Leído

EL TESTIMONIO DE DOLORES

De Grabois a Francisco, domingo de conciliación para la familia Etchevehere

Dom, 25/10/2020 - 9:29am
Enviado en:
Por Urgente24

El juez de Garantías subrogante, Raúl Flores, dispuso: "Llamar a una audiencia de conciliación para el día Domingo 25 de octubre a las 9:00 en el  Juzgado de Garantías de la  Ciudad de La Paz, donde  deberán concurrir las partes  personalmente, o patrocinadas por letrado de  confianza  con aptitudes  conciliatorias y vocación de diálogo."

Dolores Etchevehere
dolores.jpg
Dolores Etchevehere.
Contenido

Una cadena gruesa y con doble vuelta cierra el guardaganado de acceso a Casa Nueva, a 10 Km. de Santa Elena, Entre Ríos: dejaron encerrada a Dolores Etchevehere dentro del campo y para asegurarse cruzaron un camión y un tractor frente a la tranquera. Los vehículos no pueden entrar ni salir, los alimentos tampoco.

Hoy habrá un “banderazo federal” frente a la estancia, “por la libertad de expresión y la propiedad privada”. 

Pese al pedido de los fiscales Oscar Sokbol (hijo de desaparecidos militantes del PRT, que actuó aun antes de que los Etchevehere presentaran su denuncia) y Constanza Bessa, el juez de Garantías subrogante, Raúl Flores, resolvió dejar sin efecto el punto 2 de las medidas cautelares que resolvió el viernes 23/10 y que disponía “Prohibición de acercamiento al Casco del establecimiento rural Casa Nueva, sito en localidad de Santa Elena (N. de la R.: Luis Miguel Etchevehere y Juan Diego Etchevehere); lugar donde se encuentra actualmente la Sra. Dolores Etchevehere; debiendo respetar el cordón policial preventivo, ubicado en el ingreso sobre Ruta Provincial N° 48”.

La situación es muy complicada. Un drama familiar convertido en casi una cuestión de Estado (provincial, por lo menos). A propósito, ¿está corroborado lo que escribió Marta Dillon en Página/12? "Hoy habrá un “banderazo federal” frente a la estancia, “por la libertad de expresión y la propiedad privada”. En los chats de “los gringos productores”, como llama uno de ellos a su propia comunidad, circulan mensajes que cuesta descifrar sin alarma. Auguran un “nuevo Kosteki y Santillán” y Sergio, “un pequeño productor con 800 hectáreas que pertenecen a una Sociedad Anónima que integro con mis seis hermanos”, trata de desmarcarse de los peores augurios aunque no desestima que alguien fantasee con las mismas consecuencias que dejó ese hecho en 2002."

Política

Desde la oposición política, el bloque “Cambiemos” Colón publicó un texto en forma de solicitada:

"La irracionalidad a la que nos somete la política nacional, nos mantiene en estado permanente de preocupación e indignación. La resignación que buscan, no será nunca la respuesta.

En una nueva provocación a la paz social, el Estado nacional avala toma de tierras que no sólo son ilegales, son una afrenta al futuro. Pretenden distribuir pobreza, en lugar de generar riquezas.

Las tomas de tierra no dan respuesta a ninguno de los problemas que dice pretender resolver: ni el de la familia rural ni el de la vivienda.

Necesitamos políticas de Estado que fomenten el desarrollo, la creación de oportunidades y el empleo. Necesitamos la vigencia de la ley y el Estado de derecho.

Que nuestra convicción pacífica no los confunda.

Exhortamos al gobierno provincial a hacer cumplir la ley. La paz presente y el desarrollo futuro, dependen de eso."

Descargo

Sin embargo, Dolores Etchevehere cuenta algo bien diferente. Fragmento del diálogo con Camila Baron:

-Una de las causas, que está radicada en Buenos Aires, es la que denuncia violencia económica en el marco de la Ley 26.485 de Protección Integral a las Mujeres y pide que se investigue la validez de las firmas ¿Cómo fue esa violencia? ¿en qué otras situaciones la identificás?

-Lo que yo viví es tal cual lo que describe la ley. Es una foto de mi situación. Siendo una de las cuatro herederas, yo jamás recibí un depósito de ninguna ganancia de ninguna empresa. En el medio de todo este conflicto tuve que procurarme mis ingresos. Soy una persona que conoce la calle, que ha pateado la calle. Además, soy la única de la familia que trabajó fuera de las empresas. Soy la única que tuvo alguna vez un recibo de sueldo. Mi familia es una familia muy patriarcal, verticalista. Mientras mi papá vivía, mandaba. La violencia se dio de muchísimas maneras. Tuve que criar a mis cuatro hijos mientras investigaba sobre todas las causas. Viajaba a Entre Ríos, organizaba, buscaba información. En ese tiempo me enfermé. Había desarrollado un cuerpo extraño de medio kilo en uno de mis órganos. Me tuvieron que extirpar el órgano entero. Era el año 2013. Cuando volví a mi casa tenía que estar inmovilizada. No podía hablar. Tenía que estar quieta. En esos días me mandaron una persona a mi casa diciendo que venían a traer unos papeles. Para mí era un momento trágico. Ellos dicen que no lo quise recibir. Andá a saber qué decisión tomaron ahí… Después de eso pude recuperar mi salud y continué. No me rendí. No soy una mujer que pide compasión, que quiero que me tengan lástima. Pero fue muy duro investigar, procesar la traición, la angustia.

-¿Cómo llegaste a contactar a Grabois?¿Cómo tomaste la decisión de formar parte de Proyecto Artigas?

-No fue un proceso lineal. La verdad es que por momentos se me presentaba como un callejón sin salida. En el último tiempo llegó a mis manos la encíclica del Papa Francisco, Laudato si’. Me lo pongo a leer y ahí me detengo en el concepto que el desarrolla sobre la cultura del descarte: no sólo de las personas, sino de la tierra. Eso me hizo reflexionar mucho. Fue un momento crucial. Un antes y un después. Fue nodal. Soy una persona de fe y para mí el Papa es un referente. Me siento guiada por la encíclica. En ese contexto comienzo a escucharlo cada vez más a Juan, a interiorizarme más sobre lo que hace. Es una persona que además de ser un destacado profesional, es una buena persona, de fe, que ayuda a los despojados, a los que fueron descartados. Y así fue como nos encontramos. Veo en él la posibilidad de que todo esto sea encausado de una manera más humana.

-Al final de uno de los vídeos que se difundieron se escucha un cántico que dice “reforma agraria por la justicia social”.

-Mirá, lo que yo pienso no es de ahora. Cuando era periodista estuve en contacto con las mujeres agropecuarias en lucha. Mi inclinación por la reforma agraria viene desde hace mucho tiempo atrás. Siempre subestimaron mis ideas. Si no sos empresario rutilante, devorador, si no usás el dinero para multiplicarlo y llenar los bolsillos de unos pocos, para ellos no calificás. Así tratan a quienes piensan distinto. Así tratan a las mujeres también. Tampoco es sólo conmigo. Una mujer para ellos es alguien inferior. Eso es lo que viví siempre en las mesas familiares. Catalogan a la mujer como algo que no sirve, que no tiene capacidad, que no puede tener ideas propias, ni un proyecto ni llevarlo a cabo. Yo pienso que el campo tiene que generar soberanía alimentaria. Hoy el 50% de los chiquitos que se atienden en el Garraham por cáncer son de Entre Ríos. Con el Proyecto Artigas vamos a generar alimentos. Sanos y a precios justos, que nada tengan que ver con lo que hacen los supermercados, eso es un robo. Para mí no puede haber un chiquito de la misma ciudad que coma y otro que no. Una persona que tenga techo y otra no. Una que tenga frío y no. Por eso yo abrazo la idea de pan techo y trabajo para todos.

Comentarios

Como dice el Martin Fierro , "si entre hermanos se pelean , se los comen los de ajuera"