Leído

"¡VAMOS A CHOCAR DE FRENTE!"

Furia en el PJ por Alberto F.: Moreno apuntó contra Marcó del Pont y pidió la cabeza de Pesce

Vie, 18/09/2020 - 4:01pm
Enviado en:
Por Urgente24

El exsecretario de Comercio K Guillermo Moreno volvió a la carga contra el presidente Alberto Fernández por el nuevo cepo que dispuso el Banco Central y que está generando aún más incertidumbre en toda la economía. "La Argentina va a tener caída récord de la economía por las decisiones de Alberto Fernández, no por la pandemia. Si no cambia, no hay dudas de que chocamos de frente", disparó. A su vez, advirtió a los movimientos sociales.

Guillermo Moreno
guillermo-moreno.jpg
Guillermo Moreno, sin vueltas. Foto: Gentileza Noticias de Plottier
Contenido

Siguen los reclamos desde distintos sectores del Frente de Todos para que el presidente Alberto Fernández cambie de una vez por todas el Gabinete Nacional y relance la gestión.

Más allá de la pandemia, en el peronismo entienden que las pocas decisiones que se tomaron por fuera de ella sólo generaron mayor incertidumbre en los mercados, que lo integran la sociedad y los ahorristas.

Luego de advertirle al jefe de Estado que "si no cambia, esto termina mal y llegará el momento en que no van a poder tomar decisiones", el exsecretario de comercio durante el gobierno de Cristina Fernández, reforzó: "Ayer pasabas por Once, que ya más o menos abrió, y no había nadie. Toda esa gente que uno ve que va de un negocio a otro con la mercadería y que para en doble fila, es porque la cosa se mueve. Cuando vos ves que la gente se mueve, vos te movés. Cuando ves que la cosa se para...".

Más allá de lo que digan Guzmán y Pesce sobre la idea de que el blue no fija los precios de la economía, el dólar ahorro saltó en tan sólo un día a los $130, que era el valor del blue. Entonces, ¿fija o no fija? Si no fijara, el blue tendría que haber descendido a los $100 luego de la renegociación de la deuda, tal como se ilusionaba el limitado y atomizado gabinete económico.

Guillermo Moreno habló de lo que está pasando en la economía. Todo el mundo coincide en que hoy no hay precio de nada porque no se sabe qué va a pasar con el dólar: "La situación está difícil. Igual, vamos a estar bien. La mayoría de los que trabajan lo hacen en el sector privado. Entonces, uno entra a un negocio, a una fábrica, y ves que se paralizan las decisiones; que están los pedidos para salir y le dicen que no, que ahora no; que se paran las crobranzas porque no hay precio. Hay un clima...", graficó.

Yendo al grano, el peronista apuntó contra la titular de AFIP Mercedes Marcó del Pont, quien fue presidenta del BCRA en tiempos K: "El cepo de nuestro gobierno fue de Mercedes Marcó del Pont. Ella después lo asumió y dijo que había sido ella. La autoría intelectual fue de Marcó del Pont y yo calculo que este debe andar por ahí también".

Respecto al perfil que está tomando el gobierno de Fernández, Moreno disparó con todo: "Está complicado. Las cosas que está diciendo se contradicen con las que dijo en otro momento. Esto está difícil.

Es el presidente en su soledad del poder. Este es el momento de Alberto, él está en la soledad del poder y si acierta, acierta. Si no acierta, y bueno, no acierta. Él tuvo la oportunidad de elegir otra política, él construyó su destino y no tienen nada que ver Cristina ni Massa. El Poder Ejecutivo es unipersonal, él tiene que tomar las decisiones y él sabe cómo es este trabajo.

Yo le dije a Cristina ese sábado (que anunció la candidatura de Alberto) que de todas las opciones que tenía, eligió al peor porque cualquiera que conociera a Alberto Fernández sabía que no estaba preparado.

Conceptualmente, tiene un marco decisional que no es apto para la Argentina. Él es profundo socialdemócrata y de la misma forma en que fracasaron Alfonsín y de la Rúa, si no cambia su estructura de pensamiento, va a fracasar.

Ahora, todos sabíamos que decisiones tomaba Alberto Fernández y cuáles no. En la estructura decisional profunda del gobierno de (Néstor) Kirchner, él no estaba sentado en la mesa. Y si estaba, estaba callado.

La única vez que lo escuché opinar seriamente en una reunión colectiva fue en la 125 para defender a (Martín) Lousteau.

En lo formal era el jefe de Gabinete pero si vos trabajás con Kirchner, ¿creés  que Alberto era el responsable de la administración pública como dice la Constitución? Era obvio que no. Kirchner tomaba decisiones hasta con los subsecretarios, era un estilo de conducción. Pero pensar que Alberto aprendió el oficio al lado de Néstor Kirchner, bueno está bien, lo podemos decir como propaganda...".

Al aire de El Nueve, insistió: "Le falta peronismo. Falta gente práctica. Lo que pasó con Vanoli ese día con los jubilados, ok. Pero después fue todo así.

La Argentina va a tener caída récord de la economía por las decisiones de Alberto Fernández, no por la pandemia. Si no cambia, no hay dudas de que chocamos de frente.

Alberto piensa que es una gracia ir 3 horas a un canal de televisión. Pensá que él tiene que hablar con la directora del FMI, que se tiene que planificar porque no es que uno la llama y ella atiende, y de repente entra el perro y empieza a ladrar. ¿Qué, estaba en la cama tirado? ¿Cómo es esto? ¡Y el lo cuenta como una gracia!".

A su vez, se autodenominó vocero de un sector del peronismo que por razones institucionales no puede salir a declarar estas cosas: "Los gobernadores y sindicalistas no hablan pero esperá al 17 de octubre. El peronismo empieza despacito. El 17 de octubre es muy importante y la columna vertebral va a decir 'acá estamos'.

Después de eso, van a hablar los gobernadores. Pero esto es despacio y prolijo. Mientras tanto, tiene que entender que tiene que cambiar. Si él pone un presidente del Banco Central radical que toma decisiones de la época de Alfonsín, va a fracasar.

Vengo acá a decir esto porque los gobernadores, los sindicalistas, Cristina y Massa no pueden decir lo que digo yo. Y si fracasa, va a fracasar Alberto, no el peronismo, porque ya fracasaron los radicales y fracasó el PRO. Si fracasa el peronismo, ¿qué queda? ¿El Partido Obrero y los piqueteros?".

También sacudió contra los movimientos sociales, a quienes le advirtió que si la economía repunta, desaparecerán: "La columna vertebral es la clase trabajadora organizada. Yo los respeto mucho pero no son los movimientos sociales la columna vertebral del peronismo, eh. La columna vertebral son los trabajadores y, fundamentalmente, los del sector privado.

Yo los quiero mucho a los movimientos sociales pero en un gobierno peronista, ellos empiezan arriba y terminan abajo porque le damos trabajo a la gente".