ANÁLISIS amor interreligioso > hindúes > musulmanes

INDIA

Amor interreligioso prohibido: Lo desmembraron

El amor interreligioso es un riesgo de vida, en medio del auge nacionalista hindú en India. Horrible final del amor entre Arbaz Mullah y Shweta Kumbhar.

Si bien los casamientos interreligiosos entre hindúes y musulmanes son raros en India, el 1er. ministro Narendra Modi y otros nacionalistas hindúes han criticado enérgicamente lo que ellos llaman "amor yihad": se puede pagar con la muerte el cruzar esa línea roja. Prohibido el amor interreligioso.

Sheikh Saaliq relató, desde Belagavi, India, para The Associated Press (AP), la historia de amor a primera vista de Arbaz Mullah, por quien él dijo era la mujer de sus sueños, Shweta Kumbhar.

Durante casi 3 años, ellos fueron novios. Pero cometieron el error de anunciar su deseo de casamiento cuando tendrían que haberse marchado de la ciudad antes de dar un paso semejante.

El romance enfureció a los familiares hindúes de Kumbhar, y ellos contrataron a miembros de un grupo nacionalista de 'línea dura' para matar a Mullah, quien había cometido un pecado de nacimiento: ser musulmán.

Y los sicarios cumplieron el encargo: el 28/09/2021 ejecutaron a Mullah, de 24 años, y su cuerpo desmembrado fue encontrado junto a las vías del ferrocarril. En diciembre es noticia porque AP lo investigó al no prosperar la investigación del crimen.

arbaaz.jpeg
Reclamo por Arbaz Mullah, cuyo pecado fue amar una mujer hindú.

Reclamo por Arbaz Mullah, cuyo pecado fue amar una mujer hindú.

Prohibido

El gobernante Partido Bharatiya Janata, o BJP, que lidera el 1er. ministro Narendra Modi, ha criticado lo que ellos llaman "amor yihad".

Peor aún:

Una desacreditada teoría conspirativa hindú sostiene que los hombres musulmanes, supuestamente depredadores, engañan a las mujeres para obligarlas a cambiar de religión, con el objetivo de dominar la nación.

El 'amor yihad' ha enfrentado al BJP con activistas seculares, quienes advierten que ese enfoque socava las garantías constitucionales de libertad religiosa y pone a los musulmanes en la mira de los nacionalistas hindúes de 'línea dura', azuzados por el silencio o tolerancia del 1er. ministro desde que fue elegido en 2014.

"Esta teoría de la conspiración demoniza al musulmán, provoca temores en la población hindú más religiosa y erosiona la convivencia pacífica", opina Mohan Rao, profesor retirado de Ciencias Sociales en la Universidad Jawaharlal Nehru, de Nueva Delhi, quien ha investigado matrimonios interreligiosos.

Gopal Krishna Agarwal, vocero del BJP, dijo que el partido no tiene objeciones a los matrimonios interreligiosos, que son legales, pero él consideró válidas las preocupaciones sobre el 'amor yihad':

El BJP no está completamente en contra de los matrimonios interreligiosos. Básicamente, es una elección individua. Pero atraer a alguien a través de medios económicos, o alguna coerción, o algún tipo de motivo para convertirse, eso no es aceptable. El BJP no está completamente en contra de los matrimonios interreligiosos. Básicamente, es una elección individua. Pero atraer a alguien a través de medios económicos, o alguna coerción, o algún tipo de motivo para convertirse, eso no es aceptable.

¿En qué quedamos, entonces Gopal?

arbaaz3.jpeg
Arbaz Mullah en el celular de su madre, Nazima Shaikh.

Arbaz Mullah en el celular de su madre, Nazima Shaikh.

Inseguridad

La Agencia Nacional de Investigación de India y algunos fallos judiciales de magistrados oficialistas han rechazado la teoría del 'amor yihad' por infundada.

Los datos del Censo muestran que la mezcla religiosa del país se ha mantenido estable desde 1951, e India sigue siendo hindú ya que los musulmanes representan apenas 14% de sus casi 1.400 millones de habitantes.

No obstante, los grupos de derechos humanos dicen que la violencia contra las parejas interreligiosas ha aumentado, a manos de nacionalistas hindúes de 'línea dura' que impiden tales relaciones. Cientos de musulmanes han sido agredidos y muchas parejas se han visto obligadas a esconderse para impedir que los asesinen. Otros sucumbieron.

En ese contexto de miedo fue que Mullah y Kumbhar se atrevieron a amarse en la ciudad de Belagavi, en el estado sureño de Karnataka.

El barrio conservador donde vive Kumbhar se llenó de chismes sobre el romance maldito: mujer hindú y hombre musulmán.

La madre de Arbaz, Nazima Shaikh, estaba preocupada. Ella le advirtió a su hijo acerca del riesgo y hasta la imprudencia de hacer pública la relación. Ella conocía historias sobre parejas interreligiosas atacadas en Karnataka, región gobernada por el partido de Modi.

"Yo estaba inquieta porque sospeché cómo podría terminar todo", dijo Shaikh a la agencia AP.

Ella trató de persuadir, una y otra vez, a Arbaz para que pusiera fin a la relación, pero él se negó. Él insistía en que Shweta era la mujer de su vida.

La familia Kumbhar estaba horrorizada. Shaikh dijo que les pidió su bendición a la relación, y ellos respondieron que "matarían a Mullah o los matarían a ambos, pero que no dejarían que su hija se casara con mi hijo".

Mullah comenzó a recibir llamadas amenazantes de la familia de Kumbhar, luego de miembros del grupo nacionalista hindú Sri Ram Sena Hindustan, más tarde del ejército Lord Ram: le exigieron dinero y que rompiera con Kumbhar.

hindu.jpeg
Ramakant Konduskar, líder de Sri Ram Sena Hindustan, y quien se llama a sí mismo 'Soldado de infantería en la batalla para salvar al hinduismo'.

Ramakant Konduskar, líder de Sri Ram Sena Hindustan, y quien se llama a sí mismo 'Soldado de infantería en la batalla para salvar al hinduismo'.

Kumbhar

Los padres de Kumbhar también intentaron evitar que ella lo viera, y la pareja comenzó a reunirse en forma secreta, en pueblos lejanos o en el campo, según sus amigos.

Cuando las amenazas crecieron, Arbaz accedió a regañadientes terminar la relación después de que le prometieron que ellos dejarían de molestarlo.

Pero la pareja continuó manteniendo correspondencia en secreto. Un día, la familia de Kumbhar descubrió las cartas y acusó a Arbaz de no cumplir su palabra. Entonces los de Sri Ram Sena Hindustan llamaron a Mullah diciéndole que ellos querían hablar con él.

A medianoche el teléfono se escuchó en la casa de Shaikh: “La vida nunca volvería a ser la misma”, dijo ella.

Muzaffar Tinwal recuerda haber llegado a toda velocidad a la escena en su motocicleta buscando a Arbaz. Su cuerpo decapitado yacía en el suelo, las manos fuertemente atadas detrás de la espalda, su cabeza estaba al borde de las vías del tren y sus piernas cortadas estaban esparcidas.

Fue Tinwal quien telefoneó a Shaikh para darle la noticia esa noche. A la mañana siguiente, la policía la llamó para identificar el cuerpo.

Los investigadores dicen que en la reunión, miembros de Sri Ram Sena Hindustan golpearon a Mullah con palos y lo decapitaron con un cuchillo. Luego, supuestamente, colocaron su cuerpo sobre las vías del tren para tratar de que pareciera que un tren lo había atropellado.

La policía arrestó a 10 personas pero no se han presentado cargos formales contra ellos. Entre los detenidos hay 2 muy identificados: los padres de Shweta Kumbhar, quienes según el inspector principal, Laxman Nimbargi, han confesado haber pagado a los asesinos.

La agencia AP no pudo hablar con Kumbhar. Después de un breve tiempo bajo custodia policial, ella se trasladó a casa de familiares que le impidieron hablar con la prensa.

mullah2.jpeg
El lugar donde se encontró el cadáver de Arbaz Mullah.

El lugar donde se encontró el cadáver de Arbaz Mullah.

La tragedia

Sri Ram Sena Hindustan negó que sus miembros mataran a Mullah y dijo que el grupo es acusado porque le envidian el trabajo que hace "en beneficio de los hindúes".

Su líder, Ramakant Konduskar, quien se llama a sí mismo 'Soldado de infantería en la batalla para salvar al hinduismo', dijo que no está en contra de ninguna religión pero que la gente debería casarse sólo con personas de su misma creencia. Él dijo que el 'amor yihad' es una amenaza para la sociedad hindú.

"Nuestra cultura tiene miles de años y debemos preservarla y valorarla", dijo Konduskar.

Un estudio de Pew Research Center, de 2020, encontró que 66% de los hindúes quieren evitar que su gente se case con no hindúes.

Y casi 80% de los musulmanes dijo que estaba a favor de impedir los matrimonios interreligiosos.

Algunas jurisdicciones gobernadas por el partido de Modi intentar codificar ese sentimiento en una legislación.

En 2020, los legisladores de Uttar Pradesh, estado o provincia que lidera el monje hindú Yogi Adityanath, aprobaron la limitación del 'amor yihad' en India, exigiendo a los integrantes de parejas de diferentes religiones que notifiquen a un funcionario su boda con 2 meses de antelación.

La legislación afecta principalmente a los musulmanes, ya que el Islam requiere que un no musulmán se convierta previamente a su credo para santificar la unión.

Según esta ley regional, depende del funcionario determinar si una conversión se produjo por coacción -delito punible con hasta 10 años de prisión- o si fue libremente.

Las autoridades pueden hacer públicos los nombres de las parejas durante el proceso para que la opinión pública tome conocimiento. Así, los intransigentes han intervenido para presionar a las familias de las mujeres para que presenten cargos de conversión forzada.

mullah3.jpeg
Nazima Shaikh, madre sin hijo, orando en su memoria.

Nazima Shaikh, madre sin hijo, orando en su memoria.

Demostrar que la conversión es forzada no es fácil a menos que la mujer lo reconozca porque ella firma una declaración antes del matrimonio diciendo que está dispuesta.

Pero hasta ahora, casi 100 personas han sido arrestadas por la aplicación de la ley, aunque solo unas pocas han sido condenadas. Otros 3 estados gobernados por el BJP han introducido medidas similares.

Los críticos dicen que esos proyectos de ley violentan el derecho constitucional a la privacidad. También consideran que son leyes profundamente patriarcales: las mujeres hindúes son presentadas como víctimas de los hombres musulmanes.

Renu Mishra, abogada y activista por los derechos de la mujer en Uttar Pradesh, protestó: "Las mujeres tienen derecho a tomar sus propias decisiones y nadie puede decirles a quién amar y a quién no amar".

"La teoría del 'amor yihad' consigue introducir ansiedades demográficas, que es un arma potente", dijo el profesor Rao.

Es cada vez más probable que las parejas en Nueva Delhi y Mumbai (Calcuta) eviten los matrimonios concertados y elijan compañeros de vida independientemente de la religión. Algunos activistas liberales, la mayoría de ellos hindúes, han formado grupos de ayuda social y legal para parejas interreligiosas y celebran sus historias en las redes sociales.

Pero en Belagavi, interior rural de India, todo eso es ciencia ficción. El estado de Karnataka registra un aumento de ataques anti-musulmanes.

"Amar a alguien no es un crimen. Nadie puede planificarlo", dijo Hyder Khan, uno de sus amigos. "Pero es muy difícil en estos tiempos ser musulmán y enamorarse de alguien de otra religión". Es increíble que amor y religión no sean compatibles para algunos. Y es otra demostración más que el fundamentalismo es perverso.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario