JUNTOS BIEN Harvard > peso > Salud

ENGAÑOSO

Harvard devela un detalle eludido en un estudio de alimentos

Quizás comer papas fritas en vez de almendras no genere aumento de peso a corto plazo, pero eso no hace que la opción sea igual de saludable, advierte Harvard.

Los hallazgos de un nuevo estudio sostienen que una porción diaria de papas fritas no tiene consecuencias negativas para la salud, en comparación a una porción de almendras. Sin embargo, expertos de Harvard aseguran que dichas afirmaciones deberían tomarse con recaudo.

“Esta investigación financiada por la industria de la papa sugiere que no hay una diferencia significativa entre comer una porción de 300 calorías de papas fritas y una porción de 300 calorías de almendras todos los días durante un mes, en términos de aumento de peso, explica el artículo de blog de la institución.

No obstante, como aclaró el doctor Walter Willett, profesor de epidemiología y nutrición en la Escuela de Salud Pública de Harvard, las almendras brindan amplios beneficios para la salud, incluida la reducción del colesterol LDL ("malo").

Además, a largo plazo, son una opción mucho mejor para ayudar a prevenir enfermedades crónicas, como la diabetes, o retrasar sus complicaciones.

"Hemos aprendido durante las últimas dos décadas que los estudios de pérdida de peso que duran menos de un año probablemente den resultados engañosos, por lo que un estudio que dura solo 30 días es menos que inútil", aseveró Willett.

image.png

Contar calorías no es sinónimo de salud

La polémica investigación fue publicada en el American Journal of Clinical Nutrition y los resultados se basaron en datos de 165 adultos de 30 años promedio. Se los dividió en tres grupos y durante 30 días se les asignó comer una porción diaria de 300 calorías de:

  1. Almendras tostadas y saladas (alrededor de 1/3 taza)
  2. Papas fritas simples (porción mediana)
  3. Papas fritas sazonadas con hierbas y especias (porción mediana)

Los investigadores no ofrecieron instrucciones adicionales para cambiar la dieta o los niveles de actividad para compensar la ingesta de 300 calorías. Además, midieron la cantidad de grasa, el peso total, el azúcar en la sangre, la insulina y los niveles de azúcar en sangre a largo plazo (hemoglobina A1C), tanto al principio como al final del mes.

Las conclusiones demuestran que “el peso no es todo lo que importa para la salud”, asegura Harvard.

Después de 30 días, los cambios en la cantidad de grasa corporal y el peso corporal total fueron similares entre los grupos.

Sin embargo, surgió una diferencia clave: los participantes en el subgrupo de papas fritas tenían niveles más altos de glucosa e insulina en la sangre justo después de comerlas.

“Es tentador concluir que no hay mucha diferencia entre papas fritas y almendras: lo que cuenta son las calorías. Pero una lectura más atenta refuerza la noción de que dos elementos generalmente ubicados en extremos opuestos del espectro de alimentos buenos para la salud están aún más alejados de lo que los hallazgos del estudio podrían hacernos creer”, explica Harvard.

El doctor Willett también agregó que “el único hallazgo claro fue que el consumo de papas fritas aumentó la glucosa en sangre y la secreción de insulina mucho más que las almendras", lo que “es consistente con estudios a largo plazo que muestran que el consumo de papas está asociado con un mayor riesgo de diabetes tipo 2, especialmente cuando se compara con los granos integrales".

image.png

Más en Urgente24:

Sube el dólar blue y sigue la sangría del BCRA

Jorge Lanata defendió a Alfredo Casero y ninguneó a Majul

Todos contra Alfredo Leuco: Ahora Majul lo tiene en la mira

Alfredo Casero la sigue: Le pegó a La Nación, A24 y América

Alfredo Casero no para: "Periodistas de m..." y "falopa"

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario