Leído

HORAS CLAVE

Bajo tensión: A pasos de una ruptura, se reúne la mesa chica de la CGT

Lun, 26/10/2020 - 11:23am
Enviado en:
Por Urgente24

La tensión interna no es nada desdeñable, al punto que muchos afirman que la CGT estaría cerca de la ruptura. Uno de los titulares de la central, Carlos Acuña, se recostó en el "antikicherismo", y echó leña al fuego al disparar que no se puede ser "alcahuete" del gobierno. Y ahora, el emplazamiento esta semana de un busto de Néstor Kirchner en el ingreso del edificio de Azopardo 802 al cumplirse una década de su fallecimiento promete agitar más rispideces internas en la central, que tiene programada para mañana una reunión de la "mesa chica", donde se definirá si esas disputas terminan por transformarse en una ruptura.

Colocarán un busto de Néstor Kirchner en el ingreso del edificio de Azopardo 802.
busto.jpg
Colocarán un busto de Néstor Kirchner en la sede de la CGT.
Contenido

El emplazamiento esta semana de un busto de Néstor Kirchner en el ingreso del edificio de Azopardo 802 al cumplirse una década de su fallecimiento promete agitar más rispideces internas en la central obrera, que tiene programada para mañana, una reunión de la "mesa chica" de la organización, donde se definirá si esas disputas terminan por transformarse en una ruptura.

Los ecos del Día de la Lealtad siguen siendo brasas ardientes por los dichos de uno de sus titulares, Carlos Acuña, respecto a la posición de Azopardo ante la Casa Rosada. 

"No hay que ser el alcahuete de turno", dijo el referente de los trabajadores de Estaciones de Servicio en el acto del 17 de la falange sindical-política anti K.

Acuña fue el único orador de ese acto alternativo y disidente, presidido por Eduardo Duhalde y Luis Barrionuevo, en el que apuntó dicha frase y advirtió que "lo que no está bien, no está bien, y el pueblo argentino hoy no está nada bien".

El contraste con la definición de su compañero de conducción en la CGT Héctor Daer es inocultable, "somos parte de este Gobierno", dijo en diciembre 2019 el titular de ATSA y esa fidelidad la remarca por estas horas. 

Para quienes lo respaldan, en la reunión del martes 27, "no habrá lugar para pirotecnias o cualquier tipo de municiones" y acotan: "somos parte de este gobierno peronista".

Daer es el dirigente que sostiene a capa y espada una postura ultraoficialista y que logró contagiar a otros colegas de la conducción cegetista luego de que Alberto Fernández tuvo gestos que los favorecieron en la pelea sindical: los eligió como socios para celebrar el cumpleaños del peronismo y, además, les extendió la supervivencia un año más al prorrogar los mandatos sindicales hasta septiembre de 2021.

El ultraoficialismo de Daer se puso a prueba la semana pasada cuando desde la Casa Rosada le reclamaron que borrara un tuit que había publicado con duras críticas al ministro de Transporte, Mario Meoni. El jefe de Sanidad aceptó el pedido sin chistar, aunque no pudo evitar que el mensaje se difundiera en algunos medios.

"El ministro @mariomeoni vive en otro país. Habilitó los viajes en avión para trabajadorxs esenciales cuando ni siquiera está garantizado el transporte público para que puedan ir a trabajar y volver a sus hogares tranquilos y seguros". Así decía la publicación del 15 de octubre en la cuenta de Daer, quien sigue responsabilizando a Meoni por el bloqueo del boleto gratuito del transporte para el personal de sanidad, que el sindicato anunció pomposamente el 31 de marzo, pero nunca se instrumentó.

Tanto Alberto F. como Sergio Massa le reprocharon a Daer el mensaje. Un allegado al presidente de la Cámara de Diputados, que es el jefe político de Meoni, incluso le hizo saber al sindicalista que si no borraba el tuit "no lo llamara más" y le insinuó que se arriesgaba a una réplica: justo después de esa llamada estaba previsto un acto en La Matanza con Massa y Máximo Kirchner (quien ya lo atacó a Daer durante una sesión parlamentaria). La advertencia surtió efecto.

"Discusiones claras habrá, de esto no tengan dudas", remarcó una fuente sindical al diario 'BAE Noticias'. Al parecer se hará efectiva la prédica de uno de los "cancilleres" de la agitada y áspera interna cegetista, el canillita Omar Plaini por aquello de "no hablar mal de otro compañero o debatir por los medios, sino decirnos las cosas como son puertas adentro", como aconsejó el también legislador bonaerense oficialista en 'Crónica'.

Justamente fue Plaini, quien sin apuntar nombres, consideró que este modelo de conducción de la CGT "está agotado" pero cualquier cambio tiene que generarse desde los acuerdos y por la unidad.

Por otra parte, días atrás en el poderoso bloque de Transporte que nuclea la CATT no faltó quien considerara que el sábado 17 "La Cámpora ocupó o usurpó el salón Felipe Vallese y ni siquiera el Presidente de la Nación mencionó a la central obrera".

El comentario no fue de satisfacción como tampoco las miradas de algunos integrantes del Consejo Directivo de Azopardo para una nueva edición de lo que consideran "las alianzas exprés" de Hugo Moyano y Luis Barrionuevo, "clásicas y efímeras", según apuntaron algunos voceros, pero esta vez con un objetivo claro, que Pablo Moyano sea el próximo titular cegetista.

Según resumió 'Ambito Financiero', "en la reunión pautada para mañana, "Daer y los "independientes" -con matices- reivindicarán la opción de esos sectores sindicales a favor del Frente de Todos, incluso a pesar de los señalamientos recurrentes por la falta de respuesta de los funcionarios a los reclamos sectoriales. La contracara será la postura del grupo de Acuña y Barrionuevo, que intentará hacerse fuerte con grupos no alineados con los mayoritarios como los transportistas Omar Maturano (maquinistas, La Fraternidad) y Roberto Fernández (colectiveros, UTA) para levantar una bandera de eventual autonomía respecto del poder político.

El gastronómico y líder de la denominada "CGT Azul y Blanca" comenzó a coquetear con la idea de una eventual ruptura en la cima de la central sindical. La iniciativa no tendría mayor asidero si no fuera porque es concordante con la expectativa del mayor rival de los "gordos", el camionero Hugo Moyano, por desplazar la actual conducción. Esta semana comenzarán a ponerse sobre el tablero las fichas de cada sector".

Aunque hoy Moyano y Barrionuevo no coinciden en sus opiniones políticas (el jefe camionero es oficialista y el líder de los gastronómicos, un fuerte crítico del Gobierno), ambos están unificados en el objetivo de evitar que Daer continúe al frente de la central obrera cuando el año próximo se renueven sus autoridades.