ACTUALIDAD FMI > Macri > Carlos Zannini

¿ESTRATEGIA O INTERNA?

FMI: Zannini pide citaciones y hay especulaciones

El procurador del Tesoro pidió que se cite como testigos a funcionarios del FMI involucrados en el Stand By. Fue a finales de diciembre pero se conoció ahora.

El gobierno pidió que funcionarios del FMI involucrados con el crédito otorgado a la Argentina durante la gestión de Mauricio Macri sean citados como testigos en el marco de la "querella criminal" contra el exPresidente y funcionarios de su administración por presunta administración fraudulenta contra el Estado.

Según trascendió, el procurador del Tesoro, Carlos Zannini, pidió ante la jueza María Eugenia Capuchetti que presten declaración al exjefe de la misión en la Argentina del FMI, el italiano Roberto Cardarelli y los técnicos del organismo Yan Carrière-Swallow, Joyce Cheng Wong, Paolo Dudine, Jeta Menkulasi, Marcos Souto y Romain Veyrune.

Esas citaciones corresponderían bajo el argumento oficial de que cuando se concedió el Stand By por US$57 mil millones se hizo mediante la "violación de las normas esenciales".

La presentación utiliza declaraciones públicas de Mauricio Macri como antecedentes para justificar el pedido. En una entrevista, el exPresidente dijo que el dinero del préstamo se usó para "pagar a los bancos comerciales que vencían y que se querían ir".

“Lo cierto es que sus propias manifestaciones denotan que el préstamo del F.M.I. fue utilizado, precisamente, para un destino distinto del que fue previsto por el organismo internacional”, expresa el documento que fue filtrado.

Especulaciones

Lo llamativo es que la presentación, que se realizó a finales de diciembre con sigilo, se develó recién en las últimas horas abriendo una serie de especulaciones sobre la oportunidad, cuando se acercan nuevos vencimientos y todavía no hay horizonte de acuerdo para un programa.

Un día antes, el presidente Alberto Fernández dijo que hay "una pelea" con el Fondo, dado que este pretendería imponer una clásica receta de ajuste que obturaría la recuperación económica del país.

Anteriormente, el ministro de Economía, Martín Guzmán, advirtió que el Fondo perdería legitimidad "si empuja a Argentina a una situación desestabilizante”.

Entonces, la revelación de la presentación ante la justicia podría ser parte de una misma estrategia de endurecimiento del Gobierno mientras negocia con el FMI. El punto clave es la velocidad de la reducción del déficit fiscal, que el Fondo apura, pero el Gobierno quiere estirar para no complicar -según su discurso- la marcha de la economía.

No obstante, también hay sospechas de que este movimiento es un capítulo más en la saga de internas dentro del mismo oficialismo.

Si bien, Alberto Fernández dijo que fue él quién ordeno iniciar la "querella criminal", lo cierto es que el caso estuvo dormido un largo tiempo para no entorpecer las negociaciones con el Fondo. Cabe recordar que el organismo no admitió ninguna irregularidad en la concesión del crédito.

En cambio, la movida de Zannini, una persona de confianza de Cristina Kirchner, contrasta con el sector negociador y coincide con la posición de una parte del kirchnerismo que pide no acordar y coquetea con el default.

En su última carta, la Vicepresidente acusó al Fondo de conceder el crédito para procurar la reelección de Macri y también insinuó una ruptura al mencionar que los dólares que se van en pagos al organismo son los que se dejan de usar en lo que "los argentinos necesitan".

No faltan las suspicacias sobre la posibilidad de que haya sido un sector el que haya expuesto al otro con la finalidad de debilitarlo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario