FÚTBOL

CORONAVIRUS

Con la ‘Burbuja’ en la mira y con 18 contagiados, Boca gestiona para que entrenen los negativos

Con 18 jugadores del plantel de Boca positivos en coronavirus, la dirigencia del club hace gestiones ante el Ministerio de Salud bonaerense para que puedan entrenarse los que dieron negativo, junto con aquellos que por diferentes razones estaban fuera de la concentración en el hotel de la zona de Ezeiza. En tanto, quedó confirmado que el entrenador Miguel Ángel Russo, doble paciente de riesgo ya que tiene 64 años y en 2018 sufrió una enfermedad oncológica, dio negativo en el hisopado que se realizó este último miércoles 02/09. El DT permanece en su casa y en muy buen estado de salud. Esta semana, Boca informó el último lunes 31/08 la aparición de un brote de coronavirus dentro de la delegación que realizaba una burbuja sanitaria en la localidad bonaerense de Ezeiza y suspendió de manera preventiva sus entrenamientos por 72 horas, hasta cumplir con nuevos testeos PCR. El club de la Ribera detalló en un comunicado que “algunos integrantes del plantel dieron resultado positivo” durante los hisopados rápidos que se realizaron el viernes pasado por la noche cuando “se detectaron síntomas compatibles con Covid-19”. Hace casi una semana, Argentina aprobó el martes 25/08 el protocolo sanitario de la Conmebol sobre el cierre del plazo que le había otorgado el máximo organismo sudamericano para hacerlo y en lo inmediato, cuando vuelvan a competir en Copa Libertadores el jueves 17 de septiembre, los planteles de Boca Juniors, River Plate, Racing Club, Defensa y Justicia y Tigre no tendrán que realizar la cuarentena obligatoria cuando salgan y regresen al país para competir. La Conmebol, en acuerdo con expertos epidemiólogos, dispondrá de un “Representante de Salud” para cada uno de los clubes que compiten en la Libertadores y Copa Sudamericana con vistas al regreso de la actividad. Se tratará de una persona encargada de velar “por el cumplimiento y supervisión de la normativa y medidas de prevención tanto en los entrenamientos y viajes del club, como en los encuentros en los que el equipo juegue de local”, según afirmó el máximo organismo rector del fútbol sudamericano en su página oficial a través de un comunicado. Hace casi cuatro semanas, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ratificó el jueves 06/08 la fecha de reinicio de la Copa Libertadores, el 15 de septiembre próximo y la de la Sudamericana, el 27 de octubre, tras la suspensión por la pandemia de coronavirus, y aprobó un protocolo de “concentración sanitaria” para posibilitar la competencia de los equipos participantes en los diez países de sus asociaciones miembro. En una reunión virtual, con la presencia del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el Consejo Directivo de la entidad autorizó además modificaciones reglamentarias en ambas competencias como la ampliación de tres a cinco cambios en los partidos para preservar la integridad física de los futbolistas luego del receso. Hace casi 20 días, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el Gobierno Nacional acordó el regreso de los entrenamientos en el fútbol profesional para el lunes 10/08 con un protocolo que incluye, como condición indispensable para volver a las prácticas, la realización de tests de Covid-19. Y aquí está la polémica, porque los médicos de los clubes a través de la AFA le pidieron al Gobierno nacional los PCR (hisopados) para determinar si hay contagiados en sus equipos en el momento y no los test serológicos que detectan sólo los anticuerpos en sangre de Covid-19 y que fueron los que finalmente se terminaron acordando. Por otro lado, el argentino Gonzalo Belloso, secretario general adjunto y director de Desarrollo de Conmebol, advirtió el jueves 06/08 que “los únicos testeos válidos son los PCR” ante la posibilidad de realizar exámenes serológicos en Argentina cuando se reiniciaron los entrenamientos el lunes 10/08 de los equipos de la Liga Profesional más Tigre, de la segunda división. “Para la Conmebol sólo es válido y obligatorio el hisopado PCR, el testeo serológico no lo es más allá de su efectividad”, apuntó el directivo tras la reunión del Consejo del fútbol de la Conmebol que ratificó el comienzo de la Copa Libertadores el 15 de septiembre.

Argentina atraviesa una semana complicada a raíz de la gran cantidad de contagios del coronavirus por lo que el gobierno nacional evaluaría volver a la Fase 1 del Aislamiento Social y Preventivo Obligatoria para intentar detener el avance de la pandemia. 

Ante este escenario, con 18 jugadores del plantel de Boca positivos con Covid-19, la dirigencia del club hace gestiones ante el Ministerio de Salud bonaerense para que puedan entrenarse los que dieron negativo, junto con aquellos que por diferentes razones estaban fuera de la concentración en el hotel de la zona de Ezeiza.

En tanto, quedó confirmado que el entrenador Miguel Ángel Russo, doble paciente de riesgo ya que tiene 64 años y en 2018 sufrió una enfermedad oncológica, dio negativo en el hisopado que se realizó este último miércoles 02/09. El DT permanece en su casa y en muy buen estado de salud.

Boca Juniors totaliza ya 26 casos de coronavirus positivo, de los cuales 18 son futbolistas del plantel profesional, según confirmó en la noche de este último miércoles 02/09 el club en un comunicado.

Ocho de los jugadores son asintomáticos y diez tienen síntomas leves, mientras que tres de los contagiados son integrantes del cuerpo técnico, uno del cuerpo médico y seis son empleados de diferentes áreas del club de la Ribera.

De los futbolistas afectados, nueve son de la base titular habitual de Russo, según informó un cable emitido por la agencia estatal de noticias Télam.

Si bien el club evitó en el comunicado publicar los nombres, se supo que los jugadores titulares afectados son Esteban Andrada, Julio Buffarini, Lisandro López, Carlos Izquierdoz, Frank Fabra (el arquero y toda la defensa titular); Guillermo “Pol” Fernández, Eduardo Salvio, Franco Soldano y Ramón “Wanchope” Ábila.

Los únicos titulares que no están infectados son Jorman Campuzano y Carlos Tevez.

Y cabe recordar que el colombiano Sebastián Villa, titular indiscutido para Miguel Ángel Russo tras ser una de las figuras en el tramo final de la Superliga que ganó Boca el 7 de marzo pasado, no podrá jugar partidos oficiales según lo resolvió la secretaría de fútbol “xeneize”.

La medida que adoptó el club señala que Villa no podrá jugar en Boca hasta que la justicia se expida en la causa que afronta por violencia de género, debido a una denuncia de su expareja Daniela Cortés.

A la lista de infectados en el plantel boquense hay que agregarle a los arqueros Agustín Rossi, Javier García y Manuel Roffo; los defensores Leonardo Jara y el juvenil Renzo Giampaoli; y los delanteros Mauro Zárate, Walter Bou, Mateo Retegui, el juvenil Pablo Gerzel

Dirigentes boquenses se reunirán en las próximas horas con autoridades sanitarias nacionales para ver si habilitan a los futbolistas contagiados para que pueden realizar la cuarentena fuera del hotel Howard Johnson, de donde deberían salir el sábado, o si deberán permanecer allí.

La idea ahora es que los que dieron negativo, junto con Gonzalo Maroni, quien volvió del préstamo en la Sampdoria y este jueves (03/09) se entrenó con la Reserva; y el colombiano Edwin Cardona, recientemente contratado, puedan trabajar juntos, aunque en distintos grupos.

A ellos se sumarían los que ya tuvieron Covid-19, como Iván Marcone, Agustín Lastra y Agustín Almendra, para trabajar -con previa autorización- en el centro de entrenamientos de Ezeiza o en la cancha que tiene el hotel.

Todo el plantel de Boca volverá a realizarse este viernes (04/09) a testeos PCR, estudios ECG y ecocardiogramas. 

Esta semana, Boca Juniors informó este último lunes 31/08 la aparición de un brote de Covid-19 dentro de la delegación que realizaba una burbuja sanitaria en la localidad bonaerense de Ezeiza y suspendió de manera preventiva sus entrenamientos por 72 horas, hasta cumplir con nuevos testeos PCR.

El club de la Ribera detalló en un comunicado que “algunos integrantes del plantel dieron resultado positivo” durante los hisopados rápidos que se realizaron el viernes pasado por la noche cuando “se detectaron síntomas compatibles con Covid-19”.

“El domingo 30 se repitieron los testeos PCR a todos los integrantes de la delegación, arrojando la aparición de un brote de contagio”, aseguró oficialmente el club sin precisar el número de personas afectadas.

Frente a esa situación, los miembros del plantel y el todo el staff “Xeneize” fueron aislados en sus habitaciones del hotel Howard Jonhson en Ezeiza y quedaron suspendidas las prácticas por 72 horas.

Las sesenta personas que integran el plantel, cuerpo técnico, utilería y empleados, que se encuentran concentrados desde el lunes 24 de este mes, tendrán que permanecer durante tres días en sus habitaciones en el marco de una estricta cuarentena.

Las personas infectadas por el coronavirus presentaban un “estado de salud excelente” y se encuentran “bajo estricta supervisión médica, kinésica, nutricional y psicológica”, indicó el comunicado oficial de Boca.

“El plantel está siendo evaluado dos veces por semana desde la reanudación de la actividad presencial y ya se cumplieron más de 500 testeos. Los días 18, 21 y 26 de agosto, todos los PCR presentados fueron negativos y el día 24 de agosto los estudios enviados por la AFA también resultaron negativos”, agregó.

“En la evaluación están incluidos todo el personal del Centro de entrenamientos de Ezeiza y también el personal del hotel donde el plantel esta alojado”, completó el informe del club.

Al menos tres futbolistas tuvieron manifestaciones compatibles con la Covid-19, por lo que el último lunes 31/08 no se entrenaron y se quedaron en sus habitaciones. Pero con el correr de las horas trascendió que el número de infectados es mayor a una docena de casos, según informó un cable de la agencia oficial de noticias Télam.

Según finaliza el comunicado difundido por Boca Juniors, “a excepción de un jugador, se pudo identificar previo a la aparición de síntomas a aquellos que dieron positivo. El estado de salud es excelente en todos los casos, esperando los tiempos sanitarios y médicos para el pronto retorno a la actividad”.

Hace casi una semana, Argentina aprobó el último martes 25/08 el protocolo sanitario de la Conmebol sobre el cierre del plazo que le había otorgado el máximo organismo sudamericano para hacerlo y en lo inmediato, cuando vuelvan a competir en Copa Libertadores el jueves 17 de septiembre, los planteles de Boca Juniors, River Plate, Racing Club, Defensa y Justicia y Tigre no tendrán que realizar la cuarentena obligatoria cuando salgan y regresen al país para competir.

“Este es un protocolo que estudiamos mucho y creemos que es muy estricto y su aplicación no permite que haya ningún riesgo de esparcimiento del coronavirus, porque habrá una intervención de cada una de las áreas sanitarias para las delegaciones que viajen y que tendrán un seguimiento muy severo”, anunció el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens, tras la reunión que se realizó en la Casa Rosada donde se resolvió la aprobación.

De ese encuentro participaron junto a Lammens el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero; los ministros Ginés González García (Salud) y Mario Meoni (Transporte), además de la directora de Migraciones, Cecilia Rodríguez.

Argentina y Uruguay eran los únicos dos países de los 10 que componen las asociaciones miembro de la Conmebol que no habían todavía prestado su aprobación al protocolo de la Conmebol, mientras que junto a Chile habían pedido hasta el martes 25/08 a las 18 de Paraguay para verificar en donde oficiarían como locales los clubes que los representan.

Dentro de todos los puntos que componen este protocolo sanitario había uno que era fundamental y una vez que se desanudara, permitiría la aprobación de las autoridades sanitarias argentinas, y era el de la cuarentena obligatoria que deben practicar todos los ciudadanos de este país que lleguen desde el exterior.

Para evitar esa cuarentena, el protocolo de la Conmebol observa que todas las delegaciones que lleguen a los países donde tengan que jugar permanezcan en ellos no más de 72 horas, para no realizar los 14 días de aislamiento previstos por la Organización Mundial de la Salud (OMS), “ya que el objetivo es que haya el menor movimiento posible y también que las visitas de las delegaciones se acorten al máximo”, aclaró Lammens.

El encuentro que definió esta aprobación se desarrolló en el salón Mujeres Argentinas, de la Casa de Gobierno, y quien no estuvo allí presente fue el presidente de AFA, Claudio “Chiqui” Tapia.

Simultáneamente con la aprobación del protocolo se verificaron también los escenarios en los que jugarán desde la tercera fecha de la fase de grupos de la Libertadores los cinco representantes argentinos, que lo harán en sus respectivos estadios en lo que respecta a Boca, River, Defensa y Justicia y Tigre, mientras que River lo hará en el estadio Libertadores, ya que tiene el Monumental en refacción.

“Los protocolos de concentración sanitaria presentados por Conmebol fueron aprobados por el Gobierno de Argentina para los encuentros de los partidos de la Libertadores y Sudamericana 2020. Nuestro fútbol cada vez más cerca”, confirmó en la noche del mismo martes 25/08 el máximo organismo sudamericano.

Y agregó, para cerrar oficialmente el listado de 10 aprobaciones del protocolo sanitario que se concretó esta noche: “El Gobierno de Uruguay aprobó los protocolos de concentración sanitaria presentados por Conmebol para la disputa de los partidos de la Libertadores y Sudamericana 2020. Juntos Crecemos en Grande”, destacó finalmente el ente presidido por el paraguayo Alejandro Domínguez.

Ahora sí, con todo aprobado desde Argentina hacia la Conmebol y viceversa, la primera certeza para el fútbol nacional es que cuatro equipos de primera división y uno de la Primera Nacional volverán a tener competencia oficial dentro de exactamente 23 días.

El máximo organismo rector del fútbol sudamericano, en acuerdo con expertos epidemiólogos, dispondrá de un “Representante de Salud” para cada uno de los clubes que compiten en ambos torneos con vistas al regreso de la actividad.

Se tratará de una persona encargada de velar “por el cumplimiento y supervisión de la normativa y medidas de prevención tanto en los entrenamientos y viajes del club, como en los encuentros en los que el equipo juegue de local”, según afirmó Conmebol en su página oficial a través de un comunicado.

Cada institución, informará al ente que regula el fútbol sudamericano la persona designada para desempeñar esa función. Según el protocolo, podrá ser una persona ajena al cuerpo médico del club.

Las funciones del “Responsable de Salud” contemplan la elaboración de un plan de limpieza y desinfección de instalaciones; controles de temperatura corporal; el cumplimiento de normas básicas de higiene; el procedimiento adecuado de higiene; la distribución del material de protección; intervención e información sobre posibles infracciones y la entrega de instalaciones en correcto estado al club visitante, árbitros y staff de la competición.

Hace casi cuatro semanas, la Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol) ratificó el jueves 06/08 la fecha de reinicio de la Libertadores, el 15 de septiembre próximo y la de la Sudamericana, el 27 de octubre, tras la suspensión por la pandemia del Covid-19, y aprobó un protocolo de “concentración sanitaria” para posibilitar la competencia de los equipos participantes en los diez países de sus asociaciones miembro.

En una reunión virtual, con la presencia del presidente de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA), el Consejo Directivo de la entidad autorizó además modificaciones reglamentarias en ambas competencias como la ampliación de tres a cinco cambios en los partidos para preservar la integridad física de los futbolistas luego del receso.

Asimismo, los jugadores podrán representar a más de un club dentro de la misma edición 2020 de la Copa Libertadores y la Copa Sudamericana, como también el futbolista que haya cambiado de camiseta no tendrá impedimento de regresar a su equipo original, algo que no estaba permitido. Estos cambios sólo regirán para la presente temporada.

Una de las decisiones más esperadas estaba relacionada con las fechas de reinicio de las dos copas ante la posibilidad latente que se retrasaran algunas semanas a partir de un pedido liderado por la AFA, que recién el próximo lunes contará con sus clubes entrenando de manera presencial con las medidas de seguridad sanitaria dispuestas por el Gobierno argentino.

Sin embargo, la Conmebol no hizo lugar a ninguna modificación y ratificó que la vuelta de la Libertadores será el 15 de septiembre y la de la Sudamericana, el 27 de octubre como estaba previsto inicialmente.

Bajo este esquema, los primeros equipos argentinos en ver acción serán Boca Juniors como visitante de Libertad de Paraguay; Tigre, ante Guaraní en ese mismo país; Racing Club frente a Nacional de Uruguay en Avellaneda; River Plate contra San Pablo en el estadio Morumbí y Defensa y Justicia con Delfín de Ecuador en Florencio Varela. Todos esos partidos se jugarán el jueves 17 de septiembre por la tercera fecha de la fase de Grupos.

Otro punto central del encuentro dirigencial giró en torneo al nuevo Protocolo de “Concentración Sanitaria”, que autoriza el ingreso por 72 horas a los países de Sudamérica, bajo estrictas normas sanitarias, a los miembros de la delegación de los clubes visitantes, con expresa autorización de comparecer solamente a entrenamientos y al partido de Copa Libertadores o Copa Sudamericana.

Este procedimiento evita que los integrantes de las distintas delegaciones cumplan con la cuarentena obligatoria de 14 días al ingresar a otro país, previo testeo negativo en el lugar de origen.

Hace casi 20 días, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) y el Gobierno Nacional acordó el regreso de los entrenamientos en el fútbol profesional para el lunes 10/08 con un protocolo que incluye, como condición indispensable para volver a las prácticas, la realización de tests de Covid-19.

Y aquí está la polémica, porque los médicos de los clubes a través de la AFA le pidieron al Gobierno nacional los PCR (hisopados) para determinar si hay contagiados en sus equipos en el momento y no los test serológicos que detectan sólo los anticuerpos en sangre de Covid-19 y que fueron los que finalmente se terminaron acordando.

En ese contexto, el secretario ejecutivo de AFA Nicolás Russo, anunció que todos los kits para los testeos ya fueron comprados por la AFA y serán repartidos a los clubes.

“La AFA compró los test y los estará enviando a cada club para que realicen los controles. Se invirtieron más de 1.5000.000 dólares en todo esto (200 mil aportó la Conmebol)”, precisó Russo.

“Los médicos de los clubes no estamos de acuerdo con esto. El test indicado es el PCR, que figuraba en el protocolo presentado al Gobierno nacional. No tenemos mucha información todavía desde la AFA”, denunció el médico de Estudiantes de La Plata, Hugo Montenegro, una de las pocas voces que se alzó públicamente.

Y explicó: “Los testeos rápidos no son considerados efectivos y el problema es que hay muchos falsos positivos que nos dejarían jugadores aislados de manera innecesaria. No veo viable que se pueda trabajar con test rápidos. Lo ideal sería volver a los entrenamientos con los hisopados”.

“Sabemos que se registrarán casos positivos de Covid-19” advirtió el secretario general de AFA y presidente de Racing, Víctor Blanco.

En resumen, la AFA sólo pagará por los test rápidos y los clubes deberán pagarse el PCR, generándoles un costo adicional en plena crisis económica por la pandemia y falta de ingresos por la suspensión del fútbol y la consecuencia falta de ingresos por la televisación.

Se calcula que el test rápido cuesta $1.500 y el PCR entre unos $6.000 hasta $8.500.

Según el diario Olé, se estima que los clubes de Primera tendrán el dinero para pagar el hisopado de unas 50 personas.

Según el portal Doble Amarilla, la mayoría de los clubes tienen localizados los laboratorios para adquirir los PCR. Por otra parte, aguardan la llegada de los testeos serológicos de AFA, que servirán para detectar si los profesionales tuvieron coronavirus anteriormente y si desarrollaron anticuerpos, pero no si lo tienen actualmente.

El primer test a los futbolistas se realizará 72 horas antes del regreso a la actividad y el segundo luego de la primera sesión de entrenamiento. Luego, semanalmente, lo que incrementa los costos.

¿Qué se hace en Europa? Los equipos participantes en competiciones europeas, como la Liga de Campeones o la Liga Europa tendrán que superar tests PCR dos o tres días antes de cada encuentro y antes de viajar, según el protocolo de la UEFA, justamente porque ese método es el que determina si alguien tiene Covid-19 a diferencia del serológico que sólo indica si una persona tiene anticuerpos.

Por otro lado, el argentino Gonzalo Belloso, secretario general adjunto y director de Desarrollo de Conmebol, advirtió que “los únicos testeos válidos son los PCR” ante la posibilidad de realizar exámenes serológicos en Argentina cuando se reiniciaron los entrenamientos el lunes 10/08 de los equipos de la Liga Profesional más Tigre, de la segunda división.

“Para la Conmebol sólo es válido y obligatorio el hisopado PCR, el testeo serológico no lo es más allá de su efectividad”, apuntó el directivo tras la reunión del Consejo del fútbol de la Conmebol que ratificó el comienzo de la Copa Libertadores el 15 de septiembre.

La determinación de la entidad continental chocó con la decisión de la AFA de repartir testeos serológicos para avanzar con la vuelta de las prácticas.

“En el caso de tener cierta cantidad de jugadores enfermos, cabe la posibilidad de suspender los partidos. Necesitamos que todos se cuiden también en su vida privada. El virus no se va a ir por un tiempo y hay que acomodarse”, pidió Belloso en diálogo con radio La Red.

El objetivo de los directivos es evitar la cuarentena obligatoria en cada país, que en Argentina es de 14 días y en Uruguay de una semana, para cualquier persona que ingrese desde el exterior. Para ello se creará una concentración sanitaria para entrar y salir sin contactar al personal de los hoteles y sólo jugar el partido.

“Por ejemplo, River tiene que ir a enfrentar a un equipo de Brasil, va en un micro lacrado y en un avión antes, y la única exposición será en el partido y al terminar regresarán al país. Es la manera que encontró el fútbol en el mundo para seguir sus torneos”, comentó.

Además, desde Conmebol se les aconsejará “no entrenar” cuando se viaje, atendiendo que algunos son “distancias largas” y allí se verán “las excepciones”.

“Tenemos países más avanzados y otros con el protocolo en proceso. Es importante conseguir la aprobación para jugar la Copa Libertadores, ya que será el mismo método para las Eliminatorias Sudamericana. No inventamos nada, es el mismo que se utiliza en otros lados del mundo: testear a los equipos, trasladarlos, que jueguen contra otro testeado y vuelvan”, concluyó el dirigente y exfutbolista.

“Queremos que de Europa vengan con tranquilidad a jugar”, agregó en relación a la competencia clasificatoria para el próximo Mundial Qatar 2022, cuya primera doble fecha fue programada por FIFA para llevar a cabo entre jueves 8 y el martes 13 de octubre.

En relación al arbitraje, el Consejo de la Conmebol resolvió adaptar las disposiciones reglamentarias a la pandemia y permitirá que las ternas puedan tener jueces de diferentes nacionalidades. En tanto, para casos de extrema necesidad, se autorizó la posibilidad de que los árbitros sean del país local.

Por último, el cuerpo de dirigentes sudamericanos determinó que el 16 de noviembre comience la fase final del torneo femenino Sub 20 en Argentina. La pandemia había interrumpió esta competición en San Juan y San Luis una vez terminada la ronda inicial con la clasificación de Brasil, Colombia, Venezuela y Uruguay.

Argentina también será sede del clasificatorio sudamericano femenino Sub 17, entre el 30 de noviembre y el 19 de diciembre, dispuso la Conmebol.

Los torneos de estas categorías, en la rama masculina, serán disputados del 2 al 27 de febrero del 2021 en Colombia (Sub 20) y del 31 de marzo al 25 de abril del 2021 en Ecuador (Sub 17).

La burbuja sanitaria de Boca estaba prevista hasta el sábado próximo, día en el que Boca tiene agendado un partido amistoso ante Tigre a puertas cerradas en la Bombonera.

Boca volverá a jugar un partido oficial el 17 de septiembre en Asunción, contra Libertad de Paraguay, por la tercera fecha del Grupo H de la Copa Libertadores 2020.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario