Leído

EXTREMA TENSIÓN

Mapuches tomaron la entrada de un campo privado, y mantienen como "rehén" a la familia

Vie, 16/10/2020 - 12:39pm
Enviado en:
Por Urgente24

"Tienen totalmente sitiados a la pareja, Débora y Martín, que vive en la casa. No pueden salir y nadie puede entrar" del campo, en cuyo ingreso se instalaron con carpas integrantes de la Lof Gallardo Calfú, que asegura que las tierras le pertenecen. "Si yo quiero reclamar algo que me corresponde, no me voy a ir con la cara tapada, para mí son delincuentes, una persona que se tapa la cara para hacer una toma es delincuente porque no quiere que lo reconozcan", afirmó el propietario, a quien el fiscal Arrien de El Bolsón le dijo que "mucho no se puede hacer", y pidió que hoy (viernes) alguien de la familia barilochense Soriani se presentara en la Fiscalía local para acreditar la titularidad del campo.

gallardo.jpg
Los mapuches se instalaron con carpas en la entrada de un campo privado.
Contenido

Integrantes de la Lof Gallardo Calfú iniciaron una ocupación en terrenos de El Foyel, entre El Bolsón y Bariloche. Luego de romper los candados de las tranqueras, los miembros de la comunidad se instalaron con carpas dentro del terreno propiedad del barilochense Miguel Soriani.

Según informaron integrantes de la familia Soriani al sitio 'ANB', unas 15 personas ingresaron al terreno rompiendo los candados y cambiándolos. Asimismo, señalaron que las carpas se instalaron en los caminos de ingreso al campo para impedir que tanto ingresos como egresos.

"Hace días que se había instalado el rumor de que iban a tomar el campo", señalaron familiares de Miguel Soriani, además de apuntar que "es un campo que fue comprado y que tiene título de propiedad; no fue cedido ni nada". Además señalaron que la denuncia fue presentada en Fiscalía.

Desde la comunidad Lof Gallardo Calfú afirman que se trata de una recuperación territorial de terrenos de los cuales fueron "despojados hace 40 años mediante una estafa por parte de Miguel Soriani que trabajaba en un aserradero del Foyel donde conoce a Sixto Gallardo Calfu".

"Como mapuche conscientes de nuestro origen tenemos la necesidad de rehabitar y desarrollarnos dignamente en el mismo, fortaleciéndonos desde nuestra espiritualidad, con las fuerzas del lugar que siempre estuvieron. Resistiremos en nuestro territorio ante la embestida terrateniente y cualquier atropello por parte del estado, que nos ignora como pueblo preexistente", afirmaron, según publicó 'Bariloche2000'.

Soriani remarcó que tienen el título de la tierra desde hace más de 20 años. "No sé a qué le llaman estar recuperando tierras ancestrales, son una manga de vagos que se han juntado de El Bolsón y algunos de Bariloche para ir a tomar tierras; no sólo la mía, han tomado un montón de campos y están apoyados por estos señores que le llevan comida y grupos electrógenos".

Según comentó entraron por un camino vecinal, por un campo de un señor que es de Buenos Aires. "Por suerte no llegaron a la casa, hay tres casas, la mía, la de mi hija y mi hijo y galpones, ovejas y algún cerdo, vacas y caballos para los nietos que van los fines de semana", relató y resaltó que hace 40 años que están ahí.

Respecto a la denuncia de estafa en 1980 dijo que "ese terreno se lo compré al señor Sixto Gallardo, le entregué una propiedad en El Bolsón y el resto en efectivo, depositado al juez". Soriani comentó que ya pasó por tres juicios y siempre "han salido a mi favor". Dijo no saber lo que pretende "esta gente".

"Es la primera vez que reclaman derechos ancestrales y también es la primera vez que ocupan el terreno desde que estoy ahí", comentó y agregó que "si yo quiero reclamar algo que me corresponde, no me voy a ir con la cara tapada, para mí son delincuentes, una persona que se tapa la cara para hacer una toma es delincuente porque no quiere que lo reconozcan".

En el lugar están sus hijos que esperaban desde ayer la llegada del fiscal. Aseguró que la policía acudió enseguida, porque "cuando llegó mi hijo que estaba en Bariloche esa gente no le permitió entrar al campo".

Insistió en que "nosotros estamos en lo nuestro, no le robamos nada a nadie, espero que esto pase y que algunos señores que se dedican a vivir de la política, como hay unos cuantos que conocemos en el pueblo, se dediquen a trabajar y no a llenarle la cabeza a la gente, porque a veces la gente por necesidad hace cosas que no tiene que hacer".

Esta mañana, la familia afirmó que los "tienen totalmente sitiados a la pareja, Débora y Martín, que vive en la casa. No pueden salir y nadie puede entrar".

"Son alrededor de 50 personas armadas con palos", expresaron.

El fiscal Arrien de El Bolsón se presentó y, si bien dijo que "mucho no se puede hacer", pidió que hoy (viernes) alguien de la familia Soriani se presentara en la Fiscalía local para acreditar la titularidad del campo.

El fiscal a cargo permitió que dentro de casa quedaran no más de cuatro personas y que, hasta que no se resuelva el conflicto, los integrantes de la comunidad mapuche, también pude quedarse en el terreno. En tanto, se dejó una nota para ingrese la custodia policial. 

Personal del Cuerpo de Operaciones Especiales y Rescate (COER) permaneció toda la noche, pero durante el día tienen orden de retirarse.

Mientras, familiares y amigos de Soriani organizan una marcha a las 12 en la tranquera de ingreso al campo y "sobre la tranquera de la ruta 500 metros más adelante de El Búho Blanco": "Que nos escuchen, que la Justicia tome cartas en el asunto de forma ágil y rápida. Repudiamos de forma totalmente pacífica las tomas tanto esta en particular como los campos en general".

El Foyel es una localidad rionegrina que se ubica a 80 km al sur de la ciudad de San Carlos de Bariloche.

"Si esta gente dice ser dueña de estas tierras, la mejor manera para acreditarlo es en la Justicia y para eso son las leyes. Necesitamos seguridad, que alguien nos cuide", manifestaron.

Desde la comunidad Lof Gallardo Calfú señalan que se trata de una recuperación territorial de terrenos de los cuales fueron "despojados hace 40 años mediante una estafa por parte de Miguel Soriani" y que tienen documentación que "da cuenta de la clara estafa", pero "habiendo esperado demasiado tiempo, hemos decidido retornar al territorio donde ancestralmente vivía nuestra familia Gallardo Calfu".

"Como mapuche conscientes de nuestro origen tenemos la necesidad de rehabitar y desarrollarnos dignamente en el mismo, fortaleciéndonos desde nuestra espiritualidad, con las fuerzas del lugar que siempre estuvieron. Resistiremos en nuestro territorio ante la embestida terrateniente y cualquier atropello por parte del estado, que nos ignora como pueblo preexistente".

Por último hicieron un "llamado a nuestra gente Mapuche a seguir recuperando la wallmapu al igual que la lucha de lxs seres conscientes por la recuperación y liberación de los territorios dominados por estafadores capitalistas en toda la mapu".

Rehenes en su propia casa

Martín Soriani, hijo de Miguel y propietario, señaló que están atravesando momentos de extrema tensión, encerrados en sus propias casas: "bloquearon las entradas al campo, todos encapuchados y ahora están escondidos, no tenemos datos certeros de cuántos son". Según señaló esta mañana, ayer hubo presencia policial, pero que hoy se encuentran totalmente a merced de los usurpadores.

"Ayer a la mañana nos enteremos de lo que estaba pasando y tuvimos que esperar que venga la Policía y el Fiscal, que nos dijeron que teníamos que ir a presentar la titularidad del campo a El Bolsón. Ahí fue mi hermana con todos los papeles, como corresponde", explicó.

De esta forma, expresó que se sienten "presos" ya que los caminos linderos para salir de la propiedad se encuentran tomados, y es muy riesgoso aventurarse a ellos. Asimismo, denunció una grave situación: "anoche quedó cuidándonos el COER pero tienen órdenes del comisario Velázquez de irse durante el día, necesitamos seguridad y que alguien nos cuide". 

"El fiscal dijo que no se puede hacer nada que hay que esperar que el juez de turno accione", indicó Soriani.

Los mapuches se mostraron combativos ayer portando palos y piedras para enfrentar a quienes intenten desalojarlos. En efecto, la Policía de Río Negro que intervino en el caso aunque, al igual que los civiles, no pudieron ingresar al predio porque la comunidad se los impidió.