EL PORTEÑO adoctrinamiento > proyecto > docentes

ENTREVISTA

Adoctrinamiento escolar: viejo problema en la educación

Marina Kienast, legisladora porteña que responde a López Murphy, busca terminar con el adoctrinamiento en las escuelas. Su propuesta a continuación:

El adoctrinamiento escolar en Argentina no es un tema nuevo. Alumnos, padres, representantes y dirigentes políticos han denunciado en reiteradas oportunidades que la educación tiene esa falencia: hay docentes que imponen un pensamiento único respecto a diversos temas, sobre todo en hechos políticos e históricos que hoy en día se traducen en temas sensibles y generadores de grieta en el país.

En ese sentido, en la Legislatura Porteña un grupo de Diputados decidió poner el tema en discusión, y presentaron un proyecto de ley que busca terminar con el adoctrinamiento escolar. La iniciativa la presentaron Marina Kienast y Roberto García Moritán, de Republicados Unidos, partido que responde al diputado nacional Ricardo López Murphy.

"El motivo por el que presentamos este proyecto porque, en nuestros recorridos en la calle, en campaña y ahora, hemos escuchado testimonios de adoctrinamiento, y sí, adoctrinamiento es una palabra muy fuerte pero sucede", dijo Marina Kienast en diálogo con Urgente24.

La legisladora porteña explicó que padres y alumnos admitieron "sentirse amenazados" si denunciaban irregularidades con sus docentes sobre "bajadas de línea", por lo que aspiran a la creación de un sistema que proteja la identidad de las víctimas y se pueda enfrentar el problema de adoctrinamiento escolar de una manera más eficaz.

"Los alumnos no dicen nada porque les da miedo, pero lo cierto es que vecinos y alumnos nos contaron experiencias personales... Fue muy fuerte escuchar los testimonios en la calle sobre todo tipo de adoctrinamiento en las escuelas", añadió Kienast.

En concreto, el proyecto de Ley tiene como objetivo "equilibrar asimetrías de poder" dentro de la comunidad educativa y "garantizar el derecho de defensa", por lo que proponen crear un nuevo sistema de denuncias que reemplace el actual.

Sucede que, actualmente, en la Ciudad de Buenos Aires existe un 0800 para que estudiantes o representantes puedan denunciar hechos de adoctrinamiento, sin embargo, la metodología no es anónima, sino que hay que dejar el nombre y apellido del denunciante, el alumno afectado y el representante.

En ese sentido, la legisladora de Republicanos Unidos consideró que "Denunciar a través de este mecanismo no es factible, incluso muchos que hicieron uso de este 0800 fueron 'bochados' en las materias, amenazados, les pusieron peores notas, entre otras cosas".

"El objetivo del proyecto es pedirle al Poder Ejecutivo, a través de esta ley, que proponga un sistema anónimo, donde se preserve la identidad y los alumnos puedan denunciar el adoctrinamiento, ya sea respecto a bajadas de línea de una visión de un hecho histórico, o político, o en los casos incluso de docentes que no quieren adherirse a paros, pero lo hacen por presiones y extorsiones de algunos sectores sindicales", dijo Marina Kienast a Urgente24.

Y agregó: "Esto es una cuestión de buscar la integridad en la educación, la libertad de pensamiento, y la libertad de elegir si un docente quiere o no adherirse a un paro", iniciativa que abarca a escuelas e institutos terciarios de la Ciudad.

Según explica el proyecto de ley, el "Sistema de Denuncias Anónimas" que proponen estará a cargo del Ministerio de Educación del Gobierno de la CABA e incluye a "toda institución de gestión y/o administración privada, estatal y/o mixta, de nivel inicial, primaria y secundaria" que funcione dentro del territorio porteño.

Asimismo, se informó que las exposiciones podrán realizarse en formato digital acompañadas por escritos, documentos, audios o videos. Una vez hecha la denuncia, la cartera de Educación "reglamentará la investigación administrativa y aplicación sumaria".

Marina-Kienast.jpg
Marina Kienast, legisladora porteña que responde a López Murphy.

Marina Kienast, legisladora porteña que responde a López Murphy.

"No es un ataque a los docentes"

De todos modos, Kienast aclaró que con el proyecto “no se pretende de ninguna manera atacar a los docentes o hacer una persecución sobre ellos", ya que, según explicó, "los propios educadores contarán con una herramienta para frenar las presiones sindicales cuando los aprietan al no querer sumarse a un paro, y también los directivos, que no son libres de calificar a los docentes con objetividad".

“Tenemos que recuperar el terreno de la educación, de fomento del pensamiento crítico de los chicos para que sean libres. Este proyecto de Ley busca eso”, sentenció.

"Cuestiones de género"

Por otro lado, la legisladora porteña aseguró que el adoctrinamiento no es solo político, ya que según Kienast los padres también denuncian "cuestiones de género".

"La mayoría de las denuncias tienen que ver con cuestiones políticas e históricas, como por ejemplo el proceso de la dictadura, un tema que ha generado mucha grieta en la Argentina, y lamentablemente son pocos los docentes que buscan una visión imparcial sobre estos sucesos históricos", dijo.

Y agregó: "Pero también sobre cuestiones de género algunos padres se quejaron del tema, debido a que denuncian que sus hijos estaban muy chiquitos, y aún así, ya les introducen temas de género sobre qué pensaban que eran, y me parece que eso es un tema ya muy del hogar, respecto a la crianza y los valores que le den a los chicos".

No obstante, aclaró: "yo igual quiero aclarar que yo soy partidaria que toda persona puede tomar el rumbo que quiera en todos sus aspectos íntimos, pero a veces son muy pequeños los chicos para generarle la semilla de ese pensamiento".

"El sistema educativo apunta a la ignorancia y la mediocridad"

Por otro lado, la legisladora porteña consideró que la educación en Argentina viene en picada, y en ese sentido consideró que "en la Argentina y en muchos lugares del mundo el sistema de enseñanza se creó en el siglo XIX, método que ya quedó obsoleto".

"No hay una enseñanza interdisciplinaria, y hoy en día lo que necesitamos es preparar a los chicos con un conocimiento integral", agregó.

En esa línea, la legisladora porteña consideró que " la decadencia económica de la argentina" colabora la " decadencia del sistema educativo".

"Docentes no estén jerarquizados, no están pagos de la manera que deben y que les permita capacitarse, y eso es también uno de los problemas, que contribuye a no tener una educación de calidad", opinó.

Asimismo, reflexionó sobre los contenidos educativos que actualmente se imparten a los estudiantes, y en esa línea agregó: "lo que tenemos que rever claramente es qué es lo que estamos haciendo y como estamos preparando a los chicos para el futuro. Es muy desafiante la manera de cómo tenemos que encarar el sistema educativo y lamentablemente no creo que actualmente se esté haciendo algo para poder mejorarlo".

Sobre el proyecto presentado, desde Republicanos Unidos no tienen certeza de cuándo se logrará debatir la iniciativa en el recinto y qué bloques se adherirán a la propuesta, pero aseguró que están generando actividades en la legislatura "invitando a algunos legisladores a que participen sobre este tema y para que vengan a escuchar a los padres y a los alumnos, como una manera de que puedan ver que el adoctrinamiento está ocurriendo en las escuelas".

"Lo que quiero es que no se baje línea de ningún tipo de ideología, y que de verdad los chicos tengan las herramientas para pensar libremente... esto tiene que ser transversal, independientemente de todos los partidos, porque es necesario para construir la democracia que haya libertad de pensamiento", cerró.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario