ACTUALIDAD La Cámpora > Alberto Fernández > Gobierno

¿QUÉ PASARÁ?

La Cámpora, Alberto Fernández y el futuro del Gobierno

El Gobierno está quebrado por culpa del FMI y ahora Alberto Fernández, enfrentado con La Cámpora, le tocará gobernar colgando de la grieta.

El acuerdo con el FMI fue el detonante para que la soga -que ya estaba bastante tensa- se rompiera entre los miembros del oficialismo; y ahora, Alberto Fernández, el peronismo y La Cámpora, atraviesan momentos de intensa crisis entre sí.

Las diferencias que hay dentro de la coalición Frente de Todos probablemente le dificulte al Gobierno hacer las cosas bien de ahora en adelante, escenario que no es para nada alentador en el oficialismo y menos previo a un año electoral, entendiendo que sus principales figuras: Alberto Fernández, Cristina Fernández de Kirchner, y ahora Máximo Kirchner, registran, cada vez más, números en rojo respecto a su imagen y aceptación.

Si bien es cierto que el acuerdo con el FMI fue lo que profundizó la grieta en el oficialismo, lo que sí es un misterio es cómo esa fisura se va a remendar.

No es poca cosa que en la Cámara de Diputados el Gobierno haya conseguido aprobar el proyecto del FMI tras la mayoría de votos aportados por Juntos por el Cambio (111) y no por el Frente de Todos (75), lo que refleja que el vínculo entre La Cámpora, el peronismo, y el albertismo, está totalmente quebrado.

Para mostrar su poder, el líder de La Cámpora, Máximo Kirchner, le dio la espalda al presidente Alberto Fernández, y junto a él más de 40 diputados le dijeron 'no' al acuerdo, sin importar que el país cayera en default. Incluso, el hijo de CFK ni siquiera estuvo presente en la sesión especial del jueves último, y solo bajó al recinto al momento de votar.

A pesar de todo, el acuerdo con el Fondo se aprobó sin sobresaltos, pero Alberto Fernández no quería quedarse con la espina que le clavó La Cámpora y a través de sus redes sociales compartió un sugestivo mensaje, sin nombrarlo, dedicado a Máximo Kirchner.

"De algo no tengo dudas: si Néstor Kirchner estuviera vivo y fuese diputado, anoche habría votado sí", replicó el Presidente en su Twitter, en un mensaje escrito inicialmente por el periodista Bruno Bimbi.

Curiosamente, del lado ultra K, fue la propia vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner, quien también usó la figura de Néstor Kirchner para opinar sobre el FMI: "Hoy como nunca, recordé las palabras de Néstor respecto del Fondo Monetario Internacional cuando decía `siempre actuó como promotor y vehículo de políticas que provocaron pobreza y dolor en el pueblo argentino´. Otra vez... inmensa pena".

Por otro lado, están algunos oficialistas que buscan el equilibrio en el Gobierno, y en ese sentido, aspiran a "mirar para adelante" tras el refinanciamiento con el FMI. Uno de los que tiene esa postura es Hugo Yasky, quien en un mensaje en sus redes sociales escribió:

"Evitado el default debemos mirar para adelante: la tarea del Frente de Todos es mejorar la calidad de vida de los argentinos y redireccionar la fuera del campo popular hacia la construcción de una Patria más justa", reflexionó.

En el Senado, en donde en los próximos días el Gobierno aspira a que se apruebe el acuerdo con el FMI, la situación en el oficialismo es similar, y aunque trascendió que la mayoría de los legisladores peronistas está dispuesto a acompañar el proyecto, el clima de extrema tensión predomina entre los senadores.

Incluso, sobre ese tema y respecto al acuerdo con el FMI, el jefe del bloque PRO del Senado, Humberto Schiavoni, señaló que "ha habido muy poca comunicación y cuando hemos querido conversar este tema no hemos tenido mayores ecos".

Además, afirmó que en el bloque oficialista hay un clima de "gran hermetismo".

"Hay un clima de mucho hermetismo, no hemos tenido diálogo y no nos han anticipado cómo van a tratar el tema, no hemos tenido pedido de tratarlo sobre tablas, es decir anticipar la semana que dice el reglamento que requiere de nuestro 2/3, nosotros tampoco hemos resuelto qué hacer porque no hemos tenido el pedido eso lo va a resolver el interbloque, estamos en un clima de gran hermetismo respecto de la opinión del Frente de Todos", dijo el senador en declaraciones a Radio Mitre.

Alberto Fernández y su Gabinete

Además de las internas en el Congreso de la Nación, el Presidente también tendrá que lidiar sobre los vínculos que sostiene con parte de su gabinete, muchos de ellos, que responden al ala K.

Un ejemplo de ello es el Ministro del Interior, Eduardo 'Wado' de Pedro, quien milita en las filas de La Cámpora y no responde a las órdenes de Alberto Fernández sino de CFK. Recordemos que 'Wado' fue el primero de los ministros que le soltó la mano al mandatario nacional luego del pésimo resultado electoral que el oficialismo registró en las PASO.

"Escuchando sus palabras del domingo por la noche, donde planteó la necesidad de interpretar el veredicto que ha expresado el pueblo argentino, he considerado que la mejor manera de colaborar con esa tarea es poniendo mi renuncia a su disposición", dijo el ministro del Interior en ese momento, decisión que disparó una catarata de renuncias del sector ultra K en el Gabinete y que terminó con una extensa carta de CFK para imponer orden.

Por último, y además del misterio sin resolver sobre cómo hará el Gobierno para enmendar sus diferencias y seguir adelante sin que predomine la grieta, el presidente Alberto Fernández tendrá que analizar qué hacer con su ministro de Economía, Martín Guzmán, que tras el debate del acuerdo en el Congreso, que sufrió modificaciones para poder ser aprobado, dejó muy debilitado al ministro.

Según rumores políticos, Máximo Kirchner y CFK quieren echar a Guzmán, y al deseo de los Kirchner se les suma el curioso pedido de la oposición, que en boca del diputado Cristian Ritondo dijo, en una reciente entrevista radial, que "el ministro Guzmán debería renunciar".

Dejá tu comentario