ACTUALIDAD Santa Fe > carne > Ley

LEY AGROINDUSTRIAL

Santa Fe, entre el recelo y la buena recepción

El proyecto de la Ley Agroindustrial anunciado por Nación genera sentimientos encontrados entre los productores agropecuarios de Santa Fe y el país.

ROSARIO. El proyecto de ley de Fomento al Desarrollo Agroindustrial -que fue anunciado ayer (30/9) por el presidente Alberto Fernández y la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner- ya genera revuelo y repercusiones en el ambiente del agro de Santa Fe.

Lo que busca el Gobierno Nacional con este proyecto es que las exportaciones crezcan de 65 mil a 100 mil millones de dólares y generar hacia 2030 unos 700 mil puestos de trabajo. Además, propone agregar valor a los productos para promover inversiones, incrementar las exportaciones de bienes y servicios del sector, aumentar el ingreso de divisas y alcanzar la meta de 200 millones de toneladas de producción de cereales, oleaginosas y legumbres en 2030.

El ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Julián Dominguez, señaló que este proyecto de ley busca "repensar el modelo de desarrollo desde la industrialización y quizás esto sea lo novedoso: pensar el proceso agroalimentario desde la inversión y la generación de valores".

"Ojalá el Congreso, de una vez por todas y sin posiciones sesgadas por intereses secundarios, pueda debatir teniendo como norte el interés del país”, agregó el funcionario.

ALBERTO Y CRISTINA.jpeg
Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner presentaron ayer el proyecto de Ley Agroindustrial, y en el sector agro de Santa Fe ya hay repercusiones.

Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner presentaron ayer el proyecto de Ley Agroindustrial, y en el sector agro de Santa Fe ya hay repercusiones.

La idea de esta Ley Agroindustrial tuvo aceptaciones varias en distintos sectores del campo. La Mesa de Enlace destacó el "avance en proyectos legislativos que generen previsibilidad en el largo plazo" pero a su vez bregó por una "Ley Agroindustrial que englobe a todos los sectores involucrados".

"La Comisión de Enlace de Entidades Agropecuarias destaca el avance en proyectos legislativos que generen previsibilidad en el largo plazo para un sector económico que trabaja con ciclos naturales que no se pueden alterar y sufre los cambios de políticas públicas continuamente, además de las conductas que imponen los consumidores argentinos y las reglas del comercio mundial", expresaron en un comunicado.

En este sentido, señalaron que la iniciativa está conformada por "medidas de fomento e incentivos para ciertas actividades", y plantearon la necesidad de "lograr una ley de contenido mucho más amplio donde queden claras las premisas fiscales de reducción de los derechos de exportación hasta su eliminación para todas las actividades agroindustriales y economías regionales".

Por su parte, Gustavo Idígoras, presidente de la Cámara de la Industria Aceitera y del Centro de Exportadores de Cereales (Ciara-CEC), recibió el proyecto de buena manera y destacó que “es un primer paso importante, que no es menor y que va en el sentido correcto. No es una ley menor, es importante y la empezamos a discutir el año pasado con el Gobierno y tuvimos más de 20 reuniones”.

Idígoras precisó que “es una ley que va sobre promoción de nuevas inversiones y no afecta para nada lo que ya existe. La idea es promover mayor producción, mayor nivel de ventas, de uso de tecnología y también de importaciones”, y consideró: “Creo que esta ley es el primero de los aportes, es el primer paso. Nuestra visión es integral, una estrategia de logística, de mayor industrialización, de mejores condiciones de las economías regionales, educativas, ambiental”.

Por último, el dirigente del agro sostuvo que la presencia de Cristina Fernández de Kirchner en el acto de la oficialización del proyecto “es una confirmación de que la principal fuerza política del Senado también apoya esta ley, es una buena señal”.

La anunciada flexibilización a la exportación de la carne vacuna trajo alegría al sector, que estuvo muy complicado en estos últimos meses, pero también reproches por el tiempo y el dinero perdido. En este punto cabe destacar que una de las provincias más afectadas por el cepo fue Santa Fe, que es una de las principales exportadora de carne del país, concentrando aproximadamente el 44% de la comercialización. Además, es la segunda con más cabezas de ganado, solo superada por Buenos Aires. Además, en la provincia están instalados 33 frigoríficos, de los cuáles 10 son plantas dedicadas a la exportación. Lógicamente, lo decretado por el Gobierno Nacional impactó negativamente para la economía y producción santafesina.

vacas.jpg
La provincia de Santa Fe es una de las principales exportadoras de carne del país, por lo que el cepo afectó gravemente a los productores.

La provincia de Santa Fe es una de las principales exportadoras de carne del país, por lo que el cepo afectó gravemente a los productores.

Consultado por el diario La Nación, Gustavo Dignani, un productor de la zona de Landeta, Santa Fe, aseguró que "nos complicaron mucho con esa medida porque la venta de este animal es un ingreso de dinero que te ayuda a solventar y a llegar al próximo ciclo”.

“Tenemos que defender la producción de cada una de las provincias. Con estas medidas a los productores nos complican la vida. De una forma muy fácil te dejan afuera del mercado. Siempre piden un esfuerzo más, pero los esfuerzos no rinden ningún fruto, desalienta mucho”, remarcó el productor santafesino.

“La medida que tomó el Gobierno para el mercado ganadero es imprescindible porque ese animal, de tener un valor casi nulo, pasa a tener uno positivo. Es un recupero importante. Hay actividades que es hasta la diferencia entre ganar y perder”, consideró Dignani.

En diálogo con Infobae, el presidente de Confederaciones Rurales Argentinas, Jorge Chemes, dijo sobre estas nuevas medidas que “las dudas que hay entre los dirigentes y productores surgen porque este Gobierno desde hace rato se viene generando medidas que han jugado en contra del crecimiento del campo. No negamos que lo que se propone ahora sea un cambio, pero sabemos que el cambio de funcionario no nos asegura un cambio de visión del gobierno hacia el campo. Tenemos que ver hechos, acciones concretas y resultados para estar seguros que realmente todo esto va por un camino de progreso, de diálogo y trabajo conjunto y de definiciones de estrategias. Es lógico que uno sea cauteloso, porque son tantas medidas en contra que uno necesita ver que las cosas se concreten para ver si realmente hay otro modo de relacionamiento con el oficialismo”.

En la misma línea se manifestó el titular de la Sociedad Rural Argentina, Nicolás Pino, quien precisó que “la única manera de avanzar es con hechos concretos y esperemos que se empiece a dar porque sino tenemos medidas que no conducen a nada. El gobierno le había quitado al ministerio ciertas potestades, entonces el que opinaba era el ministerio de Economía y el de Producción, y no el de Agricultura”.

Parece que al Gobierno Nacional más que presentación de proyectos, lo que le hace falta es lograr credibilidad en el sector agropecuario.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario