ACTUALIDAD Gobierno >

NI NEGOCIAR SABEN

El Gobierno tiró a la basura más de medio millón de dólares

El Gobierno no para de cometer errores, y es que en las últimas horas trascendió que se perdió más de medio millón de dólares por un negocio fallido.

El Gobierno no para de probar la capacidad de asombro de los Argentinos respecto a sus errores y gestión debilitada, y es que a la crisis política que ya enfrenta el oficialismo, en las últimas horas trascendió una bomba: Argentina tiró medio millón de dólares al tacho por un arrepentimiento del Ejecutivo.

Con un país con más de 4 millones de indigentes, pobreza en crecimiento y una economía que no logra estabilizarse, el Gobierno consideró que dar marcha atrás a un negocio y perder medio millón de dólares era prudente en estos tiempos. Como de costumbre, y demostrando que la dirigencia política vive en un mundo paralelo al de la realidad de sus ciudadanos, cuando estaba todo listo para la firma del negocio, el Ejecutivo desistió y se perdió esa suma de dinero. Sin dudas, ni para negociar sirven.

El escándalo lo descubrió el periodista Bruno Yacono (TN), quien luego de meses de investigación reveló que Alberto Fernández negoció la compra de un avión presidencial para reemplazar al histórico Tango 01, pero de manera sorpresiva, cuando la operación estaba a punto de cerrarse, la Casa Rosada decidió echarse para atrás pese a que una empresa ya había sido adjudicada y un equipo de la Secretaría General de la Nación había viajado a Canadá para firmar la carta de intención que luego derivaría en la adquisición de la aeronave.

Según el periodista, la negociación por la compra del avión se mantuvo en estricta reserva y se realizó durante varios meses de este año, pero finalmente no cerraron el negocio por recomendación de expertos, además creen que si compran un avión con el contexto actual del país "saldrían a matarnos". Primero, según describe la investigación, la gestión de Alberto Fernández decidió recurrir a la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) para reparar el Tango 01, pero este organismo, tras realizar un exhaustivo análisis de mercado, les recomendó a las autoridades de la Casa Rosada inclinarse por la opción que se conoce como Exchange, es decir, entregar el Tango 01 como parte de pago, abonar una suma de dinero en dólares y adquirir una nave de iguales características, pero con menos horas de vuelo y una aviónica más moderna. Desde entonces, empezó la búsqueda del nuevo avión, pero finalmente quedó en la nada.

Así las cosas, la OACI le acercó al Gobierno tres ofertas por aviones similares al Tango 01. La única admisible fue la de la empresa C&L Aviatión Group, ya que poseía documentación que acreditaba sus derechos para comercializar el avión en exclusividad. La aeronave ofrecida era un Boeing 757-256, fabricado en el año 2000.

Con todo listo para avanzar con la compra, la investigación del periodista de TN reveló que entre el 6 y 10 de junio de este año las autoridades de la Dirección de Logística de la Secretaría General a cargo de Julio Vitobello viajaron a los Estados Unidos para realizar una inspección de la nave.

"La operación se sellaría a cambio de unos 25 millones de dólares, que se abonarían de la siguiente forma: 22 millones a través de una transferencia y la entrega del Tango 01, valuado en U$S3 millones", explica el periodista en su investigación.

Para comenzar a concretar la operación, la Secretaría General transfirió a una cuenta que posee en la OACI más de un millón de dólares con los que cubrirá los honorarios de la organización internacional por haber realizado la licitación y posterior adjudicación, pese a que la compra no se concretó y está a punto de caerse.

Se estima que por los trámites realizados cobrarán entre U$S400.000 y U$S500.000, aunque otros afirman que ascenderá a 900 mil dólares. Es dinero que el Estado no recuperará.

Además, a ese dinero se le deben sumar otros 150 mil dólares que el Estado gastó en la capacitación de los pilotos, tripulación de cabina, la contratación de simuladores de vuelo y el gasto de hotel y viáticos de las comitivas que viajaron al exterior para avanzar en la compra del avión.

Para excusarse, fuentes del Gobierno le dijeron a TN que la decisión de dar marcha atrás al negocio habría sido acordada entre Alberto Fernández y Vitobello. Una especie de gesto de austeridad.

Otras versiones

Tras la publicación del periodista Bruno Yacono, el Gobierno salió a decir que la transferencia nunca se realizó, pero matizan que incluso podrían recuperarse en el futuro si Argentina suspende su convenio con el organismo. En la Casa Rosada destacan que no está dicha la última palabra sobre la posible compra de la aeronave.

Temas

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario