Leído

MOREAU

"O fueron ineficientes o fueron cómplices: Arribas y Majdalani deben renunciar"

Jue, 04/04/2019 - 5:54pm
Enviado en:
Por Urgente24

Los titulares de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, asistieron a la comisión Bicameral de Inteligencia, donde fueron interpelados acerca de la denuncia del juez federal Alejo Ramos Padilla sobre la existencia de una red paraestatal de espionaje. Tras el encuentro, el diputado macrista Daniel Lipovetzky aseguró que quedó confirmado que “no hay intervención de organismos públicos de inteligencia en la causa que está investigando el juez Ramos Padilla". Sin embargo, el diputado K Leopoldo Moreau consideró que “la visita fue absolutamente inconducente, las respuestas insatisfactorias y no fueron resueltos ninguno de los dos interrogantes. Con lo cual, (Arribas y Majdalani) o fueron ineficientes o fueron cómplices. Y en cualquiera de los dos casos, tienen que presentar su renuncia”.

Los titulares de la AFI, Gustavo Arribas y Silvia Majdalani, se presentaron en la Comisión Bicameral de Fiscalización de los Organismos y Actividades de Inteligencia (Foto NA: Celeste Salguero / Comunicación Senado).
Contenido

Este jueves (04/04) la Bicameral de los Organismos y Actividades de Inteligencia recibió al titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), Gustavo Arribas, y a su segunda, Silvia Majdalani, en una reunión reservada que se realizó en el sexto piso del Anexo del Senado y duró alrededor de dos horas.

La convocatoria a los funcionarios fue a propósito de la denuncia que realizó días atrás en el Congreso el juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla quien ratificó la existencia de una red paraestatal de espionaje.

Tras el encuentro, el diputado macrista Daniel Lipovetzky dijo que se trató de una “reunión provechosa”, con “preguntas abiertas, donde cada uno de los miembros preguntaron lo que quisieron y hubo algunos que se extendieron mucho”.

En declaraciones a la prensa, según publicó Semanario Parlamentario, el oficialista resaltó que quedó confirmado que “no hay intervención de organismos públicos de inteligencia en la causa que está investigando el juez Ramos Padilla, que es en definitiva lo que a nosotros nos debería preocupar”.

“Al no haber intervención estatal, lo que hay justamente son personajes que han cometido un delito al hacer inteligencia paraestatal”, agregó y sostuvo que el falso abogado Marcelo D’Alessioes un delincuente” y “un hombre que por supuesto tira para todos lados”. Al recordar que “fue funcionario del kirchnerismo”, Lipovetzky pidió “investigar todo su pasado” porque “no nació de un repollo”.

Sin embargo, el diputado kirchnerista Leopoldo Moreau reveló que fue una “reunión agitada” y consideró: “La visita fue absolutamente inconducente, las respuestas insatisfactorias y no fueron resueltos ninguno de los dos interrogantes. Con lo cual, (Arribas y Majdalani) o fueron ineficientes o fueron cómplices. Y en cualquiera de los dos casos, tienen que presentar su renuncia los dos”.

Según Moreau, la red paraestatal denunciada por Ramos Padilla “es una organización protegida por el Estado, que vincula a la AFI de manera decisiva”. “La AFI es la que monitorea esta organización y probablemente la financie, y por supuesto involucra a otros organismos del Estado: jueces, fiscales, la AFIP y los Ministerios de Justicia y de Seguridad”, disparó.

Y continuó: “Utilizaron un grupo de espías de la AFI, a los que cerca de mediados de 2016 desvincularon formalmente, para que constituyeran este grupo paralelo”.

“Trajeron un guión, sobre todo Arribas. Y se abstuvieron a las formalidades”, dijo ante la prensa el legislador después de la reunión. Además manifestó que los directores de la AFI, al ser consultados por si habían detectado una red de este tipo, “dijeron que no estaba en las funciones de ellos porque no tenían una orden judicial para hacerlo”.

Por otro lado, Moreau afirmó que Arribas y Majdalani “admitieron que enviaron dos agentes de inteligencia al despacho del juez Carzoglio, que era el que tenía en ese momento la causa contra Hugo y Pablo Moyano. Se justificaron diciendo que los habían mandado para saber si el juez los iba a condenar, porque eso podía repercutir en un paro general. Un argumento totalmente infantil”.