JUNTOS BIEN Ejercicio > Calorías > Metabolismo

MALAS NOTICIAS

El ejercicio quema un 25% menos de las calorías que creíamos

Un estudio sobre metabolismo descubrió que el cuerpo compensa automáticamente al menos una cuarta parte de las calorías que se gastan durante el ejercicio.

Una reciente investigación encontró que el cuerpo tiende a compensar, al menos, un 25% de las calorías que se creían quemar durante el ejercicio físico.

De hecho, por cada 100 calorías que se esperan quemar, la mayoría en realidad quema unas 72 calorías.

¿La razón? Una tendencia natural del metabolismo que, a mayor cantidad de kilos en exceso, más aumenta la compensación de calorías y más difícil es la pérdida de peso a través del ejercicio.

Los resultados fueron divulgados por The New York Times con la firma de Gretchen Reynolds, quien aclaró que la compensación de calorías varía de una persona a otra.

La solución es, entonces, aprender cómo responde el metabolismo propio a los entrenamientos para optimizar el ejercicio y controlar el peso.

Perder peso: más que un cálculo de calorías

En teoría, el ejercicio es elemental en la pérdida de peso. Durante el movimiento los músculos se contraen, requiriendo más combustible que en reposo. A la par, otros órganos y sistemas biológicos también gastan energía extra.

Gracias a estudios de laboratorio anteriores, se sabe aproximadamente cuánta energía demandan estos procesos. Caminar 1.5 kilómetros, por ejemplo, quema cerca de 100 calorías, dependiendo del tamaño del cuerpo y de la velocidad al caminar.

Hasta hace poco, la mayoría de las personas, incluidos los científicos que estudiaban el ejercicio, asumían que este proceso era aditivo. Creían que caminar un kilómetro y medio quemaba 100 calorías, a los 2 kilómetros 200 calorías y así sucesivamente.

El cálculo indicaba entonces que si esas calorías no se reemplazaban con comida extra, la persona debería terminar quemando más calorías de las que consume al día y comenzar a bajar de peso. Lamentablemente, este razonamiento rara vez se da en la vida diaria.

Estudio tras estudio, se ha demostrado que la mayoría de las personas que comienzan un nuevo programa de ejercicios pierden menos peso de lo que se esperaría, incluso si controlan estrictamente sus dietas.

En efecto, los científicos comenzaron a especular que el gasto de energía podría ser menos elástico de lo que se pensaba.

image.png
El gasto de energía tras una sesión de ejercicio no es un simple cálculo matémático, ya que existen otras variables.

El gasto de energía tras una sesión de ejercicio no es un simple cálculo matémático, ya que existen otras variables.

Gasto calórico, metabolismo y ejercicio

La comunidad científica que estudiaba el ejercicio concluyó que la pérdida calórica tiene límites, luego de un influyente estudio de 2012 con cazadores-recolectores africanos.

La investigación mostró que, aunque los miembros de la tribu caminaban o trotaban regularmente durante horas, quemaban aproximadamente la misma cantidad de calorías diarias totales que los varones y mujeres occidentales relativamente sedentarios.

De alguna manera, los autores se dieron cuenta de que los cuerpos de las tribus activas estaban compensando y reduciendo la quema de calorías para evitar la inanición.

Desde entonces, otros estudios más pequeños han reforzado el hallazgo de que una mayor actividad no necesariamente resulta en un mayor gasto calórico diario.

Nueva ciencia del metabolismo

Como parte de una nueva iniciativa científica muy ambiciosa, decenas de investigadores reunieron datos sobre el metabolismo desde múltiples estudios en los que participaron miles de varones y mujeres.

Las conclusiones se publicaron en agosto en Current Biology e incluyeron información de 1.754 adultos, como medidas de la composición del cuerpo y el gasto de energía basal (la cantidad de calorías que se queman simplemente por estar vivo).

En efecto, los investigadores dieron con una aproximación del gasto energético al estar de pie, caminar y estar en continuo movimiento utilizando modelos estadísticos.

Concluyeron que las personas no queman proporcionalmente más calorías diarias totales cuando se mueven más, sino que la mayoría solo quema alrededor del 72% de las calorías adicionales, en promedio.

Inesperadamente, los investigadores también encontraron que los niveles de compensación de energía aumentaron entre las personas con niveles relativamente altos de grasa corporal:

Tendían a compensar el 50% o más de las calorías que quemaban estando activos.

Pero la nueva ciencia del ejercicio no es completamente desalentadora, porque incluso aquellos que compensan la mitad de las calorías, quemarán más calorías por día moviéndose que al estar quietas.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario