ACTUALIDAD Aníbal Fernández > Nik > Juntos por el Cambio

POLÉMICA

Aníbal Fernández, una de cal y una de arena

Si bien para la Casa Rosada la pelea de Aníbal Fernández con Nik puede haber servido para desviar la atención, la oposición saca provecho de esta situación.

Horacio Rodríguez Larreta y Mauricio Macri fueron algunos de los referentes de Juntos por el Cambio que salieron a repudiar este martes (12/10) al ministro de Seguridad, Aníbal Fernández, por sus dichos "amenazantes" al humorista Nik. Si bien para la Casa Rosada esta pelea puede haber servido para desviar la atención de temas preocupantes, lo cierto es que la oposición piensa sacar provecho de esta situación para redoblar las críticas al Gobierno en plena campaña electoral. De paso, seguir profundizando la grieta. Aníbal Fernández se puede convertir en una especie de 'salvavidas de plomo' para Alberto Fernández...

"Lo que hizo Aníbal Fernández con Nik es una acción intimidatoria que no podemos dejar pasar. Que un funcionario exponga a los hijos de una persona y saque sus datos a la luz como represalia porque recibió críticas de su parte es una barbaridad", escribió esta tarde el jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, Horacio Rodríguez Larreta, en su cuenta de Twitter.

https://twitter.com/horaciorlarreta/status/1447988642992082947

Más temprano, Mauricio Macri había hecho lo propio, sumándose al escándalo del día: "La cultura del poder intimidador que representan el ministro Aníbal Fernández, el gobierno nacional y el kirchnerismo, ha perdido su poder, está terminada!", escribió el ex presidente en su cuenta de Twitter. Y arengó: "Todos somos Nik".

Desde Juntos por el Cambio, también María Eugenia Vidal había tuiteado al respecto, y lanzó: "volvieron peores".

https://twitter.com/mariuvidal/status/1447675557928267778

En tanto, anoche, Elisa Carrió lo llevó a otro nivel asegurando que los dichos del ministro de Seguridad “expresan un pensamiento racista y nazista que tiene que ser investigado por la justicia”, al tiempo que destacó que son “una especie de ataque antisemita muy claro”.

La titular del PRO, Patricia Bullrich, tampoco dejó pasar el escándalo:

https://twitter.com/PatoBullrich/status/1447706198610903042
https://twitter.com/PatoBullrich/status/1447629634653212674

Tal como informó Urgente24, en el oficialismo algunos interpretan la actitud de Aníbal Fernández como 'un punto para la Casa Rosada': es que el funcionario logró desviar la atención de los medios con algo innecesario pero a la vez minúsculo para la opinión pública. Con tal de que no se hable de FMI, inflación, dólar y desempleo, parece que todo vale. Sobre todo, en plena campaña electoral.

Pero la oposición no dejó pasar la oportunidad para salir a criticar no sólo al funcionario, sino que haciendo extensiva la crítica al Gobierno. Una de cal y una de arena para Alberto Fernández...

Recordemos que Aníbal Fernández llegó al Gabinete en el marco de los cambios que tuvo que hacer el Presidente luego de la derrota contundente en las PASO, que derivó en una interna furiosa en el Frente de Todos. Se suponía que las modificaciones en el gabinete traerían un poco de aire al Gobierno. Pero Aníbal es siempre Aníbal, como lo anticipó Urgente24 apenas fue nombrado como ministro: poco se sabe respecto a dónde va su gestión en una materia de muchísima preocupación en la ciudadanía, pero está claro su rol de vocero del Gobierno.

"Tanta actividad mediática en las 1ras horas de Fernández en el Gabinete da sustento a aquella afirmación de que su arribo obedecería más a recuperar espacio para el Gobierno en el terreno discursivo, comunicacional, antes que avanzar en materia de seguridad. Después de todo, como sostienen algunos, hay muy poco tiempo de aquí a las elecciones como para que se aprecie la gestión, por más brillante que esta pueda ser", informaba Urgente24 en el primer día de Aníbal Fernández como ministro.

Casi un mes después, su actividad mediática (y en redes sociales, sobre todo) se ha intensificado. Era de esperar que Aníbal se plantaría para defender a su gobierno, como lo ha hecho antes con Eduardo Duhalde, con Néstor y con Cristina Kirchner. Pero, a veces, y como dice el refrán, "el pez por la boca muere". No sea cuestión de que tanta presencia mediática termine hundiendo más que ayudando a Alberto Fernández, a casi un mes de las elecciones generales...

El escándalo y la polémica pueden ser funcionales para desviar la atención. Sin embargo, también pueden exacerbar los comentarios negativos sobre el Gobierno. Y eso, en plena campaña, puede resultar un salvavidas de plomo.

A decir verdad, si no fuese por el revuelo que generaron Nik y Juntos por el Cambio, escandalizados por supuestas amenazas, muchos no se hubieran enterado que el humorista tiene hijas que van al colegio ORT. Es por eso que, como se mencionó al comienzo de esta nota, la oposición jugó un rol clave para aumentar el escándalo y disparar críticas al Gobierno, que ya viene muy golpeado con los escándalos del Olivosgate y el Vacunatorio Vip, entre otros.

Aníbal Fernández ya hizo su descargo y minimizó el asunto, además de pedirle disculpas a Nik. "Dije lo que me parecía respecto de las subvenciones. No hay agravio, no hay ningún insulto a nadie en particular. Nik vive agraviándonos”, afirmó Fernández este martes en declaraciones a la prensa.

“Es obligatorio aclarar el tema de lo que se pensó que sería una amenaza. Yo jamás me metería con los hijos de nadie. Si él lo tomó así, si se sintió así, le pido disculpas de manera honesta”, agregó en declaraciones a TN.

Sin embargo, la polémica no cesa. Y ya hay una denuncia en la Justicia.

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario