Martín Soria > CSJN > juicio político

EXPLOTA LA GRIETA

Piden juicio político a Martín Soria tras patoteada a CJSN

Martín Soria es el ministro de Justicia y Derechos Humanos, ahora con pedido de juicio politico, luego de una feroz embestida contra la CSJN.

Martín Soria es el ministro de Justicia y Derechos Humanos que promovió Cristina Fernández de Kirchner, en reemplazo de Marcela Losardo, la ex ministra tan vinculada al presidente Alberto Fernández. Ahora, el rionegrino que falló en un intento de vapulear a la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN), enfrenta un pedido de juicio político que obligará al Frente de Todos a respaldarlo sin fisuras, aún cuando muchos no se sientan identificados con el funcionario. Pero ¿alcanzará el FdT para rescatar a Martín Soria?

El pedido de juicio político lo firman Soledad Carrizo, Krina Banfi, Marcos Gustavo Carasso, Juan Martín, Martín arjo, Juan Carlos Polini, Marcela Coli, Ximena García, Jorge Vara, Miguel Nanni, Pedro Jorge Galimberti, Gerardo Cipolini, Gustavo Bouhid, Fernando Carbajal y Gerardo Milman.

El pedido de juicio político se fundamenta en una manifestación de Soria que impide creer en que su desempeño sea objetivo tal como corresponde a un funcionario de la Nación.

El ministro de Justicia criticó al fiscal que acusó a Cristina Kirchner: “Sería lindo tener la mayoría para echar a los jueces de la Corte Suprema”. Página/12, 02/08/2022.

Fragmento de texto:

"(...) Con fecha 02/08/2022, el Sr. Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación, Martín Soria expresó en el marco de una entrevista radial que “Hay que ganar las elecciones de manera contundente para tener muchos votos. Ahí se pueden tener mayorías agravadas (dos tercios) para acusar a un juez de la Corte ante el Senado y después echarlo. Sería lindo tener las mayorías”.

Sin perjuicio de la claridad de estas expresiones, se vuelve necesario interpretarlas en vinculación a la función pública que ocupa y las responsabilidades que le competen: el Ministro de Justicia de la Nación ha puesto de resalto su deseo de destituir a los miembros de la Corte Suprema de Justicia de la Nación fundado en una pretensión ideológica personalista.

En resumidas cuentas, atacar y derribar a las autoridades constitucionales de un poder del estado sin más justificativo que una vocación sediciosa, antidemocrática, antirrepublicana y groseramente desequilibrante del estado constitucional de derecho.

Estas expresiones no solo resultan atentatorias contra la estabilidad democrática en nuestro país y debilitan el equilibrio republicano que garantiza el estado de derecho, sino que se vuelven aún más graves en relación a su responsabilidad como autoridad nacional, y el evidente mal desempeño que trae aparejado, con más la posible configuración de una conducta delictual tipificada en nuestro código penal como delitos que atentan contra el orden público y la seguridad de la Nación.

Así las cosas, el mal desempeño (causal no conceptualizada legalmente sino solo abordada jurisprudencialmente y de manera casuística) se presenta en oposición a buen desempeño, es decir, todo comportamiento, acción o inacción que resulta perjudicial o contrario a las responsabilidades y cargas de su función, y como consecuencia al respeto de los valores funcionales del estado constitucional y democrático de derecho.

El amplio catálogo de conductas vinculadas al mal desempeño pueden traducirse en la falta o pérdida de idoneidad o aptitud para el ejercicio del cargo, la negligencia en el ejercicio de las funciones inherentes al mismo, como la inhabilitación o incapacidad física y mental del funcionario. No es necesario que haya culpa o dolo en la conducta motivo de la acusación.

La imprecisión normativa del término “mal desempeño” descansa entonces sobre la facultad interpretativa que el constituyente ha querido otorgarle a este Congreso, quien a través de sus Cámaras acusar y juzgar respectivamente en orden a la gravedad de lo actuado y al distanciamiento de la conducta observada frente a sus obligaciones y las responsabilidades esperadas.

De esta forma, la expresión de deseo manifestada por el Sr. Ministro de Justicia se aparta exageradamente de la conducta debida para quien desempeña esta honorable función y en relación a sus deberes establecidos en la propia ley de Ministerios (...)".

juicio politico a soria.pdf

--------------------

Más noticias de Urgente24

¿Gabriel Rubinstein viceministro? Y hay interna por Energía

No renunció el secretario de Energía, Darío Martínez

El mercado esperaba medidas, no anuncios

Una ex abre la brecha en el espacio liberal (Demos)

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario