POLÍTICA

EN MEDIO DE LA TENSIÓN

Alberto F.: "A los problemas debemos afrontarlos y resolverlos en paz"

La protesta de la Policía Bonaerense en reclamo por mejores condiciones salariales y laborales alcanzó este miércoles 9/9 su punto de tensión más álgido con una importante movilización de los uniformados frente a la residencia presidencial de Olivos. Mientras se espera por la reunión entre el Jefe de Estado con el gobernador de la Provincia, Axel Kicillof, en la que se se supone intentará destrabar el conflicto, el primer mandatario se mostró agradecido por los mensajes de apoyo recibidos en una jornada complicada para la administración tanto provincial como nacional.

Mientras las protestas de la Policía Bonaerense por una mejora de las condiciones salariales y laborales continúan con fuerza en distintos puntos de la Provincia, hay cierta expectativa por la reunión que mantendrá el Presidente Alberto Fernández con el gobernador Axel Kicillof.

El mandatario provincial fue citado para las 18:00 en la quinta presidencial de Olivos en un encuentro en el que también participarán bonaerenses. La reunión se llevará a cabo mientras efectivos de la policía en lucha mantienen un punto de manifestación en la puerta de la residencia presidencial. 

Hubo un intento de diálogo por parte de Fernández con los policías allí aglomerados pero esta fue rechazada por los manifestantes. En cambio, los uniformados solicitaron que el mismo Presidente y el gobernador bonaerense salgan a hablar con los manifestantes.

El motivo del rechazo a la invitación que trasmitió el secretario general de la Presidencia, Julio Vitobello, radica en que "la mesa de diálogo está en Puente 12" .

De acuerdo a lo que consignó el diario Clarín,  los oficiales piensan que la intención desde el Gobierno es querer quebrar el reclamo y recibir a quienes están en Olivos para debilitar los que se encuentran en La Matanza. Es por eso que los que están en el Puente 12 pidieron que nadie entrara a la Quinta Presidencial.

Estamos en condiciones de dialogar y la mesa de diálogo está acá en Puente 12", dijo uno de los voceros de la movilización que se lleva adelante en la zona oeste de conurbano bonaerense.

Se trata de una jornada intensa para el Presidente, que esta mañana se encontró con que un hombre, que ya fue detenido, tiró una bomba molotov contra la quinta de Olivos.

Tras los mensajes de apoyo y aliento para sacar adelante este conflicto que pone en jaque la administración provincial pero que se nacionalizó en las últimas horas, Fernández se volcó a las redes sociales para expresar su agradecimiento y además, aprovechó para dejar su propio mensaje: "Agradezco todas las muestras de preocupación y afecto que he recibido. Los problemas debemos afrontarlos y resolverlos en paz y con sensatez", escribió en su cuenta de Twitter.

"A quienes quieren venir a acompañarme, los abrazo y les pido que no olviden que estamos en pandemia. No potenciemos el riesgo", agregó.

En la misma línea con respecto a las protestas se había referido horas en el evento que presentó el relanzamiento del plan Ahora 12 y del programa de inversiones de la cervecería Quilmes: "En estos días vemos cómo afloran las miserias de algunas almas, aprovechando el momento de crisis que vivimos. No es ético aprovechar el momento de la pandemia para profundizar las crisis y para reclamar cosas que a veces son difíciles de resolver", comenzó el mandatario.

En este sentido, agregó: "Reivindicamos mucho las necesidades que viven en la Provincia de Buenos Aires, que desde el día que cedió puntos de coparticipación empezó a subir la cantidad de habitantes. Debemos resolverlo. Eso no se resuelve escondidos en patrulleros tocando sirenas. Eso se resuelve hablando frontalmente".

"El Gobierno nacional va a afrontar este problema como lo hacemos diariamente. Con el gobernador (Kicillof) somos dos amigos en la misma causa", concluyó. 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario