Leído

"Carvativir": Maduro anunció que tiene la cura para el Covid-19

Lun, 25/01/2021 - 5:58pm
Enviado en:
Por Urgente24

El líder chavista presentó ayer domingo 24/1 la medicina llamada "Carvativir", calificándola de "goticas milagrosas" que "neutralizan al 100% el coronavirus". Sin embargo, el medicamento no pasó por ninguna de las fases de prueba ni fue publicado en ninguna revista científica arbitraria.

d63c6683aa8e5ec7011afc9beb8e082e.jpg
Contenido

La crisis económica, política y sanitaria en Venezuela comenzó mucho antes de la pandemia por coronavirus. Sin embargo, la devastadora situación se agravó. Pero el presidente venezolano Nicolás Maduro anunció el día de ayer, domingo 24/1, que su país halló un antiviral que "neutraliza al 100%" el coronavirus. 

En un mensaje emitido por la televisora estatal VTV, el mandatario presentó la medicina llamada "Carvativir". "Habiéndose establecido la patente nacional e internacional, y habiendo recibido el permiso sanitario oficial del país, puedo presentar la medicina que neutraliza al cien por cien el coronavirus: el Carvativir", declaró Maduro. 

El médico cirujano venezolano Jaime Lorenzo, explicó en un entrevista para Infobae que "este nombre es debido a que el isothymol, su principio activo, también se lo conoce como carvacrol y hay registros de que tiene una acción contra el coronavirus aparentemente por un mecanismo indirecto que estimula respuesta inmune ante el estrés, pero no hay evidencia que pueda decir que esto sea cierto; sólos estudios preliminares”. 

Maduro calificó el medicamento como "góticas milagrosas de José Gregorio Hernández", un médico venezolano (1864-1919) que es considerado venerable por la Iglesia Católica y que será beatificado este año, luego de que el papa Francisco apruebe el milagro que se atribuye. Además, afirmó que no tiene efectos secundarios. 

En suma, el líder chavista aseguró que “el tratamiento es producto de varios estudios clínicos, científicos y biológicos que se extendieron durante nueve meses e incluyeron experimentación en enfermos, moderados y graves” y que, siempre según el mandatario, “se recuperaron de la enfermedad gracias a estas gotas”."10 gotas debajo de la lengua cada 4hs", precisó Maduro.

Además, el presidente garantizó que esta semana tendrá "una reunión con los líderes de salud del país para establecer el sistema de distribución directa por miles a los centros de salud del país". Frente a esto, la alarma de los expertos en infectología de la región se activó inmediatamente. La comunidad científica recibió con preocupación la noticia ya que no hay información de que el medicamento haya pasado por fase I, II y III ni que haya sido publicado en revistas científicas arbitrarias y la Administración de Maduro no se caracteriza precisamente por la transparencia. 

Sin embargo, el presidente venezolano afirmó que su vicepresidente, Delcy Rodríguez, entregará toda la información al director de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, “para que conozca y certifique este poderoso antiviral” y así el organismo ratifique los resultados obtenidos por el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (ICIV), de modo de poder encarar, mediante alianzas internacionales, la producción masiva de esa molécula. Asimismo, prometió exportar miles de dosis de Carvativir a los países que el integran el bloque ALBA-TCP, entre ellos Cuba, Nicaragua, Bolivia; y dijo que se iba a crear un fondo de 2 millones de dólares para las vacunas. 

Maduro también hizo referencia a la próxima llegada de la vacuna rusa Sputnik V y reafirmó que el gobierno tiene intenciones de comenzar la campaña de vacunación en abril. Además, anunció que a partir de este lunes (25/1) comienza una semana de flexibilización. El gobierno venezolano para frenar el avance de la pandemia estableció el método 7+7: una semana de restricciones y otra de apertura económica. 

Venezuela tiene más de 123 mil infectados y 1.148 muertos por coronavirus. Lamentablemente con este tipo de anuncios, hasta el momento infundados, lo único que se logra es que la población disminuya las medidas de protección debido a la falsa sensación de seguridad.