COVID grave > muerte > Covid prolongado

LONG COVID

Haber tenido COVID grave duplica el riesgo de muerte al año: Estudio

Una nueva investigación arroja luz sobre el deterioro a la salud que provoca el COVID grave en sobrevivientes.

Esta es la conclusión de una investigación publicada en Frontiers in Medicine, que arroja más luz sobre los efectos del coronavirus y el “long Covid” o COVID prolongado.

Además, hace énfasis en la importancia de la vacunación, no solo para prevenir la infección sino también las secuelas a largo plazo.

image.png

Causa de muerte: ¿COVID prolongado?

Según la investigación, el riesgo de muerte al año fue mayor para los pacientes menores de 65 años, y solo el 20% de quienes cursaron un cuadro grave y murieron fue debido a las complicaciones típicas del coronavirus, como la insuficiencia respiratoria.

"Realizamos un estudio anterior que mostró que los pacientes con COVID-19 grave que se recuperaron tenían un riesgo significativamente mayor de ser hospitalizados en los siguientes seis meses", dijo el el autor principal del estudio Arch Mainous de la Universidad de Florida, a The Guardian.

La nueva publicación amplió aquel estudio para conocer el riesgo de mortalidad en los siguientes 12 meses.

Para obtener estos resultados, los científicos analizaron los registros de salud electrónicos de 13.638 personas que se habían hecho un PCR: 178 experimentaron síntomas graves, 246 leve o moderado y el resto dio negativo.

Todos los pacientes incluidos en el estudio se recuperaron de la enfermedad, pero quienes estuvieron muy enfermos tenían una probabilidad significativamente mayor de morir el próximo año.

Dado que estas muertes ocurrieron mucho después de la infección inicial, los investigadores creen que los familiares y médicos no vincularon la muerte con el virus. Además, el 80% ocurrió por una amplia variedad de razones que no suelen estar asociadas al COVID-19.

Esto sugiere que los pacientes habían experimentado un deterioro general de su salud que los dejó vulnerables.

Todavía se están estudiando los signos y síntomas del COVID prolongado, que incluyen fatiga y dificultad para respirar meses después de la infección.

image.png

Fuente: The Guardian