DINERO supermercado > inflación > Ucrania

ALERTA NACIONAL

Corra al supermercado a stockearse: La inflación no perdona

Si todavía no fue al supermercado, vaya cuanto antes y stockéese lo que más pueda. La inflación hace tic-tac en su billetera.

Mientras usted lee esta nota, el dinero que tiene en la caja de ahorro o su billetera está siendo asaltado por una inflación que no perdona. Si todavía no fue al supermercado, hágalo cuanto antes.

No lo tome como una nota que intenta instalar el pánico o alarmar a la sociedad aún más de lo que ya está. Tómelo como un consejo.

Las nuevas listas de precios que están llegando a los supermercados y comercios de cercanía están asaltando el poder adquisitivo de la clase media y baja.

Los contribuyentes estamos atrapados entre una agenda mediática cuyo eje es el minuto a minuto de la guerra energética entre Rusia y Ucrania por la OTAN, y un gobierno que intenta mostrarse activo en la lucha contra la inflación, como el anuncio del secretario de Comercio Interior, Roberto Feletti, sobre un fideicomiso de toneladas de trigo para evitar que el pan y los fideos se disparen.

Lo cierto es que la Casa Rosada nada podrá hacer con la ola de nuevos aumentos que vienen, que será aún más fuerte esta vez por el aumento de las tarifas.

Por caso, el aumento en aceites podría alcanzar el 27% en pocos días en las góndolas. Rosario3 informó, por otra parte, que en la industria del biodiésel, las empresas alertan que aceiteras no entregan un insumo clave para la producción: La escasez y suba del aceite de soja jaquea al sector, que pide una urgente actualización en los valores de venta de los biocombustibles.

Se espera que en el mundo se dispare el precio del barril de petróleo (Brent) a US$130 pero Bloomberg ya dijo que es muy probable que alcance los US$150. Ya está en US$117. Lo mismo ocurre con el gas y el resto de las materias primas. Todo eso será trasladado a góndolas en menos de lo que canta un gallo.

Los gremios apuran aumentos salariales del 20% en abril y un 20% en septiembre. Ya quedaron desactualizados. Las consultoras esperan un 60% y el Frente de Todos no transmite tranquilidad a los mercados con el acuerdo del FMI y su posterior cumplimiento.

Para febrero se estimó una inflación del 4% pero en marzo comenzó a complicarse y hay preocupación de que sea del orden del 5% o aún mayor.

La recomendación es ir al supermercado, stockearse y tarjetear si es necesario. La clave es congelar el precio de los productos.