ACTUALIDAD Frente de Todos > campaña > Provincia de Buenos Aires

ECOS DE LA DERROTA

Enojo en el Frente de Todos con un publicista

Hay malestar en las filas del Frente de Todos por el viaje de un ideólogo de la campaña tras la hecatombe electoral.

Juan Courel está en México. Al cierre de esta nota se disponía a participar de la XVI Cumbre Mundial de Comunicación Política -materia de su especialidad- que se celebra en Monterrey, México. Él mismo lo promocionó a través de su cuenta en Twitter. Courel se encargó del diseño de la campaña del Frente de Todos en la provincia de Buenos Aires junto a Enrique 'Pepe' Albistur -esposo de la candidata de Victoria Tolosa Paz- y del camporista Santiago 'Patucho' Álvarez. Todo bajo la supervisión de Santiago Cafiero, el defenestrado exjefe de Gabinete, hoy insólito Canciller.

Courel tiene experiencia en el territorio. Estuvo encargado de la comunicación durante la gobernación de Daniel Scioli, a quien asesoró luego en su campaña presidencial. Hizo lo mismo con la del Frente de Todos en 2019, con resultados muy diferentes.

Según pudo saber Urgente24, la parada mexicana de Courel cayó muy mal en el peronismo bonaerense, que reprocha la oportunidad del viaje -que juzgan superfluo- tras las hecatombe que significó la derrota ante Juntos por el Cambio en el principal distrito electoral a la vez que bastión justicialista.

En el PJ bonaerense ven a Courel como uno de los responsables del resultado adverso en las PASO del 12/09.

El malestar se profundizó con un decálogo que el asesor publicó en las redes sociales con consideraciones post-derrota. Entre los mandamientos ubicó que la unidad del Frente de Todos, que parecía una receta infalible, actuó más como "fin en sí mismo" que como medio para ganar las elecciones.

También afirmó que "se levanta con reactivación y movilización" y que "para movilizar hace falta política". El consultor no pudo ser más explícito sobre las carencias.

https://twitter.com/juancourel/status/1437414782089547783

“Opinaré si me consultan”, desafía Courel a través del diario Clarín, no sin una dosis de picardía, ante las versiones de que el diseño de la próxima campaña requerirá de otro mensaje y, por lo tanto, de otros actores.

Tal como señaló Urgente24, en su primer acto con tinte proselitista, Alberto Fernández recurrió a una escenificación más acorde a la liturgia peronista, con un gran escenario en el Conurbano y militancia. Las condiciones sanitarias permitirían más apariciones 'old school'.

Esa misma mejora en la situación epidemiológica también vuelve obsoleto al slogan "La vida que queremos", que quedó atado a la derrota.

"Capaz el slogan era malo", fue otra de las reflexiones de Courel en Twitter tras la derrota. Alberto Fernández no lo usó este miércoles en su regreso al Gran Buenos Aires.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario