FOCO Día de la Salud Mental > efeméride > Clonazepam

EFEMÉRIDE DEL REINO DEL REVÉS

10 de octubre, Día de la Salud Mental, ¿Clonazepam?

Día de la Salud Mental: "Atención de salud mental para todos: hagámosla realidad" es el lema de la Organización Mundial de la Salud para 2021. ¿Clonazepam?

La Confederación Farmacéutica Argentina (Cofa), que relevó las operaciones del sector durante la pandemia, informa que la venta de psicofármacos como el clonazepam o el alprazolam, que sirven para tratar los problemas de ansiedad, creció 4 veces más que el expendio de otros medicamentos. Esta tendencia había sido advertida por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Nación, que lo relacionó con “el estrés, la ansiedad y la incertidumbre” que produjeron la pandemia y el aislamiento.

CoFA:

Esta tendencia creciente en la venta de psicofármacos se mantiene en 2021, aunque en un porcentaje levemente menor: 4,51% de aumento total contra 5,69% en el año de la pandemia. Esta tendencia creciente en la venta de psicofármacos se mantiene en 2021, aunque en un porcentaje levemente menor: 4,51% de aumento total contra 5,69% en el año de la pandemia.

Volvamos al Día de la Salud Mental: la OMS (Organización Mundial de la Salud) destaca algunas definiciones en torno a la efeméride de la salud mental, en un intento de responder acerca de su relevancia en la vida de las naciones.

  1. La salud mental es algo más que la ausencia de trastornos mentales.
  2. La salud mental es parte integral de la salud; tanto es así que no hay salud sin salud mental.
  3. La salud mental está determinada por múltiples factores socioeconómicos, biológicos y medioambientales.

Existen estrategias e intervenciones intersectoriales eficaces y rentables de promoción, protección y restablecimiento de la salud mental.

Punto de quiebra en la salud mental

La salud mental es un componente integral y esencial de la salud. La carta fundacional de la OMS sostiene:

La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades. La salud es un estado de completo bienestar físico, mental y social, y no solamente la ausencia de afecciones o enfermedades.

Ergo: la salud mental significa más que la ausencia de trastornos o discapacidades mentales.

La salud mental es un Estado de Bienestar en el que la persona realiza sus capacidades y es capaz de hacer frente al estrés normal de la vida, de trabajar de forma productiva y de contribuir a su comunidad. En este sentido positivo, la salud mental es el fundamento del bienestar individual y del funcionamiento eficaz de la comunidad.

De lo dicho se impone la pregunta: ¿se encuentra la salud mental o la falta de ella atadas a la capacidad de producir de los sujetos?

Determinantes de la salud mental

La salud mental individual está determinada por múltiples factores sociales, psicológicos y biológicos.

Por ejemplo, las presiones socioeconómicas persistentes constituyen un riesgo bien conocido para la salud mental de las personas y las comunidades.

Las pruebas más evidentes están relacionadas con los indicadores de la pobreza, y en particular con el bajo nivel educativo.

La mala salud mental se asocia asimismo a los cambios sociales rápidos, a las condiciones de trabajo estresantes, a la discriminación de género, a la exclusión social, a los modos de vida poco saludables, a los riesgos de violencia y mala salud física y a las violaciones de los derechos humanos.

También hay factores de la personalidad y psicológicos específicos que hacen que una persona sea más vulnerable a los trastornos mentales. Asimismo, los trastornos mentales responden a causas de carácter biológico, dependientes, por ejemplo, de factores genéticos o de desequilibrios bioquímicos cerebrales.

SALUD MENTAL

Promoción y protección de la salud mental

Durante la Asamblea Mundial de la Salud de mayo de 2021, los gobiernos reconocieron la necesidad de ampliar los servicios de salud mental de calidad a todos los niveles. Y algunos países han encontrado nuevas formas de prestar atención de salud mental a sus poblaciones.

La promoción de la salud mental depende en gran medida de estrategias intersectoriales.

Entre otras formas concretas de fomentar la salud mental se pueden mencionar:

  • las intervenciones en la infancia precoz (por ejemplo, la creación de un entorno estable que atienda las necesidades de salud y nutrición del niño, lo proteja de las amenazas y le proporcione oportunidades de aprendizaje precoz e interacciones que sean sensibles, le den apoyo emocional y estimulen su desarrollo);
  • el apoyo a los niños (por ejemplo, programas de creación de capacidades y programas de desarrollo infantil y juvenil);
  • la emancipación socioeconómica de la mujer (por ejemplo, mejora del acceso a la educación y concesión de microcréditos):
  • el apoyo social a las poblaciones geriátricas (por ejemplo, iniciativas para hacer amistades y centros comunitarios y de día);
  • los programas dirigidos a grupos vulnerables, y en particular a las minorías, los pueblos indígenas, los migrantes y las personas afectadas por conflictos y desastres (por ejemplo, intervenciones psicosociales tras los desastres);
  • las actividades de promoción de la salud mental en la escuela (por ejemplo, programas de apoyo a los cambios ecológicos en la escuela y escuelas amigas de los niños);
  • las intervenciones de salud mental en el trabajo (por ejemplo, programas de prevención del estrés);
  • las políticas de vivienda (por ejemplo, mejora de las unidades habitacionales);
  • los programas de prevención de la violencia (por ejemplo, la reducción de la disponibilidad del alcohol y del acceso a las armas);
  • los programas de desarrollo comunitario (por ejemplo, iniciativas de colaboración ciudadana y de desarrollo rural integrado);
  • la reducción de la pobreza y la protección social para los pobres;
  • legislación y campañas contra la discriminación;
  • promoción de los derechos, las oportunidades y la atención de las personas con trastornos mentales.
Sí, hablemos del suicidio: Ana Lara, superviviente | Salud

¿Qué pasa en Argentina con el suicidio?

La inexistencia de un programa nacional específico para hacer frente a una cuestión de salud pública, contrasta con la decisión de la Organización Mundial de la Salud (OMS), que este año eligió a la prevención del suicidio como lema para conmemorar este 10 de octubre el Día Mundial de la Salud Mental.

  • El suicidio es la segunda causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 29 años.
  • Por cada suicidio hay 20 intentos fallidos.
  • Cada 40 segundos se produce un suicidio y cada año cerca de 800.000 personas fallecen por esta causa, siendo la segunda causa de defunción entre los jóvenes de 15 a 29 años.

Unicef difundió un informe, “El suicidio en la adolescencia. Situación en la Argentina”, alertando sobre la particular situación del fenómeno en la población adolescente:

Los suicidios constituyen la segunda causa de muerte en la franja de 10 a 19 años. En el grupo de 15 a 19 años, la mortalidad es más elevada, alcanzando una tasa de 12,7 suicidios cada 100.000 habitantes, siendo la tasa en los varones 18,2 y en las mujeres 5,9. Los suicidios constituyen la segunda causa de muerte en la franja de 10 a 19 años. En el grupo de 15 a 19 años, la mortalidad es más elevada, alcanzando una tasa de 12,7 suicidios cada 100.000 habitantes, siendo la tasa en los varones 18,2 y en las mujeres 5,9.

El Ministerio de Salud de la Nación reconoce que desde principios de la década de 1990 hasta la actualidad, la mortalidad por suicidio en adolescentes se triplicó, siendo el suicidio la 2da. causa de muerte después de los accidentes de tránsito.

El suicidio no es sólo un problema de los países de ingresos altos. De hecho, casi el 80% de los suicidios ocurren en países de ingresos bajos y medianos, donde escasean los recursos para detectar y apoyar a las personas que necesitan ayuda.

Desde diciembre de 2015 se dejó sin efecto la implementación del Plan Nacional de Salud Mental -aprobado por Resolución 2177/2013 del entonces Ministerio de Salud de la Nación- que establecía entre otras acciones la necesidad de la capacitación continua de los profesionales y trabajadores de la salud y de las organizaciones sociales y comunitarias.

El tren sanitario que recorría con más de 100 dispositivos de salud mental los lugares recónditos del país -pueblos olvidados, cuya población está constituida casi por una totalidad de adultos mayores, a expensas del autoexilio de los jóvenes producto de la falta de oportunidades de trabajo y de formación profesional- ya no circula… ¿No hay presupuesto para la vida?

FUENTE: Urgente24

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario