Leído

PANDEMIA

Con protocolo aprobado y sin fecha de regreso, River será el menos preparado para la Libertadores

Mie, 01/07/2020 - 5:07pm
Enviado en:
Por Urgente24

River Plate, uno de los candidatos al título en la Copa Libertadores de 2020 que permanece interrumpida a raíz de la pandemia de coronavirus, partirá en desventaja cuando se decida reanudar el torneo, en relación a sus tres rivales del Grupo D, Liga de Quito, San Pablo y Bi Nacional, que se encuentran en fases avanzadas de su puesta a punto. En ese contexto, si como se presume la Conmebol confirma la versión que circuló en las últimas horas y el torneo continental se reanuda en septiembre, el equipo “Millonario” que dirige Marcelo Gallardo será el de menor tiempo de entrenamiento entre los cuatro de su zona. Hace dos semanas atrás, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) aprobó el viernes 19/06 el “Protocolo de Recomendaciones Médicas para Entrenamientos, Viajes y Competiciones” y un “Manual Operativos de Llegadas y Salidas en Aeropuertos”, informó mediante un comunicado. Estas iniciativas del organismo rector del fútbol sudamericano fueron avaladas de manera unánime en reunión virtual de su Consejo Directivo. Ambos documentos, elaborados por la Comisión Médica de la entidad, en colaboración de epidemiólogos y representantes médicos de las Asociaciones Miembro, recopilan los procedimientos y medidas de prevención recomendados para la reactivación del fútbol sudamericano, que aún no tenía fecha estipulada hasta ese momento.

Imagen de Marcelo Gallardo, técnico de River Plate.
Contenido

Mientras desde este miércoles (01/07) rige en la zona denominada AMBA la cuarentena estricta ante el avance de casos del coronavirus, la actividad futbolística continúa paralizada en una parte de Sudamérica menos en Brasil. Ante este escenario, River Plate, uno de los candidatos al título en la Copa Libertadores de 2020 que permanece interrumpida a raíz de la pandemia del Covid-19, partirá en desventaja cuando se decida reanudar el torneo, en relación a sus tres rivales del Grupo D, Liga de Quito, San Pablo y Bi Nacional, que se encuentran en fases avanzadas de su puesta a punto.

En ese contexto, si como se presume la Conmebol confirma la versión que circuló en las últimas horas y el torneo continental se reanuda en septiembre, el equipo “Millonario” que dirige Marcelo Gallardo será el de menor tiempo de entrenamiento entre los cuatro de su zona.

River, que tiene a cinco de sus seis futbolistas extranjeros afuera del país cumpliendo con la cuarentena obligatoria que generó la pandemia, continúa entrenando con la modalidad virtual por la app Zoom que rige desde marzo pasado, y las especulaciones del cuerpo técnico que encabeza el “Muñeco” Gallardo es que nada cambiará durante todo julio, una situación diametralmente opuesta a la de sus rivales 'coperos'.

Así, la Liga de Quito comenzó a entrenarse desde hace dos semanas, San Pablo inició este último martes 30/06 los ensayos grupales y Bi Nacional lo hará desde la semana que viene, incluso con un refuerzo en su plantel.

El equipo ecuatoriano es el que mejor llegará al reinicio de la Copa porque además de llevar ya dos semanas de trabajo en el campo de juego, programó un par de partidos amistosos para los próximos días, el primero ante Aucas y el segundo frente a la Universidad Católica de Quito.

Además, el torneo ecuatoriano fijó fecha de inicio para la última semana de julio o a más tardar la primera de agosto, esto según las ciudades que estén disponibles, que serán las que hayan exhibido más baja cantidad de contagios.

En cuanto a Bi Nacional, en Perú se determinó que el torneo local retornará el 7 de agosto para disputarse en una única sede, que será Lima, que se apresta para albergar todos los partidos.

Bi Nacional inició la semana pasada los testeos de su equipo e incluso el club informó que en los primeros 10 análisis un solo futbolista arrojó resultado positivo, se trató de un jugador asintomático que fue aislado en cuarentena de acuerdo a lo recomendado por el protocolo sanitario local.

A su vez, el equipo peruano sumó como refuerzo al delantero Jean Deza, procedente de Alianza Lima, quien será anotado para jugar la Libertardores.

San Pablo, el rival con más pergaminos del grupo de River, sometió a su plantel a exhaustivos análisis y un grupo de 10 jugadores cumplieron ayer con el primer entrenamiento con miras al reinicio del torneo estadual, el Paulista.

En San Pablo la pandemia de Covid-19 propició una fuerte crisis en la economía y el club no pudo evitarla, de hecho anunció un recorte de hasta el 50% en los salarios de su plantel profesional y cuerpo técnico.

Esa decisión de la comisión directiva generó un profundo malestar en el plantel y su máxima figura, el lateral Dany Alves, ex compañero del astro rosarino Lionel Messi en el Barcelona, se ausentó en el regreso a los entrenamientos.

River, por su parte, además de no entrenarse ningún día desde mediados de marzo último, sufrió la baja significativa del delantero Ignacio Scocco, quien decidió retornar a Newell's Old Boys para terminar su carrera en el club en el que la comenzó.

La inactividad a raíz de la pandemia será una dificultad más a resolver por Gallardo, en un grupo que comenzó muy parejo, con dos fechas disputadas en las cuales los cuatro equipos ganaron un partido y perdieron el otro.

En la primera fecha, River perdió en la altura de Quito con La Liga por 3-0, mientras que San Pablo cayo sobre la hora en Perú ante Bi Nacional por 2-1 luego de haber estado ganando el partido.

En la segunda fecha, River vapuleó a Bi Nacional por 8-0 en el estadio ‘Monumental’ de Núñez y San Pablo se impuso en el Morumbí sobre Liga de Quito por un cómodo 3-0.

De manera que a esa inquietud sobre la preparación, se suma la preocupación de Gallardo para no perder a ningún titular cuando se reabra el mercado de pases en Europa, dado que Gonzalo Montiel, Lucas Martínez Quarta y Rafael Santos Borré son pretendidos por clubes del “Viejo Continente”

Hace dos semanas atrás, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) aprobó el viernes 19/06 el “Protocolo de Recomendaciones Médicas para Entrenamientos, Viajes y Competiciones” y un “Manual Operativos de Llegadas y Salidas en Aeropuertos”, informó mediante un comunicado.

Estas iniciativas del organismo rector del fútbol sudamericano fueron avaladas de manera unánime en reunión virtual de su Consejo Directivo. 

Ambos documentos, elaborados por la Comisión Médica de la entidad, en colaboración de epidemiólogos y representantes médicos de las Asociaciones Miembro, recopilan los procedimientos y medidas de prevención recomendados para la reactivación del fútbol sudamericano, que aún no tiene fecha estipulada.

“Es fundamental afrontar la reactivación del fútbol con un documento marco de procedimientos y medidas de prevención generales que se puedan aplicar como mínimo común en las diferentes Asociaciones Miembro, y así garantizar la salud de todos” aseguró el paraguayo Alejandro Domínguez, presidente de la Conmebol.

Cuatro semanas atrás, Gonzalo Belloso, Secretario General de la Conmebol, estimó el miércoles 03/06 que “en septiembre se podría jugar” en todo el continente, poniendo en marcha la actividad futbolística interrumpida por la aparición de la pandemia del coronavirus.

“Creemos que en septiembre se podría volver a jugar en toda Sudamérica. Tal vez, en algunos lugares, antes”, expresó el directivo de la entidad continental.

El ex delantero de Rosario Central, de 46 años, se mostró optimista en reanudar la disciplina en el noveno mes del año, puntualizando que “esta enfermedad tiene un pico rápido y un descenso rápido, también” declaró en ‘Closs Continental’ (AM 590/FM 104.3)

Belloso sostuvo que “en algunos países como Paraguay pareciera que la actividad puede volver antes, pero estimamos que en el resto del continente, septiembre sería una fecha más que probable” insistió.

La Liga paraguaya de fútbol, si las condiciones sanitarias lo permiten, estipula regresar oficialmente el 17 de julio. Pero otros destinos como “Perú, Brasil o Chile, por ahí, vuelven más tarde”, señaló.

El también ex jugador de Lanús contó que durante los últimos días hubo un encuentro virtual con preparadores físicos de diferentes equipos sudamericanos y entre todos acordaron que “el período estimativo” de entrenamientos antes de reanudar la actividad rondará “en las seis semanas, aproximadamente”, manifestó.

“El acondicionamiento demandará seis semanas, aproximadamente. La exigencia que requiere la competencia está en ese lapso”, agregó.

Gonzalo Belloso manifestó que aun cuando la intención es finalizar la competencia “en diciembre próximo” no sería aconsejable “cargar la programación con miércoles-domingo, miércoles-domingo”, estimó. 

El dirigente del fútbol sudamericano destacó que la Conmebol está “trabajando en un protocolo de viajes por el continente para cuando se reanuden los campeonatos” puntualizando que los torneos internacionales (Copa Libertadores-Copa Sudamericana) también tienen fecha prevista de arranque “para fines de septiembre u octubre”.

Por su parte, Belloso también reveló que en el cónclave virtual que mantuvo con autoridades de FIFA hace un mes se evaluó la posibilidad de arrancar las eliminatorias sudamericanas rumbo al Mundial Qatar 2022 en septiembre.

“Acompañamos la decisión de iniciar las eliminatorias en septiembre. Si se puede, sería espectacular”, se esperanzó.

Pero Gonzalo Belloso no cerró la oportunidad de que la competencia clasificatoria para la Copa del Mundo “comience en octubre o noviembre si no dan las condiciones sanitarias. No hay que apurar los pasos y trabajar en equipo”, certificó.

En abril pasado, la Conmebol ratificó la intención de completar antes de fin de año la presente edición de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, ambas suspendidas por la propagación del virus Covid-19.

En cuanto a las Eliminatorias para el Mundial 2022, que debieron empezar en marzo, la entidad con sede en la ciudad paraguaya de Luque recordó que la fecha de inicio reprogramada por FIFA -organizador de la competencia- fue del 4 al 8 de septiembre, con el formato original de “todos contra todos”.

Con el presidente de AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, como uno de sus integrantes, el Consejo Directivo de la Conmebol se reunió en abril pasado de manera virtual para analizar el contexto del fútbol sudamericano frente a la emergencia sanitaria mundial por el coronavirus.

La dirigencia coincidió en la prioridad de “preservar la salud de la gran familia del fútbol sudamericano” y no había fijado fecha para la reanudación de las competencias continentales de clubes a la espera de la recomendación de las autoridades sanitarias de cada país.

De todos modos, el Consejo había reafirmado la voluntad de completar este año la disputa de la Libertadores y la Sudamericana, presumiblemente a partir de agosto, para lo que los futbolistas de todos los clubes participantes deberían estar en condiciones de entrenarse como mínimo desde julio.

Esa situación dependerá del contexto sanitario en cada país de Sudamérica, que actualmente registra más de 69.000 contagios y de 3.100 muertes. Los países con número de infectados más altos son Brasil, Perú, Chile y Ecuador.

Ante esta situación, la Comisión Médica de la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) acercó el martes 14/04 un protocolo a la AFA y a las otras asociaciones con una serie de recomendaciones sanitarias que deberán respetarse a rajatabla una vez que los clubes retomen los entrenamientos y las competencias que ocasionó su paralización por la propagación del virus Covid-19.

La idea de la entidad madre del fútbol sudamericano es dividir no solo la práctica dentro de un campo de juego: además buscará que cada institución respete el protocolo logístico los días de partido. “Los transportes colectivos se harán cuidando las normas establecidas, utilizando mascarillas y guantes y desinfectando los vehículos después de cada servicio”, explicó la Conmebol.

Además, un detalle no menor es que la llegada del plantel profesional, cuerpo técnico y personal de trabajo a los estadios podría dividirse en subgrupos para evitar la aglomeración de gente: “Se analiza la posibilidad de realizar el transporte colectivo por grupos, entre jugadores, cuerpo técnico y personal auxiliar, para evitar el contacto entre ellos y procurar mantener la distancia entre personas”.

En lo que respecta a los entrenamientos diarios, se hará hincapié en que el cuerpo médico “le tome la temperatura a todo el grupo diariamente”, y además el comunicado recomienda no movilizarse fuera del lugar de trabajo.

“Se deben hacer las pruebas de COVID-19 a todas las personas participantes y disponer del aprovisionamiento de agua, alimentos y material necesario para evitar entradas y salidas innecesarias”, comunicó.

Las pruebas serán responsabilidad del médico del plantel, quién deberá acudir al domicilio de cada integrante o las hará en las instalaciones del club, pero con la particularidad de que la persona no podrá bajar de su vehículo.

También, el protocolo habla del uso de los gimnasios y de otros espacios cerrados en común, recomienda hacerlo en pequeños grupos, con manos y caras cubiertas; se utilizará material desinfectado y respetando el distanciamiento social de al menos 3 metros, según el boceto del instructivo, que se encuentra en la fase final de su elaboración.

Conmebol también recomendará mantener la distancia en el campo de juego, evitar aglomeraciones y concentración de futbolistas, algo que están aplicando en Alemania y que obligó a los entrenadores a buscar nuevas metodologías de trabajo, con la utilización de escarapelas de diferentes colores para identificar los que realizan trabajos individuales o colectivos.

Para los jugadores, también se indicará que están prohibidas las visitas de personas no habituales en su domicilio y cada club velará por el aislamiento de todos los integrantes de su plantel: jugadores, cuerpo técnico y médico en sus respectivas viviendas.

Con algún positivo en estos testeos, se aislará al paciente en su domicilio y volver a realizar el testeo junto a su familia, además de desinfectar la vivienda. Todas estas recomendaciones que tomará Conmebol tienen muchos puntos en común con los protocolos médicos que realizaron La Liga de España o la Bundesliga de Alemania.

La Copa Libertadores, cuya final está prevista para el 21 de noviembre en el estadio Maracaná de Río de Janeiro, fue suspendida el jueves 12 de marzo luego de completarse la segunda fecha de la fase de Grupos.

La Copa Sudamericana, a definirse el 7 de noviembre en el estadio Mario Alberto Kempes de Córdoba, fue interrumpida tras jugarse todos los cruces de primera ronda.

En el ámbito de selecciones, la Conmebol también reconfirmó la Copa América que debían organizar este año Argentina y Colombia mantiene su disputa entre junio y julio de 2021.

Esta decisión esta ligada a la decisión de FIFA de conservar la actual estructura de disputa todos contra todos en las Eliminatorias Sudamericanas, con la primera fecha doble en septiembre de este año.

Pero dar por cerrada esa determinación resulta aventurado ya que también dependerá de la realidad sanitaria mundial, ya que de esa competencia participan muchos futbolistas de clubes de Europa y el resto del mundo que hoy no saben si podrán viajar en las fechas previstas para jugar los partidos.

La FIFA defiende la premisa de un calendario “organizado y sustentable” para permitir también la conclusión de todas las ligas domésticas suspendidas por el coronavirus.

Por esa razón, no se descarta un borrador para jugar las Eliminatorias entre 2021 y 2022 -el año del Mundial- con un sistema de disputa de dos grupos de cinco equipo, formato que no utiliza desde la clasificación para Estados Unidos 1994.

Bajo esa idea, los diez seleccionados sudamericanos se ordenarían por ranking FIFA y Argentina no sería cabeza de serie ya que se encuentra por debajo de Brasil y Uruguay.