Leído

REGLAMENTO DE BULLRICH

Marcha atrás: Los efectivos de la PSA no portarán armas cuando estén fuera de servicio

Jue, 23/01/2020 - 5:45pm
Enviado en:
Por Urgente24

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic, acordó con el flamante titular de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA), José Glinski, derogar una reglamentación que había sido implementada por la entonces ministra Patricia Bullrich. Desde ahora, los efectivos de la PSA no portarán armas fuera de su horario de servicio. Los argumentos.

La ministra de Seguridad, Sabina Frederic acordó la derogación de esta reglamentación con el titular de la PSA, José Glinski.
Contenido

El Gobierno derogó una reglamentación que había sido impuesta por la ex ministra de Seguridad Patricia Bullrich, y desde ahora los efectivos de la Policía de Seguridad Aeroportuaria (PSA) no portarán armas fuera de su horario de servicio.

La nueva reglamentación fue acordada entre la ministra de Seguridad, Sabina Frederic, y el flamante titular de la PSA, José Glinski.

El principal argumento que sustenta dicha decisión es que desde que se dispuso que los efectivos estén armados todo el tiempo, "murieron más policías fuera de servicio que durante su cumplimiento".

"La administración anterior dejó sin efecto un protocolo histórico de la PSA que prohibía a los policías portar armas fuera del horario de servicio transformando una herramienta de protección en una de riesgo. Esto lo demuestran las estadísticas", sostuvo Glinski.

En ese sentido, desde la PSA enumeraron que desde marzo de 2019, cuando comenzó a regir el protocolo de obligatoriedad de Bullrich, tres agentes de la fuerza se suicidaron con el arma provista por la PSA, otros tres fueron detenidos durante la comisión de un delito con el armamento oficial, una persona murió por una bala disparada con el arma reglamentaria, y otros siete efectivos denunciaron la pérdida del arma estando fuera del horario de servicio.

Además, cabe destacar que los efectivos de la PSA no patrullan las calles, sino que su accionar en general está restringido a los aeropuertos.Glinski explicó que en los aeropuertos de todo el país hay una sala de armas donde los efectivos deben dejar el armamento y retirarse sin él del lugar en el que prestan funcion.

Habrá excepciones, como es lógico, para los efectivos que cumplen otro tipo de funciones, como algún tipo de custodia, o cuando participan en operativos o estén cumpliendo funciones bajo órdenes de la Justicia.

Glinski también aclaró que “la decisión tomada no es un cambio de protocolo, sino que se vuelve a los orígenes de la creación de la PSA", en el año 2010, cuando la ministra de Seguridad de la Nación era Nilda Garré.

“Esta fue la primera fuerza de seguridad federal creada en democracia y se hizo bajo ese espíritu y es lo que queremos recuperar”, detalló el funcionario.

En ese entonces, en 2010, no existían resoluciones ministeriales vinculadas al uso de armas de fuego, motivo por el cual hubo que ser muy cuidadoso en qué regular y hasta dónde. El Protocolo de armas era importante porque en la PSA estaban por entregar las Taurus que fueron una de las primeras compras de armamento en la institución”, recuerda Glinski.

El arma fuera de servicio siempre es un problema. Hay antecedentes de muchas fuerzas donde mueren más efectivos, a manos de los delincuentes, fuera de servicio, que cuando lo están”, recordó Glinski, y agregó:El gobierno anterior mantuvo la restricción del no uso del arma las 24 horas durante tres años. Y a comienzos de 2019 lo sacó sin ningún tipo de estudio serio. Fue como un gesto simbólico de la administración anterior”.

"Hay que actualizar los protocolos de uso racional de la fuerza y modificar las condiciones de servicio. El reentrenamiento es muy importante", había dicho Frederic al asumir al frente de la cartera de Seguridad.

Cabe destacar que ya dio marcha atrás con el protocolo para la utilización de armas de fuego -que les permitían a los policías disparar contra sospechosos en fuga, e incluso sin dar la voz de alto-, también el uso de pistolas Taser por parte de las fuerzas y el estado del Servicio Cívico Voluntario, entre otras cuestiones.