Leído

PANDEMIA

Vuelta de los entrenamientos: Moyano sorprendido, Marcico advierte y River se prepara con menos jugadores

Mie, 05/08/2020 - 9:21pm
Enviado en:
Por Urgente24

El fútbol argentino vivió este último martes 04/08 una jornada considerada “histórica” debido a que el estado nacional y la dirigencia de la AFA acordaron la vuelta de los entrenamientos para el próximo lunes (10/08) pero con la implementación de estrictos protocolos sanitarios. La noticia de la vuelta a las prácticas generó distintos tipos de reacciones, en algunos casos, con sorpresa y otros de advertencias. Al margen de todo esto, el vicepresidente de Independiente, Pablo Moyano, reconoció este miércoles (05/08) que en el club de Avellaneda los tomó de “sorpresa” el retorno a los entrenamientos. “Nos tomó de sorpresa la vuelta del fútbol, pensamos que íbamos a volver más adelante. Estamos trabajando en la compra de todos los instrumentos para cumplir con los protocolos y el lunes comenzaremos con los testeos para el regreso”, señaló Moyano en declaraciones periodísticas. Por otro lado, el exjugador de Boca Juniors Alberto José Marcico advirtió que “es indudable que los equipos argentinos están en desventaja por arrancar a entrenarse más tarde que otros”, al referirse a la reanudación, en septiembre, de la Copa Libertadores de América. “Los equipos argentinos estarán en desventaja porque los clubes de otros países que participan de la Libertadores ya llevan por lo menos un mes entrenando”, aseveró el “Beto”, ex Boca Juniors, Ferro Carril Oeste y Gimnasia (LP), consultado por la prensa. A diferencia de todo esto, River Plate se apresta para regresar el próximo lunes (10/08) a los entrenamientos luego de un receso obligado de casi cinco meses, motivado por la pandemia de coronavirus, con la certeza de que no contará durante los primeros días de trabajo con el cordobés Matías Suárez, el colombiano Juan Fernando Quintero y el paraguayo Robert Rojas, quienes deberán asumir sus respectivas cuarentenas en una complicación inicial para el entrenador Marcelo Gallardo.

Pablo Moyano se mostró sorprendido por le vuelta de los entrenamientos mientras que Alberto Marcico adviertió por la poca preparación de los equipos para la Copa Libertadores y River Plate ya prepara la vuelta a las prácticas.
pablomoyanosorpresavueltaentrenamientos.jpg
Pablo Moyano se mostró sorprendido por le vuelta de los entrenamientos mientras que Alberto Marcico adviertió por la poca preparación de los equipos para la Copa Libertadores y River Plate ya prepara la vuelta a las prácticas.
Contenido

Tras confirmarse oficialmente este último martes 04/08 la vuelta de los entrenamientos en el fútbol argentino pero con la implementación de estrictos protocolos sanitarios en el marco de la pandemia por el coronavirus, hubo diferentes reacciones del ambiente futbolístico, algunas con sorpresa, otras con advertencia y, por otra parte, ya con las prácticas planeadas de cara al próximo lunes (10/08).   

Al margen de todo esto, el vicepresidente de Independiente, Pablo Moyano, reconoció este miércoles (05/08) que en el club de Avellaneda los tomó de “sorpresa” el retorno a los entrenamientos. 

“Nos tomó de sorpresa la vuelta del fútbol, pensamos que íbamos a volver más adelante. Estamos trabajando en la compra de todos los instrumentos para cumplir con los protocolos y el lunes comenzaremos con los testeos para el regreso”, señaló Moyano en declaraciones a Radio Télam.

“Creíamos que iba a ser más adelante pero los que saben dieron el visto bueno”, explicó el directivo del “Rojo” acerca del protocolo que presentó la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) en el marco de la pandemia del virus Covid-19. 

El presidente de la AFA, Claudio “Chiqui” Tapia, comunicó este último martes 04/08 -a su salida de la Casa Rosada tras reunirse con autoridades del Gobierno nacional- que las instituciones estarán “habilitadas” para regresar desde el próximo lunes (10/08) con testeos previos que se harán este viernes (07/08) y con estudios antes de las prácticas, cumplidas las 72 horas del primer examen.

A pesar de ello, Independiente retornará el próximo lunes (10/08) porque “ya” hablaron con el entrenador, Lucas Pusineri, y el manager, Jorge Burruchaga, para “no dar ventaja”.

Las prácticas serán en el predio de Villa Domínico, con grupos de seis futbolistas en cada cancha, sin ingreso a los vestuarios y con movilidad individual, como estableció el protocolo en algunos puntos.

El directivo manifestó en declaraciones que reprodujo la agencia estatal de noticias Télam que la pandemia dejará una “debacle económica” en los clubes aunque hacen “lo imposible” para pagar los salarios de los jugadores y los empleados, con la ayuda de “la cuota social”.

“Se está hablando por posibles ventas aunque por ahora son sondeos, sabemos que este mercado no será importante y todos mantenemos lo nuestro. Nosotros no recibimos ofertas concretas por Alan Franco hasta ahora, ni por nadie”, aseguró Moyano en declaraciones que reprodujo la agencia oficial de noticias a Télam acerca del posible pase del defensor a Dinamo Zagreb de Croacia.

“Las presiones de algunos clubes y jugadores lamentablemente hicieron que el Gobierno adelantara la vuelta”, argumentó finalmente Pablo Moyano en otra nota con el Destape Radio. 

Por otro lado, el exjugador de Boca Juniors Alberto José Marcico advirtió que “es indudable que los equipos argentinos están en desventaja por arrancar a entrenarse más tarde que otros”, al referirse a la reanudación, en septiembre, de la Copa Libertadores de América. 

“Los equipos argentinos estarán en desventaja porque los clubes de otros países que participan de la Libertadores ya llevan por lo menos un mes entrenando”, aseveró el “Beto”, ex Boca Juniors, Ferro Carril Oeste y Gimnasia (LP), consultado por Télam.

“Con cuatro meses de parate como ocurrió en nuestro país la puesta a punto de alta competencia es diferente, y por más que los futbolistas se hayan preparado y mantenido en la casa, nada reemplaza al trabajo con el grupo y en el campo de juego”, declaró.

El exvolante, sin embargo y respecto de Boca, se ilusionó con que “la calidad de sus jugadores pueda ser suficiente para achicar esas ventajas que tienen los trabajan desde hace 30 días al menos”.

“Esa ventaja en la preparación física sólo puede neutralizarse con la calidad que tiene el plantel de Boca, que lo venía demostrando durante lo que se jugó hasta que llego el parate”, aseguro Márcico, nacido futbolísticamente en Ferro Carril Oeste y que pasó por el “Xeneize”, del que es hincha confeso, entre 1992 y 1995.

Boca jugará el 17 de septiembre en Asunción frente a Libertad, de Paraguay, por la continuidad de la fase de grupos de la Copa Libertadores y el 24 de septiembre viajará a Colombia para jugar contra Deportivo Independiente Medellín. 

A diferencia de todo esto, River Plate se apresta para regresar el próximo lunes a los entrenamientos luego de un receso obligado de casi cinco meses, motivado por la pandemia de coronavirus, con la certeza de que no contará durante los primeros días de trabajo con el cordobés Matías Suárez, el colombiano Juan Fernando Quintero y el paraguayo Robert Rojas, quienes deberán asumir sus respectivas cuarentenas en una complicación inicial para el entrenador Marcelo Gallardo.

En ese sentido, el “Muñeco” Gallardo era consciente de que no contaría con “Juanfer” Quintero, arribado en un charter privado desde Colombia, ni con Rojas, que debió trasladarse desde Asunción a Buenos Aires en su vehículo particular porque no consiguió incluirse en algún vuelo de repatriación en tiempo y forma, eso los obligará a permanecer en cuarentena y se acoplarán al plantel cuatro días después del resto siempre y cuando no reciban una autorización especial debido a que se someterán a test dos veces en las próximas 72 horas.

La nuevo para el “Muñeco” es la baja de Suárez, quien deberá permanecer en cuarentena al menos hasta el martes próximo en su domicilio en el barrio privado Cañuelas Golf de la ciudad de Córdoba, luego de que esta mañana el Centro de Operaciones de Emergencias (COE) dispuso un cordón sanitario en el lugar por conocerse un brote de 21 casos positivos de coronavirus.

De esta manera, el ex Belgrano no podrá integrarse el lunes a la primera práctica de River y se sumó a las bajas de Quintero y Rojas, en un panorama inicial poco alentador para Gallardo.

En cuanto al resto de los extranjeros, el chileno Paulo Díaz, el uruguayo Nicolás de la Cruz y los colombianos Jorge Carrascal y Rafael Santos Borré, llegaron con el tiempo exacto para que el fin de semana que viene antes de entrenar hayan cumplido los 14 días de aislamiento social obligatorio que se impone para los que regresan desde el exterior.

En cuanto al resto del plantel “Millonario”, en las próximas horas esperan instrucciones precisas desde la AFA en cuanto a los protocolos sanitarios acordados con el Gobierno para que puedan regresar a entrenarse, aunque ya existen algunas precisiones sobre el tema.

En principio, River efectuará los test a sus jugadores en el Centro Rossi, el laboratorio ubicado en el barrio porteño de Belgrano, y también en una Clínica de San Isidro donde habrá dispositivos especiales de ingresos con autos particulares, hisopados y salidas de esos lugares sin contacto con otras personas, únicamente con el personal de salud encargado de cada análisis.

La idea es que como 72 horas antes del lunes deben estar todos analizados es que el proceso se realice entre mañana y pasado, y luego en el predio de River en Ezeiza se efectuará un segundo análisis para quedar habilitados a entrenar en grupos tal como lo marca el protocolo de salud.

Gallardo comenzará los entrenamientos con el plantel distribuido en grupos en canchas y horarios diferentes al menos durante dos semanas, luego de las cuales si no surgen inconvenientes se podrá comenzar a practicar con todo el grupo.

“Estamos expectantes sobre con qué nos vamos a encontrar. Esta situación es inédita y al no haber experiencias previas es todo una gran incógnita porque un jugador que estuvo parado cinco meses dentro de un grupo que siguió compitiendo se puede manejar, pero todo un plantel es algo imposible de prever”, confió en declaraciones que reprodujo Télam una fuente cerca al cuerpo técnico de Gallardo.

Por esta razón y ante la posibilidad de lesiones o eventuales contagios, el “Muñeco” decidió que entrenará con una decena de juveniles de la división Reserva que seleccionó el mes pasado y que deberán someterse también a test de coronavirus antes de sumarse al plantel.

River tiene programado tres partidos de la Copa Libertadores consecutivos en la segunda quincena de septiembre, ante San Pablo y Binacional, en ambos casos de visitante, y frente a la Liga de Quito, de local.

El equipo de Gallardo cerrará su participación en el Grupo D el 20 de octubre como local ante San Pablo.

“Por ahora la cuarentena es obligatoria para los que viajan al exterior pero para la Copa Libertadores van a tener que cambiar las fechas o la reglamentación porque debemos jugar en una semana dos veces afuera, una en Brasil y la otra en Perú”, subrayó en declaraciones a la agencia Télam una fuente de la Comisión Directiva riverplatense, mientras esperan que surjan novedades sobre esa situación puntual que deberá aclarar la Conmebol.

En cuanto a la localía, River deberá resolver donde jugará sus partidos ya que por una obra en el césped del campo de juego del estadio “Monumental” no se utilizará hasta el año que viene y la Conmebol no lo autoriza a jugar en su centro deportivo de Ezeiza, el River Camp, por temas relacionados con la iluminación y las transmisiones televisivas.

Para el torneo local, como se jugará sin público, ya están preparando el River Camp porque podría jugar los partidos en ese lugar y de día con luz natural, algo que la Comisión Directiva deslizó en los últimos días. 

El Gobierno Nacional anunció este último martes 04/08 la vuelta a los entrenamientos para los equipos de la Liga Profesional más Tigre, éste de la Primera Nacional pero autorizado por su participación en la Copa Libertadores, más el fútbol femenino, anunció esta tarde el presidente de AFA, Claudio “Chiqui” Tapia.

Por su parte, y siempre en lunes, la Primera Nacional, retornará el 2 de septiembre (los testeos se realizarán tres días antes) y las restantes categorías de ascenso (Primera B, C, D, Federal A y Regional Federal Amateur) lo harán el 7 del mes próximo (siempre controles mediante, de los que la AFA anunció que se hará cargo).

“El Gobierno nacional aprobó el protocolo y estamos en condiciones de empezar a entrenar el próximo lunes tanto los de primera y Tigre más el fútbol femenino, mientras que las restantes categorías de ascenso lo harán desde principios de septiembre, y todo se hará oficial en la publicación del Boletín Oficial de AFA en las próximas horas”, indicó Tapia a la salida de la reunión decisiva que se desarrolló en la Casa de Gobierno.

“Estoy contento porque los clubes puedan recuperar un poco su vida y estemos más cerca de la competencia sudamericana. Los testeos se van a realizar este fin de semana para arrancar el lunes. Nosotros llegamos con la idea de que empezaran el 17 los de la Libertadores y nos encontramos con esta buena noticia de poder empezar el 10”, sostuvo el titular afista.

Esa reunión encabezada por el Jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, contó con la participación del ministro de Salud, Ginés González García; el ministro de Turismo y Deportes, Matías Lammens; el mencionado Tapia; el secretario general de AFA, Víctor Blanco, que por estatuto siempre debe acompañar al presidente de la entidad, y Macarena Sánchez, jugadora de San Lorenzo y titular del Instituto Nacional de la Juventud, por el fútbol femenino, según indicaron fuentes afistas.

El protocolo sanitario elaborado por la Comisión Médica de AFA que conduce Donato Villani fue aprobado por Salud y por el Gobierno nacional. 

Los entrenamientos iniciales serán de grupos de seis futbolistas, sin contactos entre ellos y con la obligación de movilizarse por su cuenta o por un medio brindado por la institución a la que representan, y posteriormente se irán sumando hasta cumplir los 20 días, cuando ya pueda practicar con contacto físico el grupo completo.

Asimismo, los clubes del fútbol argentino participantes en la Libertadores aguardarán por la reunión de este jueves (06/08) que llevará a cabo el Consejo del Fútbol de la Conmebol, en la que se estudiará la posible postergación de la doble fecha de Eliminatorias al Mundial de Qatar 2022 programada para octubre (jueves 8 y martes 13).

Si eso sucede, quedarían libres esas dos semanas de fecha FIFA y consecuentemente podrían ser utilizadas para continuar la competencia de la Libertadores.

En esa reunión se analizará también que una vez finalizada la fase de grupos, los partidos de octavos de final en adelante se jueguen a un único enfrentamiento, utilizando para ello un sistema similar al de la Champions League, vale decir elegir una ciudad “burbuja”, como en aquel caso sucede con Lisboa, y evitar que los planteles sigan circulando por toda Sudamérica.

Esta posibilidad les facilitaría a los representantes argentinos tener un par de semanas más de entrenamientos y con ello llegar a la competencia en mejores condiciones respecto de los equipos sudamericanos con los que deberán competir, que en su mayoría ya están entrenando y, en muchos casos, hasta compitiendo. 

El protocolo, elaborado por la AFA junto a su Comité Médico, se centra en tres grandes ejes: “Higiene y distanciamiento en los entrenamientos”, “Testeos y seguimiento” y “Precauciones en los desplazamientos y las instalaciones”. En el primer ítem, por caso, recomienda que no haya más de seis futbolistas o árbitros durante una sesión de entrenamiento en la misma cancha, que ellos sean los únicos exceptuados en el uso del tapaboca en el área de práctica, evitar ofrecer refrigerios a los participantes y que cada futbolista lleve su propia hidratación; además de las recomendaciones inherentes a toda la población (lavado de manos, distanciamiento social, desinfección).

En cuanto a los tests, las pruebas serán públicas y realizadas “por personal independiente de la entidad, competente y previamente capacitado”; es decir, no estarán a cargo del cuerpo médico de cada club. Es más, señala que “una propuesta correcta de procedimiento” es “realizar el test a todos los futbolistas / árbitros que regresen a la actividad y a aquellos que hayan tenido cualquier tipo de contacto”.  

“El primer test se realizará 72 horas antes del regreso a la actividad y el segundo luego de la primera sesión de entrenamiento. Luego, semanalmente”, resalta sobre la frecuencia de las pruebas. Incluso sugiere la opción de “realizarlas sin bajar del propio vehículo”. También hace hincapié en los traslados “puerta a puerta” de los jugadores y trabajadores de los clubes desde sus hogares a las instalaciones, sin pasar por el transporte público. Serán las instituciones las que deben encargarse de proveerles un medio si no poseen vehículo propio.

Aunque no está indicado en el protocolo, el presupuesto mensual para realizar los testeos a todos los integrantes de un plantel profesional (jugadores, cuerpo técnico y médico, auxiliares, etc.) oscila los 750.000 pesos. Desde AFA ya adelantaron que respaldarán económicamente a las instituciones para poder cumplir con los requisitos para volver a los entrenamientos. A su vez, la Conmebol anunció la distribución de un fondo de 6 millones de dólares para las 10 asociaciones, de los cuales 2 millones están destinados a gastos de laboratorio, mientras el resto podrá ser invertido de acuerdo a las necesidades de cada entidad.

Días atrás, más de 80 dirigentes de la AFA encabezados por el presidente Claudio Tapia habían mantenido un encuentro virtual con el infectólogo y asesor del gobierno nacional, Pedro Cahn, con el objetivo de profundizar en el protocolo elaborado por la Asociación, escuchar recomendaciones y realizar ajustes con el fin de incorporar sus sugerencias al documento elevado al Ministerio de Salud de cada al reinicio de la actividad. Algunas de ellas fueron incorporar el uso de la aplicación Cuidar, el test del olfato y el consejo de evitar las concentraciones.

Lo que quedó pendiente de resolución fue el retorno de la competencia local, que en principio se había barajado para fines de septiembre, mientras que el 27 de octubre es el día designado por la Conmebol para el comienzo de la Copa Sudamericana.

Y también faltará activarse el fútbol de las categorías menores, ya que desde que se interrumpió la actividad por la pandemia de coronavirus la AFA sostuvo que los ascensos se definirán en cancha.

Pero para eso se necesitaba el primer paso, que era el de la vuelta a los entrenamientos, con todos los protocolos sanitarios pertinentes, y ya hay fechas para eso.

Después, su aplicación será responsabilidad de cada club, y en caso de producirse algún contagio en un plantel, lo que se hará será aislar al jugador afectado y testear a quienes lo rodearon. Si están bien, seguirán practicando. Ese será el primer desafío que tendrá que atravesar esta “nueva normalidad” del fútbol argentino.