BRICS > Brasil > Argentina

MUY IMPORTANTE

Brasil es BRICS ¿qué parte no entendieron en la OTAN?

BRICS es Brasil Rusia India China Sudáfrica, y es la apuesta geopolítica más importante de Itamaraty ¿Qué es lo que no se entiende?

BRICS es una política de Estado de Brasil: entre el PT y Jair Bolsonaro la política que permaneció fue la adhesión a esa alianza geopolítica. Es más: Sergio Massa es el principal beneficiario porque puede especular ante USA con la necesidad de respaldar a la Argentina pese a que la Argentina, en este mismo gobierno de Alberto Fernández, ha pedido una membresía en BRICS.

Es un enigma por qué motivo algunos medios de comunicación y periodistas brasileros se manifiestan sorprendidos por la realidad de que Luiz Inácio Lula da Silva, tal como antes Jair Bolsonaro, no sólo mantiene su pertenencia a BRICS sino que, además, mantiene como objetivo un eje muy interesante del bloque: la desdolarización de su comercio entre socios.

El canciller de Rusia, Serguei Lavrov, llega este lunes (17/04) a Brasilia para un viaje de 2 días, en la primera etapa de una gira por América Latina.

Folha de S. Paulo: "Más que la visita de Estado a China, en la que ya era difícil para Luiz Inácio Lula da Silva (PT) mantener la imagen de neutralidad en el contexto de la Guerra Fría 2.0 entre Beijing y Washington DC, la visita de Lavrov posiciona a Brasil de un lado del conflicto en Ucrania a los ojos de la diplomacia estadounidense y occidental."

Muy importante (y racional): para Brasil es mucho más importante BRICS que Ucrania, un país que puede desaparecer en breve, absorbido por Polonia -menos Donbas, que será ruso- si entre la Unión Europea y USA no reúnen los US$ 500.000 millones que hasta la fecha se precisan para la reconstrucción, según Volodymyr Zelensky, sin considerar la deuda pública contraída para la compra de armamento.

Subestimar BRICS es lo que llevó a USA al chasco con India: cuando esperaba su pertenencia al bloque pro Ucrania, India incremento su comercio con Rusia.

En Abu Dhabi (Emiratos Árabes Unidos, escala en su regreso a Brasil desde China), Luiz Inácio Lula da Silva acusó a Estados Unidos y Europa de contribuir a la continuación de la guerra en Ucrania: conferencia de prensa en la que defendió la negociación de paz entre Rusia y Ucrania con una reunión de países neutrales.

Urgente24 siempre ha defendido esos esfuerzos, en particular los del presidente de Türkiye, Tayyip Recep Erdogan, antes que el terremoto en año electoral, lo quitara de escena. Y también se ha denunciado que USA quien frustró las consecuencias del último encuentro 'face-to-face' entre rusos y ucranianos, que fue, precisamente, en Estambul.

“La paz es muy difícil. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, no toma la iniciativa por la paz, [el presidente de Ucrania], Volodymyr Zelensky, no toma la iniciativa por la paz. Europa y USA terminan contribuyendo a la continuidad esta guerra", afirmó ahora Lula.

La construcción de la guerra fue más fácil de lo que será la salida de la guerra. Porque la decisión de guerra fue tomada por 2 países. Y ahora estamos tratando de construir un grupo de países que no tengan nada que ver con la guerra, que no quieran la guerra, que quieran construir la paz en el mundo, para hablar tanto con Rusia como con Ucrania. Pero también tenemos que tener en cuenta que también necesitamos hablar con los Estados Unidos y la Unión Europea. La construcción de la guerra fue más fácil de lo que será la salida de la guerra. Porque la decisión de guerra fue tomada por 2 países. Y ahora estamos tratando de construir un grupo de países que no tengan nada que ver con la guerra, que no quieran la guerra, que quieran construir la paz en el mundo, para hablar tanto con Rusia como con Ucrania. Pero también tenemos que tener en cuenta que también necesitamos hablar con los Estados Unidos y la Unión Europea.

La propuesta sería la creación de un 'G20 político' y lo habló con el presidente chino, Xi Jinping, y con el presidente de Emiratos Árabes Unidos, jeque Mohammed ben Zayed al Nahyan. Él pretende involucrar a los países latinoamericanos en este contexto.

Acerca de BRICS y Brasil, Vinicius Doria y Henrique Lessa, en Correio Braziliense:

"Desde que el presidente Lula asumió, en enero, Itamaraty viene trabajando intensamente en la elaboración de la agenda de la próxima reunión de los jefes de Estado del grupo, que tendrá lugar en agosto, en Johannesburgo, Sudáfrica, en fecha aún por determinar definido Más temprano, en julio, también en el país africano, los cancilleres de los cinco países cerrarán los acuerdos y compromisos que firmará el grupo.

El tema más sensible para los diplomáticos involucrados en estas conversaciones es la incertidumbre sobre si el presidente ruso, Vladimir Putin, asistirá a la cumbre de agosto. Putin tiene contra sí una orden de arresto emitida por la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya (Países Bajos), por crímenes de guerra. Como Sudáfrica (al igual que Brasil) es signataria del estatuto firmado en base al Acuerdo de Roma, de 1988, (al que Brasil se adhirió en 2002, bajo el gobierno de Fernando Henrique Cardoso), Putin tendría que ser arrestado al desembarcar en suelo sudafricano. El tema más sensible para los diplomáticos involucrados en estas conversaciones es la incertidumbre sobre si el presidente ruso, Vladimir Putin, asistirá a la cumbre de agosto. Putin tiene contra sí una orden de arresto emitida por la Corte Penal Internacional (CPI), con sede en La Haya (Países Bajos), por crímenes de guerra. Como Sudáfrica (al igual que Brasil) es signataria del estatuto firmado en base al Acuerdo de Roma, de 1988, (al que Brasil se adhirió en 2002, bajo el gobierno de Fernando Henrique Cardoso), Putin tendría que ser arrestado al desembarcar en suelo sudafricano.

“(...) Para Brasil será un momento muy especial, porque el país se proyecta mucho a través de los Brics. Más ahora, cuando Brasil ocupa la presidencia del banco Brics, con la expresidenta Dilma Rousseff. Recursos de los países miembros — y China destina la mayor parte de los fondos — para financiar, sobre todo, el área de infraestructura. Brasil gana una proyección inmensa en ese sentido”, evalúa un diplomático directamente involucrado en las negociaciones de los Brics.

“Brasil siempre ha sido un país que defiende el multilateralismo, la no injerencia en los asuntos internos, la soberanía territorial, la resolución pacífica de las disputas. Brasil es considerado un país muy confiable por los demás socios precisamente por esos equilibrios y legalismos que adopta”. (...)".

En tanto Lula da Silva regresa de China.

xi jinping y lula.jpg
Luiz Inácio Lula da Silva y su "viejo amigo" Xi Jinping.

Luiz Inácio Lula da Silva y su "viejo amigo" Xi Jinping.

Al respecto Luis Carlos Azevedo explicó en Correio Braziliense:

"El encuentro del presidente Luiz Inacio Lula da Silva con el presidente chino Xi Jinping tuvo más repercusión en los medios estadounidenses que su encuentro con el presidente estadounidense Joe Biden. Quizás el discurso del expresidente Donald Trump acusando al demócrata de perder Rusia, Brasil, Colombia y toda América Latina frente a China haya caldeado la noticia. El hecho es que Brasil ha vuelto a la escena internacional para la opinión pública occidental, a pesar de que muchos consideran innecesaria y carente de apoyo económico y político esta agresiva proyección de poder de Lula.

En Brasil, el acercamiento a China se está interpretando como una deriva del gobierno de Lula hacia las dictaduras, en una proyección de las relaciones con Venezuela, Nicaragua y Cuba hacia el Este. Lula también está siendo acusado de hacerle el juego al presidente de Rusia, Vladimir Putin, al proponer un acuerdo de paz con Ucrania en el que el desalojo de la región de Dombass por parte de las tropas rusas tendría como contrapartida la rendición de Crimea, también ocupado por Rusia. El viaje de Lula se convirtió en un plato lleno para la oposición bolsonarista y su narrativa anticomunista, que ahora encuentra eco en sectores que quieren resucitar la llamada "tercera vía".

Pero el hecho es que la política exterior brasileña volvió a la agenda de los diarios como polémica. No es la primera vez. Entre la Revolución de 1930 y el final de la Segunda Guerra Mundial, en 1945, la dictadura de Getulio Vargas coqueteó con la Alemania nazi. Sin embargo, el poder de negociación de Brasil en la disputa entre EE.UU. y Alemania por el mercado brasileño fue muy restringido, debido a la dependencia de nuestra economía primario-exportadora. El poderío económico y militar norteamericano era tan superior que Vargas no tenía mucha autonomía para negociar ventajas comerciales con la potencia norteamericana.

(...) El acercamiento a China no es una amenaza para Estados Unidos, pero provoca tensiones. La tesis de la "desdolarización" de nuestro comercio con China señala el debilitamiento del dólar, pero no el fin de su hegemonía. No se ve con buenos ojos el acuerdo científico y tecnológico en el área aeroespacial, por la base estratégica de Alcântara, ni el acceso de China a los semiconductores que Brasil pretende producir para abastecer a Estados Unidos. No hay la menor posibilidad de que Brasil abandone la esfera de influencia de Occidente, porque el "americanismo" está incrustado en la forma de vida de los brasileños y la alternativa a la democracia en Brasil no es el comunismo, sino el "antiliberalismo" de Bolsonaro. (...)"

----------------------

Más contenido en Urgente24

Javier Milei ratificó su idea de cortar la pauta oficial

FMI pide a América Latina reforzar el Orden Fiscal

"Milei tiene las mismas chances de clasificar al balotaje que JxC o el FdT"

Ir a Bogotá para huir de las tonterías de Caracas (y México)