RECORDANDO A STEVE JOBS

Páncreas, una glándula que requiere de mucho cuidado

El cáncer de páncreas se convertirá el próximo año en el tercer tumor con más muertes de la Unión Europea, sólo por detrás del de pulmón y el colorrectal y superando por primera vez al de mama, según datos de un estudio presentado durante el Congreso Europeo de Gastroenerología (UEG Week 2016) celebrado en Viena (Austria). Es un tema muy delicado. El cáncer de páncreas llegó al conocimiento de muchos cuando se supo que era el motivo del fallecimiento de Steven Paul Jobs, el creador de Apple. De aquella tragedia se cumplieron 5 años, el 05/10.

"(Steve) Jobs decía que sabía que moriría joven. No dejo de pensar que de alguna forma, las decisiones relativas a su cáncer, acordes en cierta forma con su filosofía de vida, fueron todas encaminadas a dejar la naturaleza siguiera su curso y complir así su profecía."
por Aitor,
Directo al Paladar.


Hace 5 años que el fundador de Apple, Steve Jobs, perdió la batalla contra el cáncer de páncreas. Otros famosos, como los actores Patrick Swayze y Alan Rickman (el profesor Snape, de Harry Potter), la cantante Rocío Jurado y el tenor Luciano Pavarotti también fallecieron por esta enfermedad.

El cáncer de páncreas es uno de los más agresivos y mortales, pero se habla poco de él, pese a ser la 4ta. causa de muerte por cáncer en el mundo. En los países de la Unión Europea será la 3ra. causa desde 2017. En USA, donde es 4ta. causa de muertes, se espera que para 2030 aumente el desarrollo de esta enfermedad en un 50%.

Su incidencia aumenta y, aunque el pico de edad de los pacientes es de 60 a 80 años, cada vez se ve en gente más joven, dice el Dr. Leonardo Santamaría Galeotti, cirujano especialista en hígado, páncreas y vía biliar.

En el caso de Steven Paul Jobs tuvo relación con hábitos alimentarios con los cuales se conectó desde joven.

En el 03:06 de este video hay un indicio de cuándo comenzaron sus dietas tan particulares. Lo grave es que no lo revirtió ni siquiera cuando la enfermedad era evidente.

La glándula

El páncreas es una glándula localizada detrás del estómago y por delante de la columna. Produce jugos que ayudan a descomponer los alimentos y hormonas que ayudan a controlar los niveles de azúcar en la sangre. Los problemas en el páncreas pueden conducir a muchos problemas de salud. Entre ellos:

> Pancreatitis o inflamación del páncreas: esto ocurre cuando las enzimas digestivas comienzan a digerir al mismo páncreas.

> Cáncer de páncreas.

> Fibrosis quística, un trastorno genético en el que una secreción mucosa espesa y pegajosa pueden obstruir los conductos pancreáticos.

El páncreas también tiene un papel en la diabetes:

> en la tipo I, las células beta del páncreas no producen insulina debido a una reacción del sistema inmunitario del cuerpo contra ellas; y

> en la tipo 2, el páncreas pierde la capacidad de segregar suficiente insulina en respuesta a las comidas.

Pero regresemos al cáncer pancreático: en etapas tempranas no causan ningún signo o síntoma. Y cuando causan síntomas, a menudo ya se han propagado fuera del páncreas, comúnmente primero al hígado. El 80% de las pancreatitis se deben a cálculos biliares y a malos hábitos de salud.

----------

Sintomas del Cancer de Pancreas


Cáncer de Páncreas Síntomas - Sintomas Cancer de Pancreas

----------

El caso Jobs

En 1972, Jobs leyó “Dieta para un planeta pequeño”, de Frances Moore Lappé, junto a su amigo de la universidad, Daniel Kottke, e incorporó algunos conceptos.

Más tarde leyó el libro “Sistema de sanación a través de una dieta antimucógena”, de Arnold Ehret, quien explica cómo una persona se puede alimentar sólo de frutas y verduras libres de almidón como la acelga y el apio, para que el cuerpo no produzca mucosidades dañinas.

Su dieta se volvió cada vez más extrema al punto de consumir sólo frutas y verduras y hacer largos ayunos. También dejó los granos como los cereales y la leche que puede perjudicar más el problema de las mucosidades.

Cuenta Walter Isaacson, biógrafo autorizado de Jobs, que él pasaba semanas enteras comiendo sólo zanahorias y manzanas, y también era frecuente que se tomara largos periodos de ayuno. Según él, durante estos periodos era cuando más creativo se encontraba, y así tomaron cuerpo algunas de sus grandes creaciones.

Jobs era, por lo que parece, vegano estricto (es decir, ni leche ni huevos), pero todo indica que no consultó a un nutricionista acerca de cómo compensar la carencia de vitamina B12.

Es posible que también tuviera déficits de ácigos grasos, sobre todo saturados y omega-3, o bien un ratio omega-3/omega-6 muy desequilibrado.

Es posible que consumiera frutos secos, que le proporcionarían grasas, pero que son bajas en saturadas, y en omega-3. Aunque bien es cierto, que el coco podría haber sido una fuente de grasa saturada de origen vegetal, pero eso eso sólo podría haberlo debatido con un médico especializado, algo que él no hizo.

Por otro lado, aunque unos periodos cortos o controlados de ayuno, pueden tener un efecto de estrés positivo, es posible que Jobs se excediera con esos ayunos, y que su estrés hormonal fuera más alto de lo deseable.

Cuando el actor Ahston Kutcher trabajó en la película en la que haría el papel de Jobs, practicó esa dieta como forma de ingresar al personaje. Y terminó hospitalizado.

El cáncer

En el caso real, todo se complicó en Jobs cuando el diagnóstico estuvo escrito. Es un tipo de cáncer cuyos síntomas no se perciben de inmediato. Entre sus signos más visibles se encuentran el color amarillento de la piel y los ojos. También se sufren dolores en la espalda y el abdomen y una gran pérdida de peso, algo que fue evidente en Jobs en sus últimos días.

La quimioterapia es uno de los tratamientos más comunes y efectivos pero al que Jobs no se sometió.

En octubre de 2003, a Steve Jobs le diagnosticaron cáncer de páncreas y en 2004 se lo comunicó a sus empleados. El cáncer que padecía − llamado carcinoma de los islotes pancreáticos− era menos agresivo que el normal. En ese entonces lideraba 2 enormes empresas: Apple y Pixar.

Su biógrafo, Isaacson, le preguntó por qué no había querido operarse. La respuesta de Jobs fue “no quería que violaran mi cuerpo de esa manera“. La decisión de no operarse a tiempo de un cáncer de páncreas (insulinoma), que suele tener buena evolución, fue un error trágico.

En vez de eso, él decidió más ayunos, más dietas, consultas con gurús holísticos... y al cabo de 2 años su cáncer se extendió al hígado, e intestinos. Casi de urgencia se tuvo que operar para que le extirparan parte de esos órganos.

En julio de 2004 accedió a operarse pero sin recibir tratamiento de radioterapia o quimioterapia. En enero de 2009 comunicó que sus problemas de salud eran más graves de lo que se pensaba por lo que decidió dejar sus actividades hasta junio de ese mismo año para enfocarse en el cuidado de su salud. En abril de 2009 recibió un trasplante de hígado y su dieta se volvió un poco más extrema todavía.

Con muy poco hígado funcional se puede vivir, pero el páncreas es una fábrica hormonal y si lo quitan requiere modificar ciertos hábitos alimentarios. Entre las recomendaciones que los médicos dieron a Jobs fue la de “comer más proteína“, a causa de su limitada capacidad para metabilizarlas dado su reducido páncreas.

Para Jobs fue un enorme problema porque chocaba con su filosofía de vida. Aunque hizo algún intento por consumir más proteínas, con una dieta ovo-lacto-vegetariana, no no fue suficiente, y ocurrieron desajustes hormonales que le provocaba el propio cáncer, en principio porque suprimió su apetito.

Confiar, única y exclusivamente, en que de forma “natural”, a través de alimentos, podemos curar cualquier enfermedad, puede llevar a consecuencias trágicas.

El autor del libro contó: “Estaba tan delgado y fibroso como un galgo porque sólo comía fruta y algo de verdura”.

Cuando estaba sano, Jobs sólo consumía batidos de frutas, y pedía entre 7 y 8 para probarlos y elegir el que más le gustaba. Incluso cuando enfermó, Jobs seguía con sus habituales ayunos a pesar de las recomendaciones de los médicos. En enero de 2011 dejó nuevamente la compañía aunque seguía para tomar las decisiones estratégicas importantes. Pero finalmente, en agosto de ese año se fue definitivamente de Apple, su salud le impedía seguir.

Unos meses más tarde, el 05/10/2011 murió a los 56 en su casa en California como consecuencia de un paro respiratorio producido por su cáncer de páncreas.

Cuidando el páncreas

Importante:

> Limitar el consumo de azúcar y harinas refinadas.

> No fumar. Es esencial para prevenir el cáncer de páncreas.

> Evitar el alcohol. Según los nutricionistas consumir una copa de vino al día puede ser saludable, pero otra dosis, de forma continuada, y hasta el exceso, impacta en el páncreas.

> Consumir alimentos altos en fibras, en especial cereales integrales.

> Evitar el consumo de carne roja.

> Consumir en especial vegetales crucíferos:el brócoli, coliflor, repollo, berro y coles de bruselas. Son ideales para cuidar de nuestro páncreas y evitar un cáncer.

> Evitar engordar.

> Intentar prevenir la diabetes.

El aporte de proteínas es imprescindible para tratar y prevenir las enfermedades de páncreas, intenta que vengan siempre de legumbres y pescados. Si consumes carne, que sea de pavo. Es más saludable y con menos grasa.

Entre las posibles causas del cáncer de páncreas se pueden nombrar:

-consumo de tabaco: se cree que origina entre el 20% y el 30% de los casos;

-dieta: el cáncer de páncreas se presenta más en poblaciones que consumen altos niveles de azúcar, y grasas y proteínas de origen animal;

-género y edad: se detecta con más frecuencia en los hombres con un 30% más de posibilidades de contraerlo que las mujeres;

-sufrir diabetes.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario