ACTUALIDAD Impuesto > bicicleta > proyecto

RECAUDACIÓN

¿Nuevo impuesto en CABA? ahora las bicisendas tienen sentido

La Ciudad Autónoma de Buenos Aires no se cansa de recaudar. Ahora, un proyecto de ley impulsado por el radicalismo pide que las bicicletas paguen su impuesto.

El gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires parece no dejar nada librado al azar. Si bien levantan la bandera del cuidado del ambiente y la salud, e impulsaron la creación de innumerables bicisendas, ahora el proyecto porteño cobra más de sentido: quieren que los ciclistas paguen un impuesto por su bicicleta.

La nueva idea, que se traduce en más recaudación, proviene de las filas del radicalismo porteño, pero no de la vieja UCR sino de "Evolución Radical", sector que se autodenomina como "el nuevo y joven radicalismo" pero que al parecer no pierden viejas costumbres de la política argentina: el de asfixiar a los ciudadanos con más impuestos.

En concreto, el legislador radical Diego Weck presentó un proyecto de ley que propone crear el "Registro Único de Ciclorodados y Dispositivos de Movilidad Personal de la Ciudad". El funcionario argumenta su iniciativa en que, con dicho registro, en caso de ser hurtada o robada, pueda aparecer en el listado como robada.

Según datos oficiales de la Policía de la Ciudad, solo en el 2020 hubo más de 500 personas detenidos por el robo o la venta ilegal de bicicletas, argumento en el que basa su proyecto Weck, que asegura que el único fin del registro es disminuir los robos de los rodados.

A su vez, el proyecto no solo abarca las bicicletas, sino también los monopatín.

En ese sentido, el proyecto estipula que se grabará un número de matrícula en la bici o monopatín del usuario que registre su rodado. Además, la iniciativa propone que pueden acceder al registro personas mayores de 16 años que puedan acreditar la posesión legítima de esa bicicleta o dispositivo de movilidad personal.

Para registrar la bici o monopatín, los datos que deberán brindarse son:

  • Nombre y apellido
  • Número de DNI
  • Dirección
  • Teléfono
  • Correo electrónico
  • Modelo de bicicleta o monopatín
  • Año de compra
  • Número de serie del rodado
  • Color del rodado, entre otros detalles.

Además, estipula que la o el propietario del rodado tendrá una cédula identificatoria con los datos de su vehículo y sus datos personales. Por otro lado, si hay un cambio de titularidad del rodado, deberá informarse a dicho Registro.

Según informó el impulsor de la iniciativa al diario Clarín, el proyecto ya cuenta con los votos suficientes para ser aprobado en la próxima sesión de la Legislatura Porteña, que está pautada para el 22 de noviembre.

Rechazo en la Legislatura Porteña

De todos modos, el texto pasó primero por las comisiones de Tránsito y Transporte y la de Presupuesto, debate en el que los libertarios y algunos kirchneristas mostraron su rechazo. La primera reunión sobre el proyecto se realizó el último jueves en la Comisión de Tránsito y Transporte, y en ese sentido, su vice, la legisladora libertaria Rebeca Fleitas, detalló a Urgente24 que el proyecto "no se aprobó", "se trató el expediente pero no se aprobó, se le hicieron observaciones desde el lado de La Libertad Avanza y desde el lado del kirchnerismo, y la verdad que la gente de Juntos por el Cambio (por el PRO) tampoco lo defendió".

"No se le dio aprobación, se lo mandó a revisión para que pase por la comisión de Tránsito y Transporte, y también se pidió que pase por la comisión de Seguridad, porque si el argumento o espíritu del proyecto es una cuestión de seguridad, entonces desde esa comisión deben demostrarlo realmente", añadió la legisladora.

Asimismo, agregó que el proyecto "no deja en claro" si el grabado a los ciclorodados "va a ser a través de una empresa privada o estatal. Porque en otras provincias ya se hace ese grabado pero a través de empresas privadas, lo que no deja claro este proyecto es si se va a tercerizar ese grabado o se va a hacer cargo el gobierno de la Ciudad".

Otro de los detalles del proyecto que analizó La Libertad Avanza es que la iniciativa no aclara "como se haría la recuperación del grabado en el caso de que se robe esa bicicleta y otra persona tape la numeración con otro grabado", explicó Fleitas.

"La verdad el proyecto tiene un montón de falencias, un montón de cuestiones a explicar, sobre todo ni siquiera explica el valor que va a tener este grabado voluntario, lo que si es seguro es que todos los años ese monto se va a estar renovando, porque va a estar fijado por ley tarifaria", sentenció.

"Nosotros desde la libertad avanza no acompañamos las nuevas regulaciones, por más de que sea optativo... ya que no deja de ser una nueva regulación por parte del Estado, que se le dice a la gente que es por algo de seguridad, pero en realidad es plata que le va a entrar al Gobierno de la Ciudad. Por eso, y como tiene muchísimas falencias, no vamos a acompañar el proyecto", agregó Fleitas.

Más impuestos, más recaudación

Si bien el proyecto estipula que anotarse en el registro será "opcional", que una bicicleta o monopatín tenga patente no será gratis, sino que se abonará una cantidad -aún desconocida- de dinero para grabar el número de matrícula al rodado.

En ese sentido, las críticas al gobierno porteño no tardaron en llegar, y algunos sectores de la política, específicamente los liberales, temen porque la idea se convierta, además de una nueva vía de recaudación, en una "excusa para un nuevo impuesto" a los porteños.

"El proyecto tiene como núcleo central o excusa que es para que haya menos robos, pero en la práctica no hay estadísticas que certifiquen que bajen esos robos por el mero hecho de dejar grabado el rodado, por eso ese argumento no es válido", dijo a Urgente24 la diputada porteña Rebeca Fleitas.

Las críticas no llegaron solo del lado de la dirigencia, sino que en redes sociales algunos internautas hicieron su descargo.

"Como para Larreta nada es suficiente ahora pretende crear patentes para Bicicletas. Es el tipo más peligroso que hoy tiene la política argenta", escribió en Twitter la economista liberal Natalia Motyl. "La UCR presentó un proyecto para que las bicicletas tengan patente. Son todos unos zurdos enfermos del control estatal", escribió, por su parte, el liberal Agustín Romo.

A su vez, desde la Asociación de Ciclistas Urbanos también opinaron al respecto, y si bien no criticaron la medida, admitieron que es poco útil para frenar los robos de bicicletas.

En diálogo con el diario Clarín, Irene Fernández, presidenta de la Asociación, explicó que este tipo de registros ya existen en ciudades como La Plata y Mar del Plata, pero que la gente "no suele inscribirse".

"Por más que le grabes un número en el cuadro, una bicicleta es fácil de desarmar y pueden usar sus partes para armar otra bici. La cantidad de robos no va a bajar si se crea este registro. No es negativo, pero no tiene tantos beneficios", dijo Fernández, al tiempo que agregó que " La ventaja sí podría ser una disminución en los costos de los seguros".

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario