por izquierda), Luis Suárez (centro) y Paulo Dybala (por derecha), o bien, modificar la posición de este último a enganche, o falso nueve, y tirar a otro por la banda.

Todo esto está a confirmarse pero lo cierto es que una vez más los caprichos de Messi está en el centro de la polémica.

Otro que generó polémica fue Ivan Rakitic, quien ahora jugador del Sevilla pero por lo que dijo al día siguiente de su presentación en el club andaluz. A Radio Marca reveló la rebeldía del chileno Arturo Vidal frente a las decisiones los distintos técnicos que pasaron en este último tiempo por el “Barsa”.

“Era hora de irnos -dijo-. Barcelona, ​​Sevilla y yo estamos todos satisfechos con el acuerdo que encontramos. Ahora quiero irme y haré todo lo posible para ayudar al equipo”, comenzó diciendo.

Consultado sobre si Vidal jugaba porque era amigo de Leo, disparó: “No sé. No quería entender ciertas decisiones técnicas, pero tenía que hacerlo por el grupo. Yo siempre me he puesto a disposición del entrenador”.

Ahora, Koeman (DT) intenta reordenar este tipo de cosas y borrar por completo la hegemonía del vestuario. Dar prioridad al esquema técnico y no a las amistades de Lionel Messi es el desafío de ahora en más, en una interna que se resolverá en las canchas.

Lo cierto es que muchos jugadores están furiosos por esta maniobra encabezada por Josep María Bartomeu, quien intenta también recuperar el tiempo perdido para no ser eyectado del club.

Messi, de 33 años, protagonizó una de las mayores crisis deportivas que tuvo el Barcelona, tras anunciar por burofax el pasado 25 de agosto su intención de marcharse del club catalán luego de 20 años de una de las relaciones más exitosas de la historia del fútbol mundial.

Durante diez días, el máximo goleador del Barcelona, quien defendía su derecho a hacer uso de una cláusula que le permitía irse gratis al final de la temporada, mantuvo una pulseada con Bartomeu, quien le negó esa posibilidad.

Josep María Bartomeu defendió los intereses del club y le advirtió a la máxima estrella que la única salida que tenía era pagar su cláusula de rescisión de 700 millones de euros, algo que ningún equipo de elite en las actuales circunstancias de crisis podía pagar.

Además, forzando su salida por medio de un transfer, Messi y el club que lo contratara, siendo el Manchester City el que figuraba como destino para el “10”, se arriesgaba a una disputa judicial multimillonaria.

Sin salida, el astro argentino cedió, y el último viernes 04/09 imprimió un giro a la historia anunciando que se quedaba, cumpliendo con su contrato, que finaliza en junio de 2021, cuando podrá irse libre del Barcelona.

Aunque Lionel Messi se queda a regañadientes, aseguró que dará lo “máximo”, si bien admitió que no sabía si con entrenador nuevo y nuevo equipo, el Barcelona iba a tener suficiente capacidad de “competir”, lo que en palabras del crack rosarino significa ganar las máximas competiciones, LaLiga y Champions League, Koeman intentó convencer a Messi para que se quedara en una conversación que mantuvieron luego de que fue confirmado como DT, pero el capitán argentino en ese momento le dijo que se vía más fuera que dentro del club.

A partir de ahora, Lionel Messi y Ronald Koeman tendrán tres semanas para conocerse, ganar confianza, y cambiar conjuntamente el clima de conflicto en el que el “Barsa” inició la pretemporada.

El Barcelona de Koeman disputará dos amistosos, el Nàstic y el Girona, los días 12 y 16 de septiembre, en los que probablemente ya se pueda ver a Messi en el terreno de juego vistiendo otra vez de “Culé”, algo impensable hace apenas unos días.

El nuevo DT cuenta con Lionel Messi como referencia de su proyecto, que apuesta por recuperar la intensidad mostrada por el equipo en años previos, combinando talento joven, como promesas como Ansu Fatti, quien demostró su gran potencial este domingo juntado con la selección española, y la experiencia de el “10” y otras históricas figuras como Piqué o Busquets.

Ronald Koeman tiene un gran desafío por delante, ya que debe conseguir que el Barcelona se saque de encima el polvo y toda la miseria que dejó la eliminación en la fase final de la Champions por 8-2 frente al Bayern Munich, que fue la gota que rebalsó el vaso y desencadenó la decisión de Messi de marchar.

Su trabajo será juzgado no solo por la hincha y la directiva- que previsiblemente será relevada a principios de 2021- sino también por Lionel Messi, quien deberá volver a analizar su situación al finalizar la temporada antes de tomar la decisión, esta vez sin ningún obstáculo, de si finalmente dejará el Barcelona.