JUNTOS BIEN aceite de oliva > dieta mediterránea > cáncer

DIETA MEDITERRÁNEA

Este es el nuevo superpoder descubierto del aceite de oliva

El aceite de oliva es un componente clave de la dieta Mediterránea y se ha asociado a la reducción del riesgo de varios tipos de cáncer.

A la lista de los alimentos que funcionan como protectores contra el cáncer, un estudio incorporó al aceite de oliva. Este condimento clave de la dieta Mediterránea, es uno de los más estudiados en todo el mundo.

En una revisión sistémica publicada en la revista Plos One, los científicos confirmaron que el consumo de aceite de oliva podría prevenir diversos tipos de cáncer.

Según datos de 2018, hasta 9,6 millones de personas murieron en todo el mundo a causa de este conjunto de enfermedades y constituye la segunda causa de muerte a nivel mundial, luego de las afecciones cardiovasculares.

La alimentación es uno de los factores de riesgo modificables para prevenir el cáncer, junto al ejercicio físico. Ambos podrían prevenir hasta el 40% de los casos de la patología.

En estudios previos ya se habría sugerido que una mayor adherencia a la dieta mediterránea se asociaría inversamente con la mortalidad por cáncer en general y el riesgo de desarrollar varios tipos de tumores.

Además del aceite de oliva, las poblaciones de la cuenca mediterránea consumen pescado y muchos alimentos vegetales, junto al consumo moderado de carnes blancas, huevos, lácteos y alcohol.

image.png

Aceite de oliva

En este nuevo estudio se revisaron 45 investigaciones en las que se indagó la asociación entre la ingesta de aceite de oliva y el cáncer.

Según los resultados generales, aquellos individuos que consumían más aceite de oliva tenían hasta un 31% menos de riesgo de sufrir cáncer respecto a los que menos tomaban.

Se observó una protección significativa en los casos de:

  • cáncer de mama (un 33% menos de riesgo)
  • gastrointestinal (un 23% menos de riesgo)
  • otorrinolaringológico (un 26% menos de riesgo)
  • de tracto urinario (hasta un 54% menos de riesgo).

Los investigadores sugieren que este efecto protector del aceite de oliva se debería a su riqueza en ácidos grasos monoinsaturados, esculeno y compuestos fenólicos. Así mismo, destacan sus propiedades antioxidantes capaces de limitar el estrés oxidativo celular y el daño en el ADN.

Con todo, estudiado por separado de la dieta Mediterránea, este alimento no tuvo un efecto significativo sobre los riesgos de cáncer. Los autores consideran que el alto consumo de aceite de oliva sería un indicio de un patrón dietético saludable general.

image.png

*Fuente: El Español

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario