Leído

"IMPUESTOS AGOBIANTES"

Sociedad Rural de Rosario cruzó a Alberto F., pero ley de semillas calmaría las aguas

Jue, 07/11/2019 - 2:54pm
Enviado en:
Por Urgente24

En la última semana comenzaron a circular rumores de suba de retenciones y desdoblamiento cambiario, que llegaron a los productores agropecuarios, quienes incluso planean organizarse para salir a las rutas. La Sociedad Rural de Rosario lanzó un duro comunicado.

La demorada ley de semilla es clave para el sector
Contenido

Luego de los cambios que realizó la Casa Rosada, actualmente los productores pagan al Estado una tasa de cuatro pesos por dólar en concepto de retenciones. Sin embargo, este monto fijo varió en términos porcentuales tras la disparada del tipo de cambio en la Argentina.

Luego de la victoria de Alberto Fernández y Cristina Fernández en las generales de octubre, cobraron fuerza los rumores sobre desdoblamiento cambiario y aumento en el impuesto a las exportaciones.

Por tal motivo, la Sociedad Rural de Rosario lanzó un duro comunicado, que se suma a declaraciones de productores y otras organizaciones del país a la prensa: "Ante la inminente asunción de nuevas autoridades en el gobierno nacional, la Sociedad Rural de Rosario observa con preocupación versiones que circulan en los medios sobre medidas económicas a adoptarse y que considera inapropiadas en estos momentos de recesión, inflación descontrolada y crisis social.

Una de ellas consiste en aumentar la presión impositiva sobre el agro, con un incremento en los derechos de exportación sobre la soja la que actualmente ronda el 25 % y el trigo y el maíz estipulados en el 6% cada uno de ellos.

Esta práctica ha sido aplicada por sucesivos gobiernos, con una mayor incidencia en el período que va desde los años 2003 al 2015. La consecuencia ha sido la concentración de la producción de la soja por ser este el cultivo de más bajo costo de implantación.

Ha quedado demostrado que en la medida que se disminuye la presión impositiva aumenta la producción del sector y por ende genera mayor ingreso de divisas. Si se analizan las producciones de las campañas 2014-15, 102 millones de toneladas comparadas con las últimas 4 se verá un fuerte incremento, ya que ascendieron a 127 millones en el período 2018/19.

En la actualidad, los márgenes de la producción son pequeños debido también a la baja internacional de los precios de los granos y también a la carga impositiva que es mayor que la de cualquier otra actividad ya que incluyen impuesto a las ganancias a nivel nacional, impuesto inmobiliario a nivel provincial, tasa por hectárea a nivel comunal, así como ingresos brutos en insumos, el IVA del 10.5% sobre las ventas contra un 21% sobre las compras. En resumen una carga total que se aproxima al 70%. A esto debe agregarse inexistencia de créditos, incremento en los precios de insumos, aumentos de costos de mano de obra y en los gastos de comercialización y en algunos casos el pago del arrendamiento.

La otra medida plantea un dólar diferencial más bajo lo que implicaría un equivalente en pesos menor para el productor transformándose en un impuesto encubierto. El mayor dinamizador inmediato de la economía es la producción que aporta el campo. Incrementar impuestos afectará al comercio de insumos, servicios, fletes, maquinarias, puestos de trabajo, elementos movilizados por la actividad productiva. Por todo lo expresado es que la Sociedad Rural de Rosario solicita a las próximas autoridades que tomen conciencia de los momentos que vive la actividad y establezcan la existencia de reglas claras y previsibles para incrementar la producción, sostener la inversión y procurar mayor ingreso de divisas".

A su vez, la SRS realizó un informe en el que, si bien celebra el acercamiento que tuvo Mauricio Macri hacia el sector, lo criticó por su "asfixiante" política tributaria. En una recorrida de opiniones de empresarios, por caso, Sebastián Gavaldá, de Globaltecnos, disparó: "En el debe aparecen los temas que tienen que ver con la economía, la no quita definitiva de retenciones y una presión impositiva agobiante, cepo al dólar, altas tasas de interés, inflación, etcétera, que quitan rentabilidad y frenan inversiones por falta de perspectivas de estabilidad a futuro. En el tema legislativo aparece la no aprobación de la ley de semillas".

Guillermo Villagra, de Openagro, también hizo lo propio contra el mandatario saliente: "Poco acceso al crédito, tasas muy altas, altísima carga impositiva. Quizá este punto es el más negativo de todos. La carga impositiva es realmente insostenible para el productor, sobre todo para el pequeño. También quedó pendiente (hasta ahora) una nueva ley de semillas. Por último, la alta incidencia del precio del combustible en la estructura de costos".

Horacio Busanello, consultor, se mostró molesto porque tamañan carga tributaria no se tradujo en una mejora de calidad de vida de la sociedad: "El sector soportó una gran carga tributaria, pero esos ingresos no se tradujeron en una reducción de la pobreza y la marginación así como sus problemas asociados de salud, educación y alimentación. Está claro que no se trata de aumentar más la presión impositiva, sino de priorizar el gasto y administrarlo mejor".

A su vez, queda una puerta que el gobierno entrante puede abrir para iniciar la gestión con cierta calma: la ley se semillas.