Leído

LAS LECTURAS

Con o sin votos, la "audaz jugada de Macri" en los medios antes de Vaca Muerta

Mie, 12/06/2019 - 11:00am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Esta tarde, Vaca Muerta será el escenario elegido por Mauricio Macri para mostrarse junto a su flamante compañero de fórmula Miguel Ángel Pichetto. Una movida "audaz" sin dudas, con intenciones varias y ¿pocos votos?

Contenido

Esta tarde, Mauricio Macri y Miguel Ángel Pichetto se encontraran en Neuquén para participar en el Pre coloquio de IDEA-Vaca Muerta. Será el debut en la campaña electoral de la fórmula bipartidista de Cambiemos, en un evento que une a poderosos empresarios con líderes políticos que entienden la importancia económica del yacimiento de gas y petróleo Vaca Muerta.

Desde hace años que Macri y Pichetto insisten con el peso estratégico de Vaca Muerta en la matriz energética nacional y global. Macri ha viajado en más de una oportunidad al yacimiento de petróleo y gas, mientras que Pichetto por su pertenencia a la Patagonia conoce de su impacto en la economía regional.

El Pre coloquio de Idea logró que Gastón Remy (Vista Oil &Gas), Marcos Bulgheroni (Pan American Energy), Federico Procaccini (Openbank) y Miguel Ángel Gutiérrez (YPF), entre otros influyentes CEO´s, compartan sus experiencias en Vaca Muerta junto al gobernador de Neuquén, Omar Guitiérrez, el gobernador de Río Negro, Alberto Weretilneck, Horacio "Pechi" Quiroga, intendente de Neuquén, el senador Miguel Ángel Pichetto, y el secretario de Energía, Gustavo Lopetegui.

Y precisamente todos estos disertantes e invitados especiales aguardarán que Macri y Pichetto hagan su ingreso triunfal al Hotel Casino Magic, escenario del Pre coloquio de IDEA Vaca Muerta.

En principio, el candidato a vicepresidente llegará primero -su panel sobre Vaca Muerta: política de Estado inicia a las 16-, mientras que el presidente fue convocado a cerrar las deliberaciones y su participación está prevista para las 18 en punto. 

Tras el anuncio de la fórmula por Cambiemos, Pichetto hizo hincapié en la importancia de Vaca Muerta en el presente y futuro del país. "Hay que poner en marcha Vaca Muerta, donde Argentina puede encontrar respuestas para un futuro provisorio", señaló. 

El senador, nacido en Río Negro hace 68 años, hizo referencia a las ideas que comparte con el actual gobierno y remarcó que coinciden en "un capitalismo moderno, inteligente, que defienda la industria nacional, que exporte y que abra los mercados". Dijo que ese capitalismo permitirá que se reactive "definitivamente" y "ponga en marcha esa utopía, que ya no lo es, que es Vaca Muerta".

En su primera conferencia de prensa como candidato a la vicepresidencia, Pichetto destacó que en ese yacimiento "la Argentina puede encontrar respuestas para un futuro promisorio". "Si logramos el autoabastecimiento de gas y petróleo, junto con el sector agropecuario, la minería, la energía nuclear y las capacidades de los emprendedores tecnológicos, la Argentina tiene un gran futuro", agregó.

De todas maneras, Macri y Pichetto estarán atentos a lo que pase en Buenos Aires, cuando se anuncie si el kirchnerismo podrá o no armar una coalición con el Frente Renovador, del exdiputado Sergio Massa, la tercera fuerza electoral en discordia en el país. "El diálogo con el Frente Renovador para la construcción de una gran coalición opositora, ante la magnitud de la crisis del país, ha sido fructífero. Mañana (miércoles) vamos a anunciar la decisión", dijo en rueda de prensa José Luis Gioja, presidente del PJ.

El otro costado de la visita presidencial, según publicó el diario 'Río Negro', serán las protestas organizadas por gremios y organizaciones sociales. Barrios de Pie anunció que se manifestaría en el aeropuerto, mientras que la CTA y el sindicato de Ceramistas convocaron a concentrarse a las 16 en la terminal para marchar al casino, donde se realiza el evento. Además, los trabajadores de la Planta Industrial de Agua Pesada (PIAP) cortaron de forma total la Ruta 22, al igual que ayer, reclamando que les paguen los sueldos de mayo y que se garantice la continuidad de la fábrica.

Las lecturas

El impacto de la noticia en los medios nacionales fue similar.

Bienvenido por 'Clarín', en el matutino se leyó: "La designación de Pichetto representa un cambio de paradigma para el macrismo y podría inaugurar una nueva era. Claro, siempre y cuando sirva para ganar las elecciones. No solo porque la fórmula no la integra una mujer sino porque habla de una apertura con sectores del peronismo que no estaba en los planes de la Casa Rosada hasta hace poco tiempo. Era una carta, eventualmente, para jugar antes del balotaje. 

Pero todo se precipitó y podría haber nuevas sorpresas en la campaña. Pichetto le anticipó la jugada a Juan Schiaretti, el gobernador de Córdoba. Dato que acaso va de la mano: después de la conferencia de prensa de Pichetto, en la que el senador aseguró que "dije que sí inmediatamente a la propuesta de Macri", hubo una reunión en su despacho de la que participaron Sanz, Morales y Cano.

Duró casi dos horas. Dicen que el senador del PJ podría estar seduciendo a otros hombres de su entorno para que se sumen a las filas del nuevo frente, que dejará de llamarse Cambiemos. Así lo insinuó el propio Peña en un contacto con la prensa en Casa Rosada. Este diario supo que los publicistas del PRO proponen mantener sólo el concepto de "Cambio" o "Cambia", pero demostrar que es una alianza más amplia. Otro hombre que viene trabajando en esa dirección es el ministro del Interior, Rogelio Frigerio, de vínculo semanal con el flamante postulante a la vicepresidencia.

Pichetto, un peronista que acompañó todos los zigzagueos del PJ de las últimas tres décadas, venía haciendo méritos desde lo discursivo". 

Joaquín Morales Solá lo analizó desde el diario 'La Nación' como una necesidad para devaluar el salto de Sergio Massa. 

"Mauricio Macri necesitaba darle una sorpresa a la política. Si bien se siente más a gusto con las decisiones previsibles, es cierto que esta vez la dinámica electoral (y las consecuencias económicas de las sucesivas crisis cambiarias) le imponían un ritmo y un contenido diferentes. Necesitaba, además, devaluar la inminente decisión de Sergio Massa de acordar con el cristinismo. Lo logró. Massa suele demorar hasta el final sus resoluciones electorales con el claro propósito de colocarse durante varios días en el centro de las expectativas. El aspecto que el exalcalde de Tigre no previó es que la sorpresa no era, al revés de 2013, propiedad solo suya. Ya la había dado Cristina Kirchner cuando designó a Alberto Fernández candidato a presidente, y ayer lo volvió a madrugar Macri cuando le ofreció a Miguel Angel Pichetto la candidatura vicepresidencial."

En cuanto al propio Pichetto, el periodista le dedico varios elogios: "exponente incuestionable del peronismo", un hombre de "excelente relación con los gobernadores peronistas", con "una mirada ortodoxa de la economía, de la política y del Estado. Y tiene, al mismo tiempo, la plasticidad propia del  peronismo para advertir los cambios en el mundo y en la sociedad". 

Destacó además su "histórica" disidencia con Cristina Fernández tanto en lo político como en lo económico.  

"Pichetto cree que Cristina se quedó en una Argentina que ha sido, en la de los años 70, y en un mundo que ya no existe, salvo en sus expresiones más extravagantes, como las de Venezuela, Nicaragua o Cuba", remarcó y afirmó que  fue el primer político que "planteó públicamente que la Argentina debía revisar su política de inmigración y que, en ningún caso, debía aceptar delincuentes de países vecinos. Era una herejía para la política en boga desde los tiempos de Cristina y su cosmovisión de la patria grande (mal entendida, claro está). Macri aprovechó esa declaración de Pichetto para cambiar la política de inmigración, pero se quedó corto".

"A Pichetto no lo sonroja tampoco propiciar una buena relación con los Estados Unidos, con Europa o con el Brasil de Jair Bolsonaro. Un pragmático que suele preguntarse, por ejemplo, por qué solo los argentinos cuestionamos la minería en un mundo donde países importantes (Canadá) o vecinos (Chile) han hecho de la minería un elemento importante de sus PBI".

Pichetto participó hasta el fin de semana pasada de varias reuniones con altos funcionarios del Gobierno para elaborar un acuerdo, que nadie sabía si sería para antes de la primera vuelta electoral o para entre la primera y la segunda ronda de elecciones.

Aclaró finalmente que "ni los radicales ni Elisa Carrió, los grandes aliados de Macri, objetaron la designación de Pichetto".

El diario 'El Cronista' destacó la "buena reacción de los mercados" y destacó que la "designación del senador peronista como compañero de fórmula del Presidente obedece a una estrategia que trasciende la elección de octubre". 

En ese sentido avanzó en la "triple tarea" que para él imagina Macri: "el Presidente y su mesa chica tienen en claro que Pichetto puede aportar mucho más que votos.

La apuesta, así, no es sólo electoral. En caso de serreelecto, a partir de 2020 Macri buscará impulsar reformas en el Congreso que requieren el aval del Senado, léase Previsional, Laboral y Tributaria, por citartres casos.

En el debe de Cambiemos, también, quedó la designación de una Procuradora General, que Macri espera sea Inés Weinberg de Roca, aunque para ello necesita dos tercios de apoyos en la cámara Alta. Probablemente en minoría otros cuatros años, Pichetto será vital como jefe real y simbólico del Congreso,su hábitat natural desde hace más de 25 años.

Pero la búsqueda de Pichetto como aliado de Macri, también se puede entender como un gesto a la Corte Suprema de Justicia, cuya llamada mayoría peronista ha sacado fallos contrarios a los intereses ejecutivos durante el último año. Pichetto es un hombre empapado en la arena judicial también. Dialoga con Ricardo Lorenzetti, Horacio Rosatti y Juan Carlos Maqueda, los tres hombres que denen hoy los fallos en el máximo tribunal, más allá de que la presidencia del mismo la ocupe Carlos Rosenkrantz, juez considerado “amigo” en Balcarce 50."

El diario 'Ambito Financiero' también se refirió a la necesidad de dar un "golpe de efecto" pero también a la ratificación de la grieta:  "Mauricio Macri sabía que tenía que lograr un golpe de efecto que lo reposicionara en el centro del ring.(...)

El primer dilema de Macri fue romper con uno de sus principales dogmas: el purismo PRO. Es que siempre el Presidente confió en quienes lo acompañaron desde los orígenes en la aventura de construir una alternativa política moderna para la Argentina.

(...) Con sondeos que, aunque incipientes y prematuros, lo muestran peleando palmo a palmo con la oposición de cara a las próximas elecciones presidenciales, el Presidente apeló al pragmatismo. Sabe que el gesto de sumar a Miguel Ángel Pichetto va más allá de los votos que le puede traer el senador. Supone la apertura de Cambiemos, una transversalidad que supere el armado que lo llevó a la Presidencia en 2015.

No es la primera vez que Macri apela a sumar peronistas a sus huestes. Desde sus tiempos de armado en la Ciudad, la lista resulta bastante amplia, Emilio Monzó y Cristian Ritondo, son solo algunos de esos nombres. Pero en esta ocasión el líder de Cambiemos juega fuerte y pone a un peronista que conoce como pocos la rosca del Senado. La señal hacia adentro y afuera surtió efecto.

(...) La flamante fórmula, es la ratificación de la candidatura de Mauricio Macri, lo que entierra definitivamente las especulaciones sobre un Plan B (V). Los mercados festejaron la confirmación del fundador del PRO y la amplitud de la elección a un “compañero”.

Macri ya le mostró las cartas a Cristina. Así las cosas, la polarización será una vez más la única opción de los argentinos en las urnas."

El diario 'El Economista' se refirió a una "jugada audaz", mientras que 'Página 12' habló de una definición de la fórmula "por descarte: Pichetto terminó como candidato a vice de Macri". Y Mario Wainfeld se refirió al "peronista sin votos".

En ese sentido, escribió: "los objetivos de la jugada son evidentes, se ignoran sus resultados. El éxito santifica las tácticas electorales, el fracaso las crucifica. Bilardismo al rojo vivo, definen los politólogos. 

El presidente Mauricio Macri sorprendió con la maniobra que dejó de garpe a los aliados radicales que “iban por más” y se quedaron con menos. Solo podrán rezongar en voz baja y resignarse. Es muuuuy infrecuente que se abandone una coalición de gobierno cuando ésta conserva chances de supervivencia y cuando la alternativa es el desierto: la Unión Cívica Radical (UCR) persiste en el oficialismo aunque sufrió un desaire. No le queda otra, pedirá “pagos de contado” en las listas y diferidos en el hipotético segundo mandato de Macri. En estos canjes, los pagos diferidos tienen un valor peligrosamente parecido a cero.

La flamante fórmula aspira a succionar votos peronistas y pintar a Cambiemos con una pátina de pluralismo. Pichetto, un legislador ducho, jamás se rebuscó para conseguir votos populares. Fue derrotado en dos elecciones a gobernador en Río Negro, su provincia de adopción. En ambas ocasiones culpó a Néstor y Cristina Kirchner. En 2007 porque en aras de la Concertación Plural la Casa Rosada no lo apoyó en la competencia contra el radical Miguel Saiz. La segunda, en 2015 porque la política económica de Cristina y de Axel Kicillof (adujo) indujeron a que Alberto Weretilneck le ganara por goleada. De cualquier modo un político taimado no se mueve solo por rencor: la decisión de Macri zafa a Pichetto de volver a la sociedad civil saliendo del Congreso, su domicilio existencial durante lustros."

Destacó además la buena respuesta de "los mercados" pero dijo que eso "no prueba mucho" ya que "no votan dendeveras. No renunciaron a la fuga de capitales ni a las tasas exorbitantes ni a una corrida cuando les parezca que el cielo se nubla. El problema de las mesas de arena y las especulaciones en Washington, en la City o en quinchos VIP es que los votantes reales son millones. Gente común que vive al día, pisa la calle que está dura, no llega a fin de mes y no decidirá en base a los ditirambos de la cadena oficial de medios".
(...)
A título de pálpito: Pichetto no conmoverá a votantes peronistas ni mejorará las chances de Macri, menguantes pero lejos de ser nulas. Habilitará un relato auto elogioso, clásico en la campaña.

Paradojas de la mitomanía cambiemita: Pichetto (“vendido” como un adalid de la República y la tolerancia) podría desplegar sin ambages un discurso xenófobo, racista y promotor de la violencia institucional. De nuevo: ese traje le calza de medida (el hombre es un poco dandy) pero es dudoso que gane adeptos por derecha a Macri, sencillamente porque éste ya los tiene".