Leído

CONGRESO

Ninguneados por Cambiemos, la oposición pide sesión especial por los hipotecarios UVA

Lun, 01/04/2019 - 5:03pm
Enviado en:
Por Urgente24

Días atrás, diputados opositores recibieron a hipotecarios UVA para escuchar sus reclamos y su crítica situación. Fue en la comisión de Defensa del Consumidor. Cambiemos no asistió con sus legisladores y también ignoró la invitación el secretario de Vivienda de la Nación y presidente del Procrear, Iván Kerr. Incluso desde el oficialismo relativizaron los reclamos de los tomadores de créditos. Ahora, la oposición motoriza una sesión especial para tratar sólo proyectos relacionados con esta problemática. Se sumaría a otra sesión especial que convocaron para el 4 de abril con varios temas ríspidos para el Gobierno nacional como impuesto a las ganancias, boleto escolar, y emergencia alimentaria, entre otros temas.

Contenido

Ante la inacción del oficialismo, la oposición en el Congreso empezó a reunir consensos para llevar al recinto varios temas ríspidos para el Gobierno nacional. Uno de ellos es la crítica situación de los hipotecarios UVA, que en Cambiemos prefieren ignorar o minimizar argumentando que la suba del dólar también hizo subir el precio de las propiedades en pesos y eso mejoró la situación de los tomadores de esos créditos.

A fin de marzo, los hipotecarios UVA en La Plata, Capital Federal, Mar del Plata, Tandil, Tucumán y Bahía Blanca se autoconvocaron para defender sus casas ante el aumento de los precios y reclamaron políticas que pongan fin a la indexación.

Entre la devaluación del peso y la inflación, los UVA se volvieron impagables para muchas familias. Desde que se crearon en 2016 acumulan una suba del 143%. La cuota en mayo de 2016 era de $6.153 y este mes pasará a costar $14.556.

El Gobierno nacional anunció medidas para moderar el impacto de la suba de precios en esos créditos, cuyo capital ajusta en función del Índice de Precios al Consumidor (IPC). Pero estas no se terminaron de implementar del todo y de acuerdo a los deudores, no termina de darles una solución concreta.

Días atrás, la Comisión de Defensa del Consumidor, del Usuario y de la Competencia de la cámara de Diputados se reunió con representantes de las Asociaciones de Defensa del Consumidor inscriptas en el Registro Nacional (RNAC) y Autoconvocados UVA para escuchar su situación.

En la cámara de diputados hay un proyecto del diputado massista Marco Lavagna que propone la creación de un "Fondo Fiduciario de Compensación Hipotecaria" y la utilización de un "swap de coeficiente de indexación" para actualizar el monto en pesos de las cuotas de quienes se adhieran al "Programa de Protección frente a los Descalces entre la Inflación y los Salarios para los Deudores de Créditos Hipotecarios" por el lapso de 30 años desde la promulgación de la ley. Pero esta iniciativa no llegó a debatirse en el recinto en 2018.

En el Senado Miguel Pichetto y Carlos "Camau" Espínola también tienen un proyecto similar al de Lavagna.

El problema de los hipotecarios se potenció la semana pasada cuando el dólar llegó a los $45. Esto llevó a los diputados a apurar una sesión especial para tratar la problemática de los hipotecarios. Los opositores apelaron a esta opción porque argumentan que Cambiemos maneja las comisiones por las que pasan estos proyectos: Finanzas, con Eduardo Amadeo, y Presupuesto y Hacienda, con el también Luciano Laspina.

De hecho, la oposición invitó a exponer en comisión al secretario de Vivienda de la Nación y presidente del Procrear, Iván Kerr, que se negó a asistir. Tampoco los legisladores de Cambiemos fueron a la reunión con los deudores.

Desde el oficialismo argumentan que el índice de morosidad de los UVA es muy bajo y el aumento de la cuota casi equivale a un alquiler.

Además, dicen que el precio de los inmuebles en dólares se mantiene, mientras que el valor de la cuota es en pesos y que en el mediano plazo la inflación puede llegar a bajar, lo que ayudaría a alivianar los costos.

Desde la Secretaría de Vivienda de Ivan Kerr, estiman que sobre un total de unos 150.000 préstamos otorgados, en su mayoría por bancos públicos, había unos 30.000 que a fines del año pasado ya estaban en condiciones de solicitar la cláusula gatillo para aliviar las cuotas.