OMNI gen > COVID-19 grave > riesgo

INVESTIGACIÓN

Descubren un gen que duplica el peligro de muerte COVID-19

Los científicos están cada vez más cerca de entender por qué algunas personas desarrollan COVID-19 grave, gracias al descubrimiento del gen LZTFL1.

En una nueva investigación, científicos informaron el hallazgo de un gen que duplica el riesgo de COVID-19 grave y muerte. Se trata del gen LZTFL1, que participa en la regulación de las células pulmonares en respuesta a una infección.

Cuando está presente la versión peligrosa del gen, las células que recubren los pulmones parecen hacer menos para protegerse de la infección por SARS-CoV-2.

Este gen está presente en el 60% de las personas con ascendencia del sur de Asia, el 15% de las personas con ascendencia europea, el 2,4% de las personas con ascendencia africana y el 1,8% de las personas con ascendencia del este de Asia.

Para James Davies, profesor de la Universidad de Oxford y uno de los líderes de la nueva investigación, es “el impacto genético más importante en COVID".

image.png

La búsqueda del gen

Un gen por sí mismo no determina el riesgo total de una persona frente al COVID-19. Por el contrario, interfiere la edad, las comorbilidades, el acceso a la atención médica y el grado de exposición al virus.

India, por ejemplo, reportó hospitales absolutamente colapsados durante la ola de la variante Delta, en parte debido a la alta prevalencia de diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas que generaron una alta tasa de mortalidad en la población.

Pero la versión peligrosa del gen LZTFL1 tiene un impacto notable. A modo de comparación, cada década de edad entre los 20 y los 60 años duplica el riesgo de una persona de tener un COVID-19 grave. Por su parte, el gen LZTFL1 "es aproximadamente equivalente a tener 10 años más", dijo Davies.

Para descubrirlo, los científicos compararon los genomas de pacientes con COVID-19 grave buscando las llamadas regiones potenciadoras, secuencias no codificantes que regulan cómo se expresan otros genes.

Un potenciador es como un interruptor, que activa y desactiva genes diana, y sube y baja en diferentes momentos en diferentes tejidos.

Luego, recurrieron a la Inteligencia Artificial, que puede hacer predicciones sobre la función de un potenciador y el tipo de célula en el que funciona según la secuencia de ADN. Este enfoque iluminó un potenciador en particular que actuaba en las células pulmonares.

Por consiguiente, averiguaron qué gen controla este potenciador y finalmente dieron con el LZTFL1.

image.png

LZTFL1 y riesgo COVID-19

El gen LZTFL1 no se había estudiado bien antes, pero investigaciones habían revelado previamente un poco sobre la proteína que codifica, que está involucrada en los procesos de cicatrización de heridas.

En el contexto de una infección e inflamación, como por SARS-coV-2, los niveles bajos de LZTFL1 promueven la transición de ciertas células pulmonares especializadas a un estado menos especializado.

En casos de COVID-19 grave y más expresión de LZTFL1, la protección se ralentiza y permite que el virus devaste los pulmones de manera más efectiva antes de que las células puedan protegerse.

El descubrimiento de la importancia de LZTFL1, publicado el 4 de noviembre en la revista Nature Genetics, puede conducir a nuevas vías terapéuticas para COVID-19.

Con todo, los científicos aclararon que llevar esta versión del gen no es una sentencia de muerte, aumenta el riesgo de enfermedad grave pero no lo garantiza.

Fuente: Live Science

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario