ACTUALIDAD Omar Perotti > Santa Fe > carne

SANTA FE

Omar Perotti quiere quedar bien con todos

El gobernador de Santa Fe, Omar Perotti, intenta quedar bien parado frente al campo y al Gobierno Nacional por el cepo a la exportación de la carne.

Es importante recordar que cuando Nación anunció el cepo en el mes de mayo, Omar Perotti salió a respaldar al campo de manera contundente. "En Santa Fe, la ganadería genera trabajo, inversiones y tiene un inmenso potencial. Los cambios en las reglas de juego, con soluciones que no funcionan, sólo perjudican el futuro de la actividad que tanto nos brinda a los santafesinos. Entre todos debemos trabajar de cara al futuro de la Provincia, con una visión amplia que nos permita potenciar la ganadería, no achicarla", twitteó en ese momento el gobernador de Santa Fe.

https://twitter.com/omarperotti/status/1394637032622800897

La reacción de Perotti fue comprensible, teniendo en cuenta que Santa Fe es la principal provincia exportadora de carne del país, concentrando aproximadamente el 44% de la comercialización. Además, es la segunda con más cabezas de ganado, solo superada por Buenos Aires. Además, en la provincia están instalados 33 frigoríficos, de los cuáles 10 son plantas dedicadas a la exportación.Lógicamente, lo decretado por el Gobierno Nacional impacta negativamente para la economía y producción de Santa Fe.

Sin embargo, la postura de hoy de Omar Perotti respecto a este tema es un tanto diferente por un claro motivo: tanto el presidente Alberto Fernández como la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner salieron a apoyar su lista -y no la de Agustín "Chivo" Rossi- para las elecciones legislativas de este año. Por estos mismo, el gobernador santafesino no puede salir a respaldar al campo como lo hizo en el mes de mayo.

De todos modos, el mandatario sabe que si se pone al sector agropecuario-ganadero de la provincia en su contra, se compra un gran problema. Por eso sus dichos respecto a este tema fueron mesurados: “Desde el primer día en que se tomó la medida, inmediatamente, nos pusimos a trabajar con las áreas nacionales y hasta hoy, ha habido cambios positivos importantes en las distintas incorporaciones de exportaciones”, expresó Omar Perotti ayer (1/9), en declaraciones con la prensa provincial.

El gobernador dijo “hay que seguir trabajando de la misma manera” y aseguró que es optimista en cuanto a los resultados. También aclaró: “Nos está quedando un sector de la vaca de conserva, que es la que tiene la particularidad de que no es para el consumo interno. Los argentinos no consumimos esa carne y consiguió abrirse al mercado chino”, pero afirmó que se podrían sumar instancias de control para que “ese segmento se pueda sumar a las otras cuotas que se fueron incorporando”.

Omar Perotti además adelantó que “se va a seguir apuntalando la capacidad de funcionamiento de nuestros frigoríficos” y la “posibilidad de recuperar algo de un animal que tenía poco valor”.

Los dichos del gobernador respecto al cepo a la exportación de la carne fueron cautos, y alineados a lo que dispone el Gobierno Nacional. Sin embargo, el ministro de Producción de Santa Fe, Daniel Costamagna, se desmarcó y aseguró que la medida "no es adecuada".

"La situación es muy compleja: en estos meses de restricciones hemos estado enviando propuestas al gobierno nacional a los fines de resolver una situación que no perjudique a la cadena ganadera de la carne bovina y que además posibilite tener precios acordes en el mercado argentino. Ayer, hasta última hora hablamos con los ministros Matías Kulfas y Luis Basterra, porque consideramos que el Estado nacional tiene dos herramientas fundamentales, que son el Senasa y la Dirección Nacional de Control de Comercio Agropecuario, con las que se puede cuidar el nivel de exportaciones y además abastecer el mercado interno".

El ministro de Producción admitió que el cepo a la exportación de la carne "tiene un impacto en toda la cadena de la carne, particularmente en el primer eslabón: el criador, que es el que posibilita el crecimiento real de la ganadería argentina". También admitió que la medida perjudica a la industria frigorífica, un rubro de suma importancia en Santa Fe con más de 10.000 empleos directos: "La industria frigorífica está trabajando, pero tiene algunos sectores ociosos. Sin lugar a dudas también se ve perjudicada, porque con la capacidad que tiene podría procesar mucho más y ser más eficiente".

Daniel Costamagna se diferenció así de lo que dijo Omar Perotti. Lo que no queda claro es si hay opiniones encontradas en el Gobierno Provincial o si el gobernador está intentando quedar bien con Dios y con el diablo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario