ARGENTINA

U24 EN CÓRDOBA

De Falabella al supermercado, mucha demanda de test y continuidad en las clases

Toda la agenda cordobesa en un solo lugar. Luego del cierre de Falabella en Córdoba, los más de 160 empleados despedidos serían reubicados en diferentes supermercados por gestión del Gobierno nacional. Además, una masiva demanda de testeos por coronavirus genera congestión en las filas. Por último, el intendente Martín Llaryora aseguró la continuidad de las clases a pesar del crecimiento de casos.

CÓRDOBA. Al super.

Allí es a donde pasarían los más de 160 empleados que quedaron en la calle luego del cierre repentino de Falabella en Córdoba. Tras la salida de la firma chilena, que se fue de todo el país, los empleados de la sucursal cordobesa comenzaron a reclamar soluciones laborales a la Provincia, y la situación parece haberse encaminado.

Con el apoyo del Gobierno nacional, la Cámara de Supermercados de Córdoba y la Asociación Gremial de Empleados de Comercio (Agec), los despedidos de Falabella serían reubicados en diferentes cadenas de supermercados, como parte de un trato rubricado en el Ministerio de Trabajo de la Nación. De esta forma, muchos de los empleados despedidos recuperarían un puesto de trabajo, aunque en un rubro diferente dentro del comercio.

La idea surgió a partir de la necesidad que la Cámara de Supermercados expresó para cubrir vacantes. Desde entonces, el Ministerio de Trabajo resolvió subsidiar parte de las contrataciones para que los trabajadores se pudieran incorporar de manera inmediata. 

Más testeos. 

Ante una creciente demanda, que ha superado la capacidad del sistema que hasta ahora venía funcionando en Córdoba, el Ministerio de Salud provincial anunció que se ampliarán los puntos de testeo, tanto en la ciudad de Córdoba como en el interior de la provincia. Esta ampliación se da con el fin de descomprimir la demanda y el procesamiento de los test que en épocas de pico como la actual, son altamente solicitados tanto por contactos estrechos como por sintomáticos. 

En los diferentes puntos de testeo de la ciudad se pudo observar esta mañana largas colas de personas que buscaban ser testeadas. En algunos de los centros de testeo hubo faltantes de insumo, que se fueron reponiendo e incrementando por la demanda creciente. 

Además, desde la Provincia aseguraron que el sector privado también atestigua un incremento masivo de la demanda de testeos, por lo que podría comenzar a haber demoras, tanto en los test rápidos como en los PCR, que necesitan un análisis de laboratorio. Para el Gobierno de Córdoba, resulta importante aumentar la disponibilidad de testeos acorde a la demanda, por lo que se espera que en los próximos días se agreguen más puestos de atención. 

Clases esenciales. 

Así calificó al dictado de clases presencial el intendente de Córdoba, Martín Llaryora. En orden de transmitir calma a la comunidad escolar, Llaryora aseguró que dará continuidad a las clases presenciales en pos de sostener el nivel educativo. 

Esta postura expresada por el intendente va en orden con lo dicho por Juan Schiaretti, quien puso entre su orden de prioridades a la educación provincial, cuando se refirió a la situación sanitaria. “Para nosotros es esencial privilegiar la salud, pero sosteniendo tanto la educación como la actividad económica”, dijo a Cadena 3 el funcionario. 

“En la medida que los casos vayan aumentando, ingresarán nuevas medidas restrictivas”, anticipó. Se esperan que el próximo viernes entren en vigencia nuevas medidas restrictivas en Córdoba fruto del grave aumento de casos que experimenta esa provincia. 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario