Leído

CORONAVIRUS

Estalló el conflicto en Italia entre los futbolistas y la Federación por los salarios

Jue, 21/05/2020 - 9:00pm
Enviado en:
Por Urgente24

Los futbolistas italianos se enfrentaron este jueves (21/05) con las autoridades de la Federación local, a la que acusan de “no respetar sus salarios” ante la hipótesis de reanudación de la actividad suspendida oportunamente por la pandemia de coronavirus. El último lunes 20/05, la Federación Italiana de Fútbol (FIGC) reiteró la voluntad de reanudar y terminar la temporada 2019-2020 y, para conseguirlo, anunció una serie de planes alternativos que podrían incluir unas eliminatorias al estilo “playoff” para elegir al campeón y a los equipos que descenderán. Lo hizo tras una reunión de la junta directiva federativa en el que se destacó que la prioridad es reanudar la Serie A, parada desde el 9 de marzo, a mediados de junio y disputar las doce jornadas que quedan antes del 20 de agosto. La liga italiana de fútbol no se reanudará al menos hasta el 14 de junio, según anunció el último lunes 18/05 la Federación de Fútbol (FIGC) local, como consecuencia de la pandemia de coronavirus. La FIGC se ampara en las decisiones adoptadas en el decreto del primer ministro, Giuseppe Conte, con fecha del 17 de mayo pasado, que contiene “medidas urgentes para contener el contagio en todo el territorio nacional” con la suspensión de eventos deportivos, competiciones de todo tipo y disciplina en lugares públicos o privados hasta el 14 de junio de 2020. La semana pasada, Lazio club perteneciente a la Serie A del fútbol italiano, quedó en el foco de la polémica debido a que realizó un pequeño partido de 3 vs. 3, algo prohibido por los protocolos de sanidad por el coronavirus por parte del gobierno de ese país cuando permitió los entrenamientos. De acuerdo a la información del Corriere della Sera, la Lazio violó dicho protocolo al finalizar la sesión de entrenamiento del último jueves 14/05, mismo donde se respetó la distancia en los trabajos individuales del grupo de seis jugadores. Italia es uno de los países que todavía analiza el regreso de la Serie A a las canchas, aunque ya existía, hasta hace una semana, una propuesta de que sea para el 13 de junio, ya que los entrenamientos grupales comenzaron el último lunes 18/05.

Los futbolistas italianos se enfrentaron este jueves (21/05) con las autoridades de la Federación local, a la que acusan de “no respetar sus salarios” ante la hipótesis de reanudación de la actividad suspendida oportunamente por la pandemia de coronavirus.
Los futbolistas italianos se enfrentaron este jueves (21/05) con las autoridades de la Federación local, a la que acusan de “no respetar sus salarios” ante la hipótesis de reanudación de la actividad suspendida oportunamente por la pandemia de coronavirus.
Contenido

En medio de la pandemia del coronavirus, Italia, uno de los países más afectados por la propagación del virus Covid-19, intenta volver a su vida normal tras la brusca baja de contagios y de muertos. De ahí, este país analiza la posibilidad de reanudar la actividad futbolística.

En medio de estas negociaciones para que la pelota vuelva a rodar, los futbolistas italianos se enfrentaron este jueves (21/05) con las autoridades de la Federación local, a la que acusan de “no respetar sus salarios” ante la hipótesis de reanudación de la actividad suspendida oportunamente por la pandemia de coronavirus.

“Existe una situación excepcional por el coronavirus que intentan resolver con la lógica de siempre: descargar el problema en el otro y, si es posible, además perjudicarlo”, advirtió en diálogo con ANSA el titular de la AIC, el sindicato que nuclea a los jugadores que militan en el “Calcio”, Damiano Tommasi.

El gremialista apuntó especialmente a la decisión que se acordó este último miércoles 20/05, durante un consejo de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC), relacionada con las obligaciones contractuales de los clubes para poder inscribirse en los torneos de la próxima temporada.

Mientras se establecía una fecha tentativa para la reanudación del fútbol, supuestamente a mediados de junio, también se definían algunas facilidades a los clubes en una reunión en la que la voz de los futbolistas no estuvo presente.

Esas facilidades les permiten inscribirse a aquellos clubes que hayan abonado apenas los salarios correspondientes al mes de mayo, como destacaba en la víspera Umberto Calcagno, secretario adjunto de la AIC, apenas conocida la noticia.

Calcagno resaltó que esa obligación apunta al pago del sueldo neto y no bruto y permite que no sean abonados los meses de marzo y abril, durante los cuales los jugadores se entrenaron en forma individual debido a la pandemia.

“El fútbol le pide dinero al gobierno para tapar los agujeros, también a la televisión porque se reanudará el torneo, pero pretende pagarle a los jugadores sólo un mes de sueldo”, coincidió este mismo jueves Tommasi.

“Esto no es real. Hay muchos colegas que pasan necesidades por estos días aunque la gente supone que ganan fortunas. Son una gran mayoría los que viven de su salario y no esa minoría que se enriquece”, advirtió.

“En las categorías más bajas hay jugadores que tienen que pagar un alquiler porque los clubes carecen de una concentración, y se supone que deben hacerlo sabiendo que cobrarán sólo un mes de su salario”, graficó.

Los futbolistas, completó Tommasi, “son los que ponen y arriesgan el cuerpo, y encima ahora tienen que cargar con el peso de esta crisis. Si esto es lo que pretenden, que después no digan que están salvando al fútbol”, acusó. 

Este último miércoles 20/05, la Federación de Fútbol Italiana (FIGC) reiteró la voluntad de reanudar y terminar la temporada 2019-2020 y, para conseguirlo, anunció una serie de planes alternativos que podrían incluir unas eliminatorias al estilo “playoff” para elegir al campeón y a los equipos que descenderán.

Lo hizo tras una reunión de la junta directiva federativa en el que se destacó que la prioridad es reanudar la Serie A, parada desde el 9 de marzo, a mediados de junio y disputar las doce jornadas que quedan antes del 20 de agosto.

“De acuerdo con el principio del mérito deportivo como base de las competiciones, como previsto por el COI (Comité Olímpico Internacional) y el CONI (Comité Olímpico Nacional Italiano), la FIGC expresó la voluntad de reanudar y completar las competiciones nacionales profesionales fijando en el 20 de agosto la fecha para terminar la Serie A, Serie B (Segunda categoría) y Serie C (Tercera categoría)”, informó la Federación italiana en un comunicado. 

“Será competencia la Junta directiva determinar, antes del comienzo de la actividad, los criterios de definición de las competiciones en el caso en el que debieran ser suspendidas de nuevo”, agrega.

Entre los planes alternativos, la FIGC informó de que podría organizar un “playoff” y un “playout” para coronar en el campo al campeón de Italia 2019-2020 y decidir cuáles equipos descenderán a la Serie B.

Lo mismo se aplicaría también a las otras dos categorías inferiores profesionales, la Serie B (Segunda división) y la Serie C (Tercera).

Además, en el caso en el que la pandemia del coronavirus obligue a abandonar definitivamente la temporada, la Junta directiva establecerá unos “coeficientes objetivos” para elegir igualmente al campeón de Italia y a los tres clubes que descenderán.

De momento, el Comité Técnico Científico que colabora con el Gobierno en la gestión de la pandemia dio el visto bueno para que los clubes empiecen los entrenamientos grupales.

El ministro de Deportes, Vincenzo Spadafora, convocó una reunión con Gravina y el presidente de la Liga de la Serie A, Paolo Dal Pino, el próximo 28 de mayo, fecha en la que se decidirá “si y cuándo” se reanudará el campeonato, informó la agencia EFE.

Por otro lado, la liga italiana de fútbol no se reanudará al menos hasta el 14 de junio, según anunció el último lunes 18/05 la Federación de Fútbol (FIGC) local, como consecuencia de la pandemia de coronavirus.

La FIGC se ampara en las decisiones adoptadas en el decreto del primer ministro, Giuseppe Conte, con fecha del 17 de mayo pasado, que contiene “medidas urgentes para contener el contagio en todo el territorio nacional” con la suspensión de eventos deportivos, competiciones de todo tipo y disciplina en lugares públicos o privados hasta el 14 de junio de 2020.

“A la espera de cualquier decisión adicional y deseable por parte de las autoridades competentes a este respecto, se ha extendido la suspensión de las actividades deportivas”, señala el comunicado de la FIGC replicado por Dpa.

El pasado miércoles los clubes de la Serie A acordaron la fecha del sábado 13 de junio con vistas al reinicio del campeonato, con 12 jornadas por completar, una decisión supeditada al visto bueno del gobierno que finalmente no tuvo eco.

La semana pasada, la Lazio, club perteneciente a la Serie A del fútbol italiano, quedó en el foco de la polémica debido a que realizó un pequeño partido de 3 vs. 3, algo prohibido por los protocolos de sanidad por el coronavirus por parte del gobierno italiano cuando permitió los entrenamientos.

De acuerdo a lo que informó Corriere della Sera, el equipo donde juega Joaquín Correa incumplió el reglamento ya que si bien se respetó la división por grupos de seis jugadores, se jugaron partidos 3 vs 3, algo permitido recién a partir de este mismo lunes.

Los encuentros se disputaron en una de las canchas traseras para evitar que la prensa no los viera pero fue imposible. A pesar de esto, no evitó que el entrenador Simone Inzaghi continuara con la práctica como si nada.

El país europeo ha sido uno de los más golpeados por la pandemia mundial del coronavirus y el Ministro de Deportes declaró que si un jugador daba positivo, todo el equipo debía guardar cuarentena.

“Es ridículo, ¿cómo puede decir eso? ¿Por qué tengo que considerar enfermo incluso a aquéllos que no lo están? En este caso, estoy listo para asumir la responsabilidad, no los pongo a todos en cuarentena. No tiene sentido tratar a un jugador negativo como positivo”, declaró en días pasados uno de los médicos de la Lazio.

Cabe recordar que los clubes de la Serie A de Italia propusieron el miércoles 13/05 que la temporada suspendida por la pandemia de coronavirus se reanudara el próximo sábado (13/06), a la espera de la aprobación del gobierno.

Luego de una asamblea de la Lega Serie A, entidad que nuclea a los 20 equipos de la primera división, se había acordado la semana pasada que el 13 de junio podría ser una fecha para el regreso del fútbol en Italia.

“En cuanto a la reanudación de la actividad deportiva, se indicó la fecha del 13 de junio para la reanudación del campeonato, de conformidad con las decisiones del Gobierno y los protocolos médicos para la protección de los jugadores y todos los profesionales”, remarca el comunicado publicado por la entidad.

En la misma, Asamblea se advirtió que las empresas propietarias de los derechos audiovisuales del campeonato no están cumpliendo con los plazos de pago acordados.

“La Serie A reitera, en la relación con los licenciatarios de los derechos audiovisuales 2018-2021, la necesidad de cumplir con los plazos de pago establecidos por los contratos para mantener una relación constructiva con ellos”, señalaron los clubes.

El jueves 07/05, la Fiorentina, equipo donde juega el defensor argentino Germán Pezzella, uno de los primeros contagiados, anunció seis nuevos casos de coronavirus.

El club de la Florencia informó a través de un comunicado que tres jugadores y otros tres empleados del personal sanitario dieron positivo tras las pruebas que se realizaron el miércoles 06/05.

El club ya les comunicó a las personas involucradas que deberán seguir con el aislamiento tal como marca el protocolo sanitario.

A pesar de estos nuevos casos, Fiorentina confirmó que no suspendería el regreso a los entrenamientos individuales y opcionales que tenía programado para el jueves 07/05.

Al inicio de la pandemia el plantel de Fiorentina registró el positivo del argentino Pezzella, el serbio Dusan Vlahovic y Patrick Cutrone además del médico social Luca Pengue, el fisioterapeuta Stefano Dainelli y otros siete empleados.

Justamente Pezzella desmintió reportes de la prensa italiana respecto de que él era uno de los seis casos registrados en el plantel de Fiorentina.

“Los rumores que circulan sobre mí por suerte son falsos, porque el test salió bien. Por favor, es preciso ser prudentes cuando se habla de ciertas cosas”, escribió Pezzella en Twitter.

Los positivos en el plantel de Fiorentina se suman al caso anunciado el miércoles 05/05 de un jugador del Torino en los controles de cara al inicio de las prácticas individuales.

Torino reportó que el futbolista, cuya identidad tampoco reveló, también se mantiene asintomático pero fue puesto de inmediato en cuarentena y será monitoreado constantemente.

Por lo tanto, Sampdoria informó el mismo jueves 07/05 haber registrado cuatro casos en los controles realizados a su plantel y al cuerpo técnico que encabeza el entrenador Claudio Ranieri.

El informe del club genovés refiere que uno de los positivos corresponde a un jugador que ya había contraído el Covid-19 al inicio de la pandemia, pero no precisó de quién se trata.

Manolo Gabbiadini, el noruego Morten Thorsby, Fabio Depaoli, Antonino La Gumina, el gambiano Omar Colley, el sueco Albin Ekdal y el polaco Bartosz Bereszynski son los integrantes del plantel de Sampdoria que habían dando positivo.

Sampdoria aseguró que los cuatro portadores del Covid-19 son asintomáticos y ya iniciaron la cuarentena en la que permanecerán controlados. El uruguayo Gastón Ramírez fue el primero en llegar al centro deportivo de Bogliasco, delante del mediocampista noruego Kristoffer Askildsen y de su colega francés Mehdi Leris.

El plan de trabajo de Sampdoria, el cual incluyó también al argentino Gonzalo Maroni y al polaco Karol Linetty, incluyó ejercicios sin balón en grupos de hasta tres futbolistas y durante un máximo de una hora.

En este contexto, más clubes de la Serie A volvieron a las prácticas de manera individual, según consignó ANSA.

Así pasó con los argentinos Joaquín Correa, de Lazio, Federico Fazio, Diego Perotti y Javier Pastore, de Roma. Durante la semana también habían regresado Alejandro “Papu” Gómez y José Luis Palomino, en Atalanta, y Nicolás Domínguez, en Bologna, entre otros.

Al mismo tiempo, las autoridades siguen con las reuniones para intentar fijar una fecha de reinicio de la temporada.

Por otro lado, el Inter de Italia, con el delantero argentino Lautaro Martínez, completó el viernes pasado los exámenes médicos a sus futbolistas, trámite previo a que se reanuden los entrenamientos individuales, y no fue detectado ningún caso positivo por coronavirus, indicó la entidad lombarda.

“Inter comunica que todos los controles médicos a los que se sometió el primer equipo han dado resultado negativo. A partir de esta tarde comenzarán los entrenamientos individuales voluntarios”, informó el club milanés en un comunicado oficial.

“El Club mantiene la máxima atención en los criterios de prevención para la salud de los jugadores y de todos los miembros de la sociedad, en el respeto de todas las líneas dispuestas por el Gobierno”, agregó la notificación.

El equipo que entrena Antonio Conte abrirá las puertas del centro deportivo de Appiano Gentile y los jugadores podrán trabajar de forma individual, divididos en varias turnos para garantizar la distancia de seguridad para evitar contagios.

La mayoría de los planteles del “calcio” comenzaron hace unos días con los entrenamientos individuales y se esperaba que ese mismo lunes se iniciaran las prácticas de forma grupal.

La intención de la dirigencia es completar antes del 2 de agosto las doce fechas restantes del campeonato y los cuatro partidos postergados. Esto incluye la culminación de la Copa Italia, donde restan los partidos de vuelta de las semifinales Napoli-Inter y Juventus-Milan. 

Los fallecidos en Italia con coronavirus ascienden ya a 32.486, con 156 las últimas 24 horas, una cifra levemente inferior al día anterior, según los últimos datos oficiales de Protección Civil.

Los casos totales de contagios desde el inicio de la emergencia el 21 de febrero son 228.006, con 642 en las últimas 24 horas, la mitad de ellos en Lombardía, la región más afectada por la epidemia.

De ellos, más de 134.000 se han curado ya y los positivos actuales son 60.960, casi 1.800 menos respecto al miércoles. Además, siguen bajando los internados en terapia intensiva (640, con un descenso de 36 pacientes en las últimas 24 horas).