MARCHA POR LA EMERGENCIA SOCIAL

Fuerte advertencia a Macri: "Se terminaron los tiempos, queremos respuestas ya"

Con discursos muy duros contra el Gobierno, la CGT y el triunvirato piquetero (Corriente de Trabajadores de la Economía Popular, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa) dejaron en claro que profundizarán las medidas de fuerza si Mauricio Macri veta la Ley de Emergencia Social. "Si el Presidente veta la ley se va a equivocar enormemente, porque vamos a seguir en las calles defendiendo nuestros derechos", dijo Juan Carlos Alderete (CCC). "Se terminaron los tiempos que tenían para gobernar, queremos respuestas ya", aseguró por su parte Carlos Acuña. Juan Carlos Schmid reclamó: "Dejen de pensar en la excusa de la herencia y trabajen para crear una Argentina para todos los argentinos".

Tal como se esperaba, fueron duros los discursos de los referentes de la CGT y del triunvirato piquetero (Corriente de Trabajadores de la Economía Popular, Barrios de Pie y la Corriente Clasista y Combativa) contra Mauricio Macri, en el acto frente al Congreso para exigir, entre otras cosas, que se promulgue la ley de emergencia social, que esta semana tuvo media sanción en el Senado.

El primero en tomar la palabra fue Carlos Acuña, integrante del triunvirato que conduce la central obrera. En su discurso, el dirigente de estaciones de servicios dejó en claro que la CGT buscaba endurecer su posición hacia la Casa Rosada al lanzar: "Se terminaron los tiempos que tenían para gobernar, queremos respuestas ya".

En la misma línea, reclamó "respuestas concretas" al pedido de ayuda social, tras advertir que la central obrera y las organizaciones "no va a dudar en tomar las medidas que tengan que tomar para que escuchen".

Acuña también le reclamó al Presidente "que empiece a cumplir con sus compromisos de campaña". "No puede ser que todos los candidatos se comprometan con cosas para pedir el voto de los trabajadores y humildes, y cuando llegan al gobierno no cumplen. Después de 33 años de democracia nos encontramos como estamos hoy", dijo.

Y advirtió que en caso contrario es "inútil" la mesa de diálogo que la CGT mantiene con el Gobierno.

"Esta CGT con los movimientos sociales no va a dudar en tomar las medida que tenga que tomar para que nos escuchen. No vamos a aflojar ni un centímetro", lanzó.

Luego fue el turno de Daniel Menéndez, Coordinador Nacional de Barrios de Pie: "Sabemos que benefician a los sectores concentrados", arrancó.

"Vamos a ir a cuanta mesa de diálogo que se convoque, pero no nos vamos a prestar al circo de una mesa que sirva sólo para hacer una foto", fustigó.

Además, advirtió que "si (Macri) se atreve a vetar esta ley (de emergencia social), le va a dar la espalda a los trabajadores y la sociedad va agarrar la calle durante todo diciembre".

"Todos sufrimos la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, las jubilaciones y los planes sociales. El aumento del hambre trae como consecuencia más adicciones es inseguridad",expresó, a su turno, Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa.

"Llevan un año y no hay ninguna medida para favorecer el consumo interno. Con esta política están destruyendo la industria nacional", cuestionó.

Y también lanzó la misma advertencia a Macri: "Si el Presidente veta la ley se va a equivocar enormemente, porque vamos a seguir en las calles defendiendo nuestros derechos. No queremos pagar mas el ajuste".

En tanto, Esteban Castro, Secretario General CTEP, comenzó recordando el 44 aniversario del retorno de Juan D. Perón: "¿quién lo trajo a Perón? Lo trajimos los trabajadores".

"Los gorilas dicen que no tiene que salir la ley porque 'queremos empleo de calidad'. Eso se lo escuchamos al Presidente. No es cierto, no va a ver empleo de calidad", dijo.

"Estamos profundamente unidos en el amor al pueblo", finalizó su discurso Castro, en el que clamó por la profundización de la unidad de las centrales obreras.

El último en hablar fue Juan Carlos Schmid: "Estamos frente a un hecho trascendente, estamos forjando esa herramienta común entre el sindicalismo organizado y los movimientos sociales y populares".

"A ese lugar queremos volver, cuando la regla era el empleo y la excepción era la desocupación", continuó.

"Paz, pan y trabajo son consignas que siguen vigentes a través del tiempo", dijo luego, citando al desaparecido Saúl Ubaldini.

"La falta de trabajo, el desempleo, la marginación, la pobreza es la medida de todo sistema económico que ha fracasado", añadió, y clamó: "Venimos a decirles a los sectores empresarios que terminen con los despidos".

"Somos la punta de lanza de ese pueblo que sufre, que late y que tiene angustias", afirmó.

"Los indicadores no dan tranquilidad. Millones de argentinos quedan descartados de la sociedad. Queremos trabajo, y trabajo digno. Por eso venimos, no solo a pedir por la Ley de Emergencia Social, sino también a pedir que paren con los despidos y suspensiones", dijo.

Schmid calificó a la manifestación como "histórica", ya que "finalmente" el sindicalismo se unió a las organizaciones sociales en reclamo de "trabajo en blanco y mejores condiciones laborales".

"Abandonen las justificaciones", le reclamó el Secretario General de la CGT al Gobierno. "Salgan detrás de los disfraces, dejen de pensar en la excusa de la herencia, y trabajen para crear una Argentina para todos los argentinos", dijo.



"Lo que queremos es la democratización de la economía. Es un desafío de las instituciones para alcanzar la igualdad", finalizó.




"Todos sufrimos la pérdida del poder adquisitivo de los salarios, las jubilaciones y los planes sociales. El aumento del hambre trae como consecuencia más adicciones es inseguridad", dijo, por su parte, Juan Carlos Alderete, de la Corriente Clasista y Combativa, en el acto.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario